The Economist

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «The Economist Group»)
Saltar a: navegación, búsqueda
The Economist Logo.png
Tipo Semanario
Formato Revista
País Bandera del Reino Unido Reino Unido
Sede Westminster, Londres
Ámbito de distribución Mundial
Fundación Septiembre de 1843
Género Información general
Ideología política Liberal
Idioma Inglés
Precio 6,50
Circulación 1 500 000 (2012)
Propietario/a The Economist Group
Editor/a Zanny Minton Beddoes
ISSN ISSN 0013-0613
Sitio web www.economist.com
[editar datos en Wikidata]

The Economist es una publicación semanal en lengua inglesa, con sede en Londres (Reino Unido), que aborda la actualidad de las relaciones internacionales y de la economía desde un marco global. Su primer número fue publicado en septiembre de 1843 bajo la dirección de James Wilson. Aunque por razones históricas se define a sí misma como un periódico, su formato actual es similar al de una revista.

La publicación pertenece a The Economist Group, una sociedad editoral controlada al 50% por las familias Rothschild y Agnelli.[1] El resto de las acciones son propiedad de inversores privados, incluyendo a los trabajadores.[2] La plantilla está formada por más de 75 periodistas procedentes de los cinco continentes. Un consejo editorial se encarga de elegir al editor jefe, que no puede ser cesado sin su consentimiento.

The Economist sigue una línea editorial liberal que apoya la iibertad económica, el libre comercio, la globalización, la inmigración y el liberalismo cultural, y que ha sido definida por ellos mismos como «un producto del liberalismo de Adam Smith y David Hume».[3] Busca influir entre cargos de responsabilidad política y económica, por lo que su público objetivo es de clase alta y está familiarizado con el lenguaje económico. La publicación ha sido reconocida en el ámbito periodístico por el rigor de sus artículos,[4] [5] que no suelen ir firmados; el consejo editorial se hace responsable colectivamente de la información.[6]

Historia[editar]

The Economist fue fundado por James Wilson, banquero y empresario escocés, para exigir la derogación del arancel a la importación de grano (Corn Laws) y defender el libre comercio.

El 5 de agosto de 1843, Wilson publicó un prospecto en el que se registraba el nombre de la cabecera, el formato de semanario publicado cada domingo, y una línea editorial liberal que cubriría la actualidad informativa, no solo en el ámbito económico sino también en asuntos de interés general. Como lema, defiende su existencia «para tomar parte en la contienda entre la inteligencia, la cual presiona hacia delante, y la indigna y tímida ignorancia que obstruye el progreso».[7] El naturalista Herbert Spencer fue subdirector desde 1848 hasta 1853.

Entre 1861 y 1877 el redactor jefe fue Walter Bagehot, yerno de Wilson. Bajo su mando, The Economist se especializaría en actualidad política y económica, aumentando su influencia en los círculos de poder de Londres. No obstante, su tirada estaba limitada a 10.000 ejemplares en la capital británica, algo que se mantuvo hasta comienzos del siglo XX.[8]

The Economist no adquirió un papel relevante en el extranjero hasta la Segunda Guerra Mundial. Geoffrey Crowther, redactor jefe entre 1938 y 1956, apostó por la actualidad internacional y estableció una sección exclusiva sobre Estados Unidos. Desde entonces, la publicación ha reforzado la difusión y la cobertura informativa de los cinco continentes. La circulación de ejemplares creció de los 100.000 semanales en 1970 a más de 500.000 en 1992, y superó el millón en la década del 2000.[8]

Línea editorial[editar]

Cuando The Economist fue fundado en el siglo XIX, la palabra «economista» era un equivalente para definir el liberalismo económico. Hoy en día, se considera una publicación de filosofía liberal que apoya el libre comercio, la globalización, la libre circulación de personas, el liberalismo cultural y la libertad individual Además, propone que el gobierno deba mantenerse lo más alejado posible de los individuos y la empresa privada. De acuerdo con Bill Emmott, editor entre 1993 y 2006, «The Economist siempre ha sido liberal, no conservadora»,[9] y no está adscrita a ninguna corriente política, lo que permite una línea editorial flexible; algunas ocasiones ha defendido políticas keynesianas, siempre y cuando sean «razonables» para el contexto en que se aplican, e incluso ha abogado por un impuesto sobre el carbono para combatir el calentamiento global.[10]

Karl Marx era lector de la cabecera, a la que definía como «el órgano de la aristocracia financiera».[11]

The Economist ha criticado a personajes públicos por corrupción y deshonestidad. Entre los cargos públicos denunciados se encuentran el expresidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz; el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, quien les apodó «The Ecommunist»;[12] el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe; la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner,[13] el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro,[14] y el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump.[15] The Economist también defendió el juicio político a Bill Clinton por el escándalo Lewinsky y la dimisión de Donald Rumsfeld tras desvelarse las torturas en Abu Ghraib.[16]

Contenidos[editar]

The Economist dedica la mayoría de sus páginas a cubrir la actualidad política, económica e internacional. Las cinco secciones principales son: Countries and Regions (Países y regiones), Business (Negocios), Finance and Economics (Finanzas y Economía), Science and Technology (Ciencia y Tecnología) y Other (Otros), en la que se incluyen reseñas de libros y necrológicas. Además, dentro de cada sección hay columnas de opinión que no suelen ir firmadas. La publicación prepara un reportaje en profundidad sobre un tema de actualidad que se publica cada dos semanas, un suplemento de avances tecnológicos (Technology Quarterly) de periodicidad trimestral, y un anuario (The World in…) que se edita al final del año.

En el apartado económico, The Economist está especializado en tablas estadísticas e índices propios con reputación a nivel internacional. El más conocido es el índice Big Mac, publicado por primera vez en 1986, que compara el poder adquisitivo de distintos países a través del precio de un Big Mac, la hamburguesa más emblemática de McDonald's.[17]

Existe una sección de cartas al director, teniéndose en cuenta las opiniones de personalidades influyentes o afectadas por un artículo de números anteriores. Por ejemplo, un informe sobre la responsabilidad social corporativa publicado en 2005 conllevó la protesta de diversas organizaciones, entre ellas Oxfam, el Programa Mundial de Alimentos y el presidente de BT Group, que encontraron en esta sección su derecho a réplica.[18] De igual modo, Amnistía Internacional contestó en 2007 a un reportaje de la publicación en el que se criticaba su labor.[19] Las cartas al director siempre van firmadas.

La edición en papel se vende en los quioscos británicos cada jueves, a partir de las seis de la tarde, y llega al resto del mundo el día siguiente. The Economist se imprime en siete países distintos, entre ellos Estados Unidos y China, lo que les ha permitido aumentar su circulación hasta los 1,5 millones de ejemplares. En cuanto a su edición web, la visualización gratuita de la edición impresa está limitada a cinco artículos al mes; los suscriptores pueden acceder a ellos sin límites y además gozan de otros servicios como newsletters, audiorevista para ciegos y hemeroteca.

Estilo[editar]

Por tradición, The Economist no firma sus artículos porque el consejo editorial se hace responsable colectivamente de la información.[6] Si un reportaje ha sido elaborado por más de un autor, se aclara en qué ciudades se han recogido datos.

La publicación presupone que su lector está familiarizado con los conceptos básicos de la economía y con sus actores más conocidos a nivel internacional. Muchos de sus artículos están escritos con un estilo agudo y sentido del humor, especialmente notable en las portadas (con fotomontajes y juegos de palabras) y en los pies de foto de las imágenes.

Editores jefe[editar]

Zanny Minton Beddoes es la editora jefe de The Economist desde 2015.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Exor to get 40 percent of The Economist after Pearson stake sale». Reuters (en inglés). Consultado el 21 de junio de 2016. 
  2. Brook, Stephen (25 de febrero de 2008). «Let the bad times roll». The Guardian (en inglés). Consultado el 21 de junio de 2016. 
  3. «Don’t leave us this way». The Economist (en inglés). 12 de julio de 2014. ISSN 0013-0613. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  4. «Nuevos dueños para dos gigantes de la prensa». El País. 14 de agosto de 2015. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  5. Pressman, Matt (20 de abril de 2009). «Why Time and Newsweek Will Never Be The Economist». The Hive (en inglés). Consultado el 21 de junio de 2016. 
  6. a b «Why are The Economist’s writers anonymous?». The Economist (en inglés). 4 de septiembre de 2013. ISSN 0013-0613. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  7. «'The Economist', Premio Internacional Gabarrón de Economía 2012». Europa Press. 5 de noviembre de 2012. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  8. a b «So what's the secret of 'The Economist'?». The Independent (en inglés). 26 de febrero de 2006. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  9. Emmot, Bill (8 de diciembre de 2000). «Comment:Time for a referendum on the monarchy». The Guardian (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2016. 
  10. «Let them heat coke». The Economist. 25 de mayo de 2012. ISSN 0013-0613. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  11. «18th Brumaire of Louis Bonaparte. VI». www.marxists.org (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2016. 
  12. «Report of Rome anti-war demo on Saturday 24th with photos». www.indymedia.org.uk (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2016. 
  13. Infobae (13 de diciembre de 2015). «The Economist criticó la forma en que Cristina Kirchner le entregó el gobierno a Mauricio Macri». Consultado el 24 de junio de 2016. 
  14. «Venezuela parece Zimbabue hace 15 años, según «The Economist»». ABC. 4 de enero de 2016. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  15. «The Economist rates Trump presidency among its top 10 global risks». Politico (en inglés). 16 de marzo de 2016. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  16. «Resign, Rumsfeld». The Economist. 6 de mayo de 2004. ISSN 0013-0613. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  17. «La devaluación dejó al Big Mac más barato que en Sri Lanka». La Nación. 9 de enero de 2016. Consultado el 24 de junio de 2016. 
  18. «[DOC] Compilation: Full text of responses to Economist survey on Corporate Social Responsibility (Jan-Feb 2005)». Business & Human Rights Resource Centre (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2016. 
  19. «On Amnesty International and human rights, Iraq, tax breaks». The Economist. ISSN 0013-0613. Consultado el 24 de junio de 2016. 

Enlaces externos[editar]