Soberanía alimentaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas y estrategias sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos con base en la pequeña y mediana producción[1]​. Es un concepto que fue instalado en 1996 por Vía Campesina en Roma, con motivo de la Cumbre Mundial de la Alimentación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En contraste con la categoría de seguridad alimentaria definida por la FAO, que se centra en la disponibilidad de alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, la soberanía alimentaria incide también en la importancia del modo de producción de los alimentos y su origen. Resalta la relación que tiene la importación de alimentos baratos en el debilitamiento de producción y población agraria locales. También constituye una ruptura con relación a la organización actual de los mercados agrícolas y financieros puesta en práctica por la OMC.[2]

Desarrollo del concepto[editar]

Expandiendo la definición previamente postulada, el programa de soberanía alimentaria se centra principalmente en las siguientes propuestas:[3]

  • Acceso a alimentos de calidad a un precio razonable.
  • Derecho a conocer el origen de lo que se consume.
  • Acceso de los campesinos y de personas sin tierras al agua, a las semillas, a las tierras.
  • Derecho de los países a protegerse de las importaciones imponiéndoles impuestos mayores que a las producciones locales
  • Activa participación de los pueblos en los aspectos relacionados a la política agraria, ya que el reconocimiento de los derechos de los mismos representan un papel esencial en la producción agrícola y la alimentación.
  • Formas de producción no pueden atentar contra la ecología, el ambiente, ni los modos de vida de las comunidades.

Por otra parte, resulta importante destacar la aparición del dumping (venta de productos por debajo de su precio habitual), el cual  está destruyendo producciones alimentarias a lo largo de todo el mundo, debido a la gran desventaja de precio que tienen las producciones locales frente a las internacionales. El concepto de soberanía alimentaria no se opone a los intercambios siempre que se den de manera justa, por lo que es totalmente contrario al concepto de dumping. Para alcanzar un intercambio justo, se proponen una serie de medidas, como por ejemplo:[4]

  • Priorizar la producción local.
  • Incentivar a los países a protegerse del dumping.
  • Ayudar a los campesinos mediante políticas públicas.
  • Garantizar la estabilidad de los precios agrícolas a una escala internacional.
Mujeres de Vía Campesina
Mujeres de Vía Campesina

Historia[editar]

La política mas antigua con la cual se puede relacionar este concepto, surge en 1948, con el reconocimiento del derecho a la alimentación por parte de la ONU en la Declaración Universal de Derechos Humanos de dicho año firmada en París. Allí, se describe como "el derecho de todo hombre, mujer o niño, ya sea sólo o en común con otros, de tener acceso físico y económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a medios para obtenerla de formas consistentes con la dignidad humana".

Posteriormente, en 1974, surge con fuerza el términoseguridad alimentaria,el cual está íntimamente relacionado con el término de soberanía alimentaria. Sin embargo, el concepto de soberanía alimentaria no existía como tal hasta 1996. En dicho año, la joven organización Vía Campesina, de tan solo 3 años en aquel entonces, lo mencionó por primera vez en la Declaración de Tlaxcala[5]​​ en 1996. En ese mismo año, se llevó este concepto a la ONU, dentro del Foro Mundial por la Seguridad Alimentaria que se organizaba en paralelo a la Cumbre Mundial de la Alimentación​[6]​, allí por primera vez tomó relevancia a nivel internacional.

Ese mismo año, se crea el Movimiento por la Soberanía Alimentaria, lo que deriva en la creación del Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria[7]​​, el cual comenzó a tener mas influencia en las decisiones internacionales.

Este tema fue retomado en Junio del 2002, en el foro ONG de la FAO, puesto a que las políticas neoliberales no van de la mano con este concepto, ya que estas priorizan el comercio internacional ante la alimentación de los pueblos, incrementando la dependencia de los pueblos de las importaciones y fortaleciendo la industrialización de la agricultura dañando severamente nuestra salud y el medio ambiente. Estas políticas fueron fuertemente implementadas por el FMI, el Banco Mundial y la OMC obedeciendo los intereses de las empresas multinacionales y transnacionales, como por ejemplo se pueden encontrar los acuerdos internacionales, regionales o bilaterales de la OMC que permiten a las empresas monopolizar el mercado.

Existen otros tres eventos mundiales que juntaron a los distintos movimientos sociales y la sociedad civil en su conjunto para avanzar en este concepto:

  • Foro Mundial por la Soberanía Alimentaria de La Habana realizado en Agosto del 2001.
  • Foros ONG para la Soberanía Alimentaria realizado en 2002 y 2009 en Roma.
  • Foro Internacional sobre Soberanía Alimentaria nombrado Declaración de Nyéléni​[8]​ celebrado en Febrero de 2007 en Malí.

Para conmemorar esta lucha, la organización Vía Campesina propone al 16 de octubre como el Día Internacional de la Soberanía Alimentaria de los Pueblos[9]​.

Políticas[editar]

Los partidarios del concepto de soberanía alimentaria plantean un marco para la gobernanza de las políticas agrícolas y alimentarias que incorpora una amplia serie de temas, tales como la reforma agraria, el control del territorio, los mercados locales, la biodiversidad, la autonomía, la cooperación, la deuda, la salud, y otros relacionados con la capacidad de producir alimentos localmente.

Abarca políticas referidas no sólo a localizar el control de la producción y de los mercados, sino también a promover el derecho a la alimentación, el acceso y el control de los pueblos a la tierra, agua y recursos genéticos, y a la promoción de un uso ambientalmente sostenible de la producción.

En febrero de 2007 tuvo lugar el Foro por la Soberanía Alimentaria en Nyéléni (Malí), organizado por La Vía Campesina y la Marcha Mundial de Mujeres. Su objetivo, en palabras de la activista y participante en el Foro Esther Vivas era: “llevar a cabo un debate estratégico sobre qué se entiende desde los movimientos sociales por soberanía alimentaria, qué propuestas concretas se reivindican y cómo llevarlas a cabo”.[10]


La Declaración de Nyéléni, Selingue, Malí 2007, estipula lo siguiente:

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas. Defiende los intereses de, e incluye a, las futuras generaciones. Nos ofrece una estrategia para resistir y desmantelar el comercio libre y corporativo y el régimen alimentario actual, y para encauzar los sistemas alimentarios, agrícolas, pastoriles y de pesca para que pasen a estar gestionados por los productores y productoras locales. La soberanía alimentaria da prioridad a las economías locales y a los mercados locales y nacionales, y otorga el poder a los campesinos y a la agricultura familiar, la pesca artesanal y el pastoreo tradicional, y coloca la producción alimentaria, la distribución y el consumo sobre la base de la sostenibilidad medioambiental, social y económica. La soberanía alimentaria promueve el comercio transparente, que garantiza ingresos dignos para todos los pueblos, y los derechos de los consumidores para controlar su propia alimentación y nutrición. Garantiza que los derechos de acceso y a la gestión de nuestra tierra, de nuestros territorios, nuestras aguas, nuestras semillas, nuestro ganado y la biodiversidad, estén en manos de aquellos que producimos los alimentos. La soberanía alimentaria supone nuevas relaciones sociales libres de opresión y desigualdades entre los hombres y mujeres, pueblos, grupos raciales, clases sociales y generaciones."

En el Foro de Nyéléni se enfatizaron también los vínculos entre el movimiento por la soberanía alimentaria y el movimiento feminista, debido al papel central que juegan las mujeres en el mundo rural. Esther Vivas señala que “ Las mujeres tuvieron un papel central como dinamizadoras y participantes en el evento. Un día antes del inicio del foro se celebró, en el mismo recinto, un encuentro promovido por la Marcha Mundial de Mujeres con dos objetivos concretos: poner en común las opiniones de las mujeres sobre soberanía alimentaria y establecer aportaciones conjuntas al foro. Las mujeres reunidas reclamaron el mito de Nyéléni, una mujer campesina maliense que luchó por afirmarse como mujer en un entorno desfavorable. De hecho, el Foro por la Soberanía Alimentaria recibió el sobrenombre de Nyéléni en homenaje a esta leyenda.”.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]