Anisoptera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Libélula
Aeshna cyanea - young male (aka).jpg
Ejemplar macho joven de la libélula Aeshna cyanea.
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Hexapoda
Orden: Odonata
Suborden: Epiprocta
Infraorden: Anisoptera
Selys, 1854
Superfamilias y familias

Los anisópteros (Anisoptera, del griego ανισος anisos, "desigual" y πτερος pteros, "alas") son uno de los dos infraórdenes clásicos del suborden Epiprocta. Se conocen con el nombre común de libélulas, aunque este término, un tanto vago, suele usarse también en un sentido más amplio para designar a todos los odonatos.

Son paleópteros, es decir, insectos que no pueden plegar las alas sobre el abdomen. Se caracterizan por sus grandes ojos multifacetados, dos pares de fuertes alas transparentes y abdomen alargado. Se alimentan de mosquitos y otros pequeños insectos como moscas, abejas, mariposas y polillas.

Su hábitat natural se encuentra en las cercanías de lagos, charcos, ríos y tierras pantanosas, ya que sus ninfas son acuáticas. Las libélulas no pican a los seres humanos, y son valiosas como depredadores controlando las poblaciones de insectos como los mosquitos y las moscas (que son transmisores de enfermedades como el dengue y la gastroenteritis).

Anisópteros y zigópteros[editar]

Los caballitos del diablo o señoritas (suborden Zygoptera), se confunden a menudo con las libélulas. Sin embargo, ambos grupos son diferentes; los zigópteros mantienen las alas juntas, pegadas al cuerpo, cuando están en reposo, mientras que las libélulas las mantienen separadas horizontalmente o ligeramente inclinadas hacia abajo y hacia adelante; ambos subórdenes tienen dos pares de alas, en las libélulas el segundo par de alas es más ancho que el primero y en los caballitos del diablo el ancho en los dos pares de alas es similar. Sus ojos también difieren, mientras que los de los caballitos del diablo están separados, los de las libélulas están prácticamente juntos. Los caballitos del diablo poseen cuerpos más delgados y son más frágiles en su vuelo. Ambos poseen ciclos vitales similares.

Anatomía[editar]

El cuerpo frágil y las alas largas y delgadas hacen de la libélula uno de los insectos más veloces. A diferencia de la mayoría de los insectos, éstas pueden batir sus alas anteriores y posteriores de forma simultánea o alternada en diferentes fases del vuelo, lo que resulta, respectivamente, en una mayor potencia con mayor coste energético, al despegar, y en una potencia y coste menor, durante el vuelo.[1]

Poseen una vista excelente, gracias a la peculiar estructura de sus ojos: alrededor de 30.000 facetas dispuestas de tal forma que le permiten aproximadamente 360º de campo visual. Estos ojos multifacetados, por lo general, se juntan en la parte posterior de la cabeza y le permiten ver a su presa desde una distancia de hasta 12m. La libélula no puede caminar por la posición frontal de las patas, pero la forma de "canasto" de éstas le permite atrapar a su presa.

Biología y ecología[editar]

’’Crocothemis erythraea’’ cerca de Cabo Rojo, Puerto Rico.

El ciclo de vida de las libélulas, desde la fase de huevo hasta la muerte en edad adulta, abarca entre seis meses hasta seis o siete años. Las libélulas hembras ponen los huevos en o cerca del agua, a menudo en las plantas flotantes o emergentes. Cuando algunas especies están poniendo los huevos en el agua, se sumergen por completo con el fin de poner sus huevos en una buena superficie. En ocasiones, las hembras ponen huevos entre las pequeñas grietas del barro o musgo. Los huevos eclosionan en ninfas. Mientras que están en la etapa de ninfa se alimentan de larvas de mosquitos. La mayor parte de la vida de una libélula se gasta en forma de ninfa, por debajo de la superficie del agua, usando mandíbulas extensibles para capturar otros invertebrados o incluso vertebrados como renacuajos y peces.[2] [3] [4] [5] Ellas respiran por branquias en su recto, y rápidamente pueden impulsarse por el agua que de repente expulsa por el ano.[6] Algunas ninfas cazan en la tierra,[7] una capacidad que fácilmente podría haber sido más común en la antigüedad, cuando los depredadores terrestres fueron más torpes.

La etapa larval de libélulas de gran tamaño puede durar hasta cinco años. En las especies más pequeñas, esta etapa puede durar entre dos meses y tres años. Cuando la larva está lista para metamorfosearse en un adulto, se sube por una caña o una planta emergente. La exposición al aire causa la larva a iniciar la respiración. La piel se divide en un punto débil detrás de la cabeza y el adulto libélula se arrastra fuera de su piel larval de edad, mueve sus alas de arriba abajo, y vuela a alimentarse de mosquitos y moscas. En vuelo la libélula adulta puede impulsarse en seis direcciones: arriba, abajo, adelante, atrás y de lado a lado.[8] La etapa de las adultas (voladora) de las especies más grandes de la libélula puede durar hasta cinco o seis meses.

En el pasado remoto existieron especies mucho mayores. La mayor, encontrada como fósil, es una Protodonata llamada Meganeura monyi que data del Carbonífero con una envergadura de alas de entre 70-75 cm. La mayor especie de odonatas moderna, la Anax strenuus, endémica de Hawaii, y la gigante de América Central, Megaloprepus coerulatus, tienen 19 cm de extensión de alas. La especie moderna más pequeña registrada es la Nannophya pygmaea, de Asia, con una envergadura de alas de tan sólo 20 mm.

La libélula común, Anax junius, es una de las mayores y más rápidas, pudiendo alcanzar una velocidad de 85 km por hora.

Cortejo y reproducción[editar]

Apareamiento de Sympetrum vulgatum.

El macho de la libélula impone sus derechos sobre un territorio cercano al agua y lo defiende ferozmente de todos sus rivales. Cuando llega la hembra, el macho modifica su estilo de vuelo. Así, realiza una exhibición para cortejar a su compañera, antes de sujetarle la cabeza con pinzas especiales ubicadas en el extremo de su abdomen. Luego, la hembra arquea su abdomen hacia adelante para reunir sus órganos sexuales y se produce la fertilización. La hembra pone los huevos cerca o en el agua.

Las larvas son unos depredadores feroces, los cuales, mediante la máscara, (brazo retráctil) que tienen bajo la boca, cazan otros animales: renacuajos, peces e incluso otras larvas de libélula.

Como curiosidad cabe destacar que los machos poseen un órgano que tiene como función retirar el esperma que la hembra pudiera tener de la fecundación de otros machos.

Camuflaje de movimiento[editar]

Se ha descubierto recientemente que las libélulas emplean la ilusión óptica para acechar a otros insectos que invaden su territorio. Se pueden mover de tal forma que se proyectan a sí mismos como un objeto estático mientras atacan con rapidez a sus víctimas. Estos descubrimientos ilustran por primera vez cómo utilizan técnicas complejas de camuflaje durante el ataque aéreo.[cita requerida]

Filogenia[editar]

Recientes revisiones de la filogenia de los odonatos[9] [10] sugieren que suborden Anisoptera es parafilético (y por tanto debería rechazarse), según muestra el cladograma siguiente:[11]

Dragon fly .jpg
Odonata

Zygoptera


Epiprocta

Anisozygoptera


___

Anisoptera




A partir del cladograma, la nueva clasificación de los odonatos sería:

Por tanto, los anisópteros serían en realidad un infraorden y no un suborden.

Algunas especies comunes[editar]

Aeshna mixta.

Referencias[editar]

  1. Wang, Jane (2008). «Dragonfly flight». Physics Today 61 (10). pp.74-74. http://dragonfly.tam.cornell.edu/publications/2008_Dragonfly_flight.pdf. 
  2. Head, Mandibles, and unusual Labium of Dragonfly Nymph (viewed from below)
  3. Dragonfly Nymph Zoology
  4. Dragonfly nymph eats guppy.
  5. Dragon fly larvae labium extended to capture prey
  6. P. J. Mill & R. S. Pickard (1975). «Jet-propulsion in anisopteran dragonfly larvae». Journal of Comparative Physiology A: Neuroethology, Sensory, Neural, and Behavioral Physiology 97 (4):  pp. 329–338. doi:10.1007/BF00631969. 
  7. Grzimeck, HC; Bernard (1975). Grzimek's Animal Life Encyclopedia Vol 22. Detroit: Visible Ink Press. p. 348. 
  8. Waldbauer, Gilbert (2006). A Walk Around the Pond: Insects in and Over the Water. Harvard University Press. p. 105. ISBN 9780674022119. 
  9. Lohmann, H., 1996. Das phylogenetische System der Anisoptera (Odonata). Deutsche Entomologische Zeitschrift, 106(9): 209-266.
  10. Rehn, A. C., 2003. Phylogenetic analysis of higher-level relationships of Odonata. Systematic Entomology 28(2): 181-240.Texto completo (inglés)
  11. Tree of Life, Odonata

Enlaces externos[editar]