Francisco de Orellana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco de Orellana
SageoEG - Busto de Francisco de Orellana 01.jpg
Busto de Francisco de Orellana en Guayaquil
Nacimiento 1511
Trujillo, España
Fallecimiento Noviembre de 1546 - 35 años
Río Amazonas
Nacionalidad Bandera de España Español
Ocupación Adelantado, Conquistador, Gobernador.
Empleador Carlos I de España
Conocido por Fundar la ciudad de Guayaquil,
Descubrir el río Amazonas, Pacificar, conquistar y poblar a Puerto Viejo en la costa ecuatoriana donde intervino en su fundación, fue vecino y perdió allí uno de sus ojos.
Creencias religiosas Católico
Cónyuge Ana de Ayala

Francisco de Orellana (Trujillo, España; 1511- Río Amazonas, Noviembre de 1546), fue un explorador, conquistador y adelantado español en la época de la colonización española de América. Participó en la conquista del Imperio Inca y, en lo posterior, fue nombrado gobernador en diversas poblaciones. Se le consideró como uno de los conquistadores más ricos de la época.

Para 1535 participó en la pacificación y fundación de Puerto Viejo donde desempeñó los cargos de regidor, alcalde ordinario además de Teniente de Gobernador y uno de los primeros vecinos. En 1537 fundó la ciudad de Guayaquil, que había sido destruida por los indígenas nativos en varias ocasiones y reubicada por diferentes colonizadores españoles. Al año siguiente recibió el título de Teniente Gobernador de Guayaquil. Después de terminar la reconstrucción de la ciudad partió hacia Quito y, junto a Gonzalo Pizarro, organizó una expedición que terminaría con el descubrimiento del río Amazonas.

Tras sobrevivir a la travesía del viaje por la Amazonia, partió de regreso a España donde fue acusado de traición por cargos presentados por Pizarro. Tras ser absuelto, organizó otra expedición, pero no contó con el capital ni con la aprobación necesarias. Por esta razón, se dedicó a la piratería y se dirigió nuevamente al Amazonas, donde junto a la mayor parte de su tripulación fallecieron sin ubicación específica a lo largo del río.

Historia[editar]

Nacido en Trujillo en 1511 Orellana era un íntimo (posiblemente familiar, algunos historiadores hablan de primo) de la familia de Francisco Pizarro. Viajó al Nuevo Mundo muy joven (1527), sirviendo en Nicaragua. Reforzó el ejército de Pizarro en el Perú (1535) y le sirvió en múltiples campañas, en una de las cuales perdió un ojo.

Durante la guerra civil entre los conquistadores en el Perú, se alineó con los Pizarro y fue enviado por Francisco Pizarro al mando de una columna desde Lima en ayuda de Hernando Pizarro. En 1538 fue nombrado gobernador de la provincia de la Culata, en la costa del actual Ecuador, donde reconstruyó y repobló Santiago de Guayaquil, que había sido recientemente destruida por los indios , anteriormente fundada por Pizarro y repoblada por Belalcázar.

Paso por Ecuador[editar]

En 1540, Gonzalo Pizarro llegó a Quito como gobernador y le fue encargado por Francisco Pizarro organizar una expedición hacia el este, en busca del País de la Canela. Orellana supo de la expedición que organizaba Pizarro y se unió a ella. En Quito, Pizarro juntó una fuerza de 220 españoles y 4.000 indios, mientras que Orellana, segundo al mando, fue mandado a Guayaquil para alistar más tropas y conseguir caballos. Pizarro partió de Quito en febrero de 1541, justo antes de que Orellana, con 23 hombres y caballos, se uniera a él. Orellana no abandonó y se apresuró para unirse a la expedición principal, contactándola finalmente en el valle de Zumaco, próximo a Quito en marzo de 1541. Fue el tercer Teniente de Gobernador de Puerto Viejo después de haber asistido a su pacificación y fundación donde perdió un ojo, en las inmediaciones de la actual costa ecuatoriana, además de haber sido uno de los primeros célebres vecinos de Puerto Viejo. Por ello existen documentos que ameritan la estancia de Francisco de Orellana en los primeros cabildos coloniales de actuales ciudades ecuatorianas.

Relación escrita el 4 de febrero de 1541 sobre el capitán Francisco de Orellana en la que habla sobre el traslado de la ciudad de Santiago de la Culata a otro lugar que estaba prevista ubicarla en la riviera alta del Río Daule y aclara las circunstancias humanas que atravesó en la pacificación de la provincia de Puerto Viejo años atrás entre 1535 y 1536 al perder un ojo y solventar campañas militares para la pacificación y fundación de una villa en dicha provincia, asimismo, tras haber sido vecino español de esa ciudad.

Relación que va para ante Su Majestad, dada por la Justicia y Regimiento en la ciudad de Santiago desta Nueva Castilla llamada Pirú, de los merescimientos del capitán Francisco de Orellana, Teniente de Gobernador en la dicha ciudad.

En la dicha ciudad de Santiago desta Nueva Castilla llamada Pirú, en cuatro días del mes de Febrero, año del nascimiento de Nuestro Salvador Jesucristo de mill é quinientos é cuarenta é un años, estando ayuntamiento, según que lo han de uso é costumbre, los muy nobles señores Rodrigo de Vargas, alcalde ordinario en la dicha cibdad y Gómez Destacio, é Francisco de Chaves, é Pedro de Gibraleón, é Alonso Casco, é Juan de la Puente é Cristobal Lunar, regidores de la dicha cibdad, y en presencia de mí el escribano infrascripto, paresció presente el capitán Francisco de Orellana, Teniente General de Gobernador en la dicha cibdad, é presentó una petición, el tenor de la cual es este que se sigue. Muy nobles señores el capitán Francisco de Orellana, Teniente de Gobernador General en esta Cibdad, é vecino della, me parezco antes vuestras mercedes é digo que en remuneración de lo á su Majestad he servido en estas partes del Pirú todo el tiempo que há que resido en él, así habiéndome hallado en las conquistas de Lima é conquista de Puerto Viejo é sus término, é haber perdido en ellas un ojo, é ansimismo serles notorio el servicio que á Dios Nuestro Señor y á su Majestad hice en la dicha villa de Puerto Viejo en el reparo de los españoles que é mi casa acudían, é haber ido desde la dicha Villa Nueva de Puerto Viejo, donde yo era vecino, con más de ochenta hombres de pie é de caballo, é haber llevado más de diez o doce caballos, que compré a mi costa é misión, é misión, é repartídolos entre compañeros, porque en la dicha villa se tuvo noticia como la dibdad del Cuzco, donde estaban Hernando Pizarro, é la de Lima, donde estaba el señor Gobernador, estaban cercadas de los indios y en mucho peligro de ser perder, recogí los dichos ochenta hombres á mi costa é misión, pagándoles los fletes y otros gastos que debían en la dicha villa, é adeudándome en mucha cantidad é suma de pesos de oro, los llevé por tierra, a mi costa é misión, en la cual dicha jornada hice mucho fruto é gran servicio á la Corona Real, como persona celosa dél, é habiendo dejado decercadas las dichas cibdades, é quedando fuera de necesidad el dicho señor Gobernador é Hernando Pizarro, el dicho señor Gobernador me mandó é dio provisiones para que en nombre de su Majestad y en suyo viniese á conquista é conquistase, con cargo de Capitán General, la provincia de La Culata, en la cual fundase una cibdad, lo cual, por servir a Su Majestad, yo acepté y vine á la dicha conquista, la cual yo hice con la gente que en ella traía á mi costa e misión, é con muchos trabajos de mi persona é de los que conmigo andaban, por ser los indios de la dicha provincia indomables é belicosos, é la tierra donde estaban de muchos ríos é muy caudalosos é grandes ciénegas é haber entrado en ella dos ó tres capitanes é haberlos desbaratado, é muerto muchos españoles por lo cual los indios de la dicha provincia estaban muy orgullosos, é después de los haber conquistado é puesto la dicha provincia debajo del yugo é obediencia de Su Majestad, continuando en mis servicios, poblé e fundé en nombre de Su Majestad una cibdad , la cual puse por nombre cibdad de Santiago, en la poblazón y fundamento de la cual yo hice é hecho gran servicio a Su Majestad por poblarla en parte tan fértil é abundosa é ser comarca que por ella se sirven é llevan proveimientos á la villa de Quito é Pasto é Popayán é se espera proveerán las demás que adelante se poblaren, lo cual no se podía hacer, si la dicha cibdad no se fundará, sin muchas muertes despañoles é grandes daños é perdidas, por estar la dicha provincia fuera de la obediencia de Su Majestad, é al presente se sirven las dichas provincias yendo un español ó dos solos é como quieren, sin ningún riesgo de sus personas é haciendas, y estar en parte la dicha cibdad donde vienen navíos hasta junto a ella, é ansimismo el dicho señor Gobernador, viendo é sabiendo como yo lo había hecho, me envió poderes é provisiones para que en esta dicha cibdad y en la Villa de Puerto Viejo yo tuviese cargo de Capitán General é Teniente de Gobernador, el cual dicho oficio yo acepté y he tenido é tengo la dicha cibdad e villa en rectitud é justicia é usado é uso los dichos cargos bien é fiel é diligentemente, é dellos ha dado é doy buena cuenta, e porque yo quiero ir ó enviar á suplicar Su Majestad, é porque Su Majestad manda por su provisión real que cuando alguna persona de estas partes quisiere ir ó enviar á pedir que le haga mercedes en pago de los servicios que á su Corona Real en ellas hace, que dé la relación dellas ante la justicia de la cibdad, villa o lugar donde fuere vecino el que lo tal quisiere pedir é suplicar á Su Majestad, para que la dicha Justicia diga si cabe en él y es persona á quien se debe hacer la tal merced, é porque yo el dicho capitán Francisco de Orellana no aclaro aquí lo que quiero pedir é suplicar a Su Majestad, é soy caballero hidalgo ó persona honrada, é concurren en mí las cualidades que se requieren para poder tener é usar de cualquier cargo, ansí de gobernación ó otro cualquier que Su Majestad fuese servido de me hacer, pido a vuestras mercedes que, conformé á la dicho provisión, respondan é digan lasd calidades de mi persona é merecencia é servicios, é si soy persona tal que en mí podrían caber cualedsquier cargo ó cargos, y en todo respondan aquello que les parezca, para que Su Majestad sea informado con verdad en el caso, para lo cual, y en lo necesario, el muy noble oficio de vuestras mercedes imploro, é pido á vuestras mercedes me manden dar desta petición é su respuesta uno ó dos más traslados. Francisco de Orellana. E ansí representada la dicha petición en la manera que dicha es, é por mí el dicho escribano leída, los dichos señores Justicia é Regidores dijeron que á ellos les es notorio el dicho capitán Francisco de Orellana haberse hallado en la conquistas contenidad en la dicha petición, é haber perdido un ojo, en las cuales ha servido á Su Majestad como muy bien servidor, é ansimismo á algunos de los dichos señores Justicia é Regidores les es notorio, como á personas que han visto, quel dicho capitán Francisco de Orellana en la Villa de Puerto Viejo, donde era vecino, haber hecho gran servicio á Dios Nuestro Señor y á Su Majestad, porque en el tiempo quel dicho Capitán residía en la dicha Villa fue cuando acudió el golpe de la gente á estas partes, las cuales venían muy fatigadas e necesitadas de sus viajes, y hallaban en casa del dicho capitán Francisco de Orellana regrigerios, é los daba de comer é sustentaba en sus enfermedades é necesidades, é creen que, si no fuera por él, perrescieran muchos, porque eran muchas las necesidades que padescían, en lo cual el dicho capitán gastó mucha cantidad de pesos de oro, porque las comidas estaban á muy excesivos é grandes precios, é las compraba á su costa é misión, é ansimismo está claro é les notorio el dicho capitán haber ido al socorro de la cibdad de Lima é Cuzco con cantidad de gente, é haber gestado en ello mucho, é ansí mismo les es notorio el dicho señor Gobernador haber enviado al dicho Capitán con cargo de conquistar estas provincias de la Culata, las cuales conquistó á su costa é misión con mucho trabajo de su persona, en fin de la cual dicha conquista fundó é pobló esta dicha cibdad, den la cual está claro é muy notorio el grande servicio que á Su Majestad ha hecho el dicho capitán por questá en comarca é tal cual en la dicha petición se contiene, é ansimismo les es notorio el dicho señor Gobernador, habiendo sabido lo que el dicho capitán había servido á Su Majestad, é hecho en su real servicio, le envió poderes para que pudiese tener, juntamente con el dicho cargo de Capitán el cargo de Teniente de Gobernador é de Capitán General en esta dicha cibdad é en la villa Nueva de Puerto Viejo, los cuales poderes están presentados en el libro deste Cabildo, los cuales dichos cargos caben y se emplean muy bien en el dicho capitán Francisco de Orellana, por ser persona de mucha honra, por conoscerle algunos de los señores deste Cabildo de su patrimonio, éser caballero hijodalgo de solar conoscido, al cual ven é han visto que usa dellos bien é fiel é diligentemente é con toda prudencia é sabiduría, é por lo suso dicho, é por otras cosas que han visto é conoscen del dicho capitán é de su persona é virtudes, dicen quel dicho capitán es persona en quien caben y están muy bien cualesquier cargos y oficios que Su Majestad tenga por bien de le hacer merced ansí de gobernación como de otros cualesquier, porques persona que dellos ó de cualquier dellos dará buena cuenta é los usará como tal servidor é celoso de su real servicio, é por ésta suplican á Su Majestad, como á Rey é Señor que en todo agradece los servicios que sus súbditos é vasallos le hacen, tenga por bien hacer al dicho capitán las mercedes que le pidiere é suplicaré, porque todo lo merece por su persona, porque el dicho Capitán é otros se esfuercen de aquí adelante á le hacer otros semejantes é más grandes servicios. Lo cual firmaron de sus hombres, é mandaron se den al dicho capitán los traslados que quisiere de la dicha petición é de esta su respuesta. Rodrigo de Vargas, Goméz Estacio, Franciso Chaves, Pedro de Gibraleón, Alonso Casco, Juan de la Puente, Cristóbal Lunar.

Eyo Francisco Heres, escribano de Sus Majestades, é publico é del Consejo de la dicha dibdad de Santiago, á lo que dicho es presente fuí con los dichos señores Justicia e Regidores, según que ante mí pasó, é por esto fice aquí este mío signo á tal en testimonio de verdad. Francisco Heres, escribano público y del consejo.

[cita requerida]

Exploración del Amazonas[editar]

Cruzaron los Andes. Al cabo de un año, ante la falta de resultados de la búsqueda, Gonzalo Pizarro y Orellana construyeron un bergantín, el San Pedro, para transportar a los heridos y los suministros, y siguieron los cursos de los ríos Coca y Napo hasta la confluencia de éste con el Aguarico y el Curaray, donde se encontraron faltos de provisiones. Habían perdido 140 de los 220 españoles y 3.000 de los 4.000 indios que componían la expedición. Acordaron entonces (22 de febrero de 1542) que Orellana prosiguiera en el barco en busca de alimentos río abajo. Le acompañaban unos cincuenta hombres. Incapaz de remontar el río, Orellana esperó a Pizarro. Finalmente envió a tres hombres con un mensaje y comenzó la construcción de un nuevo bergantín, el Victoria. Mientras tanto, Pizarro había vuelto hacia Quito por una ruta más hacia el norte, con sólo 80 hombres, los que quedaban vivos.

Orellana siguió río abajo. Al cabo de siete meses y un viaje de 4800 kilómetros, en los que navegó río abajo por el río Napo, el Trinidad (¿río Jurua?), el río Negro (bautizado por Orellana) y el Amazonas, llegó a su desembocadura (26 de agosto de 1542), y desde allí se dirigió costeando a Nueva Cádiz en la isla de Cubagua (actual Venezuela). La Victoria, llevando a Orellana y Carvajal, bordeó la isla de Trinidad por el sur y quedó varada en el golfo de Paria durante siete días, llegando finalmente a Cubagua el 11 de septiembre de 1542.

Fue en este viaje en el que el Amazonas adquirió su nombre. Se cuenta que la expedición fue atacada por feroces mujeres guerreras, similares a las amazonas de la mitología griega, pero es posible que simplemente luchara contra guerreros indígenas de pelo largo. Sin embargo, las crónicas del Padre Gaspar de Carvajal, cronista de Orellana deja muy claro que los indígenas que les combatieron estaban liderados por mujeres.

Primer viaje por carretera (1541-1542) (mapa interactivo)

Regreso a España[editar]

Busto de Francisco de Orellana en Trujillo.

Desde Cubagua, Orellana embarcó hacia España. Sin embargo, tras una travesía difícil, llegó primero a Portugal, donde el rey le ofreció hospitalidad e incluso recibió ofertas para volver al Amazonas con una expedición abundantemente provista bajo bandera portuguesa. El Tratado de Tordesillas había puesto toda la longitud del Amazonas bajo soberanía castellana, mientras que los portugueses consideraban la costa brasileña como de su entera propiedad. Sin embargo, Orellana continuó a Valladolid (mayo de 1543) con la esperanza de conseguir las reclamaciones castellanas sobre toda la cuenca del Amazonas.

Una vez en la corte, y tras nueve meses de negociaciones, Carlos I le nombra gobernador de las tierras que había descubierto, bautizadas como Nueva Andalucía (18 de febrero de 1544). Las capitulaciones le permitían explorar y colonizar Nueva Andalucía con no menos de 200 soldados de infantería, 100 de caballería y el material para construir dos barcos fluviales. A su llegada al Amazonas, debía construir dos ciudades, una de ellas justo en la boca del río. Sin embargo, los preparativos se alargaron debido a la falta de fondos. Finalmente gracias a la financiación de Cosmo de Chaves, padrastro de Orellana, la expedición pudo partir. Poco antes Orellana se casa con Ana de Ayala, una joven de origen humilde que le acompañará en su nueva travesía.

Segundo viaje al Nuevo Mundo[editar]

Zarpa de Cádiz, pero es detenido en Sanlúcar de Barrameda, debido a que gran parte de su expedición estaba compuesta por no castellanos. Finalmente (11 de mayo de 1545), y escondido en uno de sus barcos, zarpa subrepticiamente de Sanlúcar con cuatro barcos. Uno se pierde antes de llegar a las islas de Cabo Verde, otro en el curso de la travesía y un tercero es abandonado al llegar a la desembocadura del Amazonas. El desembarco se produce poco antes de las Navidades de 1545 y Orellana se interna unos quinientos kilómetros en el delta del Amazonas tras construir un barco fluvial. 57 hombres mueren de hambre y el resto acampan en una isla del delta entre indios amistosos. Orellana parte en un bote para encontrar comida y la rama principal del Amazonas. A su regreso, encuentra el campamento desierto, pues los hombres habían construido un segundo bote y partido en busca de Orellana. Finalmente abandonaron y partieron costeando hacia la isla Margarita.

Muerte[editar]

Orellana y su grupo siguieron tratando de localizar el canal principal, pero fueron atacados por los nativos caribes. Diecisiete murieron a causa de las flechas venenosas y el mismo Orellana murió poco después, en noviembre de 1546.

Cuando los supervivientes del segundo bote llegaron a la isla Margarita, se encontraron con 25 compañeros, incluyendo a Ana de Ayala, que habían llegado en el cuarto barco de la flota original. Un total de 44 supervivientes (de 300 que habían partido) fueron finalmente rescatados por un barco español. Muchos de ellos se asentaron en Centroamérica, Perú y Chile, mientras que Ana de Ayala se casó con otro superviviente, Juan de Peñalosa, con el que vivió hasta su muerte en Panamá.

En la actualidad, una provincia de Ecuador recibe el nombre de Orellana. Igualmente, en el distrito "Las Amazonas" (en el río Napo), provincia de Maynas del departamento de Loreto, en Perú, existe una localidad llamada "Francisco de Orellana".

Fuentes[editar]

  • La fuente fundamental de la primera expedición fue escrita por fray Gaspar de Carvajal, el capellán que acompañó a Orellana en su primera exploración del Amazonas. Se trata de la Relación del nuevo descubrimiento del famoso río Grande que descubrió por muy gran ventura el capitán Francisco de Orellana. La Relación no fue publicada completa hasta 1895 por el erudito chileno José Toribio Medina, como parte de su obra Descubrimiento del Río de Las Amazonas. Más tarde, en 1934, fue extensamente revisada por H. C. Heaton.
  • El cronista de Indias Gonzalo Fernández de Oviedo (1473-1557), vecino de Santo Domingo, dio a conocer el viaje de Orellana y Carvajal en una carta al Cardenal Pietro Bembo, fechada el 20 de enero de 1543[1] en un resumen que fue traducida al italiano y publicada en la recopilación de Giovanni Battista Ramusio, (1485-1557) 'Navegationi e Viaggi, tomo 3.[2]
La Relación entera de Carvajal fue compilada y comentada por Oviedo en la tercera parte de su Historia general y natural de las Indias la Tercera Parte, Libro L, Capítulo XXIV que fue publicada por primera vez en el año 1855.[3]
  • El cronista de Indias, Antonio de Herrera (1549 - 1626) relata en su Historia general de los hechos de los castellanos en las Islas i Tierra firme del Mar Océano (Década VII, libro IX, caps. VIII-IX) la segunda expedición de Orellana al Amazonas y su muerte.

Cultura popular[editar]

Francisco de Orellana aparece como parte del hilo conductor de la cuarta entrega de la saga Indiana Jones (Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal).


Predecesor:
Capitán Gonzalo de Olmos

(Teniente Interino)

Escudo Colonial de Portoviejo.JPG
Conquistador, Pacificador, Vecino de la Villa Nueva de San Gregorio de Puerto Viejo; Capitán General y Teniente de Puerto Viejo
1537-1541
Sucesor:
?

Referencias[editar]

  1. Cro, Stelio (1982) "La correspondencia epistolar entre el Cardenal Bembo y Fernández de Oviedo; implicaciones históricas". En Francisco Solano y Fermín del Pino (eds.): América y la España del Siglo XVI, 1: 53-64, Madrid.
  2. Ramusio (1606) p. 345.
  3. Oviedo (1855), Tomo IV, p. 541

Bibliografía[editar]

Fuentes Primarias[editar]

Fuentes Secundarias[editar]

  • Cro, Stelio (1982) "La correspondencia epistolar entre el Cardenal Bembo y Fernández de Oviedo; implicaciones históricas". En Francisco Solano y Fermín del Pino (eds.): América y la España del Siglo XVI, 1: 53-64, Madrid.

Enlaces externos[editar]

  • Francisco de Orellana Web sobre Francisco de Orellana: Biografía, El Viaje, El Amazonas....
  • Francisco de Orellana en los Coloquios Históricos de Extremadura
  • Web Oficial del V Centenario del Nacimiento de Francisco de Orellana. (Ayuntamiento de Trujillo - ESPAÑA)
  • Casa Natal de Francisco de Orellana Casa de Orellana
  • Año Orellana. Trujillo 2011. V Centenario. Descubridor del Amazonas. [1]
  • Documentos RNE - Francisco de Orellana: el discurrir de un río entre El Dorado y las amazonas. [2]
  • Distrito de Las Amazonas [3]