Supresión de defensas aéreas enemigas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un misil AGM-88 HARM en caza de la Armada de los Estados Unidos.

La supresión de defensas aéreas enemigas, o SEAD por sus siglas en inglés (Suppression of Enemy Air Defenses),[1] son acciones militares llevadas a cabo para suprimir las defensas aéreas enemigas situadas en la superficie terrestre. Estas también son conocidas como operaciones "Wild Weasel" y "Iron Hand" en Estados Unidos. Tienen como objetivo destruir los misiles superficie-aire (SAM) y la artillería antiaérea (AAA) del enemigo, principalmente, pero no limitado a ello, en las primeras horas de un ataque.

Armas[editar]

Actualmente, las armas que suelen ser asociadas con esta misión de ataque, son los nuevos misiles antirradiación (ARM) como el AGM-88 HARM de Estados Unidos o el MBDA ALARM de Europa. Sin embargo, un arma usada para una misión SEAD puede ser cualquiera que dañe o destruya un componente de un sistema de defensa aérea; por ejemplo, bombas convencionales de caída libre, bombas de racimo, misiles AGM-78 Standard ARM, las nuevas bombas guiadas por láser Paveway, bombas guidas por satélite GPS, aunque no es una munición específica para SEAD, pero pueden ser usadas para destruir radares enemigos y camiones lanzadores de misiles Misil superficie-aire SAM, antes de un ataque a gran escala con aviones bombarderos sobre territorio enemigo.

Operaciones en combate[editar]

Un cuarto de las salidas de combate estadounidenses en los conflictos recientes han sido misiones SEAD.[2]


Estas misiones de ataque se pueden efectuar con aviones diseñados para misiones de ataque profundo sobre territorio enemigo Avión de ataque a tierra, como el SEPECAT Jaguar y el Panavia Tornado de Inglaterra, el Dassault-Breguet Super Étendard de Francia, el Republic F-105 Thunderchief, General Dynamics F-111 Aardvark y el Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon de Estados Unidos, que tienen buen performance de vuelo a poca altitud, donde el aire es más denso, húmedo y pesado, y es necesario volar bajo a gran velocidad, con vuelos rasantes sobre el mar para esquivar las señales de radar enemigas, hasta alcanzar el territorio enemigo y con vuelos entre las montañas para lanzar las bombas convencionales de caída libre, bombas guiadas por láser y satélite GPS.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]