Juan Rejón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Rejón
Capitán general
Años de servicio 1478-1481
Participó en Conquista de Gran Canaria

Nacimiento ¿?
León, Corona de Castilla
Fallecimiento 1481
Hermigua, La Gomera
[editar datos en Wikidata]

Juan Rejón (¿?, León - 1481, Hermigua) fue un hidalgo y conquistador castellano que participó en la conquista de la isla de Gran Canaria.

Está considerado como el fundador de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Nacimiento y parentesco[editar]

Juan Rejón era originario del reino de León, siendo de familia ilustre y educado desde su niñez en el ejercicio de las armas.[1]

Matrimonio y descedencia[editar]

Estaba casado con Elvira de Sotomayor, hermana del alférez mayor de la conquista de Gran Canaria Alonso Jáimez de Sotomayor. Rejón dejaba a su muerte dos hijos menores de edad.[1]

Trayectoria[editar]

Rejón era reputado como soldado de gran valor y experto en la guerra por las numerosas campañas que había llevado a cabo sobre los musulmanes y sobre el rey de Portugal en sus pretensiones a la Corona de Castilla.[2]

Santa Hermandad en Andalucía[editar]

En diciembre de 1476 fue comisario de la reina Isabel de Castilla para el establecimiento de la Santa Hermandad en Andalucía, junto a Pedro del Algaba —comisario del rey Fernando de Aragón—, Alonso de Palencia y Francisco de Peña. Aunque contaron con la aceptación del clero sevillano, las autoridades seglares no consintieron sin la aprobación del Duque de Medina Sidonia. Este no sólo no aceptó, sino que incluso amenazó a Rejón y a Algaba con degollar, teniendo estos que refugiarse en un convento.[3] [4]

Conquista de Gran Canaria[editar]

Fundación del real y primeros encuentros con los aborígenes[editar]

Placa sobre la fundación de Las Palmas de Gran Canaria, situada en la Ermita de San Antonio Abad, en el barrio de Vegueta.

Los Reyes Católicos capitulan con Juan de Frías, obispo de San Marcial del Rubicón, la conquista de Gran Canaria a comienzos de 1478. En esta empresa se incluyen además como jefes de la misma a su deán Juan Bermúdez y a Juan Rejón.[5] [3]

La armada, formada por más de seiscientos peones y treinta jinetes, arribó a la bahía de las Isletas el 24 de junio de 1478. Rejón envía exploradores que capturan a un anciano o anciana canaria[nota 1] que les indica el mejor lugar para asentar el campamento conquistador. Así, Rejón manda construir el real de la conquista en un palmeral de la margen derecha del barranco de Guiniguada.[5] [nota 2]

Pocos días después de su llegada, Rejón y los suyos son atacados por el rey o guanarteme de Telde y el caudillo o guaire Adargoma con quinientos canarios, librándose la batalla del Guiniguada. Rejón se enfrenta en combate singular con Adargoma, que hacía estragos entre los conquistadores, hiriéndole y posibilitando que fuera hecho prisionero. Ante esto y las bajas sufridas, los canarios se retiran.[5] [6]

A finales de verano se presentó en la bahía de las Isletas una armada portuguesa que, aliada con los canarios, pretendía expulsar a los castellanos. Rejón envió a un grupo de hombres a tender una emboscada a los portugueses, los cuales fueron muertos nada más tocar tierra. Conocida por Rejón y los demás jefes la colaboración de los canarios con los portugueses, resolvieron quemar los higuerales y las sementeras, lo que provocó que muchos aborígenes fueran al real a pedir ser cristianos y rendirse.[5]

Surgen entonces desavenencias entre Rejón y el deán Bermúdez, creándose dos bandos en el real. Estas rencillas comienzan a ralentizar tanto la conquista que los Reyes envían como gobernador de la isla a Pedro del Algaba a finales de 1478 con la intención de que mediara.[5]

Enfrentamientos entre los conquistadores[editar]

A comienzos de 1479 el gobernador Algaba envía a Rejón a la isla de Lanzarote para pedir a Diego García de Herrera, señor de las islas, mantenimientos. Herrera no acepta ayudar a Rejón, pues este iba acompañado de ciertos vasallos de Herrera que habían provocado con sus actos la conocida como «Pesquisa de Cabitos» que determinó la propiedad de las islas conquistadas y aún por conquistar. De vuelta en Gran Canaria, Rejón se queja de la actuación de Herrera, diciendo que se vengaría. Algaba le llama la atención por sus palabras, a lo que el capitán contesta que él era «el todo en esta conquista». Al día siguiente, Algaba y Bermúdez le tienden una celada y lo toman prisionero por no acatar órdenes y creerse jefe único de la conquista, ante el descontento de los soldados leales al capitán. Finalizado el proceso, Algaba envía a Rejón a la corte para que fuera juzgado por los Reyes.[5] [3]

Costa de Hermigua, La Gomera, donde muere asesinado Juan Rejón.

Una vez en la Corte, Rejón es restituido en su posición de capitán de la conquista por los comisarios de los Reyes en la empresa Diego de Merlo y Alonso de Palencia, siendo enviado de vuelta con refuerzos. Arriba de nuevo a Gran Canaria en verano de 1479 junto al obispo Juan de Frías, el alcalde mayor de Gran Canaria Esteban Pérez de Cabitos y el marino Pedro Fernández Cabrón. A pesar de la intercensión del obispo, vuelven a sucederse las desavenencias entre los dos bandos —los rejonistas y los seguidores de Bermúdez-Algaba—. Así, después de varias derrotas de los conquistadores en los territorios de Tirajana y Gáldar, Algaba y los religiosos envían a Rejón de nuevo a la Península para recabar nuevos refuerzos.[5]

Una vez en la Corte, Rejón acusa a Algaba de querer vender la isla a los portugueses, siendo escuchado por los Reyes. Rejón vuelve entonces a la isla, llegando el 2 de mayo de 1480 y entrando secretamente en el real. El día 3 de mayo, Rejón manda prender a Algaba y a Bermúdez al salir de misa en la ermita de Santa Ana. Rejón inicia entonces un proceso contra Algaba, acusándolo de alta traición, del que resulta muerto el gobernador y desterrados Bermúdez y sus partidarios a La Gomera.[5] [6]

Llegada del gobernador Pedro de Vera[editar]

El 18 de agosto de 1480, Rejón y los suyos pretenden hacer una entrada en el territorio de Tamaraceite, pero justo cuando iniciaban la marcha apareció una nave frente a las costas de la isla. Vuelto al real, Rejón descubre que en ella viene Pedro de Vera, nombrado por los Reyes Católicos nuevo gobernador de Gran Canaria, capitán de su conquista y alcaide de la fortaleza de la isla en sustitución de Pedro del Algaba.[7]

Rejón recibió de mala gana a Vera. El nuevo gobernador, sabiendo lo ocurrido con Algaba, manda arrestar a Rejón y lo procesa, enviándolo ante los Reyes. Una vez en la Corte, los Reyes lo indultan ordenándole que volviera a Canarias y fuera a conquistar la isla de La Palma y Tenerife.[7] [5] [6]

Conquistas de La Palma y Tenerife[editar]

Los comisarios de los Reyes en la conquista de Canarias, Diego de Merlo y Alonso de Palencia, dan a Rejón un nuevo ejército formado por trescientos peones y veinte jinetes para la conquista de La Palma y Tenerife. Parte Rejón del puerto de Cádiz con sus hombres, su mujer y sus dos hijos menores, arribando al puerto de las Isletas hacia mayo de 1481. Pedro de Vera rehúsa dejarlos desembarcar, y, tras ser persuadido Rejón por su cuñado Alonso Jáimez, siguieron rumbo a La Palma.[6]

En camino las naves sufren las consecuencias de una tormenta, arribando a la isla de La Gomera.[6]

Fallecimiento[editar]

Rejón desembarca en la playa de Hermigua en el mes de mayo de 1481 con su familia y pocos hombres, siendo bien recibido por los gomeros de este bando. Sin embargo, el señor de la isla Hernán Peraza el Joven, hijo de Diego de Herrera con quien Rejón se había enemistado en Lanzarote años atrás, envía a varios vasallos para prender a Rejón y traerlo a su presencia. Rejón se niega, enfrentándose los bandos y siendo muerto el capitán conquistador al ser atravesado por una lanza.[6] [1] [5]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El historiador Abreu Galindo refiere que la anciana desaparece después de mostrarles el lugar, tomándola Rejón por una aparición de santa Ana, de la que era devoto, y que por esta razón construyó una ermita bajo su advocación en el real.[6]
  2. Este real es el gérmen de la moderna ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Referencias[editar]

  1. a b c Viera y Clavijo, José de (1950) [1772-1773]. Elías Serra Ráfols; Alejandro Cioranescu; Juan Régulo Pérez, eds. Noticias de la historia general de las Islas Canarias. Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. 
  2. Chil y Naranjo, Gregorio (1891). Gaspar y Roig, ed. Estudios históricos, climatológicos y patológicos de las Islas Canarias. Las Palmas de Gran Canaria: Isidro Miranda. 
  3. a b c Álvarez Delgado, Juan (1963). «Alonso de Palencia (1423-1492) y la historia de Canarias». Anuario de Estudios Atlánticos (Las Palmas de Gran Canaria: Patronato de la Casa de Colón) (09): 051–079. ISSN 0570-4065. 
  4. Urosa Sánchez, Jorge (1998). Política, seguridad y orden público en la Castilla de los Reyes Católicos. Madrid: Instituto Nacional de Administración Pública. ISBN 84-708-8683-5. 
  5. a b c d e f g h i j Morales Padrón, Francisco (1978). Canarias: crónicas de su conquista. Las Palmas de Gran Canaria: Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria; El Museo Canario. ISBN 84-500-2951-1. 
  6. a b c d e f g Abreu Galindo, Juan de (1848) [1632]. Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria. Santa Cruz de Tenerife: Imprenta, Litografía y Librería Isleña. 
  7. a b Gambín García, Mariano (2003). «Cinco documentos inéditos sobre Pedro de Vera, conquistador y gobernador de Gran Canaria». El Museo Canario (Las Palmas de Gran Canaria: El Museo Canario) (58): 189–210. ISSN 0211-450X.