Fitzroya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Fitzroya
Fitzroya cupressoides.JPG
Alerces patagónicos en el Parque Nacional Chiloé.
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN)[1] [2]
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Pinophyta
Clase: Pinopsida
Orden: Pinales
Familia: Cupressaceae
Género: Fitzroya
Distribución
Distribución de Fitzroya cupressoides
Distribución de Fitzroya cupressoides
Especie
Fitzroya cupressoides I.M. Johnst.

Fitzroya es un género de plantas perteneciente a la familia de las Cupresáceas. Se trata de un género monotípico, cuya única especie es Fitzroya cupressoides, un enorme árbol conocido como alerce o alerce patagónico en sus países de origen: Argentina y Chile. No está emparentado con los «alerces» que originaron su nombre común, por lo que fuera de estos países es llamado «falso ciprés de Patagonia». La comunidad aborigen de su área de dispersión, los mapuches, lo denominan: lahuán, lawén, lawan, y en especial lawal. El nombre del género está dedicado al Capitán Robert Fitz Roy. Es el árbol nativo más alto de la región del Cono Sur de América.

"Alerce milenario". Parque Nacional Los Alerces, Argentina. Edad: 2620 años, Altura: 57,5 metros, Diámetro: 2,3 metros.

Distribución[editar]

Se trata de un árbol originario del bosque húmedo templado valdiviano del sur de Argentina y Chile, entre los 40º y los 43º de latitud Sur, tanto en la Cordillera de los Andes de ambos países como en la Cordillera de la Costa de Chile.

Historia natural[editar]

Crece desde el nivel del mar hasta los 1500 msnm, formando bosques casi puros llamados alerzales. Es una especie de crecimiento lento, y también muy longeva. Un ejemplar bimilenario, del Parque Nacional Los Alerces, se utilizó para calibrar la escala de fechados por radiocarbono.

Descripción[editar]

Es una especie perennifolia, con hojas en forma de escama o de espátula, dispuestas en grupos de tres. Puede alcanzar alturas superiores a los 50 metros.

Usos[editar]

Su madera es liviana, de un color rojizo intenso y muy resistente a la pudrición y el ataque de insectos y se parte muy bien siguiendo la veta, lo que permite partir la madera con hacha obteniendo tablas delgadas y largas. Por estas razones esta madera es muy apreciada para la fabricación de tejuelas que se usan para revestir construcciones en el sur de Chile. Estas tejuelas son trozos rectangulares de aproximadamente 80 cm de largo por 20 de ancho y 0,5 de espesor que se elaboran en forma manual. Usualmente el extremo visible es recortado y pintado con propósitos ornamentales.

Pared de tejuelas con tres despuntes diferentes.

Se ha empleado la madera de alerce como dinero, hasta época tan reciente como la década de 1990 en sectores aislados de la costa de Osorno, y en la época colonial se le llegó a dar el nombre de real de alerce a una cantidad de madera empleada como unidad de pago.

En Chiloé su resina se usaba como sustituto del incienso en ceremonias religiosas católicas y el interior de la corteza o cochay servía para hacer la "estopa de alerce", con la que se calafateaban embarcaciones.

Conservación[editar]

Durante principios del siglo XX se realizó una tala muy intensa que lo llevó al borde de la extinción. En Chile fue declarado monumento natural el 5 de septiembre de 1977[3] y está prohibido talar árboles vivos, si bien se puede emplear la madera de árboles muertos si se cuenta con autorización de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

Nombres vulgares[editar]

En la Argentina y Chile, los países de origen de esta especie, se emplean los nombre vulgares «alerce» o «alerce patagónico»; en tanto los indígenas de la zona, los mapuches, en su idioma lo llaman lawan, lawen,[4] o lawal.[5] [6]

Su nombre común en español se originó por su apariencia general, que los europeos encontraron similar a los árboles del género Larix del Viejo Mundo, conocidas como «alerces», por ejemplo el «alerce europeo» (Larix decidua) que se usa en jardinería y en plantaciones madereras, de las cuales no está emparentado, por lo que fuera de estos países, para evitar confusiones, es llamado «falso ciprés de Patagonia».[7]

En la época en que su extracción era una actividad frecuente, en el español de Chiloé se empleaban diversos nombres para referirse a árboles con características particulares. Por ejemplo un «concañ» era un árbol viejo y deteriorado, un «changuay» era un árbol de tronco bifurcado y un «peñeng» era una par de alerces unidos en que un miembro era más pequeño que el otro.[8]

Referencias[editar]

  1. Hechenleitner V., P., M. F. Gardner, P. I. Thomas, C. Echeverría, B. Escobar, P. Brownless y C. Martínez A. (2005). Universidad Austral de Chile y Real Jardín Botánico de Edimburgo., ed. Plantas Amenazadas del Centro-Sur de Chile. Distribución, Conservación y Propagación. (Primera Edición. edición). p. 188. 
  2. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (IUCN) (2011). «The IUCN Red List of Threatened Species: Fitzroya cupressoides» (en inglés). www.iucnredlist.org. Consultado el 15 de agosto de 2011.
  3. Ministerio de Agricultura (5 de septiembre de 1977). «Decreto 490 de 1977 del Ministerio de Agricultura» (HTML). Consultado el 28 de febrero de 2011.
  4. Tortorelli, Lucas A. (1956). Maderas y bosques argentinos. Buenos Aires: ACME. p. 911. «pág.248» 
  5. Coña, Pascual. (1995.). Lonco Pascual Coña ñi taculpazugun. Testimonio de un cacique mapuche. Santiago: Pehuén. [Edición original: Moesbach 1930]. 
  6. de Mösbach, Ernesto Wilhelm (1992). «Lahual». Botánica indígena de Chile (PDF) (1.ª edición). Santiago, Chile: Editorial Andrés Bello. p. 60. ISBN 956-13-0970-9 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  7. Nombre vulgar preferido en castellano en Árboles: guía de campo; Johnson, Owen y More, David; traductor: Pijoan Rotger, Manuel, ed. Omega, 2006. ISBN 13: 978-84-282-1400-1. Versión en español de la Collins Tree Guide.
  8. Cavada, Francisco J. (1914). Chiloé y los chilotes. Santiago: Imprenta Universitaria. 448 p.. 
  • Hechenleitner, Paulina (2005). Plantas amenazadas del Centro-Sur de Chile. Distribución, Conservación y Propagación. Santiago: Universidad Austral de Chile y Real Jardín Botánico de Edimburgo. ISBN 1-872291-94-5 en línea. 

Enlaces externos[editar]