Somniosus microcephalus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Tiburón boreal
Somniosus microcephalus okeanos.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Chondrichthyes
Orden: Squaliformes
Familia: Somniosidae
Género: Somniosus
Especie: S. microcephalus
Bloch & Schneider, 1801
Distribución
Distribución del tiburón de Groenlandia
Distribución del tiburón de Groenlandia
Sinonimia
  • Squalus squatina (Linnaeus, 1758)
  • Squalus carcharis (Gunnerus, 1776)
  • Somniosus brevipinna (Lesueur, 1818)
  • Squalus borealis (Scoresby, 1820)
  • Squalus norvegianus (Blainville, 1825)
  • Scymnus gunneri (Thienemann, 1828)
  • Scymnus glacialis (Faber, 1829)
  • Scymnus micropterus (Valenciennes, 1832)
  • Leiodon echinatum (Wood, 1846)
  • Somniosus antarcticus (Whitley, 1939)
[editar datos en Wikidata]

El tiburón de Groenlandia (Somniosus microcephalus), llamado también tollo de Groenlandia o tiburón boreal, es una especie de elasmobranquio escualiforme de la familia Somniosidae.[2] Es una de las especies más grande de tiburón, rondando entre los seis y siete metros de longitud. Comúnmente se encuentra en el norte del océano Atlántico y el océano Glacial Ártico, alrededor de Groenlandia e Islandia; pero ha sido visto también en las aguas del sur, como en el mar Argentino y la Antártida.[3] Está estrechamente emparentado con el tollo negro dormilón.

Con un promedio de longevidad de unos 272 años,[4] el tiburón de Groenlandia puede vivir hasta 400 años, siendo el vertebrado más longevo del mundo.[5] Su sobrenombre de tiburón dormido se debe a su lentitud a la hora de desplazarse, además de su casi total ceguera.[6]

Características y hábitat[editar]

El tiburón de Groenlandia es una especie característica del abismo polar, y puede vivir en profundidades de hasta 2000 metros.[6] Su dieta se basa principalmente en peces, calamares y mamíferos marinos como focas y morsas, aunque se han examinado los estómagos de algunos tiburones de Groenlandia y se han encontrado restos de caribúes, caballos e incluso partes de un oso polar.[7]

Con frecuencia, vive con un copépodo parásito (Ommatokoita elongata) que se instala en la córnea de su ojo, alimentándose del tejido ocular, provocando al tiburón una ceguera parcial. El copépodo es una criatura bioluminiscente, y es posible que tenga la función simbiótica de atraer a las presas del tiburón como si fuera un señuelo de pesca, esto es sugerido por el hecho de que estos tiburones normalmente son lentos, sin embargo, se han encontrado presas muy veloces (como calamares) dentro de sus estómagos.

Si bien es sabido que los tiburones de Groenlandia carecen de una buena vista, siguen siendo grandes predadores dentro de su hábitat, puesto que tienen el sentido del olfato excepcionalmente sensible y pueden detectar a sus presas a kilómetros de distancia, incluyendo a cadáveres y restos animales que quedan atrapados bajo la espesa capa de hielo que cubre el mar.[8]

Longevidad[editar]

Según un estudio de investigadores de la Universidad de Copenhague, realizado entre 2010 y 2013[5] y publicado en la revista Science en 2016,[9] los tiburones de Groenlandia son los vertebrados más longevos del mundo, con una esperanza de vida de casi 400 años, aunque el estudio señala que el ciclo de vida de este tiburón puede llegar incluso hasta los 512 años.[6] Hasta la publicación del citado estudio, se pensaba que el vertebrado más longevo era la ballena boreal,[10] el mamífero más longevo,[5] que comparte el hábitat del tiburón de Groenlandia en las aguas del Atlántico Norte y del Círculo Polar Ártico.[6]

Su longevidad puede deberse a su lento desarrollo, ya que crece cerca de un centímetro por año y puede tardar 150 años en alcanzar la madurez sexual.[4] Según explica Manuel Collado, el director del Laboratorio de Células Madre en Cáncer y Envejecimiento del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, «a temperaturas tan bajas el metabolismo y la actividad celular y de los tejidos es mucho menor, podríamos decir que todo está ralentizado y por tanto, el paso del tiempo es más lento».[5]

Según indica el estudio «La esperanza de vida de un tiburón de Groenlandia sólo es superada por la de la almeja de Islandia» que ha llegado a vivir 507 años.[4]

Las conclusiones del estudio se basaron en el análisis de carbono 14 efectuado sobre el cristalino del ojo[10] de 28 hembras muertas que habían sido capturadas por accidente,[4] y que permite obtener elementos sobre la edad por las trazas de radiaciones atómicas en sus tejidos provienentes de las pruebas nucleares[5] realizadas después de la década de 1950.

Los dos tiburones más grandes del estudio tenían una longitud de 4,93 m y 5,02 m, y tenían «edades cercanas a 335 años y 392 años respectivamente», según los investigadores.[4] [5]

Consumo humano[editar]

La carne de tiburón de Groenlandia es levemente venenosa cuando está fresca,[cita requerida] debido a la presencia de una toxina llamada óxido de trimetilamina que, tras ser digerida y gracias a la acción enzimática, pasa a ser trimetilamina, produciendo efectos similares a los de una embriaguez extrema. Sin embargo, puede ser ingerido si se hierve en varios cambios de agua o secándolo durante algunos meses y exponiéndolo a varios ciclos de congelación y deshielo y en Groenlandia e Islandia es considerado una exquisitez.[cita requerida] También suele ser cazado por el pueblo inuit, que lo atrae mediante un señuelo, arrastrándolo a través de agujeros cortados en el hielo.

Investigación[editar]

Investigadores canadienses y el Greenland Shark and Elasmobranch Education and Research Group (GEERG) han estado estudiando al tiburón de Groenlandia en el fiordo Saguenay y el estuario del San Lorenzo desde 2001. El tiburón de Groenlandia fue documentado repetidas veces en el río Saguenay desde 1888. En el estuario del San Lorenzo también han sido registradas algunas capturas accidentales desde hace más de un siglo. Actualmente la investigación es conducida por el GEERG, quién se dedica específicamente al estudio del comportamiento del tiburón de Groenlandia, observando especímenes vivos bajo el agua, utilizando equipos de buceo, vídeo y telemetría.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kyne, P. M., Sherrill-Mix, S. A. & Burgess, G. H. (2006). «Somniosus microcephalus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2015.4 (en inglés). Consultado el 19 de junio de 2016. 
  2. van der Land, Jacob (2014). «Somniosus microcephalus (Bloch & Schneider, 1801)». Registro Mundial de Especies Marinas (en inglés). Consultado el 19 de junio de 2016. 
  3. Historias Abismo Criaturas Abisales de los Océanos Polares. Animal Planet Latino.com
  4. a b c d e «Los tiburones de Groenlandia pueden vivir hasta 400 años.» MSN. Consultado el 17 de agosto de 2016.
  5. a b c d e f «El tiburón que vive cuatro siglos.» El País.
  6. a b c d «El vertebrado más viejo del mundo puede tener unos 400 años». Eltiempo. Consultado el 12 de agosto de 2016. 
  7. Hussey, Nigel E.; Cosandey-Godin, Aurelie; Walter, Ryan P.; Hedges, Kevin J.; VanGerwen-Toyne, Melanie; Barkley, Amanda N.; Kessel, Steven T.; Fisk, Aaron T. (6 de noviembre de 2014). «Juvenile Greenland sharks Somniosus microcephalus (Bloch & Schneider, 1801) in the Canadian Arctic». Polar Biology (en inglés) 38 (4): 493-504. doi:10.1007/s00300-014-1610-y. 
  8. Animal Planet Al Extremo: "Tiburones". Animal Planet.
  9. Nielsen, Julius et al. «Eye lens radiocarbon reveals centuries of longevity in the Greenland shark (Somniosus microcephalus).» Science, 11 de agosto de 2016.
  10. a b «El tiburón de Groenlandia, nuevo récord de longevidad entre los vertebrados.» Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). Consultado el 17 de agosto de 2016.

Enlaces externos[editar]