George Jung

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

George Jung (Weymouth, 6 de agosto de 1942), es un presidiario y ex-narcotraficante estadounidense que fue miembro del Cartel de Medellín y el mayor responsable de la importación de cocaína a los Estados Unidos en la década de 1970 y en el inicio de la década de 1980.

La historia de su vida fue contada en la película Blow, dirigida por Ted Demme y protagonizada por Johnny Depp y Penélope Cruz.

Biografía[editar]

Empezó como traficante de marihuana en el año de 1968, importando centenares de kilos venidos de México, de la ciudad de Puerto Vallarta hasta Palm Springs, California. Su negocio creció hasta el punto de facturar cerca de 100 mil dólares al mes. Fue encarcelado en Chicago tras ser delatado por un compañero.

En 1973, tras salir de prisión, entraron en acción utilizando Las Bahamas como punto de reabastecimiento de los aviones, y sobornaban personas por donde pasaban para dificultar el rastreamiento. Entretanto, en el final de la década de 1970, los planes de Carlos Lehder comenzaron a hacerse más ambiciosos, y planeó construir un imperio de transporte macizo en una isla privada en las Bahamas, y dejó a Jung fuera de los negocios.

Durante esa época, Jung se había casado y se volvió amigo personal de Pablo Escobar. Tras haber sido puesto fuera del negocio por Lehder, se puso a iniciar una línea más modesta de negociación directamente con Escobar, operando de forma muy parecida a la anterior. De esa manera, llegó a facturar más de 100 millones de dólares.

Detención[editar]

Fue detenido más tarde en Massachusetts en 1987 con una gran cantidad de cocaína. Más tarde se metió en otro negocio relacionado con las drogas y fue traicionado por un piloto de su confianza. Durante esta época, Carlos Lehder pasó a cooperar con el gobierno contra Escobar, Jung y muchos otros. Con la aprobación de Escobar, Jung concordó en declarar contra Lehder y fue liberado. En 1994, fue detenido en México con 796 kg de marihuana[cita requerida], su abogado, Fernando Belmonte Balao, no consiguió que quedara libre bajo fianza, y fue sentenciado a 30 años de prisión. Salió libre el 2 de junio de 2014 a los 72 años. Su hija Kristina lo visitó en 2002.[cita requerida] Kristina vive casada en california y es madre de 3 hijos, uno de los cuales lleva el nombre de George.

Véase también[editar]

Referencias[editar]