XI Brigada Internacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
XI Brigada Internacional
Bundesarchiv Bild 183-Z0806-036, Spanien, Internationale Brigaden.jpg
Soldados de la XI Brigada Internacional durante la Batalla de Guadalajara.
Activa 22 de octubre de 1936 - Febrero de 1939
País alemanes y austriacos
Fidelidad Bandera de España República Española
Rama Internationalist star.svg B. Internacionales
Tipo Infantería
Tamaño Brigada mixta
Parte de 11.ª División (1937)
35.ª División (1937-1939)
Acuartelamiento Albacete, Barcelona
Comandantes
Comandantes
notables
Manfred Stern
Hans Kahle
Richard Staimer
Heinrich Rau
Ferenc Munnich
Cultura e historia
Mote Brigada Thälmann
Marcha Lied von XI Brigade
("Canción de la XI Brigada")
Guerras y batallas
Guerra Civil Española:
Defensa de Madrid, Batalla de la Ciudad Universitaria, 2.ª Batalla de la carretera de La Coruña, 3.ª Batalla de la carretera de La Coruña, Batalla del Jarama, Batalla de Guadalajara, Batalla de Brunete, Batalla de Belchite, Batalla de Teruel, Retirada de Aragón, Batalla del Ebro, Retirada de Cataluña

La XI Brigada Internacional [también Brigada Thälmann o Brigada Thaelmann], más tarde denominada 11ª Brigada Mixta, fue una de las Brigadas Internacionales que combatieron en defensa de la legalidad republicana contra los sublevados el 17 y 18 de julio de 1936 en la Guerra Civil Española. La Brigada, a la que se conoció como Brigada Thälmann por estar conformada por mayoría de ciudadanos alemanes y austriacos, fue creada en Albacete el 22 de octubre de 1936 y reorganizada por completo en la primavera de 1938. Participó en las batallas más importantes de la Guerra Civil Española, teniendo sus intervenciones más famosas en las batallas de la Ciudad Universitaria de Madrid o durante el Contraataque de Guadalajara. En 1938, tras la sangría que supuso la Batalla del Ebro, la brigada fue reorganizada completamente como una Brigada mixta española, perdiendo su componente internacional aunque todavía mantuvo un significativo número de inter-brigadistas entre sus filas hasta el final de la guerra.

Orígenes[editar]

Fue la primera Brigada internacional en constituirse como tal, el 22 de octubre de 1936 en La Roda (Albacete). Se formó en base al encuadramiento de los voluntarios internacionales que hasta entonces se habían apuntado a las Brigadas Internacionales. Sus unidades originales que constituían la Brigada fueron el batallón alemán Edgar André, el francés Comuna de París y el italiano Garibaldi, a los que un poco más tarde se les añadiría durante el periodo de instrucción el Dombrowski. Más tarde se unión como cuarto batallón de la brigada el español Asturias-Heredia. Dirigida en un principio por Jean-Marie François , éste fue sustituido bien pronto por Emilio Kléber, el jefe más carismático de la XI Brigada, y como comisario político fue situado el italiano Giuseppe Di Vittorio (Nicoletti).

Historial de operaciones[editar]

Defensa de Madrid[editar]

La XI Brigada Internacional (que entonces contaba solo con 1.900 hombres aproximadamente[1] ) fue enviada inmediatamente a Madrid, que se encontraba bajo la amenaza del ataque del Ejército de África. La noche del 8 de noviembre llegó a la capital y desfiló por la Gran Vía entre grandes vítores de la población. Ante de acabar el día ocupó posiciones en la Ciudad Universitaria y la Casa de Campo, donde se situaron los batallones Comuna de París y Edgar André[2] , y situando el centro de gravedad en el Puente de los Franceses.[3] El Batallón Dambrowski fue enviado a Villaverde en apoyo de Líster y el Quinto Regimiento. Durante 10 días la brigada mantuvo en este sector encarnizados combates, haciendo pagar con sangre a los franquistas cada metro que éstos ocupaban. No obstante, la penetración franquista en la Ciudad Universitaria obligó a la concentración de toda brigada en la Ciudad Universitaria. En la ciudad universitaria empezó una sangrienta batalla: La babel de lenguas, el frecuente canto de La Internacional en distintos idiomas, y los insultos que se cruzaban entre nacionalistas y republicanos no hacían más que aumentar la confusión en medio de los combates.[4] Las marchas que cantaban los brigadistas alemanes llenaban los escombros de los laboratorios y las aulas; Y en la oscuridad del anochecer se daban órdenes en voz baja dirigidas a los hombres habían venido a defender Madrid: Bataillon Thaelman, fertig machen!; Bataillon André Marty, descendez vite!; Garibaldi, avanti!.[5] En el Hospital clínico, que aún se encontraba en construcción como gran parte de la Ciudad Universidad cuando comenzó la Batalla de Madrid, el Thälmann[nota 1] subía bombas en los ascensores para que explotaran entre los marroquíes que estaban en el piso inmediato. Mientras, una Compañía de polacos del Dambrowski resistió en la Casa de Velázquez del Instituto Francés hasta el último hombre.[6]

Sello conmemorativo de Ludwig Renn emitido en la RDA en 1989. Al fondo se puede apreciar el Estandarte de la XI Brigada Internacional.

Los combates en la Ciudad Universitaria fueron durísimos y aunque el avance del Ejército de África fue detenido, la Brigada quedó muy maltrecha, hasta el punto de tener que ser relevada por la XII Brigada Internacional y llevada a Archena para cubrir bajas y reparar los tanques.[3] El 28 de noviembre volvió a sus antiguas posiciones y la relativa calma del frente permitió su reorganización. El batallón Thaelmann de la XII B. Internacional pasó a la XI que, a su vez, cedió a aquella el Garibaldi; Kléber fue remplazado por el alemán Hans Kahle. Inmediatamente la Brigada fue enviada a impedir la acción ofensiva franquista en la Carretera de La Coruña, atacando en el sector de la Ciudad universitaria y en cuya acción murió el comisario del batallón Thaelmann, Hans Beimler.[3]

La Carretera de la Coruña[editar]

La siguiente etapa bélica fue durante los combates en Boadilla del Monte, en el marco de la Ofensiva franquista para conquistar la Carretera de la Coruña (14 al 23 de diciembre) donde, tras encarnizadas luchas, todos los batallones sufren importantes bajas, especialmente las del Thaelmann. Los interbrigadistas del Thaelmann lucharon con los Panzer I de la Legión Cóndor y algunos miembros del cuerpo expedicionario fueron hechos prisioneros.[3] Tras un breve periodo de descanso, siguieron nuevos combates en torno a la disputada Carretera, operando la Brigada desde Majadahonda, donde ni republicanos ni franquistas consiguieron ventaja territorial alguna, pero donde los sacrificios humanos fueron enormes. La niebla fue la gran protagonista de los combates, dando lugar a una lucha caótica. Las pérdidas ocasionadas por las continuas acciones de desgaste obligaron a la XI Brigada a una nueva retirada a Murcia para proceder a su reorganización.[7] Después de navidad, los franquistas intentaron de nuevo cortar la carretera de Madrid-La Coruña y el 3 de enero de 1937 comenzó el ataque contra las líneas republicanas. La unidad volvió otra vez a este sector, siendo enviados los batallones Edgar André y Thälmann a Las Rozas mientras que el Comuna de París fue enviado a reforzar Pozuelo de Alarcón.[8] El asalto franquista fue muy intenso pero la resistencia republicana estaba bien organizada y su moral era elevada, por lo que las ametralladoras de los Internacionales infligieron graves bajas a las filas de Orgaz. El día 6 el Thaelmann recibió la orden de no ceder ni un milímetro, cosa que cumplió a rajatabla y al precio de un gran número de bajas.[9] A pesar de los duros asaltos que llevaron a cabo los tabores marroquíes contra las trincheras teutonas, los alemanes no cedieron. Al día siguiente se recibió una nueva orden de avance, pero la realidad era que el batallón había quedado muy mermado en efectivos. No obstante, logró contener el asalto franquista y hacer fracasar sus planes, aún a costa de graves bajas.

El Jarama y Guadalajara[editar]

Ya consagrada por la propaganda republicana como una de las más populares unidades de las Brigadas Internacionales, cuando empezó los franquistas atacaron en el Jarama la brigada fue enviada rápidamente a San Martín de la Vega, donde se encontró a las tropas republicanas en franca retirada.[7] Su vano intento de crear una línea de contención le costó sembrar de cadáveres internacionales los olivares en torno a la Casa Blanca. En los últimos coletazos de la ofensiva franquista, mientras el Thälmann y el Comuna de París lograban sostener sus posiciones, el Edgar André se desbandó y costó mucho trabajo volver a reagruparlo.[7]

Miembros del Batallón Edgar André durante un descanso, a mediados de 1937.

Cuando los italianos del Corpo Truppe Volontarie lanzaron una ofensiva sobre Guadalajara, el 8 de marzo, la primera brigada en llegar a la zona fue la XI. Lo hizo sobre la Carretera N-II entre los Kilómetros 83 y 97, teniendo que ceder terreno pero ralentizando enormemente el avance de los italianos.[7] Los tanques de la división italiana Flechas Negras rompieron el sector del frente que defendía la brigada, causándole importantes pérdidas e infligiéndole un grave quebranto en la moral.[10] Las consecuencias habrían sido peores de no ser por la intervención de Ludwig Renn, su jefe de Estado Mayor. Éste reorganizó a sus hombres y lograron detener el avance italiano.[10] Después quedó en la reserva durante la contraofensiva republicana. Al pasar Kahle al mando de la 17.ª División, el 31 de marzo, ocupó el puesto su compatriota Richard Staimer.

La Ofensiva de Brunete[editar]

Al igual que otras brigadas internacionales, como la XII, la XIII o XV,[11] durante la ofensiva republicana sobre Brunete la XI participó activamente en los combates, especialmente en ataques frontales sobre Quijorna y en el cruce del km 23 de la carretera de Brunete a Alcorcón. Sufrió 1.000 bajas sin lograr sus objetivos finales.[7] Hubo de retirarse a Colmenarejo, Galapagar y Torrelodones para reponer efectivos.

En el Frente de Aragón[editar]

Ludwig Renn, entonces jefe de Estado Mayor de la XI Brigada, junto a Ernest Hemingway y Joris Ivens.

El 19 de agosto abandonó sus cuarteles y se dirigió al Frente de Aragón para intervenir en la Ofensiva republicana sobre Zaragoza. Cuatro días más tarde la Brigada, apoyada por tanques, rompió las líneas del frente a Mediana, aunque no tomó instantáneamente la población, que quedó en tierra de nadie.[7] En esta acción murió el jefe del Batallón Thälmann, Georg Elsner. Tras una puntual actuación el Frente de Aragón frente a Fuentes de Ebro, el 3 de noviembre Staimler fue reemplazado en el mando de la unidad por Heinrich Rau, disponiéndose a participar en una nueva ofensiva republicana, esta vez en Teruel. Entró en fuego el 29 de diciembre, defendiendo los accesos de Concud, pero el contraataque se saldó con un fracaso y con la retirada a las trincheras de la Masía del Chantre.[12] Del 5 al 8 de enero de 1938 actuó en las inmediaciones de La Muela de Teruel, luchando desesperadamente por la posesión de tres cotas: las Cotas 1.011, 1.062 y 1.076, que cambiaron de manos en repetidas veces. A continuación, se drigió al Alfambra y en el sector de Singra volvió a estar sometida a una cuenta lucha.[12] Las bajas sufridas en estas dos etapas fueron enormes.

Al comenzar la Ofensiva franquista en Aragón, el 9 de marzo, la unidad se hallaba posicionada frente a Codo. Precisamente por este punto se produjo la ruptura del frente republicano, que fue absoluta, y por ello la Brigada hubo de retirarse apuradamente hacia Albalate del Arzobispo y de aquí a la Sierra del Vizcuerno, cerca de Caspe. La brigada estaba casi destrozada y continuó su repliegue por el Sur del dispositivo defensiva, atrincherándose en los accesos de Favara.[12] El hundimiento del resto de sectores del frente hizo inútil su resistencia y la unidad interbrigadista fue disgregada y desbordada por el enemigo. Sus restos se encaminaron a Cherta, donde cruzaron el Ebro y por fin se detuvo el avance franquista. El Thälmann había visto reducidos sus 450 hombres a solo unos 80.[12]

Reorganización de la brigada[editar]

La brigada resultó tan quebrantada que fue imposible cubrir las bajas con voluntarios internacionales y se tuvo que recurrir a la recluta masiva de españoles, de forma que para la Ofensiva del Ebro era una brigada formada prácticamente por españoles[nota 2] y con un batiburrillo de veteranos alemanes, austriacos y escandinavos. Tras la desbandada de Aragón, también hubo un nuevo cambio en la jefatura: Ferenc Munnich (bajo el seudónimo de Otto Flatter) sustituyó a Rau.[12] Quedó encuadrada en el XV Cuerpo de Ejército.

Batalla del Ebro[editar]

El 25 de julio la Brigada cruzó en silencio el Ebro frente a Ascó. Como parte de la 35.ª División e integrada en el XV Cuerpo de Ejército de Manuel Tagueña, la primera unidad que alcanzó la orilla izquierda del Ebro fue el Batallón Hans Beimler, cuyos jefes abrían la marcha al grito de: ¡Adelante, hijos de Negrín!.[13] Tras ocupar la localidad, se dirigió a La Fatarella y continuó la penetración sin encontrar oposición hasta alcanzar el cementerio de Gandesa, pero fue aquí donde acabó su avance.[12] Para conseguir asaltar Gandesa era necesario hacerse con el control del Puig de l'Àguila y la XI Brigada, tras unos días en primera en línea de frente establecida en la carretera de Pinell a Gandesa, fue lanzada al ataque el 16 de agosto; Relevó a la XV Brigada Internacional en un intento desesperado de avanzar, donde la brigada anglosajona ya se había desgastado fuertemente.[12] No obstante, logró defender la Sierra de Pandols desde estas posiciones hasta que los mandos franquistas desistieron de sus infructuosos ataques, trasladándose al valle de la Venta de Camposines. Aquí se encontraba la unidad cuando nuevamente tuvo que hacer frente a la acometida inicial del enemigo pero no pudo resistir y tuvo que retirarse a la Sierra de Cavalls, donde logró fortificarse y aguantar nuevas embestidas en las siguientes semanas.[12]

El 22 de septiembre el gobierno republicano decidió la retirada de las Brigadas internacionales y pasó a ser denominada como la 11.ª Brigada Mixta[12] formada exclusivamente por españoles y mandada por el mayor de milicias Américo Brizuela Cuenca, con José Queraltó Fortuny de jefe de Estado Mayor, y Antonio Ruiz como comisario. El 13 de noviembre, se hallaba en reserva y cubrió el flanco derecho de la retirada por la zona de Ribarroja[12] , volviendo a cruzar el Ebro después de varios meses de encarnizados combates.

Campaña de Cataluña[editar]

Durante la ofensiva franquista en Cataluña la brigada resultó destrozada en la zona de Granadella-Mayals, quedando prácticamente eliminada.[12]

Estructura y organización[editar]

Mandos[editar]

Comandantes de Brigada[editar]

Los sucesivos comandantes de la Brigada fueron:

Sello conmemorativo a Hans Kahle, que fue uno de los jefes nás destacados de la brigada.

Jefes de Estado Mayor[editar]

Relación de Batallones[editar]

Estandarte del Batallón Comuna de París, conservado actualmente en el Museo del Ejército de Toledo (España). Obsérvese que el Estandarte es de la época en que el Batallón estaba adscrito a la XI Brigada.

Por la Brigada pasaron un gran número de batallones a lo largo de su existencia, en ocasiones procedentes de otras brigadas o reorganizados de nuevo:[14]

Notas[editar]

  1. El Batallón Thälmann entonces estaba integrado en la XII Brigada Internacional, que finalmente fue enviada como refuerzo.
  2. Muchos de estos reclutas forzosos o voluntarios de nueva leva eran catalanes pertenecientes a la llamada Quinta del Biberón.

Referencias[editar]

  1. Hugh Thomas (1976); pág. 527
  2. Hugh Thomas (1976); pág. 526
  3. a b c d Carlos Engel (1999); pág. 27
  4. Hugh Thomas (1976); pág. 530
  5. Hugh Thomas (1976); pág. 531
  6. Hugh Thomas, p.531
  7. a b c d e f Carlos Engel (1999); pág. 28
  8. Hugh Thomas (1976), pág. 539
  9. Hugh Thomas (1976); pág. 540
  10. a b Hugh Thomas (1976); pág. 650
  11. Hugh Thomas (1976); pág. 767
  12. a b c d e f g h i j k Carlos Engel (1999); pág. 29
  13. Hugh Thomas (1976), pp. 900-901
  14. Hugh Thomas, Apéndice III, p. 1035

Bibliografía[editar]

  • Beevor, Antony (2005). La Guerra Civil Española. Barcelona: Crítica. ISBN 8484326653 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  • Engel, Carlos (1999). «Historia de las Brigadas Mixtas del Ejército Popular de la República». Madrid, Almena. 84-922644-7-0. 
  • Longo, Luigi (1969); Las Brigadas Internacionales en España. Era. México.
  • Martínez Bande, J. A (1972); Brigadas Internacionales, Luis Caralt. Barcelona.
  • Salas Larrazábal, Ramón (2006); Historia del Ejército Popular de la República, La Esfera de los Libros, Madrid. ISBN 84-9734-465-0.
  • Thomas, Hugh (1976). Historia de la Guerra Civil Española (en español). Barcelona: Círculo de Lectores. ISBN 84-226-0873-1. 

Enlaces externos[editar]