El desprecio (telenovela de 1991)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El desprecio
Reparto Flor Núñez, Maricarmen Regueiro, Flavio Caballero y Carlos Márquez..
Tema principal «¿Por que Será?»
(por Rudy La Scala)
País de origen Venezuela - España.
Época de ambientación 1991 - 1992
Episodios 185
Producción
Dirección Luis Manzo
Guion Julio César Mármol
Emisión
Cadena original RCTV (Venezuela) y Antena 3 (España).
Horario Lunes a Sábado a las 9:00 PM.
Fechas de emisión 11 de noviembre de 1991
2 de junio de 1992.
Emisiones por otras cadenas Bandera del Perú América Televisión
Bandera de Panamá RCP
Bandera de España Antena 3 / TVE
Bandera de Italia Rete 4
Bandera de Argentina Telefe
Bandera de Francia M6

El desprecio fue una telenovela venezolana escrita por Julio César Mármol y dirigida por Luis Manzo en RCTV y en co-producción con la cadena española Antena 3 entre octubre de 1991 y junio de 1992, y protagonizada por Flor Núñez como la perversa Pastora Lara Portillo, Maricarmen Regueiro como la frágil y cándida tartamuda Clara Inés Albornóz, Flavio Caballero como Raúl Velandró Lara, el menor y desprendido hijo de Pastora Lara Portillo, y Carlos Márquez como el poderoso y bonachón Israel Santamaría. Este melodrama es un clásico en la historia de las telenovelas venezolanas, siendo una de las más famosas del canal y de Venezuela en los años 90's del siglo XX en el continente americano y europeo. Curiosamente en España, esta telenovela fue emitida por Televisión Española, a pesar de estar producida por el canal también español Antena 3 TV, y se emitió tras la telenovela "Alejandra", a pesar de ser ésta más reciente.

Trama[editar]

Clara Inés Albornóz, es una jovencita marginada e injustamente tachada de retrasada mental por su tartamudez y poco tino para la moda, además de unos enormes anteojos que ocultan su bello rostro; tiene una vida solitaria en un horfanato dirigida por monjas donde fue criada en el occidente de Venezuela. La apreciación errónea de la sociedad para con Clara Inés saldrá a la luz y su gran inteligencia será finalmente descubierta. Aunque Clara Inés sea una joven bonita, en un comienzo tan sólo inspira pena. Ella pertenece a la familia más poderosa del país, y este secreto le es revelado por una de las viejas monjas del orfanato, por lo que Clara Inés decide ir a Caracas en busca de su padre: Israel Santamaría. Clara Inés no posee mucho dinero para costearse el viaje y tratando de lograrlo se tropieza con Raúl Velandró Lara, quien por medio de una confusión la acusa de tratar de robarle su billetera. Sin embargo, este retira la denuncia al escuchar lo que pretendía Clara Inés. Raúl le dice que es miembro de la familia que está buscando y le ofrece llevarla con él a la ciudad, y en el trayecto ella se enamora perdidamente de él. Pero ellos no estaban solos en el camino, eran vigilados por un grupo de lacayos que tenían órdenes de no dejar llegar a Clara Inés viva a la Mansión Santamaría, pero cada atentado, como de la mano de Dios, fue fallido. Pastora Lara Portillo, la madre de Raúl, y esposa del poderoso Israel Santamaria no permitirá que esta chica se apodere de lo que ella considera que le corresponde. A pesar de todo sus esfuerzos por no dejar que Clara llegara a Caracas, Pastora tuvo que aceptar a la chica, pero la puso a prueba y la colocó como sirvienta de la mansión, y el resto de la familia la humilló a su antojo, pero lo peor para Clara Inés fue enterarse que Raúl tenía esposa, Tamara Campos, una chica malcriada y prejuiciosa que al darse cuenta de los sentimientos de la tartamuda por su marido se alía con Pastora para hacerle creer a todos que padece de un tumor maligno y así evitar un divorcio. Clara Inés no puede demostrar con pruebas que es la hija de Israel Santamaria y es echada como una basura de la mansión. Sin embargo, el hermano menor de Israel, Ismael Santamaría busca a la chica y la vuelve a meter en la casa y dice que es su hija. El sabe que Clara Inés es hija de su hermano mayor, pero la astuta de Pastora no dejara nunca que sea reconocida como tal... La bondad de Clara Inés poco a poco se va transformando en rencor, dureza y desprecio por todos aquellos que la humillaron y le hicieron sentir marginada. Clara Inés pagara con la misma moneda todas las crueldades que Pastora le haga, convirtiéndose en una guerra sin cuartel, y el amor entre Clara Inés y Raúl quedará relegado a un segundo plano. Los crímenes de Pastora serán terribles, pero la justicia divina le hará pagar por sus graves delitos y le dará la recompensa a Clara por su perseverancia y constancia, aún cuando ella también haya incurrido en tretas sucias para lograr sus objetivos.

Elenco[editar]

Versiones[editar]

Véase también[editar]