Turismo cultural

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El turismo cultural es una práctica turística que resalta los aspectos culturales, en sus distintos ámbitos, que ofrece un determinado destino turístico. Forma una de las modalidades principales del turismo, junto al turismo de sol y playa, el turismo activo, el turismo lúdico y el turismo de eventos, además de otras modalidades específicas, como el turismo sanitario o el turismo cinegético.[1][2]

El turismo cultural engloba los viajes que se realizan para conocer los aspectos cultuales, desde históricos a artísticos, de distintos destinos, culturas y personas.[3]​ Desde una perspectiva más amplia, aboga por la preservación de las costumbres, narrativas, representaciones e instituciones de las comunidades locales, a la vez que promueve el interés por el otro.[4]​ Algunos autores sostienen que su origen se remonta a la museología, de una parte, y a la necesidad de preservar el folclore indígena, de la otra.[5][6]

Templo de Atenas. Un destino común del turismo cultural.

Características del turismo cultural[editar]

  • Este tipo de turismo generalmente tiene estancias en un lugar por aproximadamente 3 a 4 días.
  • Es uno de los tipos de turismo mayormente escogidos por los turistas tanto extranjeros como nacionales.
  • Se destaca por realizarse en visitas a las ciudades y pueblos más notable de la zona, así como también en donde se encuentran sus monumentos.
  • Visitar un centro turístico es una forma de vivir la historia de un lugar, lo que proporciona un valioso aporte a la población local que lo explora.
  • El turismo incluye muchas actividades: deportes, arquitectura, gastronomía, naturaleza, lenguaje, arte, socialización y otras actividades típicas de la zona.
  • En la actualidad hay más de mil sitios Patrimonio de la Humanidad, la mayoría de los cuales son culturales y se distribuyen principalmente entre Italia, China, Alemania, España, Francia, India y México.

Importancia del turismo cultural[editar]

La importancia del turismo cultural esta específicamente en los beneficios que otorga a los siguientes aspectos:

  • Beneficio económico: El aporte económico de los turistas es muy importante para el desarrollo y conservación de los diversos elementos que componen el espacio turístico cultural. Es la base de todos los productos turísticos, y su mantenimiento depende del flujo de dinero que fluye y circula dentro del espacio cultural.
  • Apoyo y creación de nuevas empresas: Esto ayuda a incrementar la producción de nuevos negocios, así como su mantenimiento y desarrollo. En todas las zonas turísticas tradicionales existen empresas como: centros turísticos (hoteles, pensiones y casas rurales), agencias de viajes, restaurantes y tiendas turísticas.
  • Generador de empleo: Si la industria del turismo se incluye en este sector, es necesario contratar trabajadores para realizar diversas actividades diseñadas para satisfacer las necesidades del turismo. Por ejemplo, recepcionistas de hotel, personal de hotel, cocineros, gerentes o camareros.

Tipos de turismo cultural[editar]

El turismo cultural engloba una vasta gama de modalidades y actividades turísticas, que habitualmente se combinan ya que muchas de ellas están interrelacionadas:

Perfil del Turista Cultural[editar]

  • Nivel formativo y cultural alto.
  • Todos los segmentos de edad (desde Generación Z hasta Baby Boomers = Seniors).
  • Interés en aspectos locales de los pueblos como las costumbres, tradiciones, gastronomía, etc.
  • Preocupación por el medio ambiente y su cuidado.
  • Aprecio de las diferencias culturales que existen entre los diferentes pueblos o ciudades de un mismo país, así como internacionalmente.
  • Tienden a viajar de manera de forma habitual y estiman de gran manera la calidad y la comodidad.
  • Tienen un interés por conocer las experiencias y formas de vida de las poblaciones locales.

Lugares turísticos para realizar Turismo Cultural[editar]

  • Perú: Las ruinas de Machu Picchu, la mítica ciudad Inca, situada en la cúspide de las montañas de los Andes.
  • Barcelona: La Basílica de la Sagrada Familia y el campus de Ostelea.
  • Francia: La ciudad mágica de París y su Museo deL Louvre, donde se encuentra la obra estrella de Leonardo Da Vinci, la Mona Lisa.
  • Egipto: El Museo de la Civilización Egipcia, en El Cairo, donde se puede contemplar dos mil años de la impresionante historia egipcia.
  • México: El parque natural nacional Palenque situado en el Estado de Chiapas, el cual cuenta con una superficie natural de casi 1700 hectáreas.

Problemas/ Consecuencias del Turismo Cultural[editar]

  • Destrucción o deterioro del patrimonio turístico y cultural.
  • Sobreexplotación turística.
  • Ausencia de políticas efectivas para la protección del patrimonio.
  • Agotamiento de los recursos turísticos por la gran afluencia de visitantes.
  • Contaminación arquitectónica, acústica y ambiente en el espacio turístico.

Posición crítica[editar]

En los últimos años, algunos autores han enfatizado en la naturaleza negativa del turismo cultural el cual lejos de emancipar a la comunidad que pretende proteger, la subyuga a la inversión local creando de esa manera una dependencia económica.[11]​ Asimismo, el turismo cultural encierra potenciales etiquetas y estereotipos provenientes del proceso colonial europeo.[12]​ Existe evidencia suficiente que prueba que los proyectos étnicos y culturales en ciertos contextos de inestabilidad política promueve un estado constante de conflicto.[13]

Referencias[editar]

  1. Airey, David; Tribe, John (11 de agosto de 2006). An International Handbook of Tourism Education (en inglés). Routledge. ISBN 978-1-136-42978-1. Consultado el 5 de octubre de 2023. 
  2. Prideaux, B.; Moscardo, Gianna; Laws, Eric (14 de septiembre de 2006). Managing Tourism and Hospitality Services: Theory and International Applications (en inglés). CABI. ISBN 978-1-84593-015-8. Consultado el 5 de octubre de 2023. 
  3. Poria, Y., Butler, R., & Airey, D. (2003). The core of heritage tourism. Annals of tourism research, 30(1), 238-254.
  4. Cultural tourism. Routledge. 18 de julio de 2013. pp. 505-514. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  5. du Cros, Hilary; McKercher, Bob (19 de abril de 2020). Cultural tourism products. Routledge. pp. 183-203. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  6. Timothy, D. J. (2018). Producing and consuming heritage tourism: Recent trends. Tourists and tourism: A reader, 167-178.
  7. Palmer, C. (2005). An ethnography of Englishness: Experiencing identity through tourism. Annals of tourism research, 32(1), 7-27.
  8. Herbert, D. (2001). Literary places, tourism and the heritage experience. Annals of tourism research, 28(2), 312-333.
  9. Barton, R. (2016). The Ironic Gaze: Roots Tourism and Irish Heritage Cinema. In Screening European Heritage (pp. 163-179). Palgrave Macmillan, London.
  10. Hartmann, R. (2014). Dark tourism, thanatourism, and dissonance in heritage tourism management: New directions in contemporary tourism research. Journal of Heritage Tourism, 9(2), 166-182.
  11. Comaroff, Jean; Comaroff, John (31 de diciembre de 2014). Chapter 14. Ethnicity, Inc.. University of Pennsylvania Press. pp. 249-266. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  12. Korstanje, Maximiliano (2012-05). «Reconsidering cultural tourism: an anthropologist's perspective». Journal of Heritage Tourism 7 (2): 179-184. ISSN 1743-873X. doi:10.1080/1743873x.2011.639883. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  13. Timothy, Dallen J., ed. (18 de mayo de 2009). Cultural Heritage and Tourism in the Developing World. doi:10.4324/9780203877753. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 

Enlaces externos[editar]