Daenerys Targaryen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Daenerys «Dany» Targaryen /dəˈnɛərɪs tɑrˈɡɛərɪən/ es un personaje de ficción de la saga de literatura fantástica Canción de hielo y fuego, escrita por George R. R. Martin. Daenerys es uno de los personajes principales y muchos de los capítulos están narrados desde su punto de vista.

Daenerys es una chica hermosa, con los rasgos típicos de la Casa Targaryen: cabello plateado y ojos violeta. Al comienzo de Juego de tronos, es la única mujer de los últimos miembros vivos de la antigua dinastía Targaryen.

Nacimiento e infancia[editar]

Daenerys forma parte de la Casa Targaryen, la anterior dinastía que reinaba en Poniente. Su padre fue el Rey Aerys II y su madre la Reina Rhaella (esposa y hermana de Aerys). Daenerys fue concebida durante la rebelión liderada por Robert Baratheon, conocida como la Guerra del Usurpador, que más tarde acabaría con el reinado de su familia. Antes de que naciera, su madre y su hermano Viserys huyeron del sitio al que estaba sometida la capital, Desembarco del Rey, y se marcharon a Rocadragón, el hogar ancestral de los Targaryen.

Daenerys nació allí durante una fortísima tormenta, por lo cual se la llamó Daenerys de la Tormenta. Su madre murió durante el parto, por lo que Dany y Viserys quedaron al cuidado de Willem Darry, con quien acabaron huyendo a Braavos donde se alojaron en una casa con una puerta roja, que Dany recuerda con nostalgia a menudo. Cuando Ser Willem Darry murió, sus criados huyeron robando el poco dinero que tenían y el dueño de la casa expulsó a Daenerys y a Viserys .

En los años siguientes, Viserys y Daenerys vagaron por las nueve Ciudades Libres en busca de ayuda, lo que le valió a Viserys ganarse el apodo de «El Rey Mendigo». Viserys era a menudo cruel, con bruscos cambios de humor, y dado a la violencia (de hecho, en ocasiones maltrataba a su hermana). Viserys la dio en matrimonio a Khal Drogo, un señor de los caballos, a cambio de que su khalassar lo ayudara a reconquistar Poniente. Durante su viaje por el Mar de Hierba dothraki hacia Vaes Dothrak, la ciudad sagrada de los dothraki, Daenerys fue madurando hasta pasar de la niña asustada que era el día de su matrimonio a una khaleesi amada y respetada por los dothrakis. La creciente obsesión de Viserys y las evasivas de su cuñado a la hora de emprender camino hacia Poniente acabaron causando su muerte.

Poco después de la muerte de Viserys, la noticia de que Dany estaba embarazada llegó a Desembarco del Rey y Robert Baratheon ordenó asesinarla a pesar de la oposición de Ned Stark. Ser Jorah Mormont, tras recibir un aviso de Varys, la salvó de ser envenenada. Ante esto, Khal Drogo tomó la decisión de emprender camino hacia Poniente para reconquistar el Trono de Hierro para su esposa. Con esta determinación, comenzaron a cruzar el Mar de Hierba dothraki, conquistando por el camino otros khalassar. Durante una de estas batallas, Khal Drogo fue herido y Daenerys le pidió a Mirri Maz Duur, una maegi a la que había salvado de ser asesinada, que lo curase. La maegi lo hizo, pero a cambio, Dany abortó y, además, Khal Drogo salvó la vida, pero quedó en estado vegetal, sin poder moverse ni hablar. Dany decidió ayudarlo a morir. Por ello, el khalassar se dividió y los dothrakis decidieron dar media vuelta y llevar a Dany a Vaes Dothrak, junto con las mujeres del dosh khaleen, aquellas que habían sido esposas de khals. La noche anterior a emprender camino de regreso a Vaes Dothrak tuvo lugar la incineración de Drogo. Daenerys puso junto a Drogo los huevos de dragón petrificados que le había regalado Illyrio Mopatis en su boda y ató también a Mirri Maz Duur a la pira. Cuando la pira ya ardía y Mirri empezó a quemarse, Daenerys entró en ella a pesar de que Ser Jorah Mormont intentaba detenerla. A la mañana siguiente, surgió de la pira, intacta, con dos dragones mamando de sus pechos y un tercero en su hombro. Ante esto, todos los dothrakis que quedaban le juraron lealtad y Daenerys se convirtió en la primera señora de los caballos por derecho propio y madre de dragones.

En Choque de Reyes, Daenerys se encuentra cruzando el desierto con su khalasar y se encuentran con una ciudad vacía, Vaes Tolorro. En un momento dado envía a sus tres jinetes de sangre a buscar asentamientos cercanos. Dos de los jinetes regresan con las manos vacías, pero el tercero vuelve acompañado de tres personas: Xaro Xhoan Daxos, mercader de Qarth, Pyat Pree, brujo de Qarth y Qaithe de la Sombra, una enigmática sacerdotisa de Qarth.

A Daenerys se la conoce actualmente como: Daenerys de la Tormenta, la Primera de su nombre, Reina de Meereen, Reina de los ándalos, los rhoynar y los primeros hombres, Señora de los Siete Reinos, Protectora del Reino, Khaleesi del Gran Mar de Hierba, La que No Arde, Madre de Dragones.

El Maestre Aemon sugirió que ella pudiera ser el Príncipe Que Fue Prometido, ya que, al traducir desde el alto valyrio, ni Rhaegar ni él tuvieron en cuenta que el alto valyrio no tiene género.

Khaleesi[editar]

En la ciudad libre de Pentos, los hermanos Targaryen fueron los huéspedes de Illyrio Mopatis, un magíster rico y poderoso. Illyrio y Viserys acordaron casar a Daenerys (que por aquel entonces tenía trece años) con Khal Drogo, un gran líder del pueblo dothraki (jinetes nómadas). Viserys esperaba así usar a los miles de hombres del khalasar de Drogo para reconquistar Poniente. Daenerys estaba aterrada, pero no tuvo más remedio que aceptar la voluntad de su hermano y casarse con Drogo. Durante la boda, el caballero exiliado Ser Jorah Mormont juró lealtad a Daenerys para estar a su servicio (más tarde se convertiría en su compañero más cercano). Dos de los regalos de boda que recibió Daenerys fueron una magnífica yegua plateada y tres huevos de dragón petrificados. Aunque al principio tenía mucho miedo a Drogo, el fiero guerrero resultó ser muy amable y considerado con su joven esposa, y ella terminó por enamorarse de él. Una vez librada del control por parte de su hermano, el poder y la libertad de la que disfrutaba como Khaleesi (reina) le ayudaron a convertirse en una mujer fuerte y decidida.

Después de la boda, Daenerys, su hermano, y el khalasar viajaron hacia el este a la única ciudad dothraki, Vaes Dothrak, en el corazón del Mar Dothraki. Allí, presentaron a Danaerys al consejo de ancianas, el Dosh Khaleen. Viserys cada vez estaba más impaciente y comenzó a exigir a Drogo que invadiera Poniente. Entre tanto, Daenerys (ya con catorce años), quedó embarazada de Drogo. Las ancianas del Dosh Khaleen profetizaron que el hijo de Daenerys, Rhaego, sería «el semental que montaría el mundo». Viserys, en un ataque de ira cuando estaba borracho, rompió la ley dothraki desenvainando una espada en la ciudad sagrada y exigiendo la corona que aseguraba que Drogo debía obtenerle. Como castigo, Khal Drogo lo "coronó" vertiendo sobre su cabeza oro fundido, lo que le causó la muerte, también logró demostrar la identidad de la auténtica heredera, cuya piel sí resistía al calor del fuego.

El khalasar de Drogo viajó entonces hacia el oeste, a conquistar tierras. En uno de los ataques, Daenerys evitó que los dothrakis del khalasar mataran y volvieran a violar a Mirri Maz Duur, una sacerdotisa. Cuando Drogo fue herido gravemente en una batalla, Daenerys ordenó a Mirri Maz Duur que le curara. Pero la maegi le traicionó, dejando a Drogo en estado vegetativo y matando al hijo de Daenerys cuando estaba en su útero. Daenerys no soportaba ver a Drogo en ese estado y acabó matándolo ella misma. A la muerte de Drogo, prácticamente todo su khalasar se disolvió y muy pocos se quedaron con Daenerys. Durante el funeral de su marido, Daenerys hizo quemar también en la pira funeraria a Mirri Maz Duur y ordenó que depositaran en la pira los tres huevos de dragón. Entonces después de prenderle fuego entró ella misma en las llamas. Mágicamente, los huevos eclosionaron y nacieron tres dragones. Daenerys salió de las llamas amamantando a los dragones y sin ningún daño, salvo que todo su cabello se había quemado. Desde entonces, fue llamada «La Que No Arde» y «Madre de Dragones». Llamó a sus dragones Drogon (por su marido Drogo), Viserion (por su hermano Viserys) y Rhaegal (por su hijo Rhaego) . Tres de los guerreros que habían jurado lealtad a su marido, se quedaron con ella, convirtiéndose en sus jinetes de sangre y Daenerys se convirtió en la primera líder dothraki, una khaleesi por derecho propio.

Qarth[editar]

Mientras la pira ardía, un Cometa Rojo apareció en el cielo. Daenerys, sus tres dragones y lo poco que quedó del khalasar de Drogo, vagaron por un área desolada hasta que encontraron una ciudad antigua y abandonada. Allí se recuperaron de las inclemencias del desierto y Daenerys envió exploradores en todas las direcciones. Uno de ellos regresó con tres emisarios de la gran ciudad de Qarth. Dany fue entonces hasta esa ciudad, esperando ayuda del emisario Xaro Xhoan Daxos para conquistar Poniente, pero los poderosos mercaderes de Qarth sólo estaban interesados en arrebatarle los dragones. Daenerys acudió entonces a otro de los emisarios, un brujo llamado Pyat Pree. Daenerys hizo caso omiso de las recomendaciones de sus consejeros y fue a visitar a los líderes del brujo, los Eternos en su casa. Después de tener visiones y escuchar profecías vagas, se dio cuenta de que los brujos conspiraban contra ella. Destruyó la Casa de los Eternos con la ayuda de Drogon. Como no tenía a nadíe más a quien acudir, Daenerys consideró las sugerencias del tercer emisario, la mujer enmascarada Quaithe de Asshai, quien le dijo que debía viajar primero al este para poder conquistar el oeste (Poniente).

Mientras buscaba infructuosamente pasaje en barco para marcharse de Qarth, Daenerys se dio cuenta de que dos hombres la seguían a ella y a Ser Jorah. Poco después, Daenerys se distrajo y sufrió el ataque de un asesino de los Hombres Pesarosos, que intentó envenenarla con una mantícora. Entonces uno de sus perseguidores misteriosos salió a la luz y golpeó a la mantícora para evitar el asesinato. Los dos hombres que le seguían se presentaron entonces como agentes enviados por el Magíster Illyrio: Belwas el Fuerte, un eunuco enorme que había sido gladiador, y Arstan Barbablanca, el escudero de Belwas. Fue este último quien salvó a Daenerys de la mantícora. Junto a estos dos hombres, Illyrio había enviado también tres barcos mercantes para transportar a Daenerys y a su gente hasta Pentos. Sin embargo, Daenerys tomó los barcos y las mercancías y se dirigió hacia el este.

Bahía de los Esclavos[editar]

Cuando comenzó su viaje hasta la Bahía de los Esclavos, Ser Jorah aceptó que sentía un gran afecto hacia ella y la besó, provocando la desaprobación de Daenerys ("Soy su Khaleesi, su reina, no su hembra"). Llegó a la Bahía de los Esclavos, una antigua región cuyas ciudades se dedicaban al comercio de esclavos. En la Ciudad Roja Astapor, compró un ejército de élite, los Inmaculados, formado por soldados esclavos eunucos. Daenerys engañó a los esclavistas, fingiendo que iba a entregar a uno de sus dragones a cambio del ejército. En el momento del pago, ordenó a Drogon que quemara a los líderes de Astapor, y a los Inmaculados que conquistaran la ciudad, liberando a todos los esclavos. Después de formar un consejo para gobernar Astapor, partió hacia la ciudad de Yunkai.

Yunkai contaba con dos compañías mercenarias, los Cuervos de la Tormenta y los Segundos Hijos, además de poseer un ejército de unos cuatro mil soldados esclavos. Daenerys negoció con los capitanes de las compañías, esperando convencerles de que se cambiaran a su bando. Daenerys convenció a uno de los comandantes de los Cuervos de Tormenta, Daario Naharis, que asesinó a sus colegas para ganarse el favor de Daenerys. En cuanto a los Segundos Hijos, Daenerys les regaló un gran cargamento de vino como gesto de buena voluntad, y les atacó durante la noche cuando estaban borrachos. Derrotados, los amos de Yunkai se vieron obligados a aceptar la condición que Daenerys les exigía, liberar a todos los esclavos. Tras la derrota de Yunkai, Daenerys dirigió a su ejército ahora conformado por los Inmaculados, los Cuervos de la Tormenta y una horda de esclavos liberados a la más grande y poderosa ciudad de la Bahía, Meereen, el hogar de la Arpía. Cerca de Meereen, Daenerys casi fue asesinada a manos del que fue capitán de los Segundos Hijos. Arstan Barbablanca le mató y se reveló como quien verdaderamente era: Ser Barristan Selmy, un famoso caballero de la Guardia Real de Poniente, que había servido tanto al padre de Daenerys, el Rey Aerys II, como a Robert Baratheon el Usurpador. Se defendió diciendo que se había equivocado, y que le había buscado a ella porque la consideraba la verdadera heredera de los Siete Reinos. Ser Barristan también le contó que Jorah Mormont había estado enviando informes a los espías de Desembarco del Rey, esperando el perdón del Rey Robert. Daenerys se sintió traicionada por ambos, y los envió a una misión suicida en las alcantarillas de Meereen (la ciudad estaba muy bien fortificada y aprovisionada, y los amos de Meereen habían arrasado los campos para dejar sin provisiones a Daenerys), esperando en cierto modo que murieran en el intento. Sin embargo, la misión fue un éxito, y la ciudad de Meereen fue conquistada con muy pocos muertos. Barristan se sometió humildemente al juicio de Daenerys y fue perdonado. Jorah, sin embargo, continuó insistiendo en que él no había hecho nada malo, y Daenerys le relegó de su servicio (a pesar de que deseaba perdonarle).

Con Meeren ya capturada, Daenerys puso sus ojos en Poniente. Sin embargo, se dio cuenta de que desconocía cómo gobernar un reino, en diversas conversaciones que mantuvo con Barristan sobre su tierra natal. Al enterarse de que ni Astapor ni Yunkai podía mantener la paz en sus calles, decidió instaurar orden en la Bahía de los Esclavos antes de dejarla atrás. Por aquel entonces, Daenerys tenía ya unos dieciséis años.

Referencias[editar]

Roberts, FzNk (23 de febrero de 2013). «Daenerys Targaryen: Wiki of Ice and Fire» (en inglés). Consultado el 28 de febrero de 2013.