Domo de lava

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Uno de los Mono Craters, un ejemplo de un domo de riolita.

En vulcanología, un domo de lava o domo tapón es un montículo aproximadamente circular que se origina en una erupción lenta de lava viscosa de un volcán. La viscosidad, o adherencia, de la lava no permite que la lava fluya demasiado lejos de su chimenea antes de solidificarse. Los domos pueden alcanzar alturas de varios cientos de metros, y pueden crecer lentamente y en forma continua por meses o aún años. Los lados de estas estructuras están formados de trozos inestables de roca. Debido a la posibilidad de acumulación de presión de gas, el domo puede a lo largo de su historia sufrir erupciones explosivas. Cuando una parte de un domo de lava colapsa cuando aún contiene roca fundida y gases, puede producir un flujo piroclástico, que es una de las formas más letales de incidentes volcánicos. Otros peligros relacionados con los domos de lava son la destrucción de propiedades, incendios forestales, y lahars iniciados por flujos piroclásticos en proximidades de zonas de nieve o hielo. Los domos de lava son uno de los principales rasgos de estratovolcanes en todo el mundo.

Domo de riolita en el Novarupta en el Parque nacional y Reserva Katmai, Alaska. Fue el evento inicial de una gran erupción en 1912, que causó el colapso de la cumbre del Katmai en las proximidades y que creó el Valle de las diez mil humaredas.
Domos de lava en el cráter del monte Santa Helena.

Algunos de los domos de lava más activos del mundo incluyen los ubicados en el monte Merapi en la zona central de Java en Indonesia, Soufriere Hills en Montserrat, y el monte Santa Helena en Washington. Lassen Peak en el norte de California, es uno de los mayores domos de lava del mundo y se distingue por ser el único volcán de la cordillera Cascade además del monte Santa Helena que ha hecho erupción (19141921) en el siglo XX.

Los domos pueden construirse en el interior del volcán sin llegar a emerger, en cuyo caso pueden aflorar con el paso del tiempo debido a su resistencia a la erosión, formando entonces agujas rocosas que destacan en el paisaje y que en muchas regiones hispanohablantes reciben el nombre de "pitón" o "roque".

Referencias[editar]