Tenesor Semidán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tenesor Semidán
Información personal
Otros nombres Fernando Guanarteme
Fernando de Gáldar o Agáldar
Nacimiento c. 1447
Gran Canaria
Fallecimiento 1496
Tenerife
Residencia Gáldar, Córdoba, Guayedra
Etnia Aborigen grancanario
Familia
Padres Tagotrer o Soront Semidán
Cónyuge Abenehara
Hijos Guayarmina, Catalina, ¿Ana? y otros
Información profesional
Ocupación Guanarteme, conquistador
Conocido por Conquistas de Gran Canaria y Tenerife
Años activo 1476-1482 como guanarteme
1492-1496 como conquistador
Título Don, Hijo Predilecto
Predecesor Egonaiga el Bueno
[editar datos en Wikidata]

Tenesor Semidán (c. 1447, Gran Canaria-1496, Tenerife) fue un caudillo aborigen de la isla de Gran Canaria, siendo rey o guanarteme del territorio de Gáldar durante la conquista europea a finales del siglo xv.[1] [2]

Después de cristianizado tomó el nombre de Fernando Guanarteme, colaborando con los conquistadores en la pacificación de la isla y en las conquistas de La Palma y Tenerife a las órdenes del capitán Alonso Fernández de Lugo.[3] [4]

En 2008 el ayuntamiento de Gáldar nombró a Tenesor Semidán Hijo Predilecto del municipio a título póstumo. [5]

Se trata de un personaje histórico que goza de cierta animadversión popular en el archipiélago canario por su papel del lado de los conquistadores.[6]

Antroponimia[editar]

Tenesor Semidan es el nombre en lengua aborigen que tenía este personaje antes de la llegada de los europeos. Para algunos autores Tenesor puede ser traducido como '[tú] precedes (a otros), vas delante, aventajas', apareciendo también en la documentación histórica con las variantes gráficas Tenesor, Tenesort, Tenezor, Thenesort y Thenezor.[7] Por su parte, el término Semidán valdría como 'honorable', y era un sobrenombre o título aplicado a los miembros de la familia gobernante aborigen.[7] [8]

Fernando Guanarteme fue el nombre que recibió al cristianizarse, tomando el de su padrino de bautismo el rey Fernando el Católico. El apellido, por su parte, hace referencia al cargo aborigen de rey o gobernante que ostentaba antes de la conquista, que algunos traducen como 'hijo de Artemi' o literalmente 'este (de aquí es) de Artem(i)', y que además aparece con las variantes Gua­dar­teme, Guadartheme y Guanartheme.[9] [7] También figura en los documentos de la época con el nombre de Fernando de Agáldar o Gáldar.[10] [6]

Título de don

Una vez incorporado a la vida castellana, Fernando Guanarteme recibió el tratamiento de don que en la época se reservaba a los nobles y que debía ser concedido por licencia real. Este trato honorífico al ex-guanarteme también se extendió en Tenerife a los menceyes y sus familiares más próximos acabada la conquista.[11] [12] [13]

Biografía[editar]

Estatua dedicada a Tenesor Semidán en la villa de Gáldar, de Juan Borges Linares.

Datos personales[editar]

Nacimiento y descripción

El autor ilustrado Pedro Agustín del Castillo apunta en su obra Descripción histórica y geográfica de las islas de Canaria, publicada en 1737, que Tenesor Semidán tenía aproximadamente treinta y cinco años en el momento de su captura por los castellanos en 1482, por lo que habría nacido hacia 1447. Asimismo, el autor aporta la siguiente descripción del aspecto y carácter de Tenesor:

Era Thenesort-Semidan príncipe de agradable presencia y magestuosa vista, alto y bien proporcionado en simetría, color claro, barba y cabello negro, fuerte, y suelto en sus movimientos, de ánimo piadoso y guerrero...

Familia y descendencia

Tenesor era hijo de un hermano del guanarteme Egonaiga o Guayasen Semidán, y descendiente de Gumidafe y Atidamana, fundadores de la monarquía en Gran Canaria.[1] Algunos apuntan que el nombre del padre de Tenesor era Tagotrer Semidán o bien Soront o Soronte Semidán.[2] [3] [nota 1]

Tuvo de esposa a Abenehara, quien una vez bautizada tomó el nombre de Juana o Ana Fernández.[15] [10] Tuvieron varios hijos, conociéndose el nombre de algunas de sus hijas: Guayarmina, bautizada como Margarita Fernández Guanarteme y casada con el conquistador Miguel de Trejo Carvajal, y Catalina Hernández Guanarteme la Canaria, quien formó parte durante un tiempo del séquito de la infanta María de Aragón y casó hasta tres veces.[nota 2] [18] Otros autores apuntan también a una Ana Fernández como hija del guanarteme.[10] [1]

Residencias conocidas

Vivió durante sus años como guanarteme en el territorio de Gáldar, teniendo su cueva-habitación en la zona donde después se levantaría la iglesia de Santiago de los Caballeros o en el conjunto de cuevas próximas llamadas de Facaracas o del Patronato, donde habían residido sus predecesores en el cargo. Cuando fue capturado vivió durante varios meses en la ciudad de Córdoba y después de la conquista de Gran Canaria fijó su residencia en el valle de Guayedra, el cual había pedido a los Reyes Católicos como merced.[19] [20]

Su vida antes de la conquista de Gran Canaria[editar]

Tenesor fue hecho guanarteme de Gáldar por su tío Egonaiga antes de morir, en tanto su hija Masequera, su verdadera heredera, fuera menor de edad. Este hecho debió ocurrir hacia 1476, pues en las crónicas se indica que Egonaiga muere al poco de la huida de su sobrina Tenesoya ocurrida en esa fecha aproximada.[1] [4]

Al poco de su nombramiento como guanarteme Tenesor tuvo que lidiar con la sublevación del caudillo Doramas, quien se había alzado por el territorio de Telde a la muerte del rey Bentago. La disputa se resolvió finalmente a causa de la llegada en esos momentos de los conquistadores al mando del capitán Juan Rejón, dándole el rey de Gáldar a Doramas el cargo de capitán de la guerra.[19] [10] [1]

Tenesor durante la conquista[editar]

En 1478 Juan Rejón y Juan Bermúdez desembarcaron en la isla al frente de una expedición de tropas castellanas iniciando la conquista de la isla. Tenesor al frente de sus guerreros hará frente a los invasores en los meses siguientes.[4]

La conquista de la isla prosiguió con la muerte del caudillo Doramas en la campaña de Arucas en 1480 ó 1481, lo que produjo el debilitamiento de la resistencia aborigen.

Captura y viaje a la Corte de los Reyes Católicos

En 1482 Hernán Peraza el Joven intervino en la conquista de Gran Canaria, donde capturó a Tenesor Semidán, el cual se trasladó a la Península Ibérica en marzo-abril de 1482, donde se entrevistó con los Reyes Católicos y fue bautizado.[4] [19]

Regreso a Gran Canaria y su papel como pacificador

Fernando Guanarteme regresó a Gran Canaria en octubre dejando a su esposa embarazada en la península. En la isla algunos grupos de rebeldes liderados por Bentejuí se refugian en las cumbres y mantienen viva la resistencia.

Fernando Guanarteme se reunió con ellos para tratar de convencerlos de que cesaran en la rebelión: el 29 de abril de 1483, conversa con Bentejuí en la fortaleza de Ansite. Tras la reunión, Guayarmina baja y se entrega, mientras que Bentejuí y el sacerdote-consejero o faycán de Telde se suicidan, despeñándose.[19]

Tras la finalización de la conquista de Gran Canaria, Fernando Guanarteme regresó a la península Ibérica y recogió a su mujer e hija en agosto de 1483 para volver a su isla.

Finalizada y pacificada la isla, los Reyes conceden a Guanarteme que pueda vivir en su antiguo dominio de Gáldar con cuarenta de sus parientes. No obstante, en 1490 ó 1491 el cabildo de la isla advierte a la Corona del peligro de este grupo, que en pocos años había ascendido al número de ciento ciencuenta, siendo deportados muchos de ellos por orden regia poco después.[21]

Conquistador de La Palma y Tenerife[editar]

Cuando Alonso Fernández de Lugo obtiene las capitulaciones para las conquistas de La Palma y Tenerife solicitó una carta de los Reyes para que Fernando Guanarteme se incorporara a las operaciones. Este aceptó de buen grado la empresa, dada su amistad y lealtad a Lugo.[22]

Guanarteme acudirá acompañado por cuarenta de sus familiares, entre los que se encontraban antiguos guayres o capitanes, como Maninidra o Autindana.[23] [22] Por esta razón, Tenesor Semidán es un personaje histórico que goza de una animadversión popular en el archipiélago canario pasando a la tradición posterior como traidor por antonomasia de su tierra y su cultura.[24]

Fallecimiento y restos[editar]

Fernando Guanarteme murió en Tenerife hacia 1496 poco después de finalizada la conquista de esta isla, apuntando algunas crónicas que pudo ser envenenado,[nota 3] mientras otras dicen que murió a causa de fiebres palúdicas o cuartanas.[1] [14] [10]

Su hija Guayarmina, en una información de méritos solicitada por ella en 1526, dice al respecto de la muerte de su padre:[14] [10]

...el dicho D. Fernando, de los trabajos que padeció en la conquista de ellas [La Palma y Tenerife] adoleció en tiempo que estaba de partida para la Corte de sus Majestades, y de la dolencia falleció de la presente vida pobre y necesitado...

Fue sepultado según la tradición en la ermita de san Cristóbal de la ciudad de La Laguna, aunque otros autores consideran que debió ser enterrado en la primitiva iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de dicha ciudad.[10] [6]

Los restos de Tenesor Semidan han sido protagonistas de polémica. En 1967 el ayuntamiento de Gáldar elaboró un proyecto para pedir al Obispado de Tenerife la exhumación y traslado de los restos de Tenesor a Gran Canaria. Esta idea ha sido retomada en décadas posteriores por el Instituto Canario de Estudios Históricos «Rey Fernando Guanarteme», por el Cabildo Insular de Gran Canaria y más recientemente por la Asociación Cívico Cultural La Solana-El Plátano.[25] [26] [27] [28]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Hay que indicar que para el autor José Rodríguez Moure Soronte era una variante del nombre Tenesor, y que este era hijo de Tagotrer, nieto de Guanarche y bisnieto de Tabohor Cersemdam, y siendo hermano de Guayasen Semidán el Bueno. Sin embargo, esta geneaología alude a otro personaje bautizado como Fernando Guanarteme, pariente de Tenesor.[3] [14]
  2. Otros autores creen que la Catalina apodada la Canaria que fue parte del séquito de la infanta María fue Masequera, sobrina de Fernando Guanarteme y que fue la reina entregada a los conquistadores tras la rendición aborigen en Ansite en abril de 1483.[16] [1] [4] [15] [17]
  3. La crónica conocida como Lacunense dice al respecto: «D. Fernando Guanarteme fue a la conquista de Tenerife donde murió, enfermedad de que no hubo buena sospecha, que se entendió que le dieron con que muriese».[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h Pérez Saavedra, Francisco (1984-1986). «Una matriarca insular. La abuela de Tenesoya». Revista de historia canaria (San Cristóbal de La Laguna: Universidad de La Laguna) (175): 985-1002. ISSN 0213-9472. 
  2. a b Castillo, Pedro Agustín del (1848) [Primera publicación 1737]. Descripción histórica y geográfica de las islas de Canaria. Santa Cruz de Tenerife: Imprenta Isleña. 
  3. a b c Rodríguez Moure, José (1922). Tenesor Semidan o Don Fernando Guanarteme. San Cristóbal de La Laguna: Imprenta y Libreria de suc. de M. Curbelo. 
  4. a b c d e Morales Padrón, Francisco (1978). Canarias: crónicas de su conquista. Las Palmas de Gran Canaria: Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria; El Museo Canario. ISBN 84-500-2951-1. 
  5. Monzón, M. J. (25 de julio de 2008). «Gáldar reconoce la dimensión histórica de Fernando Guanarteme». La Provincia. Diario de Las Palmas (Grupo Editorial Prensa Ibérica). Consultado el 22 de enero de 2016. 
  6. a b c Onrubia Pintado, Jorge (26 de enero de 2014). «El recuerdo de Guanarteme». La Opinión de Tenerife (Grupo Editorial Prensa Ibérica). Consultado el 20 de enero de 2016. 
  7. a b c Reyes García, Ignacio (2011). Diccionario Ínsuloamaziq. Santa Cruz de Tenerife: Fondo de Cultura Ínsuloamaziq. ISBN 978-84-615-0960-7. 
  8. Álvarez Delgado, Juan (1982). «Instituciones políticas indígenas de la isla de Gran Canaria. Guaires y cantones. Guanartemes y reinos». Anuario de estudios atlánticos (Las Palmas de Gran Canaria: Patronato de la Casa de Colón) (28): 265-342. ISSN 0570-4065. 
  9. Arias Marín de Cubas, Tomás (1986) [1687]. Ángel de Juan Casañas; María Régulo Rodríguez, eds. Historia de las siete islas de Canaria. Las Palmas de Gran Canaria: Real Sociedad Económica de Amigos del País. ISBN 84-398-7275-5. 
  10. a b c d e f g Chil y Naranjo, Gregorio (1891). Gaspar y Roig, ed. Estudios históricos, climatológicos y patológicos de las Islas Canarias III. Las Palmas de Gran Canaria: Isidro Miranda. 
  11. Gambín García, Mariano (2003). «Un rey guanche en la corte de los Reyes Católicos: tras los pasos de don Enrique Canario, el último mencey de Icod». Revista de Historia Canaria (San Cristóbal de La Laguna: Universidad de La Laguna) (185): 125-158. ISSN 0213-9472. 
  12. Rosa Olivera, Leopoldo de la (1979). «El Rey Don Diego de Adexe y su familia». Anuario de Estudios Atlánticos (Las Palmas de Gran Canaria: Patronato de la Casa de Colón) (25): 175-217. ISSN 0570-4065. 
  13. Aznar Vallejo, Eduardo (1983). La integración de las Islas Canarias en la Corona de Castilla, 1478-1526: aspectos administrativos, sociales y económicos. Sevilla: Universidad de Sevilla. ISBN 84-600-3243-4. 
  14. a b c Rosa Olivera, Leopoldo de la (1950). «Don Fernando Guanarteme y Fernando Guanarteme». Revista de Historia (San Cristóbal de La Laguna: Universidad de La Laguna) (90-91): 251-252. ISSN 0213-9464. 
  15. a b Millares Torres, Agustín (1893). Historia general de las islas Canarias II. Las Palmas de Gran Canaria: Imprenta de La Verdad. 
  16. Rumeu de Armas, Antonio (1983). «El alcalde del Alcázar de Córdoba, Juan de Frías, protector de la Reina de Canaria». El Museo Canario (Las Palmas de Gran Canaria: El Museo Canario) (43): 41-50. ISSN 0211-450X. 
  17. Cabrera Déniz, Dolores (1994). Historia versus cine: Tirma o la falsa crónica de la conquista canaria. Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo Insular de Gran Canaria. ISBN 84-8103-140-2. 
  18. Lobo Cabrera, Manuel (1980). «Nuevos datos sobre la descendencia de don Fernando Guanarteme». Boletín Millares Carlo (Las Palmas de Gran Canaria: Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED: Centro Asociado de la UNED de Las Palmas de Gran Canaria) (1): 139-148. ISSN 0211-2140. 
  19. a b c d Abreu Galindo, Juan de (1848) [1632]. Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria. Santa Cruz de Tenerife: Imprenta, Litografía y Librería Isleña. 
  20. Rodríguez Suárez, Auxiliadora (2000). «Aproximación al clero secular en las parroquias del norte de Gran Canaria durante el reinado de Felipe III. Gáldar y Agaete en tiempos de Francisco Martínez de Cenicero, obispo de Canarias». En Francisco Morales Padrón. XIV Coloquio de historia Canario-Americana. Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria. pp. 895-917. ISBN 84-8103-324-3. 
  21. Anaya Hernández, Luis Alberto (1992-1994). «Los aborígenes canarios y los estatutos de limpieza». El Museo Canario (Las Palmas de Gran Canaria: El Museo Canario) (49): 127-140. ISSN 0211-450X. 
  22. a b Rumeu de Armas, Antonio (1975). La Conquista de Tenerife (1494-1496). Santa Cruz de Tenerife: Cabildo Insular de Tenerife. ISBN 84-500-7108-9. 
  23. Viera y Clavijo, José de (1950-1952) [1772]. Elías Serra Rafols, ed. Noticias de la historia general de las Islas Canarias (definitiva edición). Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. 
  24. El recuerdo de Guanarteme
  25. Bolaños, Javier; A. Cruz (10 de enero de 2014). «El Obispado estudia el traslado de los restos de Guanarteme a Gáldar». La Opinión de Tenerife (Grupo Editorial Prensa Ibérica). Consultado el 22 de enero de 2016. 
  26. Bolaños, Javier (31 de diciembre de 2013). «Gran Canaria reclama a Tenerife los restos de Fernando Guanarteme». La Opinión de Tenerife (Grupo Editorial Prensa Ibérica). Consultado el 22 de enero de 2016. 
  27. Sagastume, Bernardo (31 de enero de 2008). «Gáldar pide el cuerpo de Fernando Guanarteme apoyándose en la Ley de Memoria Histórica». ABC (Diario ABC). Consultado el 22 de enero de 2016. 
  28. Sagastume, Bernardo (15 de enero de 2016). «Insisten en pedir el regreso a Gáldar de los restos del último monarca aborigen grancanario». ABC (Diario ABC). Consultado el 22 de enero de 2016.