Alcorisa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alcorisa
Municipio de España
Bandera de Alcorisa
Bandera
Escudo de Alcorisa
Escudo

Panorámica de Alcorisa.

Panorámica de Alcorisa.
Alcorisa
Alcorisa
Ubicación de Alcorisa en España.
Alcorisa
Alcorisa
Ubicación de Alcorisa en la provincia de Teruel.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Aragon.svg Aragón
• Provincia Teruel (provincia).svg Teruel
• Comarca Bajo Aragón
• Partido judicial Alcañiz[1]
Ubicación 40°53′32″N 0°22′53″O / 40.8921754, -0.381274Coordenadas: 40°53′32″N 0°22′53″O / 40.8921754, -0.381274
• Altitud 632[2] msnm
• Distancias 113 km a Teruel
118 km a Zaragoza
346 km a Madrid
Superficie 121,20 km²
Población 3501 hab. (2013)
• Densidad 28,89 hab./km²
Gentilicio alcorisano, na
Código postal 44550
Alcaldesa (2011) Julia Vicente Lapuente (PSOE-Aragón)
Sitio web Ayuntamiento
[editar datos en Wikidata]

Alcorisa es un municipio de la provincia de Teruel en Aragón, España. Cuenta con 3 501 habitantes (INE 2013) y tiene una extensión de 121,20 km². Comprende la entidad de población de La Vega.

Situación y clima[editar]

Alcorisa se sitúa a 632 msnm en la parte nororiental de la provincia de Teruel, en el extremo oeste de la histórica comarca del Bajo Aragón. Igualmente pertenece a la actual comarca oficial del Bajo Aragón con capital en Alcañiz, que se encuentra a 33 km. Encrucijada de caminos, equidista aproximadamente 120 km de Zaragoza, Teruel y la costa mediterránea, cuya influencia se deja sentir en el paisaje que le circunda.

Está situada al pie de monte ibérico, escalón hacia las tierras altas del centro y sur de la provincia de Teruel. El río Guadalopillo, afluente del Guadalope, discurre encajonado en la plataforma calcárea a través de hoyas terciarias excavadas. La mezcla de sierras calizas y hoyas arcillosas, donde los estratos que aún asoman forman un rosario de complicados montículos, es el componente esencial del suelo alcorisano.

Su temperatura media anual es de 12,6 ºC y tiene una precipitación anual de 510 mm.

Vegetación[editar]

El olivo es el árbol emblemático de la zona. Los nuevos cultivos han borrado casi en su totalidad las antiguas viñas y los almendros han sustituido parcialmente a los olivares. En la zona de vega, los cultivos de huerta se mezclan con choperas. En los altos pueden encontrarse pequeños bosques de pinos mediterráneos. También hay enebros y restos de viejos encinares, junto con sinfín de arbustos y plantas aromáticas.

Prehistoria e historia[editar]

El poblamiento conocido más antiguo en esta localidad se remonta hasta el Neolítico final o Eneolítico, habiéndose encontrado algunos talleres de sílex como los de Estancos y Cabezo de la Vega. No obstante, el poblamiento más abundante tuvo lugar en época ibérica —cuando esta región estaba habitada por los sedetanos— como lo demuestran el gran número de emplazamientos, destacando entre todos ellos el del Cabezo de La Guardia. De la época romana también hay importantes yacimientos, como el existente al pie del mismo Cabezo de La Guardia.

Durante el dominio musulmán, Alcorisa formó parte de la Marca Superior Musulmana, con centro en Zaragoza. Originalmente el municipio recibió el nombre de Alkol, del árabe Al-Kura, en referencia a «las alquerías». No está tan claro el origen de su actual topónimo, Alcorisa, aunque parece derivar de «alcor», en alusión a los numerosos cerros de la zona. Tras la reconquista, la localidad formó parte de una donación que hizo Alfonso II a la Orden de Calatrava (1179) y estaba incluida, en 1263, en el distrito de Alcañiz.

En la Edad Moderna dos fechas marcan la historia de Alcorisa: el 14 de marzo de 1601, cuando Felipe III concede a la aldea de Alcorisa el título de «Villa Real», y el 23 de mayo de 1738, al otorgarle Felipe V el título de «Fiel y Muy Ilustre», junto con la flor de lis, símbolo que ocupa uno de los cuarteles de su actual escudo. Esta última concesión premió la adhesión de Alcorisa a la causa borbónica durante la Guerra de Sucesión. Dicho apoyo estuvo dirigido por Don Pedro Cebrián Ballester, conocido como «El reyecico de Aragón», que organizó fuerzas populares para la lucha a favor de Felipe V.

El historiador Pascual Madoz quien, en 1845, refirió cómo Alcorisa contaba con 5 calles, 3 travesías y 5 plazas, todas espaciosas y bien empedradas.

El siglo XVIII trajo consigo una etapa de prosperidad para la villa, como atestigua una importante actividad alfarera y un aumento de la población. No obstante, las Guerras Carlistas produjeron grandes estragos en la localidad. En mayo de 1834, partidarios de Don Carlos al mando de Quílez no pudieron penetrar en Alcorisa sino a costa de un considerable número de bajas; atacada nuevamente el 29 de junio de 1836, la población opuso tan tenaz resistencia, que no consiguieron rendirla, pero habiéndola incendiado, mas de 300 casas fueron quemadas, y muchas entregadas al robo y al pillaje. Años más tarde, Pascual Madoz, en su Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España de 1845, describe a Alcorisa «en un llano al pie de dos enormes masas de piedra de almendrilla... Cuenta 400 casas de mediana elevación y poco gusto en su arquitectura, de las cuales están arruinadas por efecto de la guerra civil cerca de 120... No obstante lo dicho, forman una vistosa población».[3]

Durante la Guerra Civil Española, los alcorisanos sufrieron el efecto de dos represiones: mientras que al inicio de la guerra, milicias antifascistas libertarias se cobraron la vida de 77 personas afectas al «bando nacional», la posterior ocupación franquista de la población (17 de marzo de 1938) conllevó una represión de signo opuesto encabezada por el jefe de la Falange local.[3]

A lo largo del siglo XX, Alcorisa se convierte en un punto de comunicación que enlaza el Bajo Aragón con el sur de la provincia de Teruel. Las posibilidades económicas derivadas de la minería en la comarca, convirtieron al municipio en un centro de servicios, lo que propició la transformación sustancial de la economía e impulsó el incremento demográfico.

Demografía[editar]

El censo de España de 1857 registra una población de 2 556 habitantes para Alcorisa. Perteneciente en esa época al partido judicial de Castellote, era la localidad más poblada del mismo.[4] En 2013 la población de la villa ascendía a 3 501 habitantes.[5]

Gráfica de evolución demográfica de Alcorisa entre 1900 y 2013

     Población de hecho (1900-1991) según los censos de población del INE.      Población de derecho (2001 en adelante) de acuerdo al padrón municipal del INE.

Política local[editar]

Últimos alcaldes de Alcorisa[editar]

Período Alcalde Partido
1979-1983 Santiago Garcés Baquero[6] UCD
1983-1987 José Ángel Azuara Carod PP
1987-1991 José Ángel Azuara Carod PP
1991-1995 José Ángel Azuara Carod PP
1995-1999 José Ángel Azuara Carod PP
1999-2003 José Ángel Azuara Carod PP
2003-2007 Ricardo Sesé PSOE
2007-2011 José Antonio Burriel Alloza PP
2011-2015 Julia Vicente Lapuente[7] PSOE

Resultados electorales[editar]

Elecciones municipales[8]
Partido 2003 2007 2011
PSOE 5 3 5
PP 4 5 3
PAR 1 1 2
CHA 1 1 1
IU - 1 -
CA -
Total 11 11 11

Patrimonio[editar]

Patrimonio arqueológico[editar]

También se puede visitar el yacimiento de Cabezo de la Guardia, emplazado sobre un pequeño cerro cercano a la confluencia de los ríos Alchozas y Guadalopillo. Los restos descubiertos corresponden a viviendas y espacios de planta rectangular, así como a un gran torreón de planta circular; también se conservan vestigios de un posible recinto defensivo. Asimismo, en los campos de labor de su base se excavaron parte de unas termas romanas. Los restos de la época ibérica datan de los siglos V-VI a. C. y el siglo I d. C.; los restos de la ocupación romana en la base del cerro se han fechado en el siglo III d. C.[9]

Patrimonio histórico[editar]

Torre de la Iglesia parroquial de Alcorisa.

La Iglesia parroquial, dedicada a la Virgen de la Asunción, fue construida en varias fases, comenzando a edificarse a finales del siglo XIV. Pero su actual fábrica es obra, fundamentalmente, de la ampliación que se inició en 1688. Es un edificio de tres naves con capillas laterales y cabecera recta. El presbiterio, configurado como prolongación de la nave central, está cubierto con bóveda estrellada. Al exterior, la portada se sitúa a los pies del templo; es barroca y probablemente es obra de canteros franceses.[10] Sobresale la monumentalidad de su torre campanario —del siglo XVIII—, de reminiscencias mudéjares. El conjunto fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002.

La Iglesia de San Sebastián es un templo del siglo XVIII, de limpia y austera fachada. Actualmente acoge el Centro de Interpretación de la Semana Santa, el Museo de la escuela rural y el Centro de visitantes de la Ruta de los Iberos —véase más abajo—. Otra iglesia, la de San Pascual, perteneciente a un antiguo convento de alcantarinos y posterior seminario, data también de la misma época, estando inspirada en la Iglesia del Santo de Villarreal (Castellón).

Alcorisa posee numerosas ermitas, como las de San Juan y San Bernabé. Estrecha relación con la Semana Santa tiene la Ermita del Calvario, templo del siglo XVII que se alza en la cota más alta del municipio. De arquitectura barroca, consta de una sola nave con dos capillas laterales; la fachada, el zócalo y las esquinas del edificio son de cantería, mientras que el resto es de ladrillo. Además, el entorno posee un gran interés paisajístico.[11]

En cuanto a arquitectura civil, como conjunto arquitectónico destaca la plaza porticada del Ayuntamiento, aunque de éste solamente se conserva la portada. A la izquierda de la Casa Consistorial se encuentra la casa de los Daudén, con el escudo más antiguo de la población. La calle Mayor cruza parte del casco antiguo y en ella se sitúa la Casa-palacio del Barón de la Linde, edificio de estilo popular aragonés, con arquerías en la parte superior y fábrica de mampostería y ladrillo.

Patrimonio cultural[editar]

El Centro de visitantes de la Ruta de los Iberos es un espacio museístico dedicado a la cultura ibera en donde se ha recreado un horno ibérico a tamaño natural con piezas cerámicas en su interior preparadas para su cocción. Asimismo se expone una reproducción exacta del conocido kalathos (pieza de cerámica) de La Guardia.[12]

Patrimonio natural[editar]

En las cercanías de Alcorisa se encuentra el pantano de Gallipuén, encajonado entre barrancos y cañones, y desde donde se pueden apreciar interesantes vistas. Concluido en 1927, fue construido para el riego. No obstante, en él es posible bañarse, pescar o realizar deportes acuáticos.

Fiestas[editar]

  • Semana Cultural. Se desarrolla unos días antes del 20 de enero, festividad de San Sebastián, patrón de la localidad.
  • Semana Santa. Alcorisa es uno de los nueve pueblos que forman parte de la Ruta del Tambor y el Bombo. De especial interés es la «rompida de la hora» en la medianoche del Jueves al Viernes Santo.
  • San Jorge, el 23 de abril.
  • Fiestas de Primavera, el 1 de mayo.
  • Festividad de San Pascual Baylón. Tiene lugar el 17 de mayo en la Iglesia de San Pascual, con procesión, oración al Santo y «chocolatada» como fin de la fiesta.
  • Fiestas Mayores en honor de la Exaltación de la Santa Cruz y de Nuestro Señor del Sepulcro Glorioso. Se celebran entre el 12 y el 16 de septiembre; el día 15 por la mañana, sube al Monte Calvario una comitiva encabezada por los estandartes de las calles y las autoridades, acompañadas de las majas, la banda municipal y la comparsa de gigantes, al son de dulzaina y tamboril.[13]
  • Semana Deportiva. Finales de septiembre y principios de octubre.
  • Fiesta de la Villa, tiene lugar entre últimos de octubre y principios de noviembre. Es bianual y se celebra en años impares. Conmemora el 9 de noviembre de 1605, fecha en la que se concedió a Alcorisa el título de «Fiel y Muy Ilustre Villa».

Gastronomía[editar]

Entre los platos típicos de Alcorisa están las judías con chorizo y morro, magras con tomate, conejo, ternasco, los diversos embutidos del cerdo o el típico «fulladre» (bollo con tomate y pimiento).

De las pastas destacan los «misterios» y las «tortas de alma», rellenas de cabello de ángel. Entre los dulces cabe citar la «cazuela de Reyes» (guirlache en forma de olla rellena de bizcocho borracho y merengue), así como las «piedrecicas del Calvario» (guirlache con almendras enteras forradas de chocolate con leche).

Personajes ilustres[editar]

Altar de los Reyes de la Catedral de Puebla. Las pinturas son obra del alcorisano Pedro García Ferrer.

Véase también[editar]

Referencias en texto[editar]

Referencias generales[editar]

Enlaces externos[editar]