Batalla de Queronea (86 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Queronea
la Primera Guerra Mitridática
Sulla Coin.jpg
Denario de Sila acuñado en la ceca militar que viajó con él a Oriente después de su exitosa campaña contra Mitrídates VI. La cabeza de Venus con diadema a la derecha refleja la creencia de Sila de que Venus le otorgó la victoria contra Mitrídates. A la izquierda se ve capis y lituus entre dos trofeos; estos trofeos se refieren a las batallas de Queronea y de Orcómeno
Fecha 86 a. C.
Lugar Queronea, Beocia (actual Grecia)
Coordenadas 38°30′04″N 22°51′50″E / 38.501, 22.864Coordenadas: 38°30′04″N 22°51′50″E / 38.501, 22.864
Resultado Victoria romana
Beligerantes
República Romana Reino del Ponto
Comandantes
Lucio Cornelio Sila Arquelao
Taxiles
Fuerzas en combate
Total: 30.000[1] -40.000[2]
20.000 legionarios
(5 legiones)[3]
20.000 aliados[2]
Total: 110.000[4] -120.000[2]
+100.000 infantes[5]
10.000 jinetes[5]
Bajas
12[6] -13[7] muertos
(fuentes romanas)
100.000[6] [8] -110.000[7] muertos y prisioneros ejecutados[7]

La Batalla de Queronea del año 86 a. C. tuvo lugar en las cercanías de Queronea, en Beocia, durante la Primera Guerra Mitridática entre la República Romana y el rey Mitrídates VI del Reino del Ponto. Las fuerzas romanas de Lucio Cornelio Sila derrotaron al ejército del Ponto, al mando de Arquelao.

La batalla se describe en dos textos antiguos, aunque los acontecimientos varían entre ellos. La descripción de la batalla aparece en las Guerras Mitridáticas de Apiano, Libro 6, a la vez que en la Vida de Sila de Plutarco, capítulos 17-19.

La batalla[editar]

Mapa de la batalla.

Sila no perdió el tiempo y ocupó una colina llamada Filoboeto, que nacía en las estribaciones del monte Parnaso. Desde allí dominaba la llanura de Elatea y disponía de madera y agua en abundancia. El ejército de Arquelao, comandado realmente por Taxiles debía avanzar desde el norte por un valle hasta Queronea. Con 110.000 hombres y 90 carros de guerra, triplicaba, como mínimo, a los efectivos de Sila. Arquelao era partidario de desgastar lentamente a los romanos, pero Taxiles tenía órdenes de Mitrídates para atacar inmediatamente. Entretanto, Sila empleó a sus hombres en la excavación de una serie de trincheras para proteger sus flancos contra posibles maniobras y levantar empalizadas en el frente. A continuación ocupó la ciudad en ruinas de Parapotamos, una posición inexpugnable que dominaba los vados de la calzada que conducía a Queronea. Entonces fingió una retirada, abandonando los vados y se atrincheró en la empalizada y las trincheras. Tras éstas estaba preparada la artillería de campaña que ya había sido empleada en el asedio de Atenas. Arquelao avanzó a través de los vados y trató de flanquear a las fuerzas silanas con su caballería, pero sólo logró ser rechazado por las legiones formadas en cuadro y sumir el ala derecha de su ejército en la confusión. Los carros de Arquelao cargaron contra el centro romano y se hicieron añicos contra las trincheras romanas. Entonces, los caballos liberados de sus bridas y enloquecidos por las flechas y jabalinas, retrocedieron a través de las falanges griegas creando más confusión. Éstas cargaron, pero tampoco pudieron superar las defensas romanas y sufrieron fuertes bajas bajo el fuego de la artillería romana.

En vista del fracaso, Arquelao trató de lanzar su ala derecha contra la desprotegida izquierda romana. Sila, apercibiéndose de la peligrosa maniobra, corrió en auxilio de sus hombres desde el flanco derecho. Sila resistió los asaltos pontideos, hasta que Arquelao decidió traer más tropas desde su ala derecha. Esto desestabilizó la línea de combate póntica y debilitó su flanco derecho. Sila retornó a su ala derecha y ordenó avanzar a todas sus fuerzas. Con el apoyo de la caballería, las legiones de Sila hicieron añicos a las fuerzas de Arquelao. La matanza fue terrible, y según algunas fuentes sólo sobrevivieron 10.000 soldados de Mitrídates, Sila ordeno degollar a los prisioneros, que algunos elevan a 90.000 hombres.[9]

Referencias[editar]

  1. David Eggenberger (1985) [1967]. An encyclopedia of battles: accounts of over 1,560 battles from 1479 B.C. to the present. Mineloa: Courier Dover Publications, pp. 85. ISBN 978-0-48624-913-1.
  2. a b c Apiano, De bello Mithridatico, cap. 41. Aliados griegos y macedonios.
  3. André Piganiol (1989). Le conquiste dei Romani. Milán, pp. 394.
  4. Richard A. Gabriel (2002). The Great Armies of Antiquity. Westport: Greenwood Publishing Group, pp. 18. ISBN 978-0-27597-809-9.
  5. a b Plutarco, Vidas paralelas, Vida de Sila, cap. 15.1
  6. a b Plutarco, Vida de Sila, cap. 19.4
  7. a b c Apiano, De bello Mithridatico, cap. 45
  8. Tito Livio, Periochae Ab Urbe condita libri, cap. 82.1
  9. Revista de España, Volumen 2. Tipografía de Gregorio Estrada, primer año (1868), Madrid, pp. 379.

Enlaces externos[editar]