Eagle Eye

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Control total o La conspiración del pánico (2008, Eagle eye) es una película de género thriller de acción estadounidense dirigida por D.J. Caruso y protagonizada por Shia LaBeouf y Michelle Monaghan. Tiene como temática básica la inteligencia artificial diabólica de una computadora.

Sinopsis[editar]

Jerry Shaw (Shia LaBeouf) vuelve a su pueblo natal para el funeral de su hermano gemelo Ethan, que falleció en extrañas circunstancias. Al regresar a casa encuentra materiales para fabricar bombas y recibe una misteriosa llamada. Mientras tanto, Rachel (Michelle Monaghan) se despide de su hijo y recibe una misteriosa llamada. Los dos forman ahora parte de una conspiración, sus vidas corren peligro y son perseguidos por la agente de la fuerza aérea Zoe Pérez (Rosario Dawson) y el agente federal Tom Morgan (Billy Bob Thornton) que están averiguando qué está pasando realmente. Un programa informático llamado ARIIA diseñado por el Pentágono en una secreta planta -36 para salvaguardar la seguridad civil de los Estados Unidos que interfiere todo aquel aparato electrónico con señal eléctrica se vuelve fuera de control y adquiere inteligencia propia para determinar que el sistema político americano en si es una amenaza para la nación, algo a lo que Ethan se opuso tres minutos antes de morir el día de su defunción, por lo que ARIIA lo asesinó. Éste sistema cibernético hace que una bomba de diamante de hexametileno con detonador acústico llegue al congreso justo cuando el hijo de Rachel toca el himno nacional delante de todo el gabinete de gobierno, pero Jerry, después de contarle todo a Morgan, lo impide, también gracias a que Zoe destruye ARIIA antes de que la elimine.

La producción[editar]

La idea para Eagle Eye nació hace varios años en la mente del productor ejecutivo Steven Spielberg. “El concepto inicial de Steven se concentraba en la idea que la tecnología está en todas partes,” dice el co-productor Pete Chiarelli. “Nos rodea totalmente. ¿Qué sucedería si se pusiera en nuestra contra? ¿Qué pasaría si la tecnología que nos rodea, que apreciamos y de la que dependemos, súbitamente fuera utilizada para hacernos daño y estuviera totalmente fuera de nuestro control?”

“Steven siempre quiso que los espectadores salieran del cine y asustados apagaran sus celulares y BlackBerrys,” recuerda el productor/guionista Alex Kurtzman, de la misma manera que los espectadores temieron nadar en el océano después que vieron la realización de Spielberg Tiburón en 1975. El argumento evolucionó pausadamente durante varios años porque cuando Spielberg tuvo inicialmente la idea, “pensó que parecería demasiado como la ciencia ficción,” agrega Kurtzman. “No hubiera sido muy creíble porque la tecnología todavía no estaba tan integrada en nuestra sociedad como hoy en día.”

A principios de 2006, Spielberg llevó el proyecto a Kurtzman y Roberto Orci, su socio guionista, el equipo creativo detrás de Misión: Imposible III, la nueva Star Trek/Viaje a las Estrellas y otro proyecto de Spielberg, Transformers y su próxima secuela, Transformers: Revenge of the Fallen. “El truco ahora fue imaginarse una trama,” dice Kurtzman. “Hacer una película que fuera más que sólo un filme de acción con persecuciones y explosiones. En resumen, darle una perspectiva humana a la historia.”

El argumento es sobre dos desconocidos que son unidos e incriminados por crímenes que ellos no cometieron, que luchan por sus vidas mientras tratan de demostrar su inocencia. Su suspenso incesante es como una locomotora a toda velocidad mientras que Jerry y Rachel se han convertido en los peones de un enemigo anónimo que parece tener poderes sin límites para manipular todo lo que ellos hacen. Un enfoque así, observa Kurtzman, “le da vigencia a la cinta porque los personajes pueden estar en cualquier período y el público puede identificarse con ellos sin importar de dónde y cuándo vienen. Son únicamente personas comunes y corrientes empujadas dentro de circunstancias extraordinarias fuera de su control, obligadas a hacer cosas que ellos no entienden y que tienen que descubrir por qué han sido seleccionados sobre la marcha – lo cual los espectadores hacen junto con ellos.”

Eagle Eye es la primera película que Kurtzman y Orci producen. “Ha sido asombroso ver esta historia desarrollarse de la idea que Steven nos trajo hace dos años. Ver como se ha expandido para convertirse en este filme ha sido tremendo.”

Shia LaBeouf, el protagonista de la cinta, expresa sentimientos similares. “Nunca he estado tan involucrado en el desarrollo de un proyecto. Ver cómo se escribió y re-escribió es algo nuevo para mí. Es como ver crecer a un cachorro. Hay mucho orgullo involucrado, especialmente cuando se colabora con amigos y todos tratan de ayudarse.”

Aunque Spielberg originalmente tenía la intención de dirigir el filme, eventualmente cambió de idea para concentrarse en otros proyectos, especialmente la superproducción de aventuras Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. Mientras tanto, el director D.J. Caruso dirigía Paranoia, su exitosa realización de suspenso en 2007 para DreamWorks, la compañía productora de Spielberg. “Le mostré una copia de trabajo de Paranoia y él me dijo, ‘Sabes, tenemos un proyecto para ti.’ Leí el libreto y pude ver por qué cuando él inicialmente tuvo la idea estaba adelantado a su tiempo. Inmediatamente me encantó.”

Para muchos directores jóvenes, rodar una película bajo la mirada vigilante de un maestro como Spielberg puede parecer un poco intimidante. “Siempre existe la presión de saber que ésta es una historia que Steven estuvo creando en su cerebro durante varios años,” observa Caruso. “Pero él me hizo sentir muy cómodo. Me dijo que era importante que un director hiciera suyo cada proyecto que dirige. Me dijo, ‘Quiero que tomes esta idea y la conviertas en tuya.’ Nunca he disfrutado tanto una colaboración.”

Con una historia tan compleja como Eagle Eye , era importante tener un director que pudiera equilibrar una cinta que no sólo contaba con acción intensa sino también con personajes complejos.

“D.J. ha trabajado en una variedad de géneros y tiene mucha experiencia,” observa el productor ejecutivo Edward L. McDonnell. “Este filme es más que sólo una realización con personajes multifacéticos o una película de acción. Es un relato muy complejo y D.J. ayudó mucho a que sea accesible y comprensible.”

“D.J. ha realizado un filme fenomenal con mucha acción pero también ha logrado extraer estupendas actuaciones de sus actores,” agrega el co-productor Chiarelli.

Enlaces externos[editar]

  • Control total en IMDB
  • Micrositio Oficial en Argentina UIP