Tamoxifeno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tamoxifeno
Tamoxifen Structural Formulae.png
Tamoxifen-3D-balls.png
Identificadores
Número CAS 10540-29-1
Código ATC L02BA01
PubChem 2733526
DrugBank APRD00123
ChemSpider 2015313
UNII 094ZI81Y45
KEGG D08559
ChEBI 41774
ChEMBL 83
Datos químicos
Fórmula C26H29NO 
Peso mol. 371.515 g/mol
563.638 g/mol (sal de citrato)
Datos clínicos
Estado legal ?
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico
[editar datos en Wikidata]

El tamoxifeno es un medicamento que se emplea como terapia complementaria para el cáncer de mama. Se utiliza durante un periodo de 5 años tras finalizar la cirugía y quimioterapia y ha demostrado en diferentes estudios que disminuye considerablemente la probabilidad de que se produzca una reincidencia del tumor.[1]

Se comercializa en forma de comprimidos de 10 y 20 mg. La dosis diaria oscila entre 20 y 40 mg repartidos en una o dos tomas.[2]

Técnicamente se clasifica como modulador selectivo de los receptores estrogénicos. Su mecanismo de acción se basa en su efecto antiestrogénico, es decir bloquea la acción de esta hormona que estimula el desarrollo de las células tumorales. No es útil en todos los cánceres de mama, sino únicamente en aquellos cuyas células presentan receptores específicos para estrógenos. Los tumores de mama son heterogéneos a nivel celular y únicamente el 60% presentan receptores hormonales de este tipo.[1]

Su acción no se limita a la mama, pues diferentes órganos tienen receptores para estrógenos. En el útero tiene paradójicamente un efecto agonista estrogénico y en el hueso mejora la asimilación de calcio, por lo que es beneficioso en la osteoporosis, en el caso de las mujeres menopausicas. Ya que en las mujeres premenopausicas puede generar el efecto contrario, aumentado la pérdida de densidad mineral ósea.[3]

En algunas pacientes produce como efecto secundario un aumento en el espesor de la porción más interna del útero (hiperplasia endometrial). En menos del 1% de las personas tratadas puede provocar la aparición de cáncer de útero, por lo que se recomiendan revisiones anuales para detectar esta patología. Otros efectos secundarios son aparición de sofocos y sequedad vaginal.

A pesar de los efectos adversos que a veces son graves, los beneficios del fármaco son muy superiores a sus inconvenientes, mejorando la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes.[1]

Toxicidad del tamoxifeno[editar]

Hepatitis tóxica por tamoxifeno:[editar]

 Se ha visto en varios estudios que el tamoxifeno puede producir un aumento de las transaminasas (ALAT Y ASAT) en sangre, que son biomarcadores de daño hepático, el daño en los hepatocitos hace que estas enzimas salgan al torrente circulatorio. Se observó también un aumento en el tamaño de los hepatocitos, lo que da lugar a la aparición de colestasis y esteatohepatitis y también se han encontrado casos de ictericia colestásica e hígado graso, pudiendo incluso causar la muerte del paciente. [4]

En los casos publicados predominan dos patrones de lesión: colestasis con o sin citólisis y la esteatohepatitis, patrón de lesión similar al producido por estrógenos.

La conclusión a la que llegamos es que aunque no es muy frecuente la hepatotoxicidad del tamoxifeno, puede producir daño hepático crónico con o sin esteatohepatitis, la mayoría de veces con poca sintomatología clínica, por lo  que todas las pacientes en tratamiento con tamoxifeno por periodos prolongados deben tener un control periódico de enzimas hepáticas, como una manera de prevenir las lesiones crónicas.[5]

Toxicidad ocular:[editar]

Mecanismo de toxicidad:[editar]

El mecanismo por el cual ejerce la toxicidad ocular el tamoxifeno no se conoce exactamente, pero sabemos que tiene una estructura similar al de otros fármacos de conocida toxicidad ocular como son la imipramina, la amiodarona y la cloroquina, estos al poseer uniones polares y apolares con lípidos que no son metabolizados se acumulan en los complejos intracelulares de los lisosomas.

Primeras evidencias científicas/estudios de la toxicidad del tamoxifeno:[editar]

La toxicidad ocular secundaria al uso de Tamoxifeno  la describió por primera vez en 1978 por Kaiser Kupfer y Lippman ME, que encontraron las siguientes patologías oculares:

- Disminución de la agudeza visual.

- Edema Macular

- Opacidades corneales

- Opacidades refringentes intrarretinianas

Ashford creía que la toxicidad era totalmente dependiente de la dosis, apareciendo solo a dosis altas, ya que cuando se describió la retinopatía, las pacientes eran tratadas con dosis muy altas de tamoxifeno (del orden de 180 mg/día). Algunos de los signos que se encontraban eran: pequeños depósitos brillantes blanquecinos en la retina interna, alteraciones del epitelio pigmentario y edema de mácula. Las dosis usadas hoy en día son mucho más bajas (10 mg/día) y es raro encontrar formas tan severas, pero aun así se presentan casos con dosis bajas que presentan hemorragias retinianas, alteraciones en el disco óptico y pérdida de la agudeza visual. Por lo tanto podemos decir que la dosis que puede originar retinopatía oscila en un amplio rango y no está claro si la disminución de visión que produce la retinopatía por tamoxifeno es reversible o no. [6]

Zonas de acumulación del tamoxifeno en el globo ocular:[editar]

- El fármaco se acumula en depósitos subepiteliales, a nivel de la córnea.

- El fármaco se acumula a nivel de la retina, causando maculopatía (retinopatía).

- También está relacionado con la formación de cataratas, debido también a la acumulación a nivel del cristalino.

- La acumulación en el nervio óptico, provoca la aparición de neuritis óptica bilateral seguida de atrofia óptica y pérdida visual.[7]

Cardiotoxicidad:[editar]

El tamoxifeno puede causar una prolongación del intervalo QT, su mecanismo electrofisiológico consiste en el bloqueo de la corriente rectificadora de potasio. La prolongación del intervalo QT puede dar origen a arritmias (torsades de pointes), siendo el marcador principal para evaluar el riesgo de arritmias asociadas con el consumo de fármacos y que ha llevado a la retirada de distintos agentes antineoplásicos del mercado. No obstante, en la práctica clínica no se registraron incrementos significativos de este intervalo o el aumento del riesgo de arritmias en la población tratada con este fármaco. [8] [9]

Referencias[editar]

  1. a b c Dr. John Link: Cáncer de mama y calidad de vida. Ediciones Robinbook S.L., Barcelona. ISBN 978- 84-7927-774-1. Consultado el 1-6-2010
  2. Vadenecum. De la A a la Z: Tamoxifeno. Consultado el 1-6-2010
  3. José Terán Dávila, Alejandro D. Teppa Garrán. 2005. Moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (SERMs): bioquímica, farmacología y aplicación clínica en ginecología. Ginecol Obstet Mex 73:424-35
  4. EARLY BREAST CANCER TRIALISTS COLLABORATIVE GROUP. Systemic treatmentof early brest cancer by hormonal cytotoxic, or inmune therapy: 133 randomised trials involving 31,ooo recurrences and 24,000 deaths among 75,000 women. Lancet 1992;339: 1-18 y 75-78. 
  5. Osborne CK. Drug therapy: tamoxifen in the treatment of breast cancer. N Engl J Med 1998:26:1609-18. 
  6. «Toxicidad ocular por tamoxifeno. Caso clinico y revision de la literatura - Revista Electrónica de PortalesMedicos.com». www.portalesmedicos.com. Consultado el 2016-11-15. 
  7. M.C., Lasso de la Vega,; P., Zapater,; J., Such,; J., Sola-Vera,; A., Payá,; J.F., Horga,; M., Pérez-Mateo,. «Hepatitis tóxica asociada al uso de tamoxifeno.Presentación de un caso y revisión bibliográfica». Gastroenterología y Hepatología. doi:10.1016/S0210-5705(02)70254-9. ISSN 0210-5705. Consultado el 2016-11-15. 
  8. «Toxicidad Cardíaca Relacionada los Tratamientos Actuales contra el Cáncer y los Mecanismos que la Producen». www.bago.com. Consultado el 2016-11-15. 
  9. Cardiac Toxicity From systemic Cancer Therapy: A Comprehensive Review. Progress in Cardiovascular Diseases 53(2):94-104, Sep 2010.