Turégano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Turégano
municipio de España
Escudo de Turégano (Segovia).svg
Escudo

Vista de Turégano

Vista de Turégano
Turégano ubicada en España
Turégano
Turégano
Ubicación de Turégano en España.
Turégano ubicada en Provincia de Segovia
Turégano
Turégano
Ubicación de Turégano en la provincia de Segovia.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Segovia province.svg Segovia
• Partido judicial Partido de Segovia
Ubicación 41°09′19″N 4°00′26″O / 41.155277777778, -4.0072222222222Coordenadas: 41°09′19″N 4°00′26″O / 41.155277777778, -4.0072222222222
• Altitud 935 msnm
Superficie 70,77 km²
Población 979 hab. (2018)
• Densidad 14,2 hab./km²
Código postal 40370
Alcalde (2019) Juan Montes Sacristán (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Turégano

Turégano es un municipio de España perteneciente a la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene cuatro pedanías: La Cuesta, Aldeasaz, Berrocal y Carrascal. Se encuentra en la comarca de La Campiña, en el valle de los ríos Pirón y Cega. Dista 140 km de Madrid y 34 de Segovia.

Camilo José Cela en su libro Judíos Moros y Cristianos, narra un viaje que realiza por tierras de Segovia y Ávila, entre 1946 y 1952. Uno de los lugares por los que pasa es Turégano:

Los habitantes de Turégano según las últimas cuentas, llegan al millar y medio. Como Pedraza y como tantos y tantos pueblos castellanos viejos, Turégano ya fue más de lo que hoy llega a ser ... el vagabundo caminando por Turégano se siente soldado en el Altozano y menestral en La Bobadilla. Por el aire de Turégano, pegado aún a la fantasmal silueta de su castillo, todavía el obispo Arias Dávila ahorca en el torreón a los correos de la Beltraneja, mientras los cincuenta ballesteros, libres de todo pecho, de la villa, asisten, dejando los hierros de matar en la sacristía a los funerales por el alma del rey Don Pedro.

El castillo de Turégano, medio iglesia con las obras del obispo Dávila, sirvió de prisión, de dura prisión a Antonio Pérez, y en él se reunió, echando años atrás, D. Juan II con su amigo Luna, el hombre al que, por entonces, no podía recibir en la corte.

Turégano es pueblo de vega. Su término municipal lo atraviesan los arroyos Valseco y de las Mulas, que vienen disimulando desde Caballar, el pueblo de las tres fuentes, la Santa, la Fresneda y la Redonda, y donde también hay otra, el Cagalar, que, como su nombre indica, es purgante. La vega de Turégano cría hortalizas y frutas. El campo de Turégano, ya en el secano, ve granar el cereal, verdear el garbanzo y crecer el pino. El vagabundo en la plaza Mayor, con el castillo al fondo dedica un recuerdo a D. Pepe Solana, el hombre que pintó un cuadro sobrecogedor y carpetovetónico -capea en Turégano- hoy en los Estados Unidos. Turégano también sirvió de modelo para los pintores Zuloaga y Zubiaurre[1]

Toponimia[editar]

La primera referencia escrita a Turégano corresponde a un documento de 1116 en el que se menciona “Torodano”. En unos privilegios reales, que datan de 1135, se denomina "Toroda"; también ha sido nombrado en otros documentos como "Torodam" y "Torodanum". En dos bulas, que datan de 1232, aparece como "Toroganum" (acusativo de "Toroga") [2]​. Así ha ido evolucionando hasta el actual Turégano.

Geografía[editar]

En el término municipal se encuentran las localidades de:

Historia[editar]

Desde el punto de vista historiográfico existen un largo debate acerca del origen municipio. Por un lado las fuentes documentales y escritas sostienen, desde la publicación en el siglo XVII de la obra de Diego de Colmenares, la existencia de un castro prerromano, de origen arévaco, fechado en la Segunda Edad del Hierro. Por otro lado, la ausencia de elementos arqueológicos que, a día de hoy, avalen dicha interpretación[5][6]​.

Existe constancia de la llegada de los romanos a la comarca y de la ocupación musulmana en el siglo VIII.

Edad Media[editar]

En 1123 doña Urraca de Castilla dona la villa y el señorío de Turégano a Pedro de Agén, de origen francés, primer obispo de la restaurada diócesis de Segovia. En lo sucesivo, durante ocho siglos, el prelado de Segovia será el señor feudal de esta población, que en diversas ocasiones recibió privilegios reales[7]​. Al ser el obispo de Turégano miembro del Consejo Real de Castilla, la villa fue entre 1425 y 1442, durante seis meses al año, sede de la Cancillería y Audiencia del reino. También fue residencia temporal de los monarcas castellanos y acogió a las Cortes, en especial en los siglos XIV y XV.

En 1440 se celebró el primer sínodo diocesano de Turégano a instancias de obispo de Segovia y señor de la villa, el dominico Lope de Barrientos. Este fue un personaje influyente en las cortes Juan II, del que fue confesor, y de Enrique IV, al que sirvió como preceptor. También el obispo Juan Arias Dávila promovió aquí los sínodos diocesanos de 1473 y 1483.

En esta villa tuvo lugar, en 1428, la reconciliación entre el rey de Castilla, Juan II, y su condestable, don Álvaro de Luna, lo que dio lugar a espléndidas fiestas. Cuando este fue ajusticiado por orden del rey, el obispo de Segovia y señor de Turégano ocupó su lugar en la corte. A la muerte de Juan II, en 1454, fray Lope de Barrientos, obispo de Segovia y señor de Turégano, junto con fray Gonzalo de Illescas, actuó como regente de Castilla.

El obispo Juan Arias Dávila, protonotario y miembro del Consejo Real de Enrique IV, tomó partido en el conflicto dinástico entre Juana la Beltraneja e Isabel la Católica por esta última. Su esposo Fernando de Aragón se alojó en Turégano de varias ocasiones, la última en 1474 cuando se dirigía a Segovia para asistir a la coronación de su esposa en la iglesia de San Miguel.

Durante los siglos XV y XVI las ferias de santa Catalina, celebradas en la Plaza Mayor, tuvieron gran actividad, en particular ganadera, con repercusión en toda Castilla.

Edad Moderna[editar]

En la sublevación de los Comuneros de Castilla, Turégano se mantuvo al margen a instancias del obispo Diego de Rivera, que dio instrucciones en este sentido al alcaide del castillo Gonzalo Copete.

Castillo de Turégano en 1865. Grabado de F.J. Parcerisa

En el siglo XVI el castillo se convirtió en prisión real y por este motivo aquí fue encarcelado, en 1586, Antonio Pérez, secretario de Felipe II, tras su caída en desgracia por traición al monarca. En un primer momento, recibió un trato deferente y se le permitió la compañía de su familia y la atención de sus criados, pero tras un frustrado intento de fuga, fue incomunicado en una mazmorra, con acceso desde la iglesia del castillo, que todavía se conserva.

Edad Contemporánea[editar]

En el siglo XIX la población sufrió importantes daños, primero, en la Guerra de la Independencia y, más adelante, en la Primera Guerra Carlista. Con la desamortización de los bienes de la Iglesia, la villa dejó de ser un señorío del obispo de Segovia y alcanzó el rango de municipio.

El 24 de septiembre de 1965 un pavoroso incendio originado accidentalmente en una fragua y avivado por un fuerte viento destruyó un centenar de viviendas y edificios, dejando sin hogar a unas 60 familias.[8]

Demografía[editar]

Evolución demográfica de Turégano
200020022004200620082010201220142018
10781137111911581145109810981056979
(Fuente: INE)

Administración y política[editar]

Alcaldes desde las elecciones de 1979
Legislatura Nombre Partido
1979-1983 Agapito Torrego Cuerdo Unión de Centro Democrático UCD
1983-1987 Pedro Manrique Hernando
1987-1991 Pedro Velasco Huerta PP PP
1991-1995 Pedro Velasco Huerta PP PP
1995-1999 Pedro Velasco Huerta PP PP
1999-2003 Pedro Velasco Huerta PP PP
2003-2007 Jesús Santiago Bravo Solana Partido Socialista Obrero Español PSOE
2007-2011 Juan Montes Sacristán PP PP
2011-2015 Juan Montes Sacristán PP PP
2015-2019 Juan Montes Sacristán PP PP
2019- Juan Montes Sacristán PP PP

Monumentos[editar]

Castillo[editar]

Su mayor atractivo es su castillo, símbolo del pueblo, de orígenes supuestamente celtibéricos, según algunos autores antiguos[9]​. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1931. En este castillo estuvo preso en 1585 Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Antonio Pérez planeó su fuga y sus partidarios se establecieron en el cercano pueblo de Muñoveros. Consiguieron entrar en el castillo los asaltantes pero la astucia de los alguaciles les convenció para que desistieran de su intento. Una singularidad de este castillo es que integrada en su construcción se encuentra la iglesia de San Miguel.

Iglesia de Santiago[editar]

Relieves románicos de la iglesia de Santiago

Románica, como se comprueba en el ábside que se puede contemplar desde el exterior aunque de manera parcial, ya que está oculto por una construcción posterior. Consta de nave principal y lateral correspondiente al lado del Evangelio. El templo presenta importantes modificaciones, preferentemente del siglo XVII, que afectan a la nave, cubierta, torre y fachada meridional.

En el interior del ábside, recuperado tras una acertada intervención en 2009, flanqueando la ventana central, se muestran dos relieves policromados, de gran tamaño y singular iconografía, que aparece flanqueados por columnas cilíndricas y capiteles historiados. De estilo románico, se han datado a comienzos del siglo XIII[10]​.

El relieve de la izquierda del espectador, representa una figura frontal, con cayado en la mano derecha y un libro en la izquierda, con dos ángeles flanqueando su cabeza. Se estima que puede ser una representación de Santiago. El relieve de la derecha, presenta tres niveles narrativos, el superior muestra al Pantocrátor, inscrito en la almendra mística, y rodeado de los Tetramorfos. En el siguiente nivel aparecen, de cuerpo entero, tres personajes con sus cayados, se ha planteado la hipótesis de que pudiera tratarse de peregrinos jacobeos. En el nivel inferior se muestran, de medio cuerpo, de izquierda a derecha, una mujer y dos varones; podría tratarse de la reina de Castilla, Beatriz de Suabia, su esposo Fernando III el Santo, y el obispo Bernardo de Segovia y señor de Turégano.

El presbiterio acoge el retablo central de estilo barroco.

El templo custodia numerosos y valiosos objetos litúrgicos y devotos, procedentes de las iglesias desaparecidas en la localidad.

Museo Forestal[editar]

Situado a tres kilómetros de la villa, en un pinar, tiene su sede en la antigua "Casa del Ingeniero" restaurada al efecto. Muestra las diversas especies de pinos de la zona y la flora relacionada con ellos, e informa sobre las formas de explotación tradicional del pinar: madera, resina, piñones, piñas y caza, así como sobre los utensilios utilizados a lo largo del tiempo. Pone énfasis en el cambio experimentado a mediados el siglo XIX cuando la explotación de la resina se industrializó y favoreció el progreso de la comarca[11]​.

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Cela, Camilo José (1989). Judíos, moros y cristianos: notas de un vagabundaje por Ávila, Segovia y sus tierras. Barcelona: Destino. pp. 118-119. ISBN 84-233-1009-4. 
  2. Villar Garcia, Luis Miguel (1990). Documentación medieval de la catedral de Segovia (1115-1300). Universidad de Salamanca y Universidad de Deusto. p. 187. ISBN 84-7481-601-7. 
  3. Ministerio de Administraciones Públicas (ed.). «Variaciones de los municipios de España desde 1842.». Archivado desde el original el 4 de noviembre de 2012. Consultado el 8 de febrero de 2013. 
  4. Boletín Oficial del Estado (ed.). «Decreto 2051/1972, de 13 de julio, por el que se aprueba la incorporación del Municipio de La Cuesta al de Turégano (Segovia).». Consultado el 9 de febrero de 2013. 
  5. Palomino Lázaro, Angel L. (2013). Aratikos Arqueólogos, SL, ed. Investigaciones en el castillo de Turégano (Segovia). Segovia. p. 17. Archivado desde el original el viernes, 4 de octubre de 2013. Consultado el 1 de agosto de 2019. 
  6. Bermúdez Medel, Alejandro; Marqués Martín, Isabel (2016). «Análisis arqueológico de la arquitectura del castillo de Turégano (Segovia, España)». Oppidum. Cuadernos de investigación (Universidad de Segovia) (12): 245-276. ISSN 1885-6292. «2.- El castrum, como lo denomina Arias Dávila, o recinto exterior, se fecha, como muy pronto, en la segunda mitad del XII (refortificado en el XV). No hay que atribuirle filiación pronto, en la segunda mitad del XII (refortificado en el XV). No hay que atribuirle filiación árabe (Borreguero, 1991: 140-141; Cooper, 1981: 253) y mucho menos asegurar (Centeno, inmediaciones) porque no han podido documentarse hasta hoy, aunque nada pueda descartarse. (pág. 260)». 
  7. Borreguero Vírseda, V. El señorío episcopal de Turégano (Otras historias de Castilla). Segovia, Caja de Ahorros, 1991. ISBN 84-606-0363-6
  8. Diario Vasco, 25 de julio de 1965, página 3
  9. Zamora Canellada, Alonso; Vela Cossío, Isabel (2005). «Paramentos de fortificaciones en la Segovia prerrománica (siglos VII al XI)». En Instituto Juan de Herrera. Actas del Cuarto Congreso Nacional de Historia de la Construcción 2. Cádiz. pp. 1137-1153. ISBN 84-9728-146-2. «La cerca exterior está muy próxima al recinto interno por el lado meridional, que es el más escarpado y que domina la localidad. Por el lado norte está separado del recinto interno por un foso. Esta cerca, que algunos han identificado, ignoramos con qué bases, con un castro prerromano, estuvo formada por torres de planta cuadrada o rectangular, tapiales unidos entre sí por lienzos rectos de muralla.(pág. 1147)». 
  10. Castiñeiras González, M. “Un nuevo testimonio de la iconografía jacobea: los relieves pintados de Santiago de Turégano (Segovia) y su relación con el altar mayor de la catedral de Santiago”, en Ad limina: Revista de investigación del Camino de Santiago y las peregrinaciones, 2012, n. 3, pp. 73-117. ISSN 2171-620X.
  11. Escapada Rural. Museo Forestal de Turégano

Bibliografía[editar]

  • Centeno Roldán, Placido (1957). Turégano y su castillo en la iglesia de San Miguel: Estudio crítico de su historia y arquitectura. Segovia: Diputacion de Segovia. ISBN 9788450011340. 
  • VV AA Turégano. Segovia. Segovia, Prodesur, 2017.

Enlaces externos[editar]