Flor de la Vida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El motivo geométrico llamado «Flor de la Vida»

Flor de la Vida es el nombre que se da a una figura geométrica compuesta de 19 círculos completos del mismo diámetro y 36 arcos circulares que forman un conjunto de forma hexagonal, el cual se incluye a su vez en un círculo mayor. Los 19 círculos completos pequeños de la figura se solapan creando patrones radiales simétricos similares a flores. Este motivo y muchos semejantes han sido empleados desde la antigüedad y en todo el mundo como patrón ornamental para decorar toda clase de superficies.[1] [2]

Origen de la denominación «Flor de la Vida»[editar]

La denominación «Flor de la Vida» (del inglés Flower of Life) para designar a estos motivos es de data relativamente reciente[3] [4] y se encuentra extendida entre divulgadores de temáticas místicas y esotéricas en el contexto del movimiento Nueva Era.

En ese contexto, Drunvalo Melchizedek (seudónimo de Bernard Perona[5] ), creador y promotor de la técnica de meditación Mer–Ka–Ba, afirma en su libro The Ancient Secret of the Flower of Life (Tomo 1) que el motivo de la «Flor de la Vida» le fue revelado por el dios Tot a cambio de la técnica de meditación Mer–Ka–Ba; Tot también le habría predicho que encontraría esta imagen en Egipto. Melchizedek responsabiliza a su amiga Katrina Raphaell, autora de libros sobre cristaloterapia, por haber descubierto finalmente el motivo en el Osireion de Abidos, un antiguo monumento funerario egipcio.[6]

En el Osireion, el motivo de la «Flor de la Vida» se encuentra dibujado varias veces con ocre rojo sobre unos muros de piedra; Melchizedek atribuye a estos dibujos una antigüedad de casi 6 000 años.[6]

Se ha señalado, sin embargo, que los dibujos del Osireion están acompañados de letras griegas evidentemente contemporáneas a los mismos —hecho no mencionado por Melchizedek—, por lo cual su origen no sería egipcio, y su antigüedad, considerablemente menor.[4] [3] El Osireion fue excavado por primera vez por los egiptólogos Flinders Petrie y Margaret Murray hacia 1903; en un informe publicado posteriormente, Murray dice haber encontrado graffiti de origen copto sobre las piedras del complejo egipcio.[7] En cuanto al descubrimiento de los dibujos en cuestión, antes de la publicación del libro de D. Melchizedek ya habían sido descritos y publicados.[8]

Propiedades atribuidas a la «Flor de la Vida»[editar]

De acuerdo con Drunvalo Melchizedek, Tot le habría revelado que:

[La Flor de la Vida] contiene dentro de sus proporciones todos y cada uno de los aspectos de la vida que existen. Contiene cada fórmula matemática, cada ley de la física, cada armonía de la música, toda forma de vida biológica incluyendo tu cuerpo específico. Contiene cada átomo, cada nivel dimensional, absolutamente todo lo contenido en universos de forma de onda [waveform universes].[6]

En tanto, la entidad Flower of Life Research, dedicada a dar talleres y cursos sobre este tema y sobre la técnica de meditación desarrollada por Melchizedek, afirma en su sitio web que:

El símbolo de La Flor de la Vida es considerado sagrado entre diversas culturas alrededor del mundo, tanto antiguas como modernas. [...] A partir de los modelos que están adentro, el símbolo de La Flor de la Vida tiene la habilidad de demostrar como todas las cosas provienen de una fuente y están íntima y permanentemente tejidas entre sí.[9]

Melchizedek y otros proponentes de estas propiedades de la «Flor de la Vida» la consideran una plantilla de la que pueden extraerse o derivarse otros modelos geométricos, y ubican dentro de su diseño a figuras de variado origen, como la vesica piscis o mandorla, el Árbol de la Vida de la Cábala, los sólidos platónicos, etc., relacionándola con la geometría sagrada.[6] [10] [9]

A pesar de estas afirmaciones, desde otras disciplinas se considera que tanto el nombre como las propiedades esotéricas de la «Flor de la Vida» no son más que fantasías de invención reciente.[3]

Diseños derivados[editar]

Los proponentes de la «Flor de la Vida» derivan de ella algunos motivos secundarios que se extraen de la estructura geométrica del dibujo. Algunos de ellos son:

  • La «Fruta de la Vida», motivo realizado solamente con círculos y que se usa como base para dibujar los sólidos platónicos o pitagóricos.[9]
  • la «Semilla de la Vida», similar a la Flor de la Vida pero más sencillo;[9]
  • el «Huevo de la Vida», construido con esferas, que se deriva del anterior y se relaciona con las etapas de división de la mórula del embrión animal[9] y con la creación del mundo en siete días del relato bíblico.[10] Ver Éxodo 31:16-17.
Arte fenicio: copa chipro–arcaica de electro hallada en Idalion (Chipre), datada entre los siglos VIII a VII a. C. Un patrón tipo «Flor de la Vida» se encuentra labrado en su fondo.

Motivos tradicionales preexistentes[editar]

Como se ha dicho, se encuentran motivos iguales o parecidos a la «Flor de la Vida» en diversos lugares del mundo, en contextos correspondientes a diferentes épocas y culturas, y realizados sobre diferentes materiales.

Los ejemplos más antiguos son escasos y se encuentran confinados a la antigüedad mediterránea y mesopotámica;[3] presentan un diseño donde las «flores» aparecen conectadas unas con otras a modo de patrón continuo. Esto puede verse en algunas piezas de arte fenicio de los siglos IX[1] a VII a. C. y en el pavimento de un umbral procedente del palacio de Asurbanipal en Nínive (Asiria), que data de alrededor del 645 a. C. Este último diseño está tallado en una losa de alabastro y se cree que imita el patrón decorativo de una alfombra; actualmente la losa se exhibe en el Museo del Louvre.[3] [4] Estos motivos no parecen estar ligados a ninguna función simbólica ni religiosa, sino que serían meramente ornamentales.[3]

Para explicar la ubicuidad de estos diseños, se ha argumentado que los círculos entrelazados son un punto de partida razonable para lograr una variedad de motivos geométricos repetitivos que pueden convertirse fácilmente en flores o en hexágonos.[4]

En Italia[editar]

En Italia, un diseño similar a la «Flor de la Vida», pero mucho más simple, fue utilizado como motivo decorativo desde la antigüedad etrusca.[11] Consta de una sola «flor» cuyos pétalos son seis mandorlas, inscrita en un círculo. Se le ha llamado sole delle Alpi, rosa celtica, fiore a sei petali, rosa dei pastori y rosa carolingia, y se le considera un emblema tradicional de la región de Padania.[12] Hacia 2009, la decisión del partido político Liga Norte de registrar este símbolo como logotipo propio creó una controversia a su alrededor.[13] [14]

En la tradición eslava[editar]

Muy semejante al sole delle Alpi es un antiguo símbolo eslavo que estuvo asociado al trueno. Suele llamársele simplemente «roseta».[15]

Véase también[editar]

Bibliografía básica[editar]

  • Melchizedek, Drunvalo (1999) (en inglés). The Ancient Secret of the Flower of Life, Volume 1. Light Technology Publishing, Clear Light Trust. 
  • Melchizedek, Drunvalo (2000) (en inglés). The Ancient Secret of the Flower of Life, Volume 2. Light Technology Publishing, Clear Light Trust. 
  • Reti, Ladislao (1974) (en inglés). The Unknown Leonardo. Toronto: McGraw–Hill Book Company. 
  • Lawlor, Robert (1982) (en inglés). Sacred Geometry: Philosophy and Practice. Londres: Thames & Hudson. 

Referencias[editar]

  1. a b Wolfram, Stephen (2002) (en inglés). A New Kind of Science. Champaign: Wolfram Media. p. 43. http://www.wolframscience.com/nksonline/page-43-text. Consultado el 6 de agosto de 2012. 
  2. «Flower of Life Symbols Found in India & Other Locations» (en inglés). Phoenix; Cuernavaca: Flower of Life Research LLC (23 de septiembre de 2008). Consultado el 6 de agosto de 2012.
  3. a b c d e f Geal, Alan (2006–2010). «The arms of Alan Geal: symbolism: notes» (en inglés). Pleiade.org. Consultado el 8 de agosto de 2012.
  4. a b c d Furlong, David (2010). «The “Flower of Life” and the Osirion: Facts are more interesting than Fantasy» (en inglés). Egyptian Tour. Consultado el 6 de agosto de 2012.
  5. Melchizedek, Drunvalo (2000) (en inglés). The Ancient Secret of the Flower of Life: Volume 2. Light Technology Publishing, Clear Light Trust. p. 422. ISBN 1-891824-21-X. 
  6. a b c d Melchizedek, Drunvalo (1999) (en inglés). The Ancient Secret of the Flower of Life: Volume 1. Light Technology Publishing, Clear Light Trust. ISBN 1-891824-17-1. http://books.google.com.ar/books?id=CXvSZoublTgC&dq. Consultado el 6 de agosto de 2012. 
  7. «The Osirion at Abydos (Abtu)» (en inglés). AscendingPassage.com. Consultado el 6 de agosto de 2012.
  8. Weisstein, Eric W. (7 de agosto de 2012). «Flower of Life» (en inglés). MathWorld (Wolfram Research, Inc.). Consultado el 8 de agosto de 2012.
  9. a b c d e «La Flor de la Vida. Panorama». Phoenix; Cuernavaca: Flower of Life Research LLC (1999–2001). Consultado el 6 de agosto de 2012.
  10. a b Flowers, Ray (1995–2012). «Exploring Incubation» (en inglés). Sevierville: SanGraal. Sacred Geometry and Alchemy. Consultado el 6 de agosto de 2012.
  11. «Vetulonia, Museo Archeologico Isidoro Falchi: stele di Aule Feluske» (en italiano). Parco degli Etruschi, Provincia di Grosseto (2007). Consultado el 7 de agosto de 2012.
  12. «Lucera, il Sole sulla chiesa. E gli abitanti rilanciano: «La vera Padania è qui»» (en italiano). Bresciaoggi.it (16 de octbre de 2010). Consultado el 7 de agosto de 2012.
  13. Moretti, Cecilia (15 de septiembre de 2010). «L'emblema euroasiatico che diventò vessillo della Lega» (en italiano). Milán: Fondazione Roberto Franceschi. Consultado el 8 de agosto de 2012.
  14. Oneto, Gilberto. «Il Sole delle Alpi: un simbolo padano». Allaricercadelsole.com. Consultado el 7 de agosto de 2012.
  15. Čausidis, Nikos (1999). «Mythical Pictures of the South Slavs» (en inglés). Studia Mythologica Slavica II:  p. 294–295 pp. 275296. http://sms.zrc-sazu.si/pdf/02/SMS_02_Causidis.pdf. Consultado el 7 de agosto de 2012.