Milla náutica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La milla náutica es una unidad de longitud empleada en navegación marítima y aérea. En la actualidad, la definición internacional, adoptada en 1929, es el valor convencional de 1852 m, que es aproximadamente la longitud de un arco de 1' (un minuto de arco, la sesentava parte de un grado sexagesimal) de latitud terrestre. Se introdujo en la náutica hace siglos, y fue adoptada, con muy ligeras variaciones, por todos los países occidentales.[1] Su uso está admitido en el Sistema Internacional (SI).

Una milla náutica es aproximadamente la longitud de un arco de 1' de meridiano terrestre.

La milla náutica se desprende de la extensión sobre la superficie terrestre de 1 minuto de grado de latitud. Sesenta millas náuticas de latitud equivalen entonces a una diferencia de latitud de 1 grado. De ahí se deriva el uso de la milla náutica en navegación. Para distancias menores a una milla náutica, lo usual en el mundo náutico es utilizar décimas de milla náutica.

De la milla náutica se deriva también la medida de velocidad usada en el campo náutico, el Nudo. Un nudo es una velocidad igual a una milla náutica por hora

No existe un solo símbolo aceptado de forma universal. El SI da preferencia a M, pero también se usan mn, nmi, NM y nm (del inglés: nautical mile).[2] No debe confundirse con la milla estatutaria o inglesa, que todavía se emplea en algunos países anglosajones y equivale a 1 609,344 m.[3]

Uso[editar]

La milla náutica y el nudo son prácticamente las únicas medidas de distancia y velocidad usadas en navegación marítima y aérea, ya que simplifican los cálculos de posición del observador. Esta posición se mide mediante las coordenadas geográficas de latitud (Norte o Sur) y longitud (Este u Oeste) a partir del ecuador y de un meridiano de referencia, usando grados sexagesimales. El problema del navegante es conocer la posición en grados y minutos de latitud y longitud tras haber recorrido una cierta distancia, o al revés (sabiendo las coordenadas actuales y del punto de destino, calcular la distancia a la que se encuentra). Mediante el uso de la milla náutica, cada unidad de distancia recorrida equivale a un minuto de arco (1/60 de grado) sobre la superficie terrestre, y de ahí se pasa a determinar la nueva posición.

Las cartas y los derroteros —también muchos mapas terrestres— permiten conocer las coordenadas de faros, cabos, islas, etc., calculando fácilmente la posición mediante trigonometría. En mar abierto se usa el sextante para deducir la posición por la altura observada de los astros respecto al horizonte, con una aproximación en torno al minuto de arco de latitud y longitud. Modernamente, el empleo del GPS ha difundido el conocimiento de las coordenadas de latitud y longitud con enorme precisión.

Nota[editar]

La milla terrestre (1 609 metros) no es igual a la milla náutica (1 852 metros); Jack Aubrey, personaje de ficción de Patrick O'Brian, la describe humorísticamente como «un poco más larga y bastante más húmeda».

Una clave nemotécnica para aprender el valor de la milla náutica es la siguiente: «un ocho sin codos», que fonéticamente se oye como «uno ocho cinco dos» (los cuatro dígitos más significativos de su valor en metros).

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Bowditch, Nathaniel, LLD; et al, The American Practical Navigator (2002 edición), Washington: National Imagery and Mapping Agency, pp. 34–35, http://msi.nga.mil/MSISiteContent/StaticFiles/NAV_PUBS/APN/Chapt-03.pdf 
  2. Notification of Annex Differences (presented by Australia), International Civil Aviation Organisation, Sixth Meeting of CNS/MET, Sub Group of APANPIRG, Bangkok, Thailand, 15–19 July 2002.
  3. Ministry Of Defence, Gran Bretaña (1987), Admiralty Manual of Navigation, London: HMSO, pp. 6–7, ISBN 0117728802, http://books.google.com/?id=GCgXCxG4VLcC .