Anexo:Científicos escépticos sobre las aseveraciones del calentamiento global

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Variaciones de temperatura durante el Holoceno (la era geológica actual).
El 97 % de los investigadores del clima que más publican afirman que los humanos están causando el calentamiento global.[1] Otro estudio encontró que el 97,4 % de los climatólogos que publican, y algo menos del 90 % de los científicos de la Tierra, creen que el calentamiento global es antropogénico.[2]

Este artículo enumera a los científicos que hacen declaraciones en conflicto con las principales conclusiones centrales científicas sobre el calentamiento global antropogénico.

Hay climatólogos que concuerdan en que la temperatura media global superficial ha aumentado en el último siglo. El consenso científico se resume en el Tercer Reporte de Avales de 2001, del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático). Las principales conclusiones sobre el calentamiento global son las siguientes:

  1. Las temperaturas medias de superficie globales han subido 0,60 (±0,20) °C desde fines del siglo XIX, y de 0,17 °C por década en los últimos 30 años.[3]
  2. «Hay nueva y más fuerte evidencia de que la mayor parte del calentamiento observado en los últimos 50 años es atribuible a actividades humanas», en particular a las emisiones de gas de invernadero como dióxido de carbono y metano.[4]
  3. Si las emisiones de gases de invernadero continúan, el calentamiento también continuará, con temperaturas proyectadas a incrementarse en 1,4 °C a 5,8 °C entre 1990 a 2100. Acompañará a este incremento de temperatura habrá algunos tipos de tiempo extremo y una proyectada elevación del nivel del mar de 9 cm a 88 cm, excluyendo «incertezas relacionadas a cambios de la dinámica del hielo en la calota antártica». Y el balance del impacto deel calentamiento global será significativamente negativa, especialmente para grandes valores de calentamiento.[5]

Los científicos listados aquí han hecho declaraciones desde la publicación del Tercer informe de evaluación del IPCC, en conflicto con al menos una de estas tres conclusiones. Cada científico incluido en esta lista ha publicado al menos un artículo revisado por pares en el área de las Ciencias naturales, aunque no necesariamente en un campo relacionado con la climatología. Para ser incluido en esta lista, el científico debe haber presentado sus propios argumentos: no basta con que haya sido incluido en una petición, una encuesta o una lista.

En febrero de 2007, el IPCC lanzó un resumen del Cuarto informe de evaluación del IPCC, conteniendo conclusiones similares.

Posición: la precisión de las proyecciones sobre el clima realizadas por el IPCC es cuestionable[editar]

Los científicos en esta sección han hecho comentarios de que no es posible proyectar el clima global con precisión suficiente para justificar los intervalos proyectados para la temperatura y el aumento del nivel del mar, durante el próximo siglo. No se puede concluir en concreto que la corriente de las proyecciones del IPCC son demasiado altos o demasiado bajos, pero que las proyecciones tienden a ser inexactos debido a las deficiencias de los modelos actuales del clima global.

  • Freeman Dyson: profesor emérito de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Institute for Advanced Study; miembro de la Royal Society: «...el dióxido de carbono en la atmósfera está fuertemente unido a otros reservorios de carbono en la biosfera, la vegetación y la parte superior del suelo, que son tan grandes o más grandes. Es un error considerar sólo la atmósfera y el océano, como los modelos climáticos no, y pasar por alto los depósitos de otros... el clima de la Tierra es un sistema sumamente complicado y nadie se acerca a su comprensión».[6]
  • Garth Paltridge: miembro visitante ANU y científico Jefe de Investigaciones retirado, CSIRO División de Estudios Atmosféricos de CSIRO, y Director retirado del Instituto Antártico Cooperativo de Estudios: «Hay razones científicas sólidas y directas para creer que la quema de combustibles fósiles y el consiguiente aumento de dióxido de carbono en la atmósfera dará lugar a un aumento de la temperatura media del mundo por encima de lo que de otro modo sería el caso. Si el aumento será lo suficientemente grande como para ser visible sigue siendo una pregunta sin respuesta».[7]

Opiniones de que no está ocurriendo calentamiento global o ha cesado[editar]

Temperaturas de superficie medidas por termómetros e inferencias en la baja atmósfera de satélites (rojo: UAH; verde: RSS).
  • Timothy F. Ball, profesor de Geografía, University of Winnipeg: «[El clima mundial] se calentó entre 1680 y 1940, pero desde 1940 se está enfriando. La evidencia de “calentamiento” se debe a registros distorsionados. Los datos satelitales de temperatura, por ejemplo, muestran enfriamiento» (noviembre de 2004).[8] «Ha habido calentamiento, no hay problema. Nunca debatí eso, nunca disputé eso. La disputa es, cuál es la causa del calentamiento. Y por supuesto el argumento de que el CO2 antropogénico se ha añadido a la atmósfera es una causa injustificada, porque el CO2 no calienta...» (18 de mayo de 2006; a las 15:30 registro de la entrevista)[9] «La temperatura no ha aumentado... Lo que ha cambiado es el estado de ánimo del mundo: se ha calentado por esta creencia en el calentamiento global» (agosto de 2006).[10] «Las temperaturas declinaron de 1940 a 1980 y a principios de los años setenta, el enfriamiento global sería el consenso... Hacia los años noventa, las temperaturas aparecen como opuestas y el calentamiento global pasaría a consensuarse. Aparece otro ciclo antes de retirarse, y el mayor mecanismo y la temperatura global tiende hoy a indicar un enfriamiento» (5 de febrero de 2007)[11]
  • Vincent R. Gray, químico del carbón, fundador de la Coalición de la Ciencia Climática de Nueva Zelanda: «Las dos principales afirmaciones “científicas” del IPCC son: 1) el planeta se está calentando, y 2) el responsable del calentamiento es el incremento de las emisiones de dióxido de carbono. La evidencia correspondiente a ambas afirmaciones es fatalmente defectuosa».[13]

Críticas a las proyecciones climáticas del IPCC[editar]

Los científicos enumerados en esta sección concluyen que no es posible proyectar seguridad en el clima global suficiente como para justificar los rangos proyectados de temperatura y elevación de niveles del mar para el siguiente siglo. No concluyen específicamente que las proyecciones del IPCC sean demasiado altas o demasiado bajas, pero sostienen que tales proyecciones son inexactas debido a las inadecuaciones del modelado del clima global.

  • Hendrik Tennekes, neerlandés, director retirado de investigación en el Real Instituto Neerlandés de Meteorología: «La adhesión ciega a la idea disparatada de que tales modelos climáticos pueden generar simulaciones “realistas” del clima es la principal razón de por qué soy un escéptico climático».[14]
  • Antonino Zichichi, profesor emérito italiano de Física nuclear en la Universidad de Bolonia y presidente de la Federación Mundial de Científicos: «Los modelos usados por el IPCC son incoherentes e inválidos desde un punto de vista científico».[15] También ha dicho: «No es posible excluir que los fenómenos observados tengan causas naturales. Y podría ser que el humano poco o nada tenga que ver»[16]

Opiniones de que el calentamiento global es causado primariamente por procesos naturales[editar]

Atribuciones del cambio climático, Meehl et al. (2004), representando la visión consensuada.

Los sujetos en esta sección concluyen que el observado calentamiento es más atribuible a causas naturales que a actividades humanas.

  • Khabibullo Abdusamatov: matemático, astrónomo, Observatorio de Pulkovo, Academia de las ciencias de Rusia: «El calentamiento global no resulta de la emisión de gases de invernadero a la atmósfera, sino de una inusualmente alto nivel de radiación solar, y una longitud - casi en todo el último siglo - y aumentando en su intensidad...Adscribiendo a las propiedades del efecto invernadero de la atmósfera terrestre no está científicamente probado...al calentarse los gases de invernadero, volviéndose más livianos y a resultas de la expansión, asciende solo para absorber calor».[17] [18] [19]
  • Sallie Baliunas, astrónoma estadounidense, Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics: «Las recientes tendencias al calentamiento en la temperatura superficial no ha sido causada por el incremento de los gases de invernadero antropogénicos en el aire».[20]
  • George V. Chilingar: profesor de Ingeniería Civil y del Petróleo (University of Southern California): «Los autores identifican y describen las siguientes fuerzas globales de natural conducción del clima terrestre: (1) radiación solar... (2) liberación de gases como un importante proveedor de gases a los océanos mundiales y a la atmósfera, y, posiblemente (3) actividades microbianas... Los escritores proveen estimaciones cuantitativas del alcance y la magnitud de sus efectos correspondientes en el clima de la Tierra [y] nuestran que los cambios climáticos antropogénicos son despreciables».[21]
  • Ian Clark: hidrogeólogo canadiense, profesor, Departmento de Ciencias de la Tierra, University of Ottawa: «Tal porción de la comunidad científica que atribuye el calentamiento global al CO2 emitido antropogénicamente, en la hipótesis de que ese incremento del CO2, que de hecho es un menor gas de invernadero, desencadena una respuesta de agua mucho mayor de vapor para calentar la atmósfera. Ese mecanismo nunca ha sido testeado científicamente, más allá de los modelos matemáticos que predicen el calentamiento extensamente, y se confunden por la complejidad de la formación de nubes, que tiene un efecto de enfriamiento... Sabemos que el [sol] fue responsable de cambios climáticos en el pasado, y así es claro que va a desempeñar el papel principal en el presente y en futuros cambios climáticos. Y es interesante... la actividad solar ha comenzado recientemente un ciclo a la baja».[22]
  • David Douglass, físico del estado sólido, profesor, Departamento de Física y Astronomía, Universidad de Rochester: «El patrón observado de calentamiento, comparando la superficie y las tendencias de la temperatura atmosférica, no muestra la huella característica asociada con el calentamiento de efecto invernadero. La conclusión ineludible es que la contribución humana no es significativa y que los observados aumentos en el CO2 y otros gases de invernadero representan sólo una contribución insignificante al calentamiento climático».[23]
  • Don Easterbrook, profesor emérito de geología, Western Washington University: «el calentamiento global desde el año 1900 bien podría haber ocurrido sin ningún efecto del CO2. Si los ciclos continuarán como en el pasado, la corriente cálida del ciclo debe terminar pronto y las temperaturas globales debería enfriar ligeramente hasta alrededor de 2035».[24]
  • William M. Gray, profesor emérito y director del Proyecto de Meteorología Tropical, Departamento de Ciencias de la Atmósfera, Colorado State University: «Este pequeño calentamiento es probablemente el resultado de las alteraciones naturales en las corrientes oceánicas globales que son impulsados por las variaciones de salinidad de los océanos. Las variaciones de la circulación del océano son aún poco comprendidas. La especie humana tiene poco o nada que ver con los cambios de temperatura recientes. No somos tan influyentes».[25] «Yo soy de la opinión de que el calentamiento global es uno de los mayores engaños jamás perpetrado contra el pueblo estadounidense».[26] «Así hay muchas personas con un interés personal en este asunto del calentamiento global, y todos estos grandes laboratorios y la investigación y esas cosas. La idea es asustar al público, para conseguir dinero para estudiarlo más».[27]
  • William Kininmonth, meteorólogo, delegado australiano en la Comisión de Climatología de la Organización Meteorológica Mundial: «Se ha producido un cambio climático real durante los siglos XIX y XX, que puede atribuirse a los fenómenos naturales. La variabilidad natural del sistema climático ha sido subestimada por el IPCC y tiene, hasta ahora, dominando las influencias humanas».[28]
  • George Kukla, profesor retirado estadounidense de Climatología en la Columbia University y en el Observatorio Lamont_Doherty, afirmó en una entrevista: «Lo que pienso es esto: el humano es responsable de una parte del calentamiento global. La mayor parte es todavía natural».[29]
  • David Legates, profesor de geografía y director del Centro de Estudios Climáticos (Universidad de Delaware): «Alrededor de la mitad del calentamiento durante el siglo XX se produjo antes de los años cuarenta, y los valores de la variabilidad natural es para todo o casi todo el calentamiento global».[30]
  • William Happer, físico Princeton University: «Todas las pruebas que veo es que el actual calentamiento del clima son como los calentamientos pasados. De hecho, es probable que tenga poco que ver con el CO2, al igual que los calentamientos pasados tuvieron poco que ver con el CO2».[31]
  • Tad Murty, indio-canadiense oceanógrafo, experto en tsunamis; profesor adjunto, Departamentos de Ingeniería Civil y Ciencias de la Tierra, Universidad de Ottawa): «El calentamiento global es el fraude científico más grande que se ha perpetrado a la humanidad. No hay calentamiento global debido a las actividades antropogénicas. El ambiente no ha cambiado mucho en 280 millones de años, y no siempre han sido los ciclos de calentamiento y enfriamiento. El período Cretácico fue el más cálido de la Tierra. Usted podría tener plantas de tomate en el Polo Norte».[32]
  • Tim Patterson,[33] paleoclimatólogo canadiense y profesor de Geología en la Carleton University de Canadá: «No existe una correlación significativa entre los niveles de CO2 y la temperatura de la Tierra sobre esa línea del tiempo geológica. De hecho, cuando los niveles de CO2 estuvieron diez veces más altos que hoy, hace alrededor de 450 millones de años, el planeta estaba en el periodo más frío absoluto de los últimos 5000 millones de años. Sobre la base de esta evidencia, ¿cómo podría alguien todavía creer que el aumento relativamente pequeño de los últimos niveles de CO2 sería la causa principal del modesto calentamiento modesto del siglo XX?».[34] [35]
  • Ian Plimer, profesor emérito australiano, de Geología de Minas (Universidad de Adelaida): «Solo tenemos que tener un volcán eructando y hemos cambiado el clima del planeta entero... Parece como si el dióxido de carbono siguiera realmente al cambio climático en lugar de conducirlo».[36]
  • Harrison Schmitt, geólogo, senador y astronauta estadounidense, silla en el NASA Advisory Council, profesor adjunto de engeniería física en la University of Wisconsin–Madison: «No creo que el efecto humano sea significativo en comparación con el efecto natural».[37]
  • Tom Segalstad, noruego, director del Museo de Geología de la Universidad de Oslo: «La curva de temperatura del IPCC (curva tipo “palo de hockey”) está en un error. [...] La influencia humana sobre el “efecto invernadero” es mínima (máximo de 4 %). Los montos antropogénicos de CO2 son causantes del ~2 al 4 % del “efecto invernadero”. Por lo tanto, una influencia de menos de 0,1 % del efecto total del efecto invernadero natural de la Tierra (0,03 °C del total ~33 °C)».[38]
  • Nir Shaviv, climatólogo y astrofísico israelí en la Universidad Hebrea de Jerusalén: «La verdad es, probablemente, en alguna parte en la mitad [entre el punto de vista creyente y el de los escépticos], con “causas naturales”, probablemente fue más importante durante el siglo pasado, mientras que las causas antropogénicas serán probablemente más dominante sobre el próximo siglo... Más o menos dos tercios del calentamiento durante el siglo XX puede atribuirse al aumento la actividad solar y el resto a causas antropogénicas. Su opinión se basa en algunos servidores proxy de la actividad solar durante los últimos siglos».[39]
  • Fred Singer, físico estadounidense, profesor emérito de Ciencias Ambientales en la Universidad de Virginia: «El efecto invernadero es real. Sin embargo, su efecto es minúsculo, insignificante, y muy dificultoso de detectar».[40] [41] «No es automáticamente cierto que el calentamiento sea malo, yo creo que el calentamiento es bueno, y lo mismo hacen muchos economistas».[42]
  • Willie Soon, astrofísico malayo-estadounidense, Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics: «Hay pruebas cada vez más fuertes de que las conclusiones de investigaciones anteriores, incluidos las de Naciones Unidas y del gobierno de Estados Unidos sobre el calentamiento global del siglo XX pueden haber sido influidos por la subestimación de las variaciones naturales del clima. La conclusión es que si estas variaciones son de hecho demostradas ciertas, entonces, sí, las fluctuaciones naturales del clima podrían ser un factor dominante en el calentamiento reciente. En otras palabras, los factores naturales podría ser más importante de lo que antes se creía».[43]
  • Roy W. Spencer, experto en mediciones de temperatura por satélite, científico principal, Universidad de Alabama en Huntsville: «Puedo predecir que en los próximos años habrá una creciente conciencia entre la comunidad científica del calentamiento global, que la mayoría de los cambios climáticos que hemos observado son naturales, y que el papel de la humanidad es relativamente menor».[44]
  • Philip Stott, británico, profesor emérito de Biogeografía (Universidad de Londres): «El mito está comenzando a implosionar [...] Serios estudios de la Sociedad Max Planck indican que el factor más significativo del calentamiento global es el Sol».[45]
  • Henrik Svensmark, danés, Centro Espacial Nacional Danés: «Nuestro equipo ha descubierto que los pocos rayos cósmicos que alcanzan el nivel del mar juegan un papel importante en el tiempo de todos los días. Éllos contribuyen a hacer nubes bajas, que en gran medida regulan la temperatura de superficie de la Tierra. Durante el siglo XX la entrada de los rayos cósmicos disminuyó, con consiguiente reducción de la nubosidad, lo que permitió que el mundo se caliente. La mayor parte del calentamiento durante el siglo XX se explica por una reducción de la cubierta de nubes bajas».[46]
  • Jan Veizer, eslovaco-canadiense, geoquímico ambiental, profesor emérito de la Universidad de Ottawa: «En esta etapa, parecen factibles dos escenarios posibles del impacto humano sobre el clima: 1) el modelo estándar del IPCC, que aboga por el rol principal de los gases invernadero ―particularmente del CO2―, y 2) el modelo alternativo que sostiene que el principal conductor del clima son los fenómenos celestes. [...] Los modelos y las observaciones empíricas son dos herramientas indispensables de la ciencia. Sin embargo, cuando surgen discrepancias, las observaciones deben tener más peso que las teorías. Si es así, hay una multitud de observaciones empíricas que indican que los fenómenos celestes son el piloto más importante del clima terrestre en la mayoría de las escalas del tiempo. El juez final será el tiempo».[47]

Opiniones acerca de que la causa del calentamiento global es desconocida[editar]

Los científicos en esta sección llegan a la conclusión de que es demasiado prematuro para atribuir cualquier causa principal sobre el aumento de las temperaturas observadas, sean antropogénicas o naturales.

  • Syun-Ichi Akasofu, climatólogo japonés, profesor retirado de geofísica y Director Fundador del Centro Internacional de Estudios Árticos (Universidad de Alaska): «El método de estudio adoptado por el IPCC es fundamentalmente defectuoso, y genera conclusiones carentes de fundamento: La mayoría del aumento observado en las temperaturas medias mundiales desde mediados del siglo XX es muy probable debido al aumento observado en las concentraciones antropogénicas de gases de efecto invernadero. Contrariamente a esta declaración..., no hay hasta ahora ninguna evidencia definitiva de que "la mayoría" del calentamiento actual se deba al efecto invernadero... El IPCC debería reconocer que el rango de cambios naturales observados no debería ser ignorado, por lo que su conclusión debería ser muy provisional. El término “mayoría” en su conclusión no tiene fundamento».[48]
  • Claude Allègre, geoquímico francés, Instituto de Geofísica de París: «El incremento en el contenido de CO2 de la atmósfera es un hecho observado y la humanidad es ciertamente responsable. En el largo término, ese incremento será sin dudas dañino, pero su exacto rol en el clima global es menos claro. Varios parámetros aparecen más importantes que el CO2. Considerar el ciclo del agua y la formación de distintos tipos de nubes, y los efectos complejos del polvo industrial o agrícola. O las fluctuaciones de la intensidad de la radiación solar en la escala anual y de siglo, que parecen estar mejor correlacionadas con efectos de calentamiento que la variación del contenido de CO2».[49]
  • Robert C. Balling, Jr., profesor de Geografía (Arizona State University): «Es muy probable que la reciente tendencia alcista [de la temperatura superficial global] es muy real y que la señal hacia arriba sea mayor que cualquier ruido introducido por la incertidumbre reinante en el registro. Sin embargo, el error general es más probable que sea en la dirección de calentamiento, con un máximo posible (aunque poco probable) del valor de 0,3 °C... En este momento solo sabemos que: 1) las temperaturas superficiales globales han aumentado en décadas recientes; 2) las temperaturas de media tropósfera han subido poco en el mismo periodo; y 3) esa diferencia no es coherente con las predicciones de los modelos numéricos de clima».[50]
  • John Christy, climatólogo, profesor de Ciencias de la Atmósfera, director del Centro de Ciencias del Sistema Tierra en la Universidad de Alabama en Huntsville, colaborador de varios reportes al IPCC: «Estoy seguro de que la mayoría (pero no todos) de mis colegas del IPCC se avergüenzan con lo que digo aquí, pero no veo ni la catástrofe en desarrollo ni la pistola humeante que demuestre que la actividad humana es la culpable de la mayor parte del calentamiento que vemos. Más bien, veo una dependencia de los modelos climáticos (útiles, pero nunca una prueba) y la coincidencia de que los cambios en el dióxido de carbono y las temperaturas globales han tenido poca coincidencia».[51]
  • Petr Chylek, climatólogo, investigador del Space and Remote Sensing Sciences (Los Alamos National Laboratory): «El CO2 no debería considerarse como una fuerza dominante detrás del calentamiento actual. [...] Cuánto del incremento de la temperatura puede adjudicarse al CO2, a cambios en la actividad solar, o a la variabilidad natural del clima se mantiene incierto».[52]
  • William R. Cotton, meteorólogo, profesor de Ciencias de la Atmósfera (Colorado State University): «Es una cuestión abierta si los cambios antropogénicos en clima son lo suficientemente grandes como para ser detectados por el ruido de la variabilidad natural del sistema climático».[53]
  • David Deming, profesor de geología en la Universidad de Oklahoma: «La cantidad de calentamiento climático que ha tenido lugar en los últimos 150 años es muy limitada, y se desconoce si su causa es humana o natural. No hay ninguna base científica sólida para predecir el cambio climático en el futuro con cierto grado de certeza. Si el clima se calentara, hasta es probable que fuera beneficioso para la humanidad en vez de perjudicial. En mi opinión, sería absurdo establecer la política energética nacional sobre la base de informaciones erróneas, irracionales e histéricas».[54]
  • Chris de Freitas, neozelandés, profesor asociado, Escuela de Geografía, Geología y Ciencias Ambientales (Universidad de Auckland): «Hay evidencia de calentamiento global... Pero ese calentamiento no confirma que el CO2 lo cause. El clima es siempre calentamiento o enfriamiento. Hay teorías con natural variabilidad sobre el calentamiento. Para apoyar el argumento de lo que el CO2 está causando, la prueba tendría que distinguir entre las causadas por el humano y el calentamiento natural. Y eso no se ha hecho».[55]
  • Ross McKitrick, profesor asistente en el Departamento de Economía de la Universidad de Guelph (Ontario). Su investigación encontró una fuerte correlación entre los datos de temperatura de la superficie y el PIB (producto interno bruto) de una nación. Un análisis de regresión reveló que el estado del PIB explica casi la mitad del calentamiento observado durante el período.[56] Mckitrick remarcó: «He estado investigando los alegatos del calentamiento global durante más de una década. En colaboración con una cantidad de excelentes coautores siempre he encontrado que cuando se extraen las capas de información, lo que está en el centro es sistemáticamente erróneo, engañoso o simplemente inexistente. [...] Me exaspera ver que mis colegas académicos, y otros que deberían saber más, se alinean con el supuesto consenso del calentamiento global, sin molestarse siquiera en investigar cualquiera de las flagrantes discrepancias científicas y defectos de procedimiento».[57]
  • Richard Lindzen, físico, meteorólogo, profesor de la cátedra Alfred P. Sloan de Ciencias Atmosféricas en el Massachusetts Institute of Technology, y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos: «Estamos bastante seguros, de que 1) la temperatura global media es de cerca de 0,5 °C más alta que hace 100 años; 2) en los últimos dos siglos han subido los niveles atmosféricos de CO2; y 3) el CO2 es un gas de invernadero cuyo incremento podría calentar al planeta (es uno de muchos gases de invernadero, el más importante es el vapor de agua y las nubes). Pero ―y no puedo enfatizar esto lo suficiente― no estamos en condiciones de atribuir de manera coherente el cambio climático pasado al CO2 o pronosticar lo que el clima hará en el futuro».[58] «El CO2 es un gas absorbente de infrarrojos (es decir, un gas de efecto invernadero, aunque sea menor) y, en teoría, su aumento debería contribuir al calentamiento. De hecho, si se mantiene todo igual, el aumento de las emisiones de CO2 debería haber llevado al calentamiento pero en un grado mucho más intenso de lo que se ha observado».[59]
  • Michael Crichton, médico, ensayista, novelista, en su libro Estado de miedo, expresa explícitamente la postura exacta del autor ante algunas cuestiones tratadas en la novela:
  • Nadie sabe en qué medida la actual tendencia al calentamiento podría ser un fenómeno natural.
  • Nadie sabe en qué medida la actual tendencia al calentamiento podría deberse a la actividad humana.

Opinión de que el calentamiento global no será significativamente negativo[editar]

Los científicos en esta sección concluyen que los proyectados ascensos de temperatura tendrán poco impacto o aún positivos para la sociedad y/o el ambiente terrestre. Nota: esto coincide con la verborragia del tercer principio: «El balance de los impactos del calentamiento global serán significativamente negativos, especialmente para los mayores valores de calentamiento, lo que no limita su advertencia a los humanos».

  • Craig D. Idso, climatólogo, investigador de facultad, Oficina de Climatología (Arizona State University), fundador del Center for the Study of Carbon Dioxide and Global Change: «El aumento del contenido de CO2 en el aire debería incrementar drásticamente la productividad global de plantas, permitiendo que la humanidad incrementara la producción de alimentos, fibra y madera y por lo tanto siguiera alimentando, vistiendo, y proveyendo cobijo para el incremento de población. Esta atmósfera más rica en CO2 será un bendición».[60]
  • Sherwood Idso, físico estadounidense, Laboratorio de Conservación del Agua USDA, y profesor adjunto (Arizona State University): «Se ha demostrado que el calentamiento ha sido positivo en el impacto a la salud humana, y el enriquecimiento atmosférico de CO2 ha mostrado mejorar las propiedades de los alimentos, y estimular su producción. No tenemos nada que temer de las crecientes concentraciones de CO2 atmosférico y del calentamiento global».[61]
  • Patrick Michaels, climatólogo, profesor retirado de Ciencias Ambientales en la Universidad de Virginia: «Los científicos saben con bastante precisión cuánto el planeta se calentará en un futuro previsible, unos modestos tres cuartos de grado Celsius. Un calentamiento modesto es un beneficio probable. El calentamiento antropogénico del aire será más fuerte y más evidente en áreas muy frías y secas, como en Siberia y el noroeste de América del Norte en pleno invierno».[62]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Anderegg, William R L; James W. Prall, Jacob Harold, y Stephen H. Schneider (2010). «Expert credibility in climate change». PNAS. http://www.pnas.org/content/early/2010/06/04/1003187107.full.pdf+html. 
  2. Doran consensus article 2009.
  3. Climate Change 2001: Working Group I: The Scientific Basis, pág. 5, IPCC.
  4. Climate Change 2001: Working Group I: The Scientific Basis, pág. 7, IPCC.
  5. Climate Change 2001: Working Group I: The Scientific Basis, pág. 8, IPCC.
  6. Freeman Dyson, en correspondencia con el editor Steve Connor (25 de febrero 2011), «Letters to a heretic: An email conversation with climate change sceptic Professor Freeman Dyson», The Independent, http://www.independent.co.uk/environment/climate-change/letters-to-a-heretic-an-email-conversation-with-climate-change-sceptic-professor-freeman-dyson-2224912.html 
  7. the Climate Caper. Connor Court Publishing. 2009. ISBN 978-1-921421-25-9. http://books.google.com.au/books?id=FXNzPgAACAAJ&dq=climate+caper&ei=DCDQSuylA5-qkASewLz1DQ. 
  8. «Sobre el real peligro para Canadá, enfriamiento global», artículo del Dr. Tim Ball, climatólogo histórico. Frontier Centre for Public Policy
  9. «Clima de controversia», artículo en el diario Ottawa Citizen de mayo de 2006.
  10. Cómo fomentar negocios creando dudas sobre el cambio climático, artículo de agosto de 2006.
  11. «Calentamiento global: ¿el frío, hechos pesados?», artículo de Timothy Ball, en el sitio web Canada Free Press, febrero de 2007.
  12. «Alto precio por cargar aire caliente», artículo en The Courier-Mail. Consultado el 18 de diciembre de 2007.
  13. «Support for call for review of UN IPCC» (‘apoyo para un llamado a revisión del IPCC de la ONU’), artículo en el sitio web New Zealand Climate Science Coalition, 9 de marzo de 2008.
  14. «A skeptical view of climate models» (‘una visión escéptica de los modelos climáticos’) artículo de Hendrik Tennekes.
  15. «Global warming natural, says expert», artículo en Zenit, abril de 2007.
  16. Zichichi, Antonino (26-27 de abril 2007). «Meteorology and Climate: Problems and Expectations». Pontificio Consejo de Justicia y de Paz. Consultado el 25 de octubre de 2009. «quote se halla en p. 9».
  17. Académico ruso dice que el CO2 no es la culpa del calentamiento global Russian News & Information Agency, enero 2007.
  18. «Científico ruso señala alerta de enfriamiento global», artíuclo en Russian News & Information Agency, agosto de 2006.
  19. http://www.ogoniok.com/4933/24/ pág. en ruso, ir aquí para traducción.
  20. «La ciencia del calentamiento global vs. especulación por modelos: pregúntele a los expertos», artículo en Capitalism Magazine, agosto de 2002.
  21. «On global forces of nature driving the Earth’s climate. Are humans involved?», artículo de L. F. Khilyuk, y G. V. Chilingar, en la revista Environmental Geology, 50 (6), de agosto de 2006.
  22. Letter to the editor (‘carta al editor’) en The Hill Times, de marzo de 2004.
  23. Newsmax.com - New Study Explodes Human-Global Warming Story
  24. «La causa del calentamiento global y predicciones para el siglo entrante», artículo de Don Easterbrook.
  25. «Punto de vista: bajar el calentamiento del tren», artículo de William Gray en el sitio web de la BBC, noviembre de 2000.
  26. «The tempest», artículo de Joel Achenbach en The Washington Post, mayo de 2006.
  27. Discover Dialoga: Meteorólogo William Gray Discover septiembre de 2005.
  28. Climate Change: A Natural Hazard
  29. «Un pronosticador impenitente», artículo de Mari Krueger, en Gelf Magazine, abril de 2007.
  30. «Climate science: climate change and its impacts», artículo en el National Center for Policy Analysis, mayo de 2006.
  31. Raymond Brusca (12 de enero de 2009). «Profesor niega la teoría del calentamiento global».
  32. «¿Calentamiento global? Controversia que calienta a la comunidad científica», artículo de Cindy Robinson en el sitio web de la Carleton University, primavera de 2005.
  33. Dr. Patterson, site en la Carleton University
  34. «Científicos responden a las advertencias de Gore de una catástrofe climática», artículo de Tom Harris, en el diario Canada Free Press, de junio de 2006.
  35. «Read the sunspots», artículo de Timothy Patterson en el Financial Post, junio de 2007.
  36. El clima salvaje enciende el debate sobre el cambio climático
  37. http://www.foxnews.com/story/0,2933,493624,00.html
  38. Segalstad, Tom. «¿Qué es el CO2 - amigo o enemigo?». Consultado el 4 de julio de 2009.
  39. ¿CO2 o Forzante Solar? ScienceBits
  40. «En la actualidad, la Tierra está experimentando una tendencia al calentamiento, pero no hay evidencia científica de que las actividades humanas tengan algo que ver con él», artículo en la revista Christian Science Monitor, abril de 2005.
  41. «La evidencia física de una Tierra imparable de un ciclo climático de 1500 años», artículo de Fred Singer et al., en el sitio web NCPA, Estudio n.º 279, septiembre de 2005.
  42. The Denial Machine CBC's Denial machine @ 19:23 - Google Video Link
  43. «El calentamiento global no es tan caliente: los investigadores han descubierto que el año 1003 fue peor», artículo en la revista Harvard University Gazette, abril de 2003.
  44. «Testimonio de Roy W. Spencer ante el Comité del Ambiente y Obras Públicas del Senado», 22 de julio de 2008.
  45. «El calentamiento global como mito».
  46. «Influencia de los rayos cósmicos en el clima global», artículo de Henry Svensmark, del Danish National Space Center, Juliane Maries Vej 30, DK-2100, Copenague.
  47. «Celestial climate driver: a perspective from four billion years of the carbon cycle» (‘la conducción del clima celeste: una perspectiva desde los 4000 millones de años del ciclo del carbono’), artículo en la revista Geoscience Canada, 1, 32; 2005. Consultado el 26 de agosto de 2012.
  48. «Defecto fundamental en el enfoque del IPCC a la investigación del calentamiento global», artículo en Climate Science. Publicado en el weblog del Roger Pielke Sr. Research Group, 15 de junio de 2007.
  49. «Clima: prevención sí, miedo no», traducción de la versión original francesa en L'Express, mayo de 2006.
  50. «El incremento en la temperatura global: qué se nos dice y qué no», artículo de Robert Balling. George C. Marshall Institute, Policy Outlook, septiembre de 2003.
  51. Christy, John (1 de noviembre 2007). «My Nobel Moment». Wall Street Journal. Consultado el 2 de noviembre de 2007.
  52. «Una perspectiva de largo término sobre cambio climático», artículo de Petr Chylek, en Heartland.org.
  53. «Cambio climático global: una perspectiva escéptica», presentación de William R. Cotton.
  54. «Testimonio ante el Comite Senatorial de Ambiente y Obras Públicas de Estados Unidos», diciembre de 2006.
  55. Artículo en el The New Zealand Herald, mayo de 2006.
  56. Análisis de PBI y calentamiento.
  57. «Defects in key climate data are uncovered», artículo de Ross McKitrick en el National Post, 1 de octubre de 2009.
  58. «La prensa se equivoca: nuestro informe no es compatible con el Tratado de Kioto», artículo de Richard Lindzen, en el Opinion Journal (The Wall Street Journal), de junio de 2001.
  59. «No hay consenso sobre el calentamiento global», artículo de Richard Lindzen en The San Francisco Examiner, de julio de 2006 y en The Wall Street Journal, del 26 de junio de 2006, pág. A14.
  60. «Refutaciones de la ciencia al testimonio de Al Gore» ante el Comité Senatorial de Estados Unidos sobre Ambiente y Obras Públicas.
  61. «¿Mejorados o alterados? Salud humana en un mundo más cálido enriquecido con CO2», artículo en CO2 Science de noviembre de 2003, pág. 30.
  62. Michaels, Patrick (16 de octubre de 2003). «Posturing and reality on warming». Cato Institute. Consultado el 10 de junio de 2009.