Mencey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Tinerfe el Grande en Adeje.

Mencey era el término con el que los guanches designaban al jefe o rey de una demarcación territorial o menceyato antes de la conquista de la isla de Tenerife, Canarias, por la Corona de Castilla en el siglo xv.[1]

Etimología[editar]

Aunque los primeros historiadores traducían el término simplemente por 'rey',[1] modernos estudios lingüísticos sugieren el significado más exacto de 'principal, primero, primate'.[2]

Características[editar]

Los menceyes eran la máxima autoridad de la jerarquizada sociedad guanche, ostentando el poder absoluto en lo civil, religioso y militar. Todo el territorio y sus recursos eran propiedad del mencey, que lo repartía entre la población en consideración a la categoría social y los servicios prestados.[1]

La sucesión era fraternal, es decir, cuando un mencey moría heredaba su hermano, y así hasta que, acabada la línea lateral, volvía el cargo al hijo mayor del primer hermano. Cuando el mencey era elegido juraba ante el tagoror, asamblea formada por los nobles y ancianos. Durante la ceremonia el elegido besaba el hueso del más antiguo de su linaje guardado para este fin y luego, colocando el hueso sobre su cabeza, juraba diciendo: Ágoñe Yacoron Yñatzakaña Chacoñamet ('juro por el hueso de aquel día en que te hiciste grande').[1]

Los menceyes mantenían la pureza de la sangre, casándose únicamente con la alta nobleza isleña, llegándose incluso a los matrimonios entre hermanos.[1]

Historia[editar]

El doctor e historiador Juan Bethencourt Alfonso nombra en su Historia del Pueblo Guanche toda una dinastía anterior al último rey absoluto de Tenerife, Tinerfe, apodado el Grande, tomada de la tradición oral de la isla, aunque él mismo avisa que son más legendarios que reales. Para él, el soberano más antiguo que se recuerda fue Archinife, que fue derrocado por el noble Ucanca, el cual fundó una nueva dinastía. Tras esto, y descendiente de este, llegó Binicherque, que casó con una princesa de Gran Canaria. Siglos después aparece el belicoso Chíndia, que ocupó el poder después de derrotar a sus tíos. Muerto Chíndia, la isla se dividió entre su hermano Armeñime y su hijo Vinque, que murieron a la vez en batalla. Así quedó heredero Betzenuriga, si bien sus tíos Taburco, Naga y Góymar se coronaron por sus provincias de Teno, Anaga y Güímar respectivamente. Betzenuriga derrotó a sus tíos, porque según Bethencourt Alfonso —citando al historiador Marín y Cubas— en 1347 era ya rey único de Tenerife. Le sucedió Titañe, que también disputó el poder con sus tíos. Su hijo, Sunta, derrotó a los hermanos de su padre, que se habían instaurado como reyes de sus territorios. A la muerte de Sunta le sucede su hijo Tinerfe, apodado el Grande, tras cuya muerte sus nueve hijos se dividieron la isla en otros tantos reinos.[3]

Los nueve hijos del último mencey único de la isla fueron: Acaymo, Atguaxoña, Atbitocazpe, Betzenuhya, Caconaimo, Chincanairo, Tegueste, Rumen y Benecharo. Los descendientes de estos menceyes eran los que gobernaban la isla en tiempos de la conquista, y sus nombres eran Añaterve, Adjoña, Pelinor, Bencomo, Romen, Pelicar, Tegueste, Acaimo y Beneharo.[4] [nota 1]

En 1502, años después de dada por conquistada la isla, se reunificó el Menceyato de Adeje bajo el mando del mencey Ichasagua.[3]

Los nombres de los menceyes[editar]

La onomástica de los menceyes ha sido muy controvertida en la historiografía canaria. Los primeros en tratar sobre la historia de Tenerife, como los frailes Alonso de Espinosa y Juan de Abreu Galindo o el ingeniero Leonardo Torriani, decían que en su época —entre 1590 y 1630— sólo perduraban en la memoria de los descendientes de los guanches los nombres de los primeros menceyes de Abona (Atguaxoña), Adeje (Atbitocazpe), Güímar (Acaymo) y Taoro (Betzenuhya), considerándose por los historiadores modernos que el resto de nombres fueron inventados por el poeta Antonio de Viana y Juan Núñez de la Peña, quienes escribieron sus obras en 1604 y 1676 respectivamente.[4]

Los únicos nombres corroborados por las fuentes contemporáneas de los hechos son los de Bencomo y Bentor, ambos padre e hijo y menceyes de Taoro durante la invasión castellana.[4]

Notas[editar]

  1. Se ha popularizado la idea de que los nueve menceyes de la conquista eran hijos directos de los nueve vástagos del último mencey único de la isla. Sin embargo, los primeros historiadores indicaban que eran descendientes, no hijos. Se debe al historiador José de Viera y Clavijo, en el siglo xviii, esta concepción sobre las dinastías guanches.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Espinosa, de, Fray Alonso (1967). «VIII». En A. Cioranescu. Historia de Nuestra Señora de Candelaria. Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. p. 41. ISBN 84-400-3645-0. 
  2. Reyes, Ignacio (7 de septiembre de 2012). «mencey». Diccionario histórico-etimológico del amaziq insular (Canarias). Consultado el 11 de marzo de 2013. 
  3. a b Bethencourt Alfonso, Juan (1991). Francisco Lemus, ed. Historia del pueblo guanche. San Cristóbal de La Laguna. ISBN 84-87973-05-1. 
  4. a b c Rumeu de Armas, Antonio (1975). La Conquista de Tenerife (1494-1496) (1ª edición). Aula de Cultura de Tenerife. ISBN 84-500-7108-9. 

Bibliografía[editar]

  • ABREU Y GALINDO, J. de, Historia de la conquista de las siete islas de Canarias, en A. Cioranescu (ed) Goya ediciones, Tenerife, 1977 ISBN 84-400-3645-0.
  • ARIAS MARÍN DE CUBAS, T. Historia de las siete islas de Canaria, edición de Ángel de Juan Casañas y María Régulo Rodríguez; proemio de Juan Régulo Pérez; notas arqueológicas de Julio Cuenca Sanabría. Real Sociedad Económica de Amigos del País, Las Palmas de Gran Canaria, 1986 ISBN 84-398-7275-5
  • BETHENCOURT ALFONSO, J. Historia del pueblo guanche: Tomo II. Etnografía y organización socio-política, Francisco Lemus Ed. La Laguna, 1991 ISBN 84-87973-05-1.
  • ESPINOSA, A. de, Historia de Nuestra Señora de Candelaria, en A. Cioranescu (ed) Goya ediciones, Santa Cruz de Tenerife, 1967 ISBN 84-400-3645-0.
  • NAVARRO MEDEROS, F. Los Aborígenes, Centro de la Cultura Popular Canaria, 2005, ISBN 84-792-6520-5.
  • RUMEU DE ARMAS, A. La Conquista de Tenerife (1496-1497) Aula de Cultura de Tenerife, 1975, ISBN: 84-500-7108-9.
  • TEJERA GASPAR, A. Tenerife y los guanches, Centro de la Cultura Popular Canaria, 1992 ISBN: 84-7926-084-X.
  • TORRIANI, L. Descripción e historia del reino de las Islas Canarias, en A. Cioranescu (ed) Goya ediciones, Santa Cruz de Tenerife, 1978 ISBN 84-7181-336-X.
  • VIANA, A. La Conquista de Tenerife, en A. Cioranescu (ed) Aula de Cultura de Tenerife, Cabildo Insular, 1968-1971.