Acorazado Pelayo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pelayo
H88731.jpg
El Acorazado Pelayo en la exposición de Génova de 1892
Banderas
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
Historial
Astillero Forges et Chantiers de la Mediterranée
La Seyne, Tolón, Francia
Clase Clase Pelayo (único)
Tipo Acorazado pre-dreadnought
Autorizado 12 de noviembre de 1884
Iniciado Febrero de 1886
Botado 5 de febrero de 1887[1]
Asignado 9 de septiembre de 1888[2]
Baja 1 de agosto de 1924
Destino Desguazado en Rótterdam en 1926
Características generales
Desplazamiento 9950 t[2]
Eslora 105 m[2]
Manga 20,2 m[2]
Puntal 11,02 m
Calado 7,5 m[2]
Blindaje • Cinturón blindado 298-450 mm
• Cubierta 70 mm
• Barbetas 298-399 mm
• Mamparos 152 mm
Armamento • 2 cañones Hontoria de 320 mm
• 2 cañones Hontoria de 280 mm
• 1 cañón Hontoria de 160 mm
• 12 cañones Hontoria de 120 mm
• 3 (más tarde 5) cañones Hotchkiss de 57 mm
• 13 cañones de 37 mm
• 4 ametralladoras
• 7 tubos lanzatorpedos (reducidos a 3 en 1904)
Propulsión • 4 máquinas verticales de doble expansión
• 12 calderas
• 2 hélices
Potencia • 6860 cv a tiro natural
• 9600 cv a tiro forzado
Velocidad 16,7 nudos
Autonomía 3000 millas náuticas a 10 nudos
Tripulación 520
Capacidad 1000 t de carbón
[editar datos en Wikidata ]

El Acorazado Pelayo fue un buque acorazado multicalibre construido para la Armada Española a finales del siglo XIX por los astilleros Forges et Chantiers de la Mediterranée en Tolón, Francia.

El buque[editar]

El Pelayo se construyó según un diseño del ingeniero Amable Lagane y, estaba basado en la clase Marceau francesa, pero con una eslora algo más larga y un calado menor para permitirle el paso por el Canal de Suez. En un principio estaba previsto que portase un aparejo vélico para 372 m² de velamen, que fueron sustituidos posteriormente por dos mástiles militares. Un cinturón completo de acero Schneider Le Creusot se extendía desde 1,5 m por debajo de la línea de flotación hasta 0,6 m por encima. Había un extenso compartimento debajo de la cubierta blindada con 13 mamparos transversales completos. Su armamento principal dispuesto de la forma llamada de rombo o diamante estaba compuesto por dos cañones Gónzalez Hontoria de 320 mm instalados en barbetas a proa y a popa, con ángulos de disparo completos. Dos cañones Gónzalez Hontoria de 280 mm, uno en cada costado en el centro del buque y sobre plataformas laterales salientes, proporcionaban un disparo axial. Un único cañón de 160 mm se montó en proa, con cañones de 120 mm en una batería en el centro del buque. Otra importante novedad fue la incorporación de una estación Telefunken de TSH ( telegrafía sin hilos ), conjuntamente con el Crucero Extremadura , siendo las dos primeras unidades de la armada que utilizaron en aquel entonces revolucionario sistema.

«El Solitario»[editar]

Fue el único acorazado español del siglo XIX hasta la conversión en acorazados costeros de las fragatas blindadas Numancia y Vitoria, y desde la baja de estas hasta la entrada de los acorazados Clase España, por lo que se le apodaba «el Solitario» y fue el buque más potente de la Armada durante muchos años.

El Pelayo durante la Guerra del 98[editar]

Diagramas del Pelayo.
Perfil del Pelayo con su aspecto en 1890

Durante la Guerra Hispano-Estadounidense , se planeó un contragolpe que aliviara la situación del Almirante Cervera y de paso realizar algún bombardeo sobre la costa americana. Para llevar a cabo tal contraataque, el elegido fue el almirante D. Manuel de la Cámara y Livemoore .

Se trataba de crear dificultades, con los buques que quedaban en España, a los norteamericanos y posibilitar alguna victoria que elevase la moral española. Para ello se iban a crear tres divisiones navales que pudieran desconcertar al enemigo:

  • La 1ª División estaría al mando del propio Cámara, y estaría compuesta por el Crucero Carlos V, los cruceros auxiliares Meteoro, Patriota y Rápido y el aviso Giralda.
  • La 3ª División estaría mandada por el capitán de navío José de Barrasa y Fernández de Castro , compuesta únicamente de tres cruceros auxiliares, el Buenos Aires, el Antonio López y el Alfonso XII.

Debido a la corta autonomía del acorazado Pelayo y del Vitoria, la 2ª División haría una maniobra diversiva, navegando unos días en dirección al teatro de operaciones del Mar Caribe, cambiando el rumbo posteriormente para regresar a aguas nacionales y proteger las costas españolas de un posible ataque norteamericano, uniéndosele el crucero protegido Alfonso XIII, una desgraciada copia española del desaparecido Reina Regente.

La 1ª División, en la que se integraba el Carlos V, se dirigiría hacia las islas Bermudas, donde recibiría órdenes e informes, para iniciar posteriormente un ataque contra la costa este americana, dirigiéndose hacia el norte, rumbo a Halifax en Canadá, dominio británico, para recibir nuevas instrucciones, y trasladarse después al mar Caribe, cayendo sobre las islas Turcos y Caicos.

La 3ª División debería dirigirse hacia la zona del Cabo San Roque, en Brasil, y desde allí dedicarse a hostigar el tráfico mercante enemigo.

Esta acción no llegaría a producirse, entre otros motivos por las presiones británicas, que no deseaban la extensión de la guerra a todo el Atlántico.

Con posterioridad, el Pelayo encabezó la escuadra española, liderada por el almirante Manuel de la Cámara, enviada a Filipinas en 1898. Sería retenida en el canal de Suez hasta lo indecible, mientras que el magnate de la prensa William Randolph Hearst dio la orden a un enviado suyo de que adquiriese un buque para hundirlo en el lugar donde pudiera obstaculizar el paso de la escuadra española. Finalmente, tras muchos contratiempos y la destrucción de la escuadra del almirante Cervera y el temor a un ataque sobre las costas españolas, la escuadra del almirante Cámara retornó a toda prisa a la Península.

Siglo XX[editar]

Tras la guerra, acudió a la revista naval de Toulon (Francia) en 1901 y a Lisboa (Portugal), y la bahía de Vigo en 1904. Durante este periodo, sin embargo, se encontraban dificultades para asignar un papel adecuado al Pelayo, ya que no existía ningún buque similar junto con el que operar, con lo que cuando entraron en servicio los acorazados Clase España, el Pelayo era demasiado lento y antiguo para operar con ellos. El Pelayo disparó su armamento en combate únicamente cuanto bombardeó posiciones insurgentes en Marruecos durante la Guerra del Rif desde septiembre de 1911.[2]

Fue reformado y actualizado en 1910, momento en el que se le retiraron cuatro de sus tubos lanzatorpedos.[2] En 1912, sufrió daños en la bahía de Fonduko por un error de navegación. Fue reparado, pero desde ese momento ya sólo se dedicó a tareas de entrenamiento, actividad que desempeñó hasta 1921.

El Pelayo fue dado de baja el 1 de agosto de 1924,[3] momento en el que comenzó su deasarme y, finalmente, fue subastado y desguazado en Róterdam, hacia donde partió en abril de 1926.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]