Anni di piombo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Como Anni di piombo (Años de plomo) se entiende en Italia el período, que coincide grosso modo con la década de los setenta, donde la insatisfacción por la situación político-institucional caótica (gobiernos que duraban apenas unos pocos días), se tradujo en un principio en violencia callejera y sucesivamente en lucha armada, perpetuada por grupos organizados que usaron el terrorismo como arma con el objetivo de crear las condiciones para influenciar o derrocar los órdenes institucional y político italianos. En aquellos tiempos era usado por los medios de comunicación el término opposti estremismi (extremismos opuestos). El término anni di piombo (años de plomo) es posterior (deriva probablemente del nombre de la película de Margarethe von Trotta).

Consideraciones iniciales[editar]

El arco de tiempo así llamado no está perfectamente definido, se considera solamente desde el fin de la década de los sesenta hasta el inicio de los años ochenta, si bien los años considerados de inicio y fin pueden variar en función de consideraciones políticas e históricas. El inicio normalmente se relaciona con las genéricamente llamadas contestazione del Sessantotto (protestas del 68), o también con la tragedia de Piazza Fontana[cita requerida]. El primer caso de enfrentamiento violento entre el movimiento del 68 y las fuerzas de orden fue en Roma el 1 de marzo de 1968 durante la llamada Batalla di Valle Giulia. El primer muerto de los anni di piombo (años de plomo) es considerado Antonio Annarumma, asesinado el 19 de noviembre de 1969 en Milán, mientras el primer acto de la estrategia de tensión que caracterizó esos años fue la Estragos de Piazza Fontana ocurrida en Milán el 12 de diciembre de 1969, (sin considerar las bombas del 25 de abril de ese año en Milán, que afortunadamente no causaron muertos). El último caso reciente involucra una rama de las Brigate Rosse (Brigadas Rojas) activa todavía en el año 2000. En el imaginario colectivo muchos asocian este periodo a los intentos de algunas organizaciones extraparlamentarias de izquierda, como Lotta Continua (Lucha Continua) o il Movimento Studentesco (Movimiento Estuadiantil) o otras activas en los años 70, o terroristas como Prima Linea (Primera Línea) o las Brigate Rosse (Brigadas Rojas) u otras activas fuera de Italia como la Rote Armee Fraktion (RAF) en Alemania, pero en aquel periodo también muchos grupos de extrema derecha como el NAR y Ordine Nero (Orden Negra), que se contraponían aquellos de extrema izquierda, escribieron la página particularmente cruenta del Terrorismo Negro. El término anni di piombo (años de plomo) es posterior (proviene probablemente del nombre de una película de Margarethe von Trotta).

Los violentos encuentros callejeros, la lucha armada, y los estragos eran ciertamente “contra” algo. Pero ¿en contra de quién o de qué? Esta pregunta, nunca resuelta, atraviesa todos los anni di piombo (años de plomo). Probablemente eran en contra de la forma política pro-tempore de la sociedad, que se deseaba modificar según el modelo de cada actor. Mayoritariamente eran manifestaciones en dirección de un modelo marxista-leninista que prevé la acción de movimientos revolucionarios para iniciar el cambio de la sociedad en dirección comunista.

Para algunas personas se trató de años de terrorismo de izquierda, para otros terrorismo de derecha, para otros incluso terrorismo de estado. Otras posiciones simplemente creen que existiría sólo una verdad judicial parcial, confusa y normalmente contradictoria.

Antecedentes[editar]

Los anni di piombo (años de plomo) siguen al periodo que fue definido de “las protestas” en Italia y Europa. En aquel periodo se habían creado nuevos estratos sociales, que no eran vistos favorablemente por todos. La economía italiana había crecido rápidamente y la mejora de la calidad de vida era perceptible. La mortalidad infantil se había reducido fuertemente. La población crecía. El analfabetismo prácticamente había desaparecido. Con aproximadamente un siglo de retraso respecto de las fechas oficiales, Italia comenzaba a ser una nación, con un idioma difusamente hablado (o por lo menos entendido) desde Sicilia hasta los Alpes. La RAI había logrado, aparte de difundir una lengua nacional (complementando la importante contribución que había hecho a la difusión de la lengua italiana la mezcla de gentes de procedencias diversas en el ejército de leva obligatoria, especialmente en los periodos de guerra), crear un cierto interés hacia los símbolos nacionales, por lo menos en ocasiones tales como mundiales de fútbol, olimpiadas o fenómenos similares.

En aquellos años se estaba formando también un crecimiento cultural, muchas veces monopolizado por la izquierda, con efectos favorables en ocasiones electorales. El constante crecimiento del Partito Comunista Italiano (Partido Comunista Italiano) seguramente no era visto con buenos ojos en los Estados Unidos, que evaluaron el paso a formas de intervención más incisivas, con respecto a su anterior maniobra que era la financiación de de la izquierda no comunista. 1969 fue un año todavía lleno de protestas (de hecho, al contrario que en otros países, singularmente Francia, existe un fuerte consenso en que el equivalente italiano al mayo del 68 tuvo lugar en 1969. Después de las protestas estudiantiles, surgió la lucha de los trabajadores por mejoras contractuales, con fuertes divergencias entre el movimiento obrero y la industria fabril. Era el llamado "autunno caldo" (otoño caliente).

El 25 de abril ocurren dos atentados en Milán, que provocan 20 heridos y el 9 de agosto ocurren ocho atentados en Italia con 12 heridos. El 19 de noviembre, durante una manifestación en Milán de la Unione Comunisti Italiani (Unión Comunistas Italianos) muere el agente de la policía Antonio Annarumma, golpeado por un tubo de acero lanzado por los manifestantes; mientas manejaba un vehículo todoterreno, el tubo le entró en un ojo traspasándole el cráneo, murió prácticamente de inmediato; sin conductor que lo manejara el todoterreno choco con otro coche patrulla de la policía. El 12 de diciembre ocurren en Italia en el periodo de tiempo de 53 minutos, 5 atentados. El más grave fue el atentado de piazza Fontana: En Milán una bomba explotó en la sede de la Banca Nazionale dell'Agricoltura (Banca Nacional de la Agricultura) provocando dieciséis muertos y ochenta heridos. Comenzaban los anni di piombo (años de plomo).

Los atentados[editar]

Atentados que aparecieron sin sentido y sin culpables aparentes: de algunos aún no se sabe con certeza quiénes fueron los ejecutores, y en ningún caso se han determinado claramente los autores intelectuales. El proceso por el atentado de Piazza Fontana en Milán es emblemático; al término del mismo (mayo de 2005), a los familiares de las víctimas les fueron cobrados los gastos procesales. Pier Paolo Pasolini, casi de forma provocadora, afirmó conocer los autores intelectuales de los atentados sin mostrar ninguna prueba:

En Italiano:

Io so i nomi dei responsabili di quello che viene chiamato "golpe" (e che in realtà è una serie di "golpe" instituitasi a sistema di protezione del potere).

Io so i nomi dei responsabili della strage di Milano del 12 dicembre 1969.

Io so i nomi dei responsabili delle stragi di Brescia e di Bologna dei primi mesi del 1974.

En Español:

Yo sé los nombres de los responsables de aquello llamado “golpe” (y que en realidad es una serie de “golpes” instituidas al sistema de protección del poder).

Yo sé los nombres de los responsables del atentado de Milan el 12 de diciembre de 1969.

Yo sé los nombres de los responsables de los atentados de Brescia y de Bolonia de los primeros meses de 1974.

(Pier Paolo Pasolini: articulo publicado en el Corriere della Sera, 1975)

Pier Paolo Pasolini fue asesinado pocos meses después en circunstancias aún no aclaradas.

Oposti estrimisti (opuestos extremistas)[editar]

Los atentados contribuyeron a prender aún más un clima ya agitado. Si ya existían turbulencias, manifestaciones callejeras se degeneraban en guerrillas urbanas, atentados de diversos géneros, el nivel de agitación se alza aún más cuando de los estragos vienen acusados personas inocentes como Pietro Valpreda, que son usados como chivos expiatorios.

Se habla de terrorismo de Estado en los ambientes más extremos se pasa a la clandestinidad y a la lucha armada.

Nacen en la izquierda organizaciones como Gruppi d'Azione Partigiana (Grupo de Acción Partigiana), Nuclei Armati Proletari (Núcleos Armados Proletarios), Prima Linea (Primera Línea), Comitati Comunisti Rivoluzionari (Comisionados Comunistas Revolucionarios), Proletari Armati per il Comunismo (Proletarios Armados por el Comunismo), Brigate Rosse (Brigadas Rojas); en la derecha Nuclei Armati Rivoluzionari (Núcleos Armados Revolucionarios), Ordine Nuovo (Orden Nuevo), Ordine Nero (Orden Negro), Terza Posizione (Tercera Posición), Avanguardia Nazionale (Vanguardia Nacional).

El nivel de tensión llegaría a lo que luego sería llamado estrategia de la tensión.

Se genera un clima de inseguridad y peligro. No solo son provocados grandes atentados, si no se suceden un continuo devenir de atentados en contra de objetivos mínimos, ciudadanos comunes, agentes del orden, sucursales bancarias, en función de estrategias todavía desconocidas y misteriosas.

En las manifestaciones callejeras, se presentan enmascarados y normalmente armados con barras metálicas, llaves inglesas, bombas incendiarias, taladros. A cada nuevo hecho violentó la opinión pública, siempre más desorientada se pregunta: “quien gana”.

En esta lógica una creciente porción de los ciudadanos, no solo pertenece al electorado tradicionalmente conservador, si no que se prepara, resignada, a acepar una respuesta de tipo “militar” por parte del estado, y a justificar la adopción de procedimientos restrictivos a las libertades individuales.

Las leyes especiales[editar]

Los partidos de gobierno – la Democrazia Cristiana, el Partito Socialdemocrático, el Partito Repubblicano, el Partito Liberale y el Partito Socialista – con el apoyo del Partito Comunista, llegaron a un acuerdo político para elaborar una serie de leyes para afrontar a la situación de crisis que el país estaba viviendo. La así llamada emergencia terrorista provoca una involución policíaca del Estado italiano con una disminución de las libertades constitucionales y mayores poderes a las fuerzas policíacas. La ampliación del recurso en contra de asociaciones ilícitas o de posible peligro presumido, fue la columna vertebral de la normativa de emergencia que después en Italia no fue nunca más terminada, reparándose esta situación recién con la evolución en la seguridad nacional post 11 de septiembre de 2001.

  • Emblemática en este sentido es la ley Reale (n. 152 del 22/5/1975), que autorizaba a la policía a a disparar en caso que fuese necesario a alguna necesidad operativa. La ley en cuestión suscitó muchas polémicas e fue llevada a referéndum popular efectuado el 11 de junio de 1978, siendo favorable la respuesta opinión pública hacia esta ley: 76,5% a favor y el 23,5% en contra.
  • En 1978 se formaran cuerpos especiales con el objetivo antiterrorista: el GIS (Gruppo Intervento Speciale) perteneciente a Carabinieri y el NOCS (Núcleo Operativo Centrale di Sicurezza) de la Policía.
  • En 1980 se promulga la “ley Cossiga" la cual prevé condenas sustanciales para quien sea declarado culpable de “terrorismo” y extiende los poderes de la policía, en su momento algunos la declararon inconstitucional ante la Corte Constitucional, pero rechazó estas acusaciones. También esta ley fue llevada a referéndum popular efectuado el 17 de mayo de 1981, siendo favorable la respuesta opinión pública hacia esta ley: 85,1% a favor y 14,9% en contra.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • http://it.wikipedia.org/wiki/Anni_di_piombo
  • Giorgio Galli, Il partito armato - Gli "anni di piombo" in Italia, 1968-1986, Rizzoli, 1986
  • AA.VV., La Strage di Stato, Samonà e Savelli, Roma, 1970
  • Camilla Cederna, Pinelli. Una finestra sulla strage, Feltrinelli, Milano 1971
  • Paolo Persichetti, Esilio e Castigo, Ed. La Città del Sole, 2006
  • Giovanni Fasanella e Grippo Antonella, I silenzi degli Innocenti - un libro che racconta le vittime, Rizzoli, 2006
  • Marco Maria Sambo, Contro chi-La primavera spezzata di Ezio Tarantelli, Castelvecchi, 2005
  • Maurizio Calvi, Alessandro Ceci, Angelo Sessa, Guilio Vasaturo. Le date del terrore. La genesi del terrorismo italiano e il microclima dell'eversione dal 1945 al 2003. Roma, Luca Sossella Editore, 2003. ISBN 88-87995-58-3.
  • Mario Calabresi, Spingendo la notte più in là, Mondadori, Milano, 2007.
  • Antonella Beccaria, Pentiti di niente - Il sequestro Saronio, la banda Fioroni e le menzogne di un presunto collaboratore di giustizia, ISBN 978-88-6222-049-1.

Enlaces externos[editar]