Terremoto de Guatemala de 1976

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Terremoto de Guatemala 1976»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Terremoto de Guatemala de 1976
Guatemala1976EarthquakeMap.jpg
Epicentro del terremoto y
principales ciudades afectadas.
Fecha 4 de febrero de 1976, 09:01:43.3 UTC-6
Tipo Oscilatorio, ondulatorio y superficial
Magnitud 7,5 MW
Profundidad 5 km
Coordenadas del epicentro 15°19′N 89°06′O / 15.32, -89.1Coordenadas: 15°19′N 89°06′O / 15.32, -89.1
Consecuencias
Zonas afectadas Flag of Guatemala.svg Guatemala
Réplicas Varias
Víctimas 23.000 fallecidos
76.000 heridos
+1.000.000 de damnificados
[editar datos en Wikidata]

El terremoto de Guatemala de 1976 fue un sismo de magnitud de 7.5 grados en la escala de Richter que sacudió a Guatemala el miércoles 4 de febrero de 1976 a las 03:01:43 hora local (09:01:43 UTC). Tuvo una profundidad de 5 kilómetros, cerca de la ciudad de Los Amates, en el departamento de Izabal, a 160 kilómetros al noreste de la capital Ciudad de Guatemala; en solo unos segundos un tercio de la capital quedó reducido a escombros y miles de edificios colapsaron; el terremoto se sintió también en Belice, El Salvador, Honduras y México, hasta donde se sintieron sus ondas telúricas en la Ciudad de México.[1] También se registró un gran número de réplicas, siendo las más fuertes las de 5,8, 5,7 y 5,2 grados.

Los efectos del terremoto fueron devastadores: aproximadamente veintitrés mil personas fallecieron, setenta y seis mil resultaron heridos y hubo más de un millón de damnificados.[2]

El terremoto se produjo durante la noche cuando la mayoría de la población se encontraba durmiendo dentro de sus casas. Esto ha contribuido al elevado número de víctimas y sucedió en plena guerra civil que abatió al país entre 1960 y 1996.[2] El sismo también ocasionó daños al patrimonio cultural de la nación.[3]

Datos sísmicos[editar]

El epicentro del sismo fue localizado cerca de la ciudad de Los Amates, en la parte oriental de la Falla de Motagua, una falla transformante que forma la frontera tectónica entre la placa Norteamericana y la placa del Caribe. El sismo principal duró 39 segundos, y causó una ruptura visible sobre 230 km a lo largo de la falla de Motagua, desde Puerto Barrios en el oriente, hasta Chimaltenango en el occidente.[1] La longitud de la falla inferida -basada en la registración de réplicas- se estimó en 300 km.[4] En diferentes partes de la falla se crearon aceleraciones muy altas.[5] El promedio del desplazamiento horizontal a lo largo de la falla de Motagua fue de 100 cm, con un desplazamiento máximo de 326 cm.[4]

El sismo principal causó la activación de zonas de fallas secundarias, incluyendo la falla de Mixco situada en una zona densamente poblada al noroeste de la Ciudad de Guatemala.

La intensidad máxima del sismo (MM IX) se observó en algunos sectores de la ciudad de Guatemala, la zona de Mixco y en Gualán. Una intensidad sísmica de MM VI fue observado en un área total de 33.000 km².[4] Hubo licuefacción y borbotones de arena en varios lugares con alta intensidad sísmica. Se calcula que este terremoto tuvo una intensidad 90 veces mayor que la del terremoto que destruyó la ciudad de Managua en Nicaragua en 1972.

Réplicas[editar]

El 6 de febrero ocurrió la mayor réplica, la cual terminó de arrasar lo que había quedado arruinado por el primer sismo;[6] Varias réplicas fuertes, que van desde 5,2 hasta 5,8 MW causaron víctimas adicionales y obstaculizaron los esfuerzos de socorro.[7]

Fecha Hora Coordenadas Ubicación Profund. Magnitud
04 feb. 1976 09.30.28.3 14°42′N 90°36′O / 14.7, -90.6 7 km NNE de Mixco 5 km 5.8 Mw
06 feb. 1976 04.11.03.3 14°36′N 91°06′O / 14.6, -91.1 6 km SSE de San Lucas Tolimán 5 km 4.8 Mw
06 feb. 1976 18.11.59.2 14°18′N 90°12′O / 14.3, -90.2 11 km ENE de Cuilapa 5 km 5.2 Mw
06 feb. 1976 18.19.17.7 14°42′N 90°36′O / 14.7, -90.6 5 km ENE de San Pedro Sacatepéquez 5 km 5.8 Mw
08 feb. 1976 08.13.51.9 15°42′N 88°30′O / 15.7, -88.5 13 km SE de Puerto Barrios 5 km 5.7 Mw
09 feb. 1976 11.44.46.7 15°18′N 89°06′O / 15.3, -89.1 30 km OSO de Morales 5 km 5.1 Mw
10 feb. 1976 06.17.43.0 15°00′N 89°42′O / 15.0, -89.7 18 km ONO de Zacapa 5 km 4.7 Mw
07 mar. 1976 02.54.05.4 14°54′N 90°54′O / 14.9, -90.9 14.5 km SO de Joyabaj 5 km 4.8 Mw
07 Mar. 1976 03.15.40.3 14°42′N 90°30′O / 14.7, -90.5 Chinautla (9 km al norte de la Ciudad de Guatemala) 5 km 4.9 Mw
Fuente: Wayerly Person, William Spence; James W. Dewey. «Main event and principal aftershocks from teleseismic data». Citado en: USGS. Guatemalan Earthquake of February 4, 1976, A Preliminary Report.[7]

Oficialmente, dejó de haber sismos relacionados con el terremoto hasta el 22 de mayo de 1976; se habían producido hasta entonces aproximadamente dos mil quinientos sismos, muchos de ellos impercetibles para las personas.[6]

Víctimas y daños[editar]

Guatemala está herida... ¡pero no de muerte!

La zona más afectada cubría alrededor de 30.000 km², con una población de 2,5 millones de personas. Cerca de veintitrés mil personas fallecieron y setenta y siete mil resultaron gravemente heridas. Aproximadamente doscientos cincuenta y ocho mil casas fueron destruidas, dejando a cerca de 1,2 millones de personas sin hogar. 40 % de la infraestructura hospitalaria nacional fue destruida, mientras que otros centros de salud también sufrieron daños sustanciales.[2] Aparecieron grietas en el suelo en muchos lugares del país, y algunas llegaron a medir hasta un metro de ancho;[8] también la cima de algunos cerros se agrietó y luego los cerros se desmoronaron, soterrando pueblos enteros y carreteras.[9]

Treinta y seis horas después del terremoto, los sobrevivientes vivían en albergues temporales improvisados en las calles y no tenían alimentos, ni agua potable ni dinero.[10] Las réplicas también provocaron víctimas mortales cuando a éstas les cayeron paredes de casas en ruinas sobre los albergues que habían instalado en las aceras junto a las paredes inestables; los sobrevivientes optaron entonces por mover sus albergues al centro de las calles.[11]

El riesgo de una epidemia de fiebre tifoidea se logró evitar porque cuando se suspendió el servicio de agua potable, el gobierno emitió boletines radiales de información sobre como prevenir enfermedades derivadas del consumo de agua sin tratamiento.[12] Tampoco hubo un incremento en problemas psicosomáticos entre los sobrevivientes, a pesar de la experiencia traumática que padecieron.[13] Los problemas que sí se dieron fueron: diarrea, problemas pulmonares y oculares, estos últimos por la cantidad de polvo que se levantó de los escombros y por las réplicas.[14]

El pillaje también se desató, y ante la falta de elementos de seguridad por las labores de ayuda se organizaron patrullas civiles para evitarlo;[15] los miembros de las patrullas eran vecinos voluntarios que estaban armados como podían y no llevaban a los capturados a las autoridades sino que ellos mismos se encargaban de escarmentarlos.[16]

Innumerables derrumbes en los taludes de relleno y en los taludes de corte en las carreteras[17] dejaron numerosas comunidades incomunicadas, especialmente en la carretera al Atlántico —paralela a la línea del Ferrocarril del Norte de Guatemala—, la carretera entre San Lucas Sacatepéquez y Antigua Guatemala y la carretera CA-I entre Paztún y Panajachel.[17]

Áreas afectadas[editar]

A medida que se recuperaban los cuerpos la magnitud del desastre quedaba al descubierto; las autoridades organizaron la excavación de tumbas colectivas, la cantidad de muertos era tan grande que no tuvieron alternativa. Muchos puentes, torres de alta tensión, postes de luz y de teléfonos y carreteras colapsaron o se destruyeron. Los rieles de las líneas de los ferrocarriles se retorcieron como culebras. Varios departamentos del país fueron afectados por el sismo: Chimaltenango, Chiquimula, El Progreso, Guatemala, Huehuetenango, Izabal, Sacatepéquez y Sololá al igual que muchos pueblos y ciudades; las instalaciones portuarias de Puerto Barrios, cabecera del departamento de Izabal, quedaron destruidas.

Chimaltenango[editar]

El departamento de Chimaltenango fue el más afectado por el movimiento telúrico. Registró casi catorce mil muertos y muchos pueblos como San Martín Jilotepeque quedaron totalmente en ruinas; de hecho, en San Martín Jilotepeque únicamente sobrevivió la fuente colonial de la plaza central de la localidad.[18]

La Carretera CA-I —antigua carretera Interamericana— sufrió severos daños entre Patzicía, Patzún, Godínez y Panajachel[19] ; las reparaciones de esta carretera estuvieron a cargo de la Secretaría de Obras Públicas de México que envió más de doscientos hombres en destacamentos autosuficientes —es decir, con sus propios campamentos, maquinaria y provisiones.[20] En el punto intermedio entre Godínez y Patzún, en el lugar conocido como Los Chocoyos, hubo un derrumbe de tal magnitud que sepultó a varias casas con todo y sus habitantes.[21]

Departamento de Guatemala[editar]

La Ciudad de Guatemala y sus alrededores sufrieron los peores daños, a pesar de estar lejos del epicentro del temblor; la periferia de la ciudad quedó más destruida que el centro debido a que las casas estaban hechas de adobe, el Palacio Nacional y la vecina Casa Presidencial no sufrieron mayores daños.[22] Los templos católicos de la Catedral Metropolitana,-que sufrió daños en sus torres las cuales se habían vuelto a reconstruir tras haber sido destruidas por los terremotos de 1917 y 1918, los cuales también hicieron colapsar la cúpula elíptica que tenía en ese entonces-,[23] [24] la Iglesia la Recolección y la Ermita del Carmen en el cerro del mismo nombre sufrieron daños considerables.[22] [a]

La Ciudad de Guatemala era un caos, miles de personas estaban sepultadas entre los escombros, muchas muertas o heridas de gravedad; se improvisaron albergues con sábanas y con mantas y se dormía en el suelo, mientras que los centros de salud se quedaron pronto sin medicinas de primeros auxilios y sin alimentos.[25] El sismo cortó el agua potable[26] y los abastecimientos rápidamente se agotaron pues tanto las tiendas de abarrotes como las panaderias permanecieron cerradas, obligando a los sobrevivientes a hacer largas colas para obtener alimentos,[27] los cuales eran repartidos por elementos del ejército.[28] Los damnificados tuvieron que permanecer en las calles ya que hasta los hospitales dejaron afuera a sus pacientes, pues los edificios estaban en malas condiciones[29] y se percibía el olor nauseabundo que provenía de desagües rotos o a flor de tierra y de cuerpos soterrados que empezaban a descomponerse.[30] El hospital para niños especiales quedó destruido y se improvisaron albergues temporales con sábanas en las calles aledañas; los padres tuvieron que llegar a hacerse cargo del albergue de sus hijos.[31] Por su pate, en la décima calle de la zona 1 —Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala—se reportó que habían grietas y casas derribadas,[32] igual que en la 18 calle de la misma zona, mientras que en el barrio de Jocotales las casas se derrumbaron casi en su totalidad[33]

En San Juan Sacatepéquez, la municipalidad se derrumbó parcialmente.[9]

La estación de policía de Mixco quedó inhabitable pero continuó operando; los agentes de la policía en las primeras horas que siguieron al terremoto encontraron ciento cincuenta muertos y doscientos heridos. Ante la gravedad de la situación y que la estructura del recinto estaba colapsada, el juez de la localidad autorizó a que los detenidos fueran liberados por tratarse de faltas leves.[34]

La carretera al Atlántico sufrió daños principalmente entre el kilómetro cero en el palacio Nacional y el kilómetro 80 -en El Rancho[35] A las dos semanas y media el Ministerio de Comunicaciones ya había construido una vía de acceso para las comunidades que habían quedado incomunicadas.[36] . La vía no fue abierta al tráfico comercial al inicio porque todavía era muy peligrosa, pero Sanarate, Guastatoya y los poblados intermedios con la ciudad de Guatemala ya tenían una vía de acceso emergente.[37]

Sacatepéquez[editar]

En Antigua Guatemala, Sacatepéquez,[b] varias casas y edificios coloniales resistieron el terremoto por tener paredes de más de un metro de espesor; el Palacio de los Capitanes Generales —que había sido reconstruido a finales de la década de 1880— resistió el temblor con algunos daños y únicamente hubo que demoler el muro de la fachada oriental.

La carretera entre San Lucas Sacatepéquez y Antigua Guatemala también resultó seriamente dañada y tenía una vía de comunciación emergente a las dos semanas.[38]

Daños al patrimonio cultural[editar]

El sismo también causó daños al patrimonio cultural nacional con la destrucción total o parcial de varias iglesias coloniales y varios edificios históricos así como ruinas precolombinas.[3] Las ruinas de Mixco Viejo, en el departamento de Chimaltenango, sufrieron enormes daños y algunas estelas mayas de Quiriguá, en el departamento de Izabal, cerca de Los Amates, se cayeron.[3] Aparte de los daños que sufrieron los templos coloniales de la capital del país también hubo daños en las iglesias de otras partes del país. En Antigua Guatemala hubo destrozos en la Catedral de San José, los palacios del Ayuntamiento y de los Capitanes Generales, las iglesias del Carmen, La Compañía (que entonces albergaba un mercado), San Francisco y San Sebastián, así como casas de valor arquitectónico;[3] [39] en el que se aprecian los daños de la Iglesia de San Sebastián así como imágenes de santos que fueron sacadas al atrio de la Iglesia La Merced. Consultado el 14/7/2014.</ref> la Iglesia La Merced resistió los embates telúricos sin mayores daños;[39] según la Conferencia Episcopal hubo 28 iglesias dañadas de consideración.[3] En la capital bibliotecas y colecciones muy importantes quedaron dañadas como la de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala -que 3 años después en 1979 se cambiaría el nombre a Academia de Geografía e Historia de Guatemala-, la Hemeroteca del Archivo Nacional ubicada en el edificio de la Biblioteca Nacional de Guatemala, etcétera.[3]

El sismo también impactó el trabajo artesanal, pues la mayoría de artesanos perdieron materias primas, instrumentos de trabajo, productos terminados y hornos destruyéndose objetos valiosos y pintorescos, expresivos de la cultura indígena y colonial, por lo que los productores artesanales enfrentaron temporalmente el impacto económico causado por el desastre.[3]

Daños al sector educacional[editar]

El sismo también destruyó o dañó gravemente mil doscientas quince escuelas públicas y privadas por lo que el Ministerio de Educación Pública ordenó, mediante comunicado, recomenzar las clases el 15 de marzo, ocasionando un retraso de mes y medio.[3] Esto implicó costos al sistema educativo y la reconstrucción de estos colegios costó 42 millones de quetzales.[3] En la educación superior los daños a las instalaciones, tanto de la estatal Universidad de San Carlos y de las universidades privadas como la Francisco Marroquín y la Rafael Landívar no fueron tan importantes por lo que fueron reparados.[3]

Reconstrucción[editar]

Debido a que la mayoría de los puentes y caminos principales que conducían a la Ciudad de Guatemala estaban destruidos, muy dañados o bloqueados por los derrumbes los equipos de rescate debieron de esforzarse para abrirse paso; la ayuda llegó de los países vecinos de Centroamérica y otras partes del mundo, el gobierno de los Estados Unidos intervino inmediatamente y donó 4 millones de dólares.

En el Reino Unido el Comité de Emergencias para Desastres también respaldó los esfuerzos internacionales para ayudar a la ciudad devastada, coordinó el accionar de varias agencias de ayuda humanitaria y recaudó las donaciones enviadas por personas solidarias. En 6 días se recaudaron otros 15 millones de dólares gracias a las contribuciones voluntarias en todo Estados Unidos, mientras tanto se envió al personal militar estadounidense de la Zona del Canal de Panamá para ayudar a las tropas guatemaltecas a hacer respetar la ley y controlar a los saqueadores. Los helicópteros del ejército estadounidense transportaron suministros vitales como alimentos y medicamentos a los pueblos de las afueras de la capital aislados del resto del país por los terribles daños ocasionados por el terremoto.

Debido a que todos los hospitales de la capital estaban colapsados por la enorme cantidad de heridos que llegaban sin cesar el Ejército de Estados Unidos también montó un hospital de campaña en Chimaltenango a unos 56 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala, sobre la Carretera Panamericana. A pesar de que los esmerados equipos médicos trabajaron sin descanso les resultaba muy díficil atender el interminable flujo de víctimas del terremoto, muchos de ellos bebés y niños. Debido a que muchas personas de todas las edades quedaron atrapadas debajo de los escombros cuando ocurrió el sismo la mayoría sufrió heridas graves como fracturas de pelvis y de espalda. El Presidente de la República, general Kjell Eugenio Laugerud García, recorrió el país en helicóptero acompañado por los embajadores acreditados en el país.

Apenas tres semanas luego del terremoto las panaderías estaban funcionando nuevamente; [40] aunque la infraestructura de dieciséis a diecisiete departamentos quedaron destruidos [41] pero no incomunicados pues los servicios de correo al extranjero se normalizaron al día siguiente del terremoto, y la distribución local no fue afectada en sus rutas,[42] pero sí en sus destinatarios, con muchos mensajes que no se pudieron distribuir porque la persona había fallecido o porque la casa se había derrumbado.[43] Los carteros trabajaron incluso el mismo día del terremoto y posteriormente tuvieron que distribuir la correspondencia del Comité Nacional de Emergencia, que representaba un considerable aumento en su carga normal.[44]

Impacto en el turismo[editar]

En los días posteriores al terremoto muchos turistas regresaron a sus países de origen y hubo numerosos vuelos cancelados de quienes tenían planeado visitar Guatemala; pero esta situación cambió en las semanas siguientes al punto que ya para la Semana Santa se había normalizado el flujo de turistas.[45]

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Lanuza, Rafael (1977). «Terremoto en Guatemala». youtube. «Cerca del final del video de YouTube se ven daños en las torres de la Catedral.» 
  2. Cadena, Felipe (1774). Breve descripción de la noble ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala y puntual noticia de su lamentable ruina ocasionada de un violento terremoto el día veintinueve de julio de 1773. Oficina de Antonio Sánchez Cubillas. «La Antigua Guatemala ya había sido destruida varias veces por sismos, especialmente en el siglo xviii con los terremotos de San Miguel en 1717, los de San Casimiro en 1751 y los de Santa Marta en 1773.» 

Referencias[editar]

  1. a b USGS, 1976
  2. a b c Olcese, Moreno y Ibarra, 1977
  3. a b c d e f g h i j IDESAC, Marzo de 1976
  4. a b c NOAA database
  5. INSIVUMEH, s.f.
  6. a b Escuela para todos, 1977, p. 54.
  7. a b USGS, 4 de febrero de 1976
  8. Escuela para todos, 1977, p. 49.
  9. a b Escuela para todos, 1977, p. 52
  10. Pérez Verduzco, Parte 8, minuto 9:05, p. 9:05.
  11. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto: 6:00, p. 6:00.
  12. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 0:57, p. 00:57.
  13. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 2:20, p. 02:20.
  14. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 2:08, p. 02:08.
  15. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto 2:33, p. 2:33.
  16. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto 4:00, p. 4:00.
  17. a b Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 2:40, p. 2:40.
  18. Escuela para todos, 1977, p. 51.
  19. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 3:40, p. 3:40.
  20. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 4:00, p. 4:00.
  21. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 5:15, p. 5:15.
  22. a b Lanuza, 1977
  23. Catedral Metropolitana en guatemaladeayer.blogpot.com
  24. Artículo sobre el sismo en wikiguate.com.gt
  25. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 2:30, p. 2:30.
  26. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 2:50, p. 2:50.
  27. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 5:00, p. 5:00.
  28. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 8:30, p. 8:30.
  29. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 7:20, p. 7:20.
  30. Pérez Verduzco, 1976, Parte 7, minuto 7:40, p. 7:40.
  31. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto 0:01, p. 0:01.
  32. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto 2:05, p. 2:05.
  33. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 1:37, p. 1:37.
  34. Pérez Verduzco, 1976, Parte 8, minuto 4:50, p. 4:50.
  35. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 2:56, p. 2:56.
  36. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 3:00, p. 3:00.
  37. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 3:19, p. 3:19.
  38. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 3:25, p. 3:25.
  39. a b Lanuza, 1978
  40. Pérez Verduzco, 1976, Parte 3, minuto 0:01.
  41. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 3:20, p. 3:20.
  42. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 4:10, p. 4:10.
  43. Pérez Verduzco, 1976, Parte 5, minuto 0:01, p. 0:01.
  44. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 5:00, p. 5:00.
  45. Pérez Verduzco, 1976, Parte 2, minuto 7:45.

Bibliografía[editar]

  • Bates, F.L.; Killian, C.D.; Daniel, G.R.; Klein, R.E. (1979). «Emergency Food Programmes following the 1976 Guatemalan Earthquake: An Evaluation: Final Report» (en inglés). Washington: USAID. 
  • Bucknam, R.C.; Plafker, George; Sharp, R.V. (1978). «Fault movement (afterslip) following the Guatemala earthquake of February 4, 1976». Geology (en inglés) 6 (3): 170-173. doi:10.1130/0091-7613. 
  • Escuela para todos (1977). «Terremoto en Guatemala». Página del Almanaque Escuela para Todos. Consultado el 5 de noviembre de 2014. 
  • IDESAC (Marzo de 1976). «Terremoto. Diagnóstico preliminar». Instituto para el Desarrollo Económico y Social de América Central (IDESAC): 22-25. 
  • INSIVUMEH (s.f.). «Marco tectónico para Guatemala». Archivado desde el original el 11 de julio de 2008. Consultado el 29 de marzo de 2010. 
  • Langer, C.V.; Bollinger, G.A. «Secondary faulting near the terminus of a seismogenic strike-slip fault: aftershocks of the 1976 Guatemala earthquake». Bulletin of the Seismological Society of America (en inglés) 69 (2): 427-444. 
  • Lanuza, Rafael (1977). «Terremoto en Guatemala, parte 1». YouTube. Guatemala. Consultado el 24 de julio de 2014. 
  • — (1978). «Terremoto en Guatemala, parte 2». YouTube. Guatemala. Consultado el 24 de julio de 2014. 
  • Matumoto, Tosimatu; Latham, Gary V. «Aftershocks of the Guatemalan earthquake of February 4, 1976». Geophysical Research Letters (en inglés) 3 (10): 599-602. 
  • Olcese, Orlando; Moreno, Ramón; Ibarra, Francisco (1977). «The Guatemala Earthquake Disaster of 1976: A Review of its Effects and of the contribution of the United Nations family» (en inglés). UNDP, Guatemala. Archivado desde el original el 24 de julio de 2011. 
  • Plafker, G. (1976). «Tectonic aspects of the Guatemala earthquake of 4 February 1976». Science (en inglés) (American Association for the Advancement of Science) 193 (4259): 1201-1208. doi:10.1126/science.193.4259.1201. 
  • Plafker, G.; Bonilla, M.G.; Bonis, S.B. (1976). Geologic effects in the Guatemala Earthquake of February 4, 1976, a preliminary Report. Professional Paper 1002 (en inglés). Washington: USGS. p. 38-51. 
  • USGS (4 de febrero de 1976). «Historic Earthquakes» (en inglés). Archivado desde el original el 12 de marzo de 2014. Consultado el 5 de noviembre de 2014. 
  • — (1976). «Guatemalan Quake Culprit Fault Identified». Earthquake Information Bulletin (en inglés) (USGS) 8 (3). 
  • Young, Christopher J.; Lay, Thorne; Lynnes, Christopher S. (1989). «Rupture of the 4 February 1976 Guatemalan earthquake». Bulletin of the Seismological Society of America (en inglés) 79 (3): 670-689. 

Enlaces externos[editar]

Videos de los efectos del terremoto[editar]