Víctor Andrés Belaúnde Diez Canseco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Víctor Andrés Belaúnde»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Víctor Andrés Belaúnde
Víctor Andrés Belaúnde.jpg

UN emblem gold.svg
Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas
1959-1960
Predecesor Charles Habib Malik
Sucesor Frederick Henry Boland

Gran Sello de la República del Perú.svg
Ministro de Relaciones Exteriores del Perú
8 de enero de 1958-4 de abril de 1958
Presidente Manuel Prado Ugarteche
Predecesor Manuel Cisneros Sánchez
Sucesor Raúl Porras Barrenechea

Rector Pro - Tempore de la Pontificia Universidad Católica del Perú
24 de marzo de 1946-13 de abril de 1947
Predecesor Padre Jorge Dintilhac SS.CC.
Sucesor Padre Rubén Vargas Ugarte, S.J.

Información personal
Nombre de nacimiento Víctor Mario Rafael Andrés Belaúnde Díez-Canseco
Nacimiento 15 de diciembre de 1883
Arequipa
Fallecimiento 14 de diciembre de 1966
Nueva York
Nacionalidad Peruana
Lengua materna Español
Creencias religiosas Catolicismo
Partido político Acción Popular
Familia
Padres Mariano Belaúnde de la Torre y Mercedes Diez-Canseco Vargas
Cónyuge Sofía Yrigoyen Diez-Canseco
Teresa Moreyra y Paz-Soldán
Hijos Antonio Belaúnde Moreyra; Martín Belaúnde Moreyra
Educación
Alma máter Universidad Nacional de San Agustín y Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Información profesional
Ocupación Pensador, educador, jurista, diplomático, político, escritor
Empleador
Miembro de
Distinciones
[editar datos en Wikidata]

Víctor Mario Rafael Andrés Belaúnde Diez-Canseco (Arequipa, 15 de diciembre de 1883-Nueva York, 14 de diciembre de 1966), fue un pensador, jurista, diplomático, político, intelectual, escritor y educador peruano. Católico y humanista, fue el principal integrante de la "Generación del 900" (junto con Francisco García Calderón Rey y José de la Riva-Agüero y Osma), al igual que José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre. Destacó como una de las voces más importantes en la reflexión de la sociedad peruana. También llegó a ocupar la presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas.[1] [2]

Biografía[editar]

Sus padres fueron Mariano Belaúnde de la Torre y Mercedes Diez-Canseco Vargas, hija de Pedro Diez-Canseco y Corbacho, presidente del Perú. Hermano de Rafael Belaúnde Diez Canseco.

Se formó en los Colegios San Vicente de Paul y San José, luego ingresó a la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa. En 1901 pasó a Lima para estudiar en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde ejerció además la docencia universitaria (Historia de la Filosofía Moderna e Historia Moderna). Obtuvo los grados de doctor en Jurisprudencia (1908), Ciencias Políticas (1910) y Letras (1911).[1]

En 1903, fue nombrado secretario del Archivo de Límites del Ministerio de Relaciones Exteriores y, posteriormente, de 1905 a 1906, secretario de la misión acreditada en Argentina para hacer la defensa del Perú en el litigio de límites con Bolivia, ya que el presidente argentino había sido nombrado árbitro de dicho diferendo. Pasó a España para culminar la compilación e impresión de la documentación peruana que sustentaba su defensa.[1]

De 1907 a 1911 fue jefe de la División de Límites en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En 1914 pasó a la legación peruana en Alemania como encargado de negocios y al año siguiente fue transferido con el mismo cargo a Bolivia.[1]

En 1918 fundó el tercer "Mercurio Peruano", revista de la que fue director hasta 1932.[1]

En 1919, bajo el segundo gobierno de José Pardo fue nombrado ministro plenipotenciario en Uruguay, pero renunció al producirse el golpe de estado de Augusto Leguía.[3]

Regresó al Perú y se reincorporó a la docencia universitaria en San Marcos. Realizó una gira por los Estados Unidos, dictando conferencias en más de 40 universidades y colegios (1919-1920).[1]

Nuevamente en el Perú, desde la Universidad de San Marcos abogó por la libertad de los presos políticos y protestó por la expropiación del diario "La Prensa".[1] Su oposición al gobierno de Leguía motivó que sufriera persecución política. Apresado, fue confinado en la isla de San Lorenzo, y luego desterrado.[4]

Durante su exilio, pasó una temporada en Francia, donde se casó con Teresa Moreyra y Paz Soldán.[2] Luego se dirigió a los Estados Unidos, donde dictó cátedra en las universidades de Columbia, Middlebury, Virginia y Miami, y conferenciante en la Johns Hopkins y la de Chicago. Fue también funcionario del Instituto de Cooperación Intelectual de la Sociedad de Naciones.[1]

En 1930, al caer el gobierno de Leguía, regresó al Perú y fue elegido diputado al Congreso Constituyente de 1931, por el Partido Descentralista y en representación de Arequipa. La impronta de su trabajo constituyente se registró en la Constitución peruana de 1933.[5]

El segundo gobierno de Óscar R. Benavides lo reincorporó al servicio diplomático, designándolo ministro plenipotenciario en Colombia (1934-1935) y luego en Suiza (1936-1939).[1] Fue también embajador especial en las Naciones Unidas (1936) y la Conferencia Internacional del Trabajo (1936).

Debido a su prestigio como internacionalista defensor de los intereses del Perú, fue requerido por su gobierno para integrar la delegación peruana que en Río de Janeiro negoció la solución del conflicto con Colombia (1934). También fue acreditado como miembro de la delegación peruana acreditada ante el gobierno de Estados Unidos, en el marco de las negociaciones de límites con el Ecuador (1938).[1]

En 1945 presidió la delegación peruana en las Naciones Unidas, y posteriormente, entre 1959 y 1960, llegó a presidir la Asamblea General de dicho organismo.[1]

Durante el segundo gobierno de Manuel Prado, fue Ministro de Relaciones Exteriores del Perú,[6] de 8 de enero a 4 de abril de 1958.

Siempre vinculado a las actividades académicas, fue decano de la Facultad de Letras, Ciencias Políticas y Económicas, así como vicerrector y rector interino de la Pontificia Universidad Católica del Perú (1946-1947).[1] Fue gestor de la creación del Instituto Riva-Agüero en 1947. En 1965, fue nombrado Rector emérito de la PUCP.

Falleció en Nueva York, el 14 de diciembre de 1966, un día antes de cumplir 83 años.

Pensamiento[editar]

Líder del socialcristianismo en el Perú, se incorporó a partir de 1956 al partido Acción Popular, entonces recién en formación, con lo que influyó en su ideología desde sus orígenes. También recogen el pensamiento de Víctor Andrés Belaúnde y reivindican su herencia intelectual la Democracia Cristiana y el Partido Popular Cristiano, entre otras agrupaciones políticas peruanas.

En el debate social, su mirada del Perú fue netamente positiva. Según su propuesta, el Perú es una síntesis viviente en la que la cultura andina y la occidental española se habían fusionado creando una nueva civilización. Opinaba que ambas fuentes son buenas, a pesar de las sombras que puedan haber oscurecido ciertas etapas de nuestra historia. Se opuso a teorías más antagónicas como la de J.C. Mariátegui que, propias de un nacionalismo racista,[7] e influenciado por el socialismo de inicios del siglo XX declaraba la preeminencia de la raza indígena frente al criollo y al blanco, o al mismo Haya de la Torre que también valoraba más el aporte indígena pero no se mostraba en tan franca oposición al influjo occidental en América Latina como Mariátegui.

Belaúnde no tuvo un afán proselitista ni un espíritu partidario muy arraigado, por lo que sus ideas quedaron con el tiempo guardadas en ámbitos académicos algo cerrados y con poca difusión. Tanto el Partido Comunista, fundado por Mariátegui, como el APRA, fundado por Haya de la Torre, sí se dedicaron sistemáticamente a transmitir sus ideas a las bases sociales, con lo que ganaron mucha mayor fuerza en el devenir histórico posterior peruano.

En el plano internacional, destacó como el primer peruano en ocupar un alto cargo en la ONU: Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (en 1959 y 1960), responsabilidad y honor solo posibles por el reconocimiento que la comunidad internacional. Además fue Presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en tres periodos.

Tanto en sus escritos como en sus discursos reveló un dominio magistral de la lengua, así como respetuosos modales tradicionales y una proclividad al diálogo. Apasionado en la defensa de sus ideales, fue uno de los principales promotores de la defensa del sufragio femenino.

Descendencia[editar]

Se casó con su prima lejana Sofía Yrigoyen Diez-Canseco, hija de Manuel Yrigoyen Arias y de Mercedes Diez-Canseco y de Olazábal. La pareja tuvo dos hijas, una de ellas madre de José Antonio y Víctor Andrés García Belaúnde.

En 1923, durante su exilio en París, se volvió a casar con Teresa Moreyra y Paz-Soldán, hermana de Carlos Moreyra y Paz Soldán, con quien tuvo siete hijos, entre ellos Antonio Belaúnde Moreyra y Martín Belaúnde Moreyra.

Principales cargos desempeñados[editar]

Publicaciones[editar]

  • La filosofía del Derecho y el método positivo (1904)
  • El Perú antiguo y los modernos sociólogos (1908)
  • Ensayos de psicología nacional (1912)
  • La crisis presente (1914)
  • Meditaciones peruanas (1917)
  • La realidad nacional (1931)
  • El Cristo de la Fe y los Cristos literarios (1936)
  • Peruanidad (1942)
  • La síntesis viviente (1950)
  • Inquietud, serenidad, plenitud (1951)
  • El planteamiento del problema nacional (1962)
  • Memorias (3 vls., 1960-1962; 2 vls., 1967)
  • Veinte años de Naciones Unidas (1966)

Libros sobre V. A. Belaúnde[editar]

  • Osmar González, Domingo García Belaúnde. Víctor Andrés Belaúnde. Peruanidad, contorno y confín. Textos esenciales, Fondo Editorial del Congreso de la República del Perú, Lima 2007
  • Carlos Neuenschwander Sahurie. Iglesia y Peruanidad. Una lectura desde Víctor Andrés Belaúnde, Universidad Católica San Pablo, Arequipa 2005
  • José Pareja Paz Soldán. El Maestro Belaúnde. Vida, personalidad y pensamiento, Instituto de Estudios Social Cristianos, Lima 2008
  • Gustavo Flores Quelopana. Indagaciones Peruanas. Variaciones sobre Manuel González Prada, Víctor Andrés Belaúnde, José Carlos Mariátegui y Haya de la Torre, IIPCIAL, Lima 2006
  • Martín Santivañez Vivanco, El concepto de peruanidad en V. A. Belaúnde, Univ. de Lima 2003.
  • Wilbert Almonte Prado, V. A. Belaúnde: anatopismo, crisis y regeneración nacional, Lima 2013.

Condecoraciones[editar]

  • Gran Cruz de la Orden de Alfonso XII, España.
  • Gran Cruz de la Orden del Sol, Perú.
  • Gran Cruz de la Orden de San Silvestre, Santa Sede.
  • Gran Oficial de la Orden del Libertador, Venezuela.
  • Gran Oficial de la Orden de Boyacá, Colombia.
  • Gran Oficial de la Orden del Cóndor, Bolivia.
  • Oficial de la Orden de la Cruz del Sur, Brasil.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l Tauro del Pino, Alberto (2001). «BELAÚNDE DIEZ CANSECO, Víctor Andrés». Enciclopedia Ilustrada del Perú 3 (3 edición). Lima: PEISA. p. 335-337. ISBN 9972-40-149-9. 
  2. a b Orrego Penagos, Juan Luis (2000). «BELAÚNDE, Víctor Andrés (1883-1966)». Grandes Forjadores del Perú (1ª edición edición). Lima: LEXUS editores. pp. 58-60. ISBN 9972-625-50-8. 
  3. Chirinos Soto, 1985, p. 2.
  4. Chirinos Soto, 1985, pp. 6-8.
  5. Chirinos Soto, 1985, pp. 102-116.
  6. Chirinos Soto, 1985, p. 211.
  7. González Calleja, 1994, p. 249.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Charles Habib Malik
Representante de Líbano
Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas
UN emblem gold.svg

1959 - 1960
Sucesor:
Frederick Henry Boland
Representante de Irlanda
Predecesor:
Manuel Cisneros Sánchez
Ministro de Relaciones Exteriores del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

8 de enero de 1958 - 4 de abril de 1958
Sucesor:
Raúl Porras Barrenechea
Predecesor:
Padre Jorge Dintilhac SS.CC.
Rector Protempore de la Pontificia Universidad Católica del Perú
24 de marzo de 1946 a 13 de abril de 1947
Sucesor:
Padre Rubén Vargas Ugarte, S.J.