El mago de Oz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El mago de Oz (película)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Dorothy descubriendo que ya no está en Kansas.

El mago de Oz (The Wizard of Oz) es una película musical fantástica estadounidense de 1939 producida por Metro-Goldwyn-Mayer, aunque ahora Time Warner posee los derechos de la película. Contó con las actuaciones de Judy Garland, Frank Morgan, Ray Bolger, Jack Haley, Bert Lahr, Billie Burke y Margaret Hamilton. En la actualidad, es considerada una película de culto, a pesar de su proyecto inicial como fábula cinematográfica infantil.

La película está basada en la novela infantil de L. Frank Baum El maravilloso mago de Oz, en la cual una joven estadounidense es arrastrada por un tornado en el estado de Kansas y dejada en una fantástica tierra donde habitan brujas buenas y malas, un espantapájaros que habla, un león cobarde, un hombre de hojalata y otros seres extraordinarios.

Trama[editar]

La huérfana Dorothy Gale (Judy Garland) vive una vida sencilla en Kansas con su tía Emma Clara Blandick, su tío Henry y tres pintorescos peones: Hunk (Ray Bolger), Zeke (Bert Lahr) y Hickory (Jack Haley). Un día, la severa vecina Miss Gulch (Margaret Hamilton) es mordida por el perro de Dorothy, Totó. Miss Gulch se lo lleva por orden del sheriff, a pesar de las apasionadas protestas de tía Emma y de tío Henry. Totó escapa y regresa junto a Dorothy, quien se alegra enormemente, pero luego, al darse cuenta de que Miss Gulch regresará, opta por huir, llevándose a Totó, en busca de una vida mejor «en algún lugar sobre el arco iris».

En su viaje, Dorothy se encuentra al supuesto adivino "profesor" Marvel (Frank Morgan), que, con la intención de que la niña vuelva a su hogar, la engaña haciéndole creer que tía Emma está enferma. Dorothy se apresura de vuelta a la granja, pero cae inconsciente dentro de la casa a consecuencia de un golpe, debido a un repentino tornado que ya había forzado a su familia a esconderse en un sótano trasero.

Una confundida Dorothy despierta para descubrir que la casa ha sido atrapada por el tornado. A través de la ventana de la habitación, ve a Miss Gulch transformándose en una bruja montada en una escoba. Momentos después, el tornado deja caer la casa con Dorothy y con Totó sobre el arco iris en Oz.

Glinda, la Bruja Buena del Norte (Billie Burke), llega e informa a Dorothy que se encuentran en Munchkinland (Pequeñilandia en la versión española). Le dice a Dorothy que ha matado a la Bruja Mala del Este 'dejando caer una casa' encima de ella. La bruja calzaba unos zapatos o chapines de rubí.

Animados por Glinda, los tímidos munchkins salen de sus escondites y celebran el deceso de la bruja hasta que su hermana, la Bruja Mala del Oeste (también interpretada por Margaret Hamilton), aparece para reclamar las poderosas zapatillas de rubí. Glinda transporta mágicamente los zapatos a los pies de Dorothy y le recuerda a la bruja que su poder no tiene efectos en Munchkinland. La bruja jura vengarse de Dorothy y desaparece mágicamente. Glinda le dice a Dorothy que la única manera de regresar a Kansas es pidiéndole ayuda al misterioso Mago de Oz en Ciudad Esmeralda, y que para ír allí tiene que seguir el camino de adoquines (baldosas en la versión española) amarillos.

En su camino, Dorothy se hace amiga de un espantapájaros sin cerebro (Ray Bolger), de un hombre de hojalata sin corazón (Jack Haley) y de un león cobarde (Bert Lahr). Los tres deciden acompañar a Dorothy al encuentro del mago, con la esperanza de obtener sus deseos (un cerebro, un corazón y coraje, respectivamente). Durante el camino, son atormentados por un bosque de furiosos manzanos y numerosos intentos fallidos de la bruja para detenerlos.

Al fin llegan a Ciudad Esmeralda, y solo consiguen ver al mago después de que la bruja vuele sobre ellos, escribiendo en el cielo con su escoba humeante «RÍNDETE DOROTHY» ("SURRENDER DOROTHY"). El mago (también interpretado por Frank Morgan) aparece como una terrorífica cabeza flotante rodeada de fuego y humo. Acepta ayudarlos solo si demuestran ser dignos apoderándose de la escoba voladora de la bruja.

En su camino al castillo de la bruja, los atacan unos monos voladores que se llevan a Dorothy y a Totó y los entregan a la bruja, quien reclama las zapatillas de rubí. Cuando Dorothy se niega, la bruja trata de quitárselas, pero una lluvia de chispas la detiene. Al comprender que no podrá quitarle las zapatillas mientras Dorothy esté viva, trama cómo destruirla.

Totó escapa y encuentra al espantapájaros, al hombre de hojalata y al león y los guía hasta el castillo, donde entran disfrazados con la ropa de tres soldados a quienes han dejado inconscientes. Una vez dentro, liberan a Dorothy e intentan escapar, pero son cercados en una terraza por la bruja y sus soldados. La bruja prende fuego al espantapájaros y Dorothy toma una cubeta de agua para apagarlo, pero accidentalmente moja a la horrorizada bruja, quien a causa de esto se derrite. Para la sorpresa del grupo, los soldados están felices. Ellos le dan a Dorothy la escoba de la bruja como agradecimiento por haberles liberado de ella. De regreso adonde el mago, este intenta darles largas, pero entonces Totó, al tirar del cordón de una cortina cercana, revela la inesperada verdad: el "mago" es un hombre normal y corriente (que, de hecho, luego revelará que era un aeronauta de Kansas que llegó a Oz en globo) que usa trucos de ilusionista para parecer un mago.

Al saberlo, se sienten estafados con el engaño, pero el mago resuelve sus deseos a través del sentido común: al espantapájaros le da un diploma, al hombre de hojalata le da un reloj con forma de corazón y al león le entrega una medalla al valor.Promete llevar a Dorothy a casa en el mismo globo en que llegó, pero solo después de dejar al espantapájaros, al hombre de hojalata y al león a cargo de Ciudad Esmeralda. Justo antes de despegar, Totó salta de la canasta del globo detrás de un gato. Dorothy salta para atraparlo y el mago, incapaz de controlar el globo, se va sin ella. Dorothy se resigna tristemente a pasar el resto de su vida en Oz hasta que Glinda aparece y le dice que puede usar las zapatillas de rubí para regresar a casa con Totó. Glinda le explica que no se lo dijo en un principio porque la niña necesitaba aprender que «Si no puedes encontrar el deseo de tu corazón en tu propio patio, entonces nunca lo perdiste realmente».

Dorothy y Totó se despiden de sus amigos y siguen las instrucciones de Glinda de «golpea tus talones juntos y repite las palabras 'No hay lugar como el hogar' (en la versión en español dice 'Se está mejor en casa que en ningún sitio')». Ella se despierta en la habitación de su casa rodeada de su familia y amigos y les cuenta su viaje. Todos se ríen y le dicen que todo fue un mal sueño. Una feliz Dorothy, todavía convencida de que el viaje fue real, abraza a Totó y le dice «Realmente no hay lugar como el hogar».

Música[editar]

Publicidad que muestra cómo la música de El mago de Oz fue grabada.

Música y letras fueron escritas por Harold Arlen y E.Y. "Yip" Harburg, quienes ganaron dos premios Óscar por mejor música original y mejor canción por «Over the Rainbow».

Reparto[editar]

Personaje Actor original Actor de doblaje Bandera de México Actor de doblaje Bandera de España
Dorothy (Dorita) Judy Garland María Antonieta de las Nieves Elsa Fábregas
Hunk / Espantapájaros Ray Bolger Carlos Becerril Fernando Ulloa
Hickory (Achicoria) / Hombre de Hojalata Jack Haley Luis Bayardo José Sanchiz
Zeke (Leoncio) / León Cobarde Bert Lahr Guillermo Romano José María Ovies
Mago de Oz / Profesor Maravillas Frank Morgan Eduardo Arozamena José Casín
Tía Em (Tía Emma) Clara Blandick Rosario Muñoz Ledo Carmen Illescas
Tío Henry (Tío Enrique) Charley Grapewin Arturo Fernández Celedonio Merino
Glinda, la bruja buena del Norte Billie Burke Teresita Escobar Lolita Durán
Srta. Gulch / Malvada Bruja del Oeste Margaret Hamilton María Santander Carmen Robles

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]