HMS Rodney (29)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
HMS Rodney (29)
HMS Rodney going up the Firth of Forth.jpg
HMS Rodney
Banderas
Royal Navy Ensign
Historial
Astillero Cammell Laird
Clase Clase Nelson
Tipo Acorazado
Autorizado 1922
Iniciado 28 de diciembre de 1922
Botado 17 de diciembre de 1925
Asignado 10 de noviembre de 1927
Baja 1947
Destino Vendido para desguace el 26 de marzo de 1948
Características generales
Desplazamiento • 36 000 t estándar
• 43 140 t apc
Eslora 216,40 m
Manga 32,30 m
Calado 10,66 m
Sensores 1939: RADAR Tipo 79Y[1]
Blindaje • Cinturón blindado: 356 mm (14")
• Cubierta: 171 mm (6,75")
• Torres: 406 mm (16")
• Puente de mando: 340 mm (13,4")
Armamento Armamento original:
• 9 cañones de 406 mm
• 12 cañones de 152 mm
• 6 cañones de 119 mm antiaéreo
• 8 cañones de 2 libras antiaéreo
• 2 lanzatorpedos sumergidos a proa de 610 mm
Armamento añadido durante la SGM
• 8 cañones de 101 mm
• 48 cañones AA de 2 libras
• 65 cañones Oerlikon AA de 20 mm
Propulsión • 2 turbinas Brown – Curtis
• 8 calderas Admiralty de vapor sobrecalentado
• 2 hélices
Potencia 45 000 cv
Velocidad 23 nudos
Autonomía • 7000 mn a 16 nudos
(13 000 km a 30 km/h)
Tripulación 1361
Aeronaves 1 hidroavión
Equipamiento aeronaves 1 catapulta sobre la torre C
[editar datos en Wikidata ]

El HMS Rodney (29) fue un acorazado de la Royal Navy perteneciente a la Clase Nelson construido en el periodo de entreguerras que participó en la Segunda Guerra Mundial. Su nombre lo recibió en honor al almirante sir George Brydges Rodney.

El buque[editar]

Al igual que su gemelo, HMS Nelson, fue construido bajo los dictados del tratado naval de Washington de 1922, lo que implicó que su desplazamiento estándar fuera limitado a 35 000 toneladas y su velocidad recortada, así como el emplazamiento de su artillería principal.

Fueron terminados en 1927, estaban bien blindados y con un armamento principal compuesto por 9 piezas de 406 mm. Estas armas, sin embargo, eran equivalentes a las de 15 pulgadas (381 mm), ya que solo podían dispararse cada 45 segundos y los tubos debían ser reemplazados cada 200 disparos. Al igual que sus antecesores en la Royal Navy, su velocidad era baja, (23 nudos). Además sus máquinas dieron problemas frecuentemente. A diferencia de los acorazados anteriores de la Royal Navy, tenían toda la artillería principal a proa y toda su artillería secundaria instalada en torretas desde su botadura. Así mismo disponía de una catapulta para hidroaviones fijada en su tercera torreta, que fue retirada en 1942.

Subiendo el hidroavión Supermarine Walrus del Rodney.

El HMS Rodney fue construido en Birkenhead por Cammell-Laid. Botado en diciembre de 1925, fue comisionado en noviembre de 1927. Su construcción costó 7 617 000 de libras esterlinas.

Hasta la aparición de la nueva generación de acorazados en 1936, era la clase con mayor autonomía. La armada francesa tenía navíos similares, los Clase Dunkerque.

Los Clase Nelson adolecían de tres graves fallos:

  • La configuración exageradamente original de su artillería principal, situada toda ella a proa del puente de mando, permitiendo disparar a ambas bandas o en misión de caza, sin posibilidad alguna de disparar en retirada.
  • La poco elevada potencia de su aparato motor en comparación con sus coetáneos de igual tonelaje.
  • Máquinas propulsoras con alta tasa de fallos.

Se les instalaron lanzacohetes al final de la guerra.

Historial[editar]

Esquema de los clase Nelson.

En 1931, las tripulaciones del HMS Rodney y del HMS Nelson participaron en el Motín naval de Invergordon.

Al igual que su gemelo, tenía base en Scapa Flow. En noviembre de 1939 participó en la caza del Scharnhorst y el Gneisenau tras el hundimiento del HMS Rawalpindi, pero tuvo una seria avería en una de sus turbinas y tuvo que regresar a la base para su reparación, que concluyó el último día del año. El aparato motor siempre fue su talón de Aquiles.

Relevó al HMS Warspite como buque almirante de la flota y luchó en la campaña de Noruega, de abril a junio de 1940, siendo alcanzado por la bomba lanzada por un Ju-87 Stuka que le provocó 16 muertos y 43 heridos, aunque escasos daños materiales.

Tras la campaña noruega fue destinado a Rosyth, y en noviembre de 1940, tras el hundimiento del Jervis Bay, se le envió a patrullar las aguas del sur de Islandia hasta las Feroes junto a su gemelo, el HMS Nelson.

A comienzos de 1941, cuando los dos acorazados corsarios alemanes (Scharnhorst y Gneisenau) intentaban otra vez burlar la vigilancia inglesa, el HMS Rodney fue desplegado en su persecución. Fracasado el intento de interceptarlos, fue enviado como escolta de los convoyes de Halifax y Freetow mientras el escuadrón alemán continuase en alta mar. El 16 de marzo de 1941, cuando protegía al convoy HX114, divisó en la lejanía a los acorazados alemanes pero no logró entrar en acción. Éstos, que se disponían a atacar al convoy en cuestión, cuando advirtieron la presencia del Rodney decidieron interrumpir el contacto y retirarse.

En mayo de 1941 mientras iniciaban su travesía el Bismarck y el Prinz Eugen, el HMS Rodney escoltaba, junto a varios destructores, al transporte de tropas Britannic en ruta de Inglaterra a Egipto, pero dos horas después del hundimiento del HMS Hood recibió la orden de incorporarse a la caza del Bismarck, y el 26 de mayo se unió al HMS King George V, buque almirante, al sudoeste de Islandia. El 27, ambos buques divisan al acorazado alemán, a la deriva, gracias a los torpedos lanzados por los Swordfish del portaaviones HMS Ark Royal, y entran en combate. Cuando la batalla finaliza, el HMS Rodney había disparado 375 proyectiles de 406 mm, de los que al menos 40 impactaron en el navío alemán. En el combate, durante diez minutos disparó salvas continuas con sus 9 cañones sobre el Bismarck. Le lanzó todos sus torpedos de 610 mm y una gran cantidad de proyectiles menores, especialmente de 152 mm.

Al final de la batalla tuvo que retirarse sin asistir al hundimiento del navío alemán por niveles de carburante demasiado bajos. El HMS Rodney no fue alcanzado por el fuego del Bismarck, aunque la onda expansiva de sus propios cañones le produjeron daños que tuvieron que ser reparados en Boston, donde el buque permaneció hasta agosto.

Tras la vuelta al servicio fue destinado a la fuerza H de Gibraltar para tomar parte en la operación Halberd, del 24 al 30 de septiembre de 1941. Tras el torpedeo del HMS Nelson, le sustituyó como buque almirante y permaneció con la fuerza H hasta que fue relevado por el HMS Malaya en noviembre, participando antes de su retirada, del 14 al 19 de octubre, en el envío a Malta de varios torpederos, protegiendo al Ark Royal.

De noviembre de 1941 a febrero de 1942, en la Home Fleet, permaneció en Hvalfiord, Islandia, para cubrir las entradas al Atlántico de los corsarios alemanes. En febrero marchó a Liverpool, donde entró en dique para trabajos de mantenimiento hasta mayo. Enviado nuevamente al Mediterráneo en junio para cubrir un convoy a Malta, regresó a Scapa Flow, el 26 de julio. De allí al Mediterráneo de nuevo, esta vez para participar en la operación Pedestal, del 10 al 15 de agosto, y a fines de octubre fue transferido a la fuerza para apoyar el desembarco en el Norte de África, durante cuya operación bombardeó en noviembre las baterías y fuertes costeros franceses.

En 1943 cubrió los desembarcos de Sicilia y Salerno y bombardeó la costa de Calabria. En octubre regresó a la Home Fleet, donde permaneció hasta el fin de la guerra. Entre junio y agosto de 1944, sus cañones apoyaron el Desembarco en Normandía y bombardearon intensamente la costa.

Al fondo la artillería secundaria en torretas, a la derecha, la artillería antiaérea.

En septiembre fue destinado a la escolta lejana de los convoyes a Múrmansk y en noviembre de 1944, en el ya otoño de su vida, regresó a Scapa Flow, de donde no habría de volver al mar abierto.

El HMS Rodney tenía graves defectos en su aparato motor y en el casco, debido al continuo servicio. Era un buque anticuado y desfasado, necesitado de una modernización en 1939, que por el estallido de la guerra no llegó a llevarse a cabo (así como muchos otros), y que, tanto en 1943 como en 1944, fue pospuesta para una fecha que nunca llegó.

Desde noviembre de 1944 hasta el fin de la guerra, el HMS Rodney, convertido de nuevo en buque almirante (en septiembre lo había sustituido el HMS Duke of York) no era más que un viejo y victorioso león que lamía su piel tranquilamente en su cubil de Scapa Flow.

En noviembre de 1945 pasó a la reserva en Rosyth hasta que fue dado de baja de la lista de buques en servicio en 1948. Ese mismo año, el 26 de marzo, comenzaron las obras de desguace.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Macintyre, Donald, Capitán de la RR "Radar embarcado" United States Naval Institute Proceedings septiembre de 1967 p.75

Enlaces externos[editar]