Abel Posse

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Abel Posse

11 de diciembre de 2009-22 de diciembre de 2009
Predecesor Mariano Narodowski
Sucesor Esteban Bullrich

Datos personales
Nacimiento 7 de enero de 1934
Bandera de Argentina Córdoba, Argentina
Profesión Escritor, Ensayista, diplomático y político

Abel Parentini Posse, más conocido como Abel Posse (Córdoba, 7 de enero de 1934), es un novelista, ensayista, diplomático y académico argentino.

Es autor de catorce novelas, cinco ensayos, una extensa obra periodística y de algunos cuentos y poemas. Su obra narrativa fue varias veces galardonada. Tras la alentadora acogida de sus obras tempranas -Los bogavantes (1970) recibió la Faja de Honor de la SADE y La boca del tigre (1971), el tercer Premio Nacional de Literatura Argentina en 1971-, alcanzó con su «Trilogía del Descubrimiento» su notoriedad internacional y fue consagrado como uno de los maestros de la llamada « nueva novela histórica de América Latina»: Daimón (1978) fue finalista del Premio Rómulo Gallegos en 1982, premio que se llevó Los perros del paraíso (1983) en 1987. El último volumen de la trilogía, El largo atardecer del caminante (1992), recibió el Premio Internacional Extremadura-América 92 de la Comisión española del V Centenario. El viajero de Agartha (1989), ganó el Premio Diana-Novedades y, en 2002, El inquietante día de la vida (2001) recibió el Premio Literario Academia Argentina de Letras. La obra de Posse, que es desde noviembre de 2012, miembro de la Academia Argentina de Letras, ha sido traducida a 16 idiomas.

Abel Parentini Posse desempeñó funciones diplomáticas de forma ininterrumpida de 1966 a 2004. Después de estudiar derecho en Buenos Aires y ciencias políticas en París en La Sorbona, Posse volvió a Buenos Aires donde ejerció la abogacía durante algunos años. Entró por concurso en el servicio diplomático exterior en 1965. Residió en las embajadas de Moscú (1966-1969) y Lima (1969-1971), fue Cónsul General en Venecia (1973-1979) y luego, director del Centro Cultural argentino de París (1981-1985), antes de ser destinado a la embajada de Tel-Aviv (1985-1988). El presidente Menem le confirió el título de embajador en 1990, función que desempeñó en Checoslovaquia (1990-1992), República Checa (1992-1996), Perú (1998-2000), Dinamarca (2000-2002), en la UNESCO (2002), y España (2002-2004). Obtuvo el Premio Konex - Diploma al Mérito en 1994.

Abel Posse es colaborador habitual del diario conservador La Nación así como de otros periódicos argentinos (Perfil, La Gaceta de Tucumán) y españoles (ABC, El Mundo y El País), y ha sido director de la Revista Argentina de Estudios Estratégicos. Su obra periodística representa unos 450 artículos, muchos de ellos recopilados en sus ensayos sociopolíticos Argentina, el gran viraje (2000), El eclipse argentino. De la enfermedad colectiva al renacimiento (2003) y La santa locura de los argentinos (2006), o en su ensayo literario En letra grande (2005). Posse celebra en estos textos el glorioso pasado de la Nación argentina y su deseo de que, en el siglo XXI, vuelva a asumir un destino de gran Nación en el escenario continental e internacional, y que cobre un mayor protagonismo en el Mercosur y en los proyectos de integración regional. Peronista, Posse ha colaborado con Eduardo Duhalde en la consolidación de Mercosur. Desde 2004, fecha de su retiro diplomático y de su vuelta a Argentina, Posse ha ido expresando de una forma cada vez más crítica sus desavenencias con la política de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner, tanto en sus textos publicados en la prensa como a través de su creciente compromiso político. Apoyó en 2007 la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde, antes de ser el mismo año candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires en una de las boletas de Roberto Lavagna. A finales de 2009, fue nombrado Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires por Mauricio Macri, en reemplazo de Mariano Narodowski. Este nombramiento generó un escándalo, a raíz de un texto controvertido que Posse publicó el 10 de diciembre en las columnas de La Nación.[1] En este artículo, además de juzgar ineficiente la política kirchnerista en temas de seguridad, Posse acusó a los Kirchner de proximidad ideológica con los movimientos militantes de los años 70 (una ideología que Posse rechazó en muchos de sus textos) y de parcialidad en la memoria de la última dictadura. Este texto desató una ola de protestas en un amplio sector de la izquierda, agrupaciones sindicales y estudiantiles, así como en redes sociales, y en ciertos medios periodísticos como Página 12, que insistieron en que una parte de su carrera diplomática había transcurrido durante la última dictadura. Ante la intensidad de estas protestas, Posse renunció a este puesto a los 11 días de asumirlo.

Infancia y juventud[editar]

Abel Parentini Posse nació el 7 de enero de 1934 en Córdoba (Argentina), ciudad donde solo pasó los dos primeros años de su vida.[2] Su madre era de una familia criolla de vieja cepa de la oligarquía azucarera de Tucumán. Entre los miembros de esta familia, muy influyente en la provincia en el siglo XIX, está Julio Argentino Roca.[3] Posse ficcionalizó el Tucumán decimonónico en El inquietante día de la vida (2001), novela protagonizada por un avatar de Felipe Segundo Posse, su bisabuelo materno, y Julio Víctor Posse, pariente suyo y gran animador cultural del Tucumán de los años 1940. El padre del escritor, Ernesto Parentini, porteño de origen italiano, es uno de los fundadores de Artistas Argentinos Asociados y fue productor de películas como La guerra gaucha (1942), adaptación de la famosa obra de Leopoldo Lugones. La familia se mudó definitivamente a Buenos Aires en 1936, cerca de la calle Rivadavia. La « reina del Plata» fascinó enseguida al joven,[4] recuerdos de juventud evocados en Los demonios ocultos (1987). Por la profesión de su padre, Posse creció en la cercanía de famosos del mundo de la cultura, como Chas de Cruz, Pierina Dealessi, Ulises Petit de Murat, Muñoz Azpiri, el libretista de las obras de radioteatro leídas por Eva Duarte o compositores de tangos como Aníbal Troylo u Homero Manzi. Una tía de Posse, Esmeralda Leiva de Heredia, apodada « la Jardín», era actriz y amiga de Evita.[5] En este contexto Posse se forjó un conocimiento casi enciclopédico del repertorio tanguero,[6] patente en particular en su novela La reina del Plata (1988). El imaginario del joven se amplió con la lectura de los libros de la biblioteca paterna[7] y, a los ocho años, ya empezaba a escribir e ilustrar pequeños libros que vendía a su abuela, que vivía en aquella época en el piso familiar.[8] Posse hizo sus estudios primarios en el Colegio La Salle[9] y el bachillerato en el prestigioso Colegio Nacional de Buenos Aires,[10] entre 1946 y 1952. En estos años fundamentales de su formación intelectual, Posse trabó amistad con varias personas que le ayudarían a entrar en el mundo porteño de las letras, como Rogelio Bazán, futuro traductor de Trakl, al que Posse dedicaría más tarde un poema elegíaco. Entre sus profesores, el filósofo orientalista Vicente Fatone, que despertó su interés por las ciencias esotéricas también patente en varias de sus novelas, en particular Los demonios ocultos y El viajero de Agartha. En 1947, a los trece años, Posse inició su primer proyecto literario (inconcluso), una novela histórica ambientada en la Roma imperial.[11]

La fiesta de la « reina del Plata»[editar]

Posse estudió luego el Derecho en la Facultad de Buenos Aires, hasta 1958. Al margen de estos estudios « dictados por profesores fascisto-peronistas»[12] que le aburrían, vivió la « fiesta nocturna» de Buenos Aires, que en esa época era el centro de la edición en lengua española y el refugio de numerosos escritores españoles exiliados por la guerra civil. Según cuenta Abel Posse, sus charlas nocturnas en los cafés porteños le permitieron profundizar en el conocimiento de las literaturas rusa y francesa, de la filosofía alemana, o de la espiritualidad oriental. Así pudo conocer a Jorge Luis Borges, Eduardo Mallea, Ezequiel Martínez Estrada, Ricardo Molinari, Manuel Mujica Lainez, Ramón Gómez de la Serna o Rafael Alberti.[13] Se hizo muy amigo de los poetas Conrado Nalé Roxlo y Carlos Mastronardi, gran amigo de Borges, que le abrirían las puertas de la SADE y que le ayudarían a publicar sus primeros cuentos y poemas en El Mundo. Durante estos años, Posse se fue abriendo a las ideas peronistas. Aunque había nacido en una familia antiperonista, ya le habían impresionado las manifestaciones del 17 de octubre de 1945[14] y, luego, la fuerza que Evita le fue insuflando al movimiento, así como el fervor popular que suscitó su funeral en 1952. Estos años de estudios universitarios y sobre todo de vida nocturna en Buenos Aires son presentados por Posse como una verdadera « edad de oro» recreada en ciertas evocaciones de La reina del Plata (1988) o La pasión según Eva (1994). Tras efectuar su servicio militar en 1955, en plena Revolución Libertadora, Posse terminó sus estudios de Derecho en 1958. El mismo año, escribió un guión, « La cumparsa», galardonado por el Instituto Nacional de Cinematografía, un texto que pone en escena en la Patagonia a una cumparsa, un grupo abigarrado de personas que participan en la esquila del ganado, formando una verdadera corte de los milagros.[15]

El viaje a Europa[editar]

Tras recibirse, Posse decidió viajar a Europa. Gracias a un patrocinio universitario, se fue a cursar estudios de doctorado en ciencias políticas en La Sorbona, en París. Algunos meses antes de viajar, publicó su primer poema, « Invocación al fantasma de mi infancia muerta» en el suplemento literario de El Mundo.[16] Al llegar a Europa, cruzó los Alpes en motocicleta para visitar a su hermana en Italia. En este período profundizó su conocimiento de la poesía de Hölderlin, Rilke y Trakl.[17] Durante su estadía en París, escuchó a Sartre, tuvo como profesores a los grandes politólogos de la época (Duverger, Hauriou, Rivarol...), y conoció a Pablo Neruda.[18] Allí se enamoró de una estudiante alemana, Wiebke Sabine Langenheim, su futura mujer, que desempeñaría un papel importante en su formación literaria, guiándole en la lectura de la literatura y filosofía alemanas, omnipresentes en su obra. En 1961, vivió dos semestres en Alemania, en Tubinga, patria de Hölderlin. El mismo año, su poema « En la tumba de Georg Trakl» -el primer texto firmado con el nombre de Abel Posse-, recibió en Buenos Aires el premio René Bastianini de poesía de la SADE. Durante esta estadía, leyó en particular a Hölderlin, Nietzsche y Heidegger.[19] También allí fue donde empezó a escribir su primera novela, Los bogavantes, que terminaría más tarde, en 1967.

De Buenos Aires a la diplomacia[editar]

Posse volvió a Buenos Aires en 1962. Tras presentarse a un concurso, impartió clases como ayudante de la cátedra de derecho político de Carlos Fayt de la Universidad de Buenos Aires. También empezó, con poco entusiasmo, a ejercer la abogacía. Sabine viajó a Argentina, y se casaron poco tiempo después. En 1965, ingresó por concurso en el Servicio Diplomático.[20] En adelante, hasta 2004, su vida transcurrió fuera de Argentina, por lo cual casi toda su obra fue escrita en el extranjero, aunque el escritor siempre reivindicó su argentinidad y este alejamiento como factor de lucidez, a través de la famosa frase de Ricardo Güiraldes, « la distancia revela».[21]

Moscú (1966-1969)[editar]

En Moscú nació el primer y único hijo de Posse, Iván, en enero de 1967. También terminó allí la redacción de su primera novela, Los bogavantes, ambientada en París y Sevilla, y que pone en escena a un trío de estudiantes que encarnan los debates ideológicos del principio de los años 1960. Esta novela psicológica de corte realista cumplió un papel esencial en la futura trayectoria literaria del autor. Bajo el seudónimo de Arnaut Daniel, Posse la presentó al Premio Planeta 1968. Figuró entre los cuatro finalistas y, a pesar de ser declarada virtual ganadora por José Manuel de Lara y Baltasar Porcel, el jurado revisó su fallo bajo la presión franquista, por algunas escenas consideradas escabrosas y sobre todo por algunas críticas irónicas sobre militares franquistas. Tras ser publicada en 1970 por el sello Brújula en Argentina, gracias a la ayuda de Ernesto Sabato y del padre de Posse, y recibir la Faja de Honor de la SADE, esta novela volvió más tarde a sufrir la censura franquista en 1975: sus 5000 ejemplares fueron amputados de las dos páginas que se referían a los militares. Esta singular aventura editorial[22] le permitió a Posse conocer a Carlos Barral y a Carmen Balcells, su agente literario desde entonces.

Lima (1969-1971)[editar]

Abel Posse fue destinado a Perú en 1969 y nombrado secretario cultural de la embajada de Lima. Perú representó para él el descubrimiento de la cultura incaica, la « revelación americana»[23] que lo hizo identificarse con sus raíces criollas del norte de Argentina.[24] La visita de Machu Picchu le inspiró un largo poema de 240 versos, Celebración de Machu Pichu, que escribió en Cuzco en 1970 y publicó en Venecia en 1977. También en 1970 escribió su obra poética más ambiciosa, Celebración del desamparo, que figuró entre los finalistas del Premio Maldoror de poesía pero que Posse preferió no publicar. En esos años, leyó a Arguedas y a los grandes estilistas cubanos Alejo Carpentier, Severo Sarduy y Lezama Lima. También investigó sobre el héroe nacional argentino, José de San Martín, e integró en 1971 el Instituto Sanmartiniano de Lima. También en Perú escribió su segunda novela, La boca del tigre (1971) inspirada en su experiencia personal en la Unión Soviética. Esta ficción, influenciada por el realismo sabatiano, le sirvió de marco al autor para expresar su desconfianza respecto de las grandes ideologías, para criticar el ejercicio del poder en el mundo contemporáneo y reflexionar sobre el lugar del individuo en el devenir histórico, anticipando al respecto los planteamientos desarrollados en Daimón. En esta novela, que recibió en 1971 el tercer Premio Nacional de Literatura en Argentina, asoman también las primeras reflexiones posseanas sobre la noción de americanidad.[25] Cabe señalar al respecto el papel clave que tuvieron en la novelística de Posse su encuentro con el antropólogo argentino Rodolfo Kusch y la lectura de sus ensayos La seducción de la barbarie (1953) y América profunda (1962). En efecto, las reflexiones de Kusch sobre el antagonismo cultural fundamental entre el homo faber occidental y los « hombres del estar» americanos, la relación simbiótica de los amerindios con el cosmos (« lo abierto») impregnan como un leimotiv la obra posseana, y en particular su « Trilogía del descubrimiento».

Venecia (1973-1979)[editar]

Posse fue nombrado Cónsul de Venecia en 1973, ciudad donde vivió durante 6 años. Fue allí donde escribió, entre octubre de 1973 y agosto de 1977, Daimón (1978), la novela que abrió su « Trilogía del descubrimiento». Esta obra tiene como protagonista al avatar ficcional del conquistador Lope de Aguirre. En la novela, el conquistador, conocido por su crueldad y consagrado por las Crónicas como el arquetipo del loco y del traidor, renace de sus cenizas once años después de su muerte y emprende con los fantasmas de sus marañones la « Jornada de América», atravesando cuatro siglos de la dolorosa historia latinoamericana, sobre la cual echa una mirada desilusionada, viéndola como « el eterno retorno de lo mismo», el eterno aniquilamiento de la libertad del hombre contra el cual el intacto instinto de rebeldía de Lope no puede nada. Esta vana rebelión transhistórica lo lleva a la muerte en lo que parece ser la América Latina de finales de los años 1970, y en condiciones que recuerdan a la expedición del Che Guevara en Bolivia. Algunas escenas de tortura sufridas por el protagonista remiten claramente a las atrocidades cometidas por los militares argentinos durante la última dictadura.[26] Esta novela constituye un hito en la poética posseana, que adquiere acentos rabelesianos y se barroquiza, recurriendo de forma continua y con humor a la distorsión, a la parodia, a la intertextualidad, al anacronismo, a lo grotesco y a un constante diálogo paratextual con el lector, rasgos que culminarán en su novela siguiente, Los perros del paraíso (1983). Daimón figuró entre los finalistas del prestigioso Premio Rómulo Gallegos de 1982. Los años venecianos fueron también para Posse los del reconocimiento por sus pares: lo visitaron muchos amigos como Ernesto Sabato, Carlos Barral, Manuel Scorza, Víctor Massuh, Antonio Requeni, Manuel Mujica Lainez, Borges,[27] Di Benedetto, Rulfo. Allí también conoció a Carpentier,[28] que escribía su Concierto barroco, a Italo Calvino, Alberto Moravia o Giorgio Bassani. Durante su estadía en Venecia, Posse reflexionó sobre ciertos textos heideggerianos relacionándolos con el concepto kuschiano de “lo abierto”.[29] En 1979, visitó al filósofo para entrevistarlo[30] y, el mismo año, publicó en Argentina una traducción al español de Der feldweg, que realizó con su esposa Sabine.[31] Tras un viaje a Buenos Aires, de abril a junio de 1975, Posse escribió una novela negra, Momento de morir, que le fue inspirada por los acontecimientos violentos que sacudían al país, y que solo publicó en 1979. Su protagonista, Medardo Rabagliatti, abogado mediocre y pusilánime, ve desencadenarse una violencia inaudita perpetrada por grupos de jóvenes presentados como fanatizados y por militares sádicos. Contra toda previsión, el desenlace ve al temeroso Medardo matar al militar responsable de la represión y presidir heroicamente al restablecimiento de las instituciones democráticas en el país. La lectura histórica aquí propuesta por Posse (varios personajes son claramente los avatares ficcionales de Firmenich o Cámpora) condena sin miramientos y sin distinción al ERP, a los Montoneros y a la represión militar, reivindicando la « tesis de las dos barbaries», una tesis todavía reivindicada por el autor en el prólogo añadido a la reedición de esta obra en 1997.[32]

París (1981-1985)[editar]

En 1981, Posse fue nombrado director del Centro Cultural Argentino de París. Fue allí donde escribió Los perros del paraíso (1983), segundo tomo de la « Trilogía del Descubrimiento», protagonizada por Cristóbal Colón, y con la cual se llevó el Premio Rómulo Gallegos en 1987. Esta novela, traducida a muchos idiomas, confirmó a Posse, según los estudiosos, como uno de los precursores y maestros de la « nueva novela histórica de América Latina».[33] Como Daimón, la novela cuestiona la validez de la historiografía oficial de la conquista, transgrede las leyes espaciotemporales, el anacronismo es sistemático, así como la intertextualidad, el pastiche, la parodia, y la obra encierra como Daimón una reflexión sobre la identidad del hombre latinoamericano. Los perros del paraíso propone una aproximación a las motivaciones de los Reyes Católicos y de Colón y a las condiciones del choque cultural provocado por la llegada de los españoles a través del testimonio dialógico de los vencidos. Entre 1982 y 1985, Posse editó una colección de antologías bilingües, selección de 15 poetas argentinos (Leopoldo Lugones, Enrique Molina, Héctor Antonio Murena, Juan L. Ortiz, Ricardo Molinari, Conrado Nalé Roxlo, Baldomero Fernández Moreno, Alejandra Pizarnik, Oliverio Girondo, Manuel J. Castilla, Alberto Girri, Raúl G. Aguirre, Juan Rodolfo Wilcock, Ezequiel Martínez Estrada y Leopoldo Marechal), bautizada Nadir. Este proyecto se llevó a cabo con la colaboración de universitarios y traductores, franceses y argentinos; los volúmenes fueron distribuidos gratuitamente en la bibliotecas y centros universitarios franceses, con la intención de despertar o mejorar el interés de la crítica internacional por estas obras. Este proyecto está sin duda inspirado en el de Roger Caillois que, con su colección « La Croix du Sud», contribuyó desde el extranjero a la notoriedad de la obra borgeana en Argentina.[34] En enero de 1983, a los 15 años, Iván, el hijo único de Posse se suicidó en su piso familiar, en París, una tragedia que el autor evocó mucho más tarde en Cuando muere el hijo (2009), relato autobiográfico presentado como una « crónica real». Al salir a la venta Los perros del paraíso, Posse anunció la próxima publicación del tercer volumen de la Trilogía, titulado Sobre las misiones jesuíticas,[35] y ambientado en las misiones jesuíticas de Paraguay. Esta novela, aunque se volvió a anunciar a partir de 1986, pero con el título de Los heraldos negros, no ha sido publicada hasta ahora.[36] En noviembre de 1983, en el marco del Festival de Otoño de París, Posse organizó con Claudio Segovia un festival de tango bautizado "Tango argentin" en el que participó Roberto Goyeneche y destinado, en sus palabras, a « resucitar el verdadero tango, el tango primitivo de los orígenes» frente al « tango de exportación» de Astor Piazzolla.[37]

Israel (1985-1988)[editar]

Tras la muerte de su hijo, Posse ya no soportaba vivir en París y fue nombrado ministro plenipotenciario de la embajada de Tel-Aviv. Allí, volvió a la escritura, y escribió tres novelas, muy distintas a las anteriores. Publicó dos novelas sobre el nazismo, Los demonios ocultos (1987) y El viajero de Agartha (1989). Los demonios ocultos es un proyecto novelístico que Posse había empezado mucho antes, en 1971, tras conocer a viejos nazis en Buenos Aires, durante sus estudios. El protagonista de esta novela de corte realista es un joven argentino, Alberto Lorca, que sale en busca de su propio padre, Walter Werner, un científico alemán, especializado en el esoterismo oriental, y enviado por el Reich para cumplir una misión en Asia. La intriga transcurre en dos espacios temporales, la segunda guerra mundial y la Argentina de la última dictadura. El viajero de Agartha (1989, Premio Diana-Novedades en México), verdadera novela de aventuras, de espías, tiene esta vez como protagonista a Walter Werner, que relata al lector, a través de su diario recuperado por su hijo, las peripecias de su misión en Tíbet, y la búsqueda de la ciudad mítica de Agartha. La reina del Plata (1988), como su título lo indica, es un homenaje a la capital argentina y a los períodos de esplendor que conoció. La obra transcurre en una Buenos Aires atemporal, en cuya sociedad, polarizada entre « internos» y « externos», el externo Guillermo Aguirre reflexiona sobre su propia identidad. La acción, fragmentada en unos noventa capítulos, tiene como marcos los cafés y calles porteños habitados por el tango, expresión más profunda de la argentinidad, y en los cuales los personajes discurren sobre el pasado y el futuro del país.

Praga (1990-1996)[editar]

En 1990, Posse fue ascendido a embajador por el presidente Menem, que lo destinó a Praga, donde se quedó seis años. Esta estadía checa fue bastante fecunda para la obra posseana: tras publicar su ensayo literario Biblioteca esencial en 1991 (en el que propone una selección de las 101 obras más importantes de la literatura universal y su propia concepción del canon literario rioplatense), Posse escribió El largo atardecer del caminante, novela que cierra la "Trilogía del Descubrimiento", y que fue coronada por el Premio Internacional Extremadura-América V Centenario en el que habían competido más de 180 novelas. En esta obra, el barroquismo de Daimón y de Los perros del paraíso deja lugar a un estilo más sobrio. El protagonista, el conquistador Cabeza de Vaca, que vive los últimos años de su vida en una muy humilde casa sevillana, recuerda su « verdadera» aventura americana a través de un relato autobiográfico presentado como sincero y que corrige las mistificaciones o colma los blancos de sus Naufragios y Comentarios. El Cabeza de Vaca de Posse asume su americanidad, su hibridación identitaria, y pregona a través de su máxima « solo la fe cura, solo la bondad conquista» la conquista tal como debía haber pasado. Esta veta introspectiva y autobiográfica se prolonga en su obra siguiente, La pasión según Eva (1994), novela biográfica (o biografía novelada) y polifónica en la cual, paralelamente, una Eva Perón enferma y que vive sus últimos nueve meses echa una mirada retrospectiva sobre su vida al tiempo que la figura autoral de Posse recaba testimonios de personas que la conocieron y lleva así a cabo una encuesta que ilustra o corrige el testimonio de Eva. A pesar de una cierta empatía con el personaje, esta obra tiene como objetivo declarado brindar un retrato del personaje más justo que el de las biografías, sacarlo de la ideología y transformar su vida en destino.

Lima (1998-2000)[editar]

Nombrado en Lima, Posse escribió allí otra novela biográfica, Los cuadernos de Praga (1998), que también tiene como protagonista a un ilustre argentino del siglo XX, el Che Guevara. Como pasó con otras novelas anteriores, el autor se inspiró en la experiencia propia: Posse se enteró durante los años que vivió en Praga de que el Che Guevara estuvo casi un año escondido en esta ciudad, después de su derrota en Congo. Como en La pasión según Eva, el motivo del diario personal activa el relato autobiográfico, un relato que dialoga con la encuesta llevada a cabo por el autor. Como en la precedente novela, la meta asumida por el autor no es contar la vida del personaje histórico sino, en base a « ladrillos verdaderos», rescatar su destino y lograr el triunfo de la vida sobre la ideología.[38] Con su vuelta a América Latina, Posse acrecentó su presencia en las columnas de El Excelsior (México), El Nacional (Caracas), ABC y El Mundo (Madrid), Línea y La Nación (Buenos Aires). Posse llegó a un país que todavía mantenía relaciones tensas con Ecuador tras la guerra del Cóndor, y que acababa de sufrir el secuestro perpetrado en la embajada japonesa por el MRTA. Allí, Posse elogió la lucha de Alberto Fujimori contra el MRTA al tiempo que tomó parte en contra de los juicios abiertos por Baltasar Garzón contra Augusto Pinochet y de gestiones de la CIDH, iniciativa que asimiló a una forma de injerencia en los asuntos internos de los países latinoamericanos. En sus artículos periodísticos de la época, también insistió en el papel que podía cumplir Argentina en la consolidación de Mercosur y resaltó los recursos del país de cara al tercer milenio, apelando al patriotismo de sus conciudadanos e incitándolos a imitar los ejemplos de Roca, Yrigoyen o Perón. Unos temas abordados por su primer ensayo político, Argentina, el gran viraje (2000), recopilación de artículos publicados en esa época. La vuelta a Perú también renovó su interés por el héroe nacional argentino, José de San Martín, y le inspiró el relato «Paz en guerra» (2000).

Copenhague (2001-2002)[editar]

En 2001, Posse publicó El inquietante día de la vida (novela galardonada con el Premio de la Academia a la mejor novela para 1998-2001), cuyo personaje principal, Felipe Segundo Posse, avatar ficcional de un antepasado suyo y heredero de un ingenio tucumano, al enterarse de que es tísico y de que está condenado, decide abandonar a su familia para Buenos Aires antes de seguir las huellas del poeta Rimbaud hasta Egipto. La novela también ficcionaliza a figuras como Sarmiento, Roca o Avellaneda y celebra la Argentina de fines del siglo XIX y de principios del XX.

Madrid (2002-2004)[editar]

Tras un breve paso por la UNESCO en París, Posse fue nombrado por el presidente Duhalde embajador argentino en España, puesto tanto más importante cuanto que, tras estallar la crisis económica de finales del 2001, este país era el principal destino de los argentinos que decidían emigrar. Posse también presenció allí los mortíferos atentados que sufrió Madrid el 11 de marzo de 2004. Preocupado por la crisis que sufría Argentina, Posse multiplicó las tribunas en La Nación, defendiendo la integración regional y la soberanía nacional y apelando a la reconstrucción nacional invocando a grandes figuras como Sarmiento o Evita. Publicó en 2003 un nuevo ensayo político, El eclipse argentino. De la enfermedad colectiva al renacimiento, obra en la cual trata de echar las bases de un proyecto nacional. Al asumir el poder el presidente Néstor Kirchner, ciertos medios anunciaron a Posse como candidato a canciller, dada su experiencia diplomática, su edad y el puesto clave que ocupaba en España. El periodista Miguel Bonasso publicó una columna y participó en un programa televisivo, en los cuales le pedía al presidente descartar la candidatura de Posse[39] al que acusaba de benevolencia con la última dictadura por no haber abandonado sus funciones diplomáticas, y con el régimen de Fujimori. El presidente nombró canciller a Rafael Bielsa, y Posse siguió en la embajada de Madrid hasta agosto de 2004, fecha en que se jubiló y volvió definitivamente a la Argentina.

Buenos Aires (desde 2004)[editar]

Después de su jubilación, el compromiso de Posse con la oposición antikirchnerista se acentuó, en textos muy críticos y controvertidos que vinculaban al presidente y a su entorno con los movimientos militantes de izquierda de los años 1970, y en los cuales rechazaba su apertura de nuevos juicios contra los militares, su política de memoria de la última dictadura, que juzgaba parcial. Multiplicó las conferencias sobre el estado de la Nación, apoyó la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde en 2007, año en que también fue candidato a senador por la Ciudad de Buenos Aires en una de las boletas de Roberto Lavagna. Publicó en 2005 En letra grande, ensayo literario que celebra a los intelectuales que fueron amigos de Posse o lo influenciaron, y que recuerda encuentros suyos con varios de ellos. También publicó otro ensayo, La santa locura de los argentinos (2006), que fue un best-seller, obra que trata de definir, en una perspectiva histórica que remonta hasta la conquista, la idiosincrasia argentina para convocar a sus lectores a participar en « la refundación nacional». En octubre de 2009 publicó Cuando muere el hijo, novela testimonial en la cual el narrador A y su mujer S viven el suicidio en París de su hijo Iván y, tras tratar de entender las causas de su acto, relatan en forma de aventura iniciática su recorrido en coche desde París hasta Tel-Aviv, y su paso por Mileto, la ciudad del filósofo presocrático Anaximandro. A finales de 2009, Posse aceptó el puesto de Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires que le proponía Mauricio Macri, en reemplazo del saliente Mariano Narodowski. Posse asumió este puesto al día siguiente de publicar un artículo muy controvertido titulado « Criminalidad y cobardía», en el que afirmaba que el rock estupidizaba a la juventud, juzgaba ineficaz la política presidencial en temas de seguridad y le pedía al presidente más autoridad y represión contra los delincuentes. También rechazaba la apertura de nuevos juicios contra los represores de la dictadura y volvía a acusar a los Kirchner de proximidad ideológica con los movimientos militantes de los años 70.[40] Este texto, además de suscitar la indignación de los sindicatos de docentes y estudiantes, del mundo del rock, y de provocar protestas convocadas en las redes sociales, llevó a medios periodísticos como Página 12[41] a relacionar a Posse con la última dictadura, insistiendo en que una parte de su carrera diplomática había transcurrido durante esa época, y en base a los argumentos ya desarrollados por Miguel Bonasso en el artículo de 2003 citado arriba. Además, el ex represor Benjamín Menéndez, cuyo juicio tenía lugar esos días, parafaseó algunas frases de este artículo de Posse para defenderse, algo que empeoró la imagen de Posse y de que varios medios se hicieron eco. Ante la magnitud y la fuerza de estas protestas, Posse renunció a este puesto a los 11 días de asumirlo. En 2011 se publicó Noche de lobos, novela basada en el relato que vino a hacerle a Posse en 1998, cuando él estaba de embajador en Lima, una montonera que fue torturada en la ESMA y que se enamoró de su torturador. Esta obra se sumerge con mucha crudeza en los combates entre los montoneros y los militares, ambos presentados como actores de una misma barbarie; también describe las torturas que sufre esta mujer en el centro clandestino tras ser detenida y cómo, presa del llamado « síndrome de Estocolmo», se enamora de su torturador, sentimiento compartido por el represor. Esta novela también evoca, en clave autobiográfica, la vida de Abel Posse en el París de principios de los años 1980 y las condiciones en las cuales esta montonera vino a hacerle este relato para que lo publicara.[42] Desde su renuncia como ministro de educación de Buenos Aires, Abel Posse sigue viviendo en Buenos Aires, donde da muchas conferencias sobre el proyecto educativo sarmientino y publica frecuentes artículos en la revista Perfil o La Nación, siempre críticos con todas las facetas de la política kirchnerista y preocupados por el futuro de la nación. Desde noviembre de 2012, Abel Posse es miembro de la Academia Argentina de Letras,[43] en la que ocupa el sillón Rafael Obligado.

Obra[editar]

Novelas[editar]

  • Los bogavantes (1970)
  • La boca del tigre (1971)
  • Daimón (1978)
  • Momento de morir (1979)
  • Los perros del paraíso (1983)
  • Los demonios ocultos (1987)
  • La reina del Plata (1988)
  • El viajero de Agartha (1989)
  • El largo atardecer del caminante (1992)
  • La pasión según Eva (1994)
  • Los cuadernos de Praga (1998)
  • El inquietante día de la vida (2001)
  • Cuando muere el hijo (2009)
  • Noche de lobos (2011)

Ensayos[editar]

  • Biblioteca esencial (1991)
  • Argentina, el gran viraje (2000)
  • El eclipse argentino. De la enfermedad colectiva al renacimiento (2003)
  • En letra grande (2005)
  • La santa locura de los argentinos (2006)

Poesía[editar]

  • « Invocación al fantasma de mi infancia muerta», El Mundo, Buenos Aires, 13/03/1959.
  • « En la tumba de Georg Trakl», Eco, Revista de la cultura de Occidente, Bogotá, n°25, 05/1962, p.35-37.
  • « Georg Trakl 1887-1914», La Gaceta, San Miguel de Tucumán, 1/02/1987.
  • Celebración del desamparo, 1970 (inédito).
  • Celebración de Machu Pichu (1977)

Cuentos[editar]

  • « Cuando el águila desaparece», La Nación, 17/08/1989.
  • « Paz en guerra», en Relatos por la paz, Amsterdam: Radio Nacional Holanda, 2000, p.67-75.

Traducciones[editar]

  • Martín Heidegger, El sendero del campo, traducción de Sabine Langenheim y Abel Posse, Rosario: Editorial La Ventana, 1979, 58 p.

Bibliografía[editar]

  • Aínsa, Fernando, La nueva novela histórica latinoamericana, México: Plural, 1996, p.82-85.
  • Aracil Varón, Beatriz, Abel Posse: de la crónica al mito de América, Cuadernos de América sin nombre n°9, Universidad de Alicante, 2004.
  • Esposto, Roberto, Peregrinaje a los Orígenes. “Civilización y barbarie” en las novelas de Abel Posse, New México: Research University Press, 2005.
  • Filer, Malva, « La visión de América en la Obra de Abel Posse», en Spiller, Roland (Ed.), La novela argentina de los años 80, Lateinamerika Studien, Erlangen, vol. 29, 1991, p.99-117.
  • Lojo, María Rosa, « Poéticas del viaje en la Argentina actual», en Kohut, Karl (Ed.), Literaturas del Río de la Plata hoy. De las utopías al desencanto, Madrid-Frankfurt, Iberoamericana-Vervuert, 1996, p.135-143.
  • Magras, Romain, « L’intellectuel face à la célébration du (bi)centenaire de la Nation argentine. Regards croisés sur les figures de Leopoldo Lugones et Abel Posse», en Regards sur deux siècles d’indépendance: significations du bicentenaire en Amérique Latine, Cahiers ALHIM, n°19, Université Paris 8, 2010, p.205-220. http://alhim.revues.org/index3519.html
  • Maturo, Graciela, « Interioridad e Historia en El largo atardecer del caminante de Abel Posse», en América: recomienzo de la Historia. La lectura auroral de la Historia en la novela hispanoamericana, Buenos Aires: Biblos, 2010, p.87-100.
  • Menton, Seymour, « La denuncia del poder. Los perros del paraíso», en La nueva novela histórica, México: FCE, 1993, p.102-128.
  • Pons, María Cristina, « El secreto de la historia y el regreso de la novela histórica», en Historia crítica de la literatura argentina. La narración gana la partida, Buenos Aires, Emecé Editores, 2000, p.97-116.
  • Pulgarín Cuadrado, Amalia, « La reescritura de la historia: Los perros del paraíso de Abel Posse», en Metaficción historiográfica en la narrativa hispánica posmodernista, Madrid: Fundamentos, 1995, p.57-106.
  • Sáinz de Medrano, Luis, « Abel Posse, la búsqueda de lo absoluto», Anales de literatura hispanoamericana, n°21, Editorial Complutense, Madrid, 1992, p.467-480.
  • Sánchez Zamorano, J.A., Aguirre: la cólera de la historia. Aproximación a la « nueva novela latinoamericana» a través de la narrativa de Abel Posse, Universidad de Sevilla, 2002.
  • Vega, Ana María, « Daimón, de Abel Posse. Un camino hacia la identidad latinoamericana», Los Andes, Mendoza, 9/01/1990, p.3-4.
  • Waldegaray, Marta Inés, « La experiencia de la escritura en la novelística de Abel Posse», en Travaux et Documents, n°22, Université Paris 8, 2003, p.117-132.
  • Waldemer, Thomas, « Tyranny, writing and memory in Abel Posse’s Daimón», en Cincinnati Romance Review, Cincinnati, OH, 1997, n°16, p.1-7.

Referencias[editar]

  1. Abel Posse, « Criminalidad y cobardía», La Nación, 10/12/2009.
  2. Sobre sus recuerdos de este período, leer Antonio López Ortega, « Conversación con Abel Posse», Imagen, Caracas, 10/1987, n°100, p.3-6.
  3. Carlos Páez de la Torre, « Los Posse de Tucumán», Todo es historia, Buenos Aires, n°62, 06/1972. Pablo Rodríguez Leirado, « El nepotismo de los Posse. Sólo una historia de antaño?», http://web.archive.org/web/http://www.almargen.com.ar/sitio/seccion/historia/posse/index.html
  4. Fernando Lussón, « Abel Posse: La literatura latinoamericana está atravesando su Siglo de Oro», Lanza, Ciudad Real, 27/07/1988.
  5. Blanca Rébori, « Evita usaba a los hombres», La Prensa, Buenos Aires, 9/12/1994. Elsa Bragato, « Se vota al peronismo por el recuerdo de Evita», Democracia, Buenos Aires, 11/12/1994.
  6. Ver por ejemplo Abel Posse, « El Vasco Aín ante la Santa Sede», La Nación, Buenos Aires, 15/09/1997, y las declaraciones de José Gobello sobre este texto en su Breve historia crítica del tango (Corregidor: Buenos Aires, 1999, p.42-43): « Las referencias puntuales a la presentación de Aín frente a Pío XI fueron formuladas por primera vez por el diplomático y novelista Abel Posse».
  7. Nina Bruni, « El literato, en el caso de América Latina, puede redescubrir su continente» (10/08/1994), Revista Asterionline, Caracas, n°2, 1999-2000.
  8. Abel Posse, « Una jornada muy particular», La Nación, 17/10/1998.
  9. Abel Posse, « El límite del La Salle», La Nación, 4/02/2008.
  10. Abel Posse, « Colegio Nacional de Buenos Aires. El solar de los años vivos», La Nación, 3/08/2003.
  11. Antonio López Ortega, « Conversación con Abel Posse», Imagen, Caracas, 10/1987, n°100, p.3-6.
  12. Silvia Pites, « Entrevista con Abel Posse», Chasqui- Revista de literatura latinoamericana, Arizona State University, vol. XXII, n°2, 11/1993, p.120-128.
  13. Roxana Thomas y Ernesto Lumbreras, « Los territorios del gato», Uno más Uno, México, 10/04/1993.
  14. Abel Posse, « Una jornada muy particular», La Nación, 17/10/1998.
  15. Jorge Montes, « Conversación con un escritor: Abel Posse», Libros Elegidos, 1979.
  16. Abel Posse, « Invocación al fantasma de mi infancia muerta», El Mundo, Buenos Aires, 13/03/1959.
  17. http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/posse/mit1.htm
  18. Abel Posse, « A título personal. El celebrante supremo», Diario 16, Madrid, 25/11/1983 y “Neruda junto al Sena”, La Nación, 11/04/2004.
  19. Abel Posse, En letra grande, Buenos Aires: Emecé, 2005, p.32.
  20. http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/posse/mit3.htm
  21. Abel Posse, Biblioteca esencial, Buenos Aires: Emecé, 1991, p.164.
  22. Abel Posse, Los bogavantes, Buenos Aires: Atlántida, 1992, p.11.
  23. Luis Sáinz de Medrano (ed.), Semana de autor. Abel Posse, Madrid: Ediciones de Cultura Hispánica, p.40.
  24. Miriam Freilich, « Cara a cara. Abel Posse, el escritor estratega”, El Nacional, Caracas, 6/02/1987.
  25. Abel Posse, La boca del tigre, Barcelona: Círculo de lectores, 1974, p.400.
  26. Abel Posse, Daimón, Buenos Aires: Emecé, 1989, p.256-258. Viviana Plotnik, « Parodia, carnaval y eterno retorno en Los perros del paraíso de Abel Posse», Antípodas, Brisbane University, n°XIX, 2008, p.237.
  27. Abel Posse, « En góndola con Borges», La Nación, 28/12/2005.
  28. Abel Posse, « Alejo Carpentier en Venecia», ABC, Madrid, 23/04/1988.
  29. Abel Posse, « ‘Lo Abierto’ en el pensamiento de Heidegger», La Nación, 19/04/1975.
  30. Abel Posse, « Recuerdo de una visita a Martín Heidegger», La Prensa, Buenos Aires, 12/08/1979.
  31. Martín Heidegger, El sendero del campo, traducción de Abel Posse y Sabine Langenheim, Rosario: Editorial La Ventana, 1979, 58 p.
  32. http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/posse/mit9.htm Abel Posse, Momento de morir, Buenos Aires: Emecé, 1997, p.11-12.
  33. Seymour Menton, La nueva novela histórica de la América Latina, 1979-1992, México: FCE, 1993. Fernando Aínsa, La nueva novela histórica latinoamericana, México: Plural, 1996, 82-85.
  34. Luis Mario Bello, « Centro Cultural Argentino. Ambicioso y ejemplar plan de difusión», La Nación, Buenos Aires, 18/01/1982. Raúl Gustavo Aguirre, « Un espacio nuevo para la poesía argentina. La colección, que se edita en París con traducción, evidencia un respeto sumo hacia esa ‘rara materia’», La Gaceta, San Miguel de Tucumán, 27/06/1982.
  35. Félix Pujol, « Abel Posse: ‘Realmente, América padeció un genocidio’», La Vanguardia, Barcelona, 18/03/1983.
  36. Joaquín Arnaiz, « Abel Posse: ‘La democracia ha sido siempre un episodio en Argentina’», Diario 16, Madrid, 3/06/1986. Incluso publicó el primer capítulo de la novela en Cuadernos Hispanoamericanos, Madrid, n°643, 01/2004, p.69-74.
  37. Ver Abel Posse, La santa locura de los argentinos, Buenos Aires: Emecé, 2006, p.131-132.
  38. Abel Posse, Los cuadernos de Praga, Buenos Aires: Atlántida, 1998, p.10-11.
  39. Miguel Bonasso, « Posse, el canciller de Fujimori», Página 12, 20/05/2003.
  40. Unos argumentos ya desarrollados en textos anteriores como « Consagración de la muerte», La Nación, 24/03/2006, o « Incurables adolescentes de los 70», La Nación, 12/10/2006.
  41. Este diario le dedicó la tapa de varios de sus números, entre el 13 y el 27 de diciembre de 2009.
  42. Ceferino Reato, «Unidos por una misma lógica. La nueva novela de Abel Posse cuenta la tragedia de los años setenta por medio de un coro escabroso de guerrilleros y militares fácilmente reconocibles», La Nación, 27/05/2011. Román García Azcárate, « Abel Posse: “El pueblo argentino no estaba preparado ni quería una revolución socialista”», Clarín, Revista Ñ, 23/06/2011.
  43. Discurso de recepción de Pedro Luis Barcía, presidente de la Academia: http://www.aal.edu.ar/BID/discursoBarcia-recepcionPosse.pdf