Sistema integumentario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sistema tegumentario»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sistema tegumentario
Skin es.png
Latín [TA]: integumentum commune
TA A16.0.00.001
TH H3.12.00.0.00001
Estructuras
básicas
Piel (dermis, epidermis e hipodermis), glándulas exocrinas, faneras (pelo y uñas) y sudor
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
Tegumento de artrópodos: A: Cutícula y epidermis; B: Detalle de la epicutícula. 1: Epicutícula; 1a: Cemento; 1b: Ceras; 1c: Epicutícula externa; 1d: Epicutícula interna. 2: Exocutícula; 3: Endocutícula; 2+3: Procutícula; 4: Epitelio; 5: Lámina basal; 6: Célula epitelial; 6a: Canal poroso; 7: Célula glandular; 8: Célula tricógena; 9: Célula tormógena; 10: Terminación nerviosa; 11: Pelo sensorial; 12: Pelo; 13: Poro glandular.

En biología, tegumento, integumento o sistema tegumentario es la cobertura natural de un organismo o un órgano, como su piel, corteza, concha, o cáscara.[1]​ Es con frecuencia el sistema orgánico más extenso de un animal ya que lo recubre por completo, tanto externamente, como numerosas cavidades internas. Su función es la de separar, proteger e informar al animal del medio que le rodea; en ocasiones actúa también como exoesqueleto.

Deriva de tegumentum, que significa "cobertura" en latín. En un sentido figurado, puede significar manto o disfraz.[2]​ En inglés, "integument" es una palabra relativamente moderna. Su origen se remonta al siglo XVII. Puede significar material o capa con la que cualquier cosa está cubierta, encerrada, o cubierto, como una piel o una cáscara.[1]

La piel (del latín pellis) es la cubierta externa de los vertebrados y uno de sus órganos más importantes y grandes.[3][4]

El tegumento o las cubiertas de otros animales, como el exoesqueleto de los insectos, tiene otra estructura, composición química y desarrollo embrionario. En los artrópodos la capa más externa del tegumento es la cutícula segregada por la epidermis.[5]

El tegumento externo actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, funciona también como sistema de comunicación con el entorno y es uno de los principales órganos sensoriales, contiene terminaciones nerviosas que actúan como receptores de tacto, presión, dolor y temperatura. En vertebrados está formado por la piel propiamente dicha y las faneras o anexos cutáneos: pelos, uñas, glándulas sebáceas y sudoríparas.[6]

Muchos animales poseen una epidermis, en cambio, la dermis, la capa de tejido conjuntivo debajo, es característica de los cordados.[7]

Estructura histológica de la piel[editar]

De manera general, la piel está formada por tres elementos; de afuera hacia adentro:

Cada una de las capas tiene funciones y componentes diferentes, la epidermis deriva embriológicamente del ectodermo y la dermis y la hipodermis del mesodermo.

Funciones[editar]

El tegumento tiene distintas funciones, más o menos marcadas según la especie de que se trate

  • Barrera de protección frente el medio externo, está dentro de las primeras barrera inmunológica.
  • Las neuronas son células especializadas, cuya función es coordinar las acciones de los animales por medio de señales químicas y eléctricas enviadas de un extremo al otro del organismo.
  • Movilidad: permite el movimiento, como en algunas larvas de invertebrados, que disponen de bandas de cilios y pueden moverse en el agua.
  • Mimetismo: permite camuflarse, como en el caso del insecto palo.
  • Nutrición: importante en parásitos, como trematodos y cestodos, los cuales absorben nutrientes a través del tegumento.
  • Respiración: la respiración cutánea se da en los anfibios; en el caso de los parásitos anteriormente citados la absorción de nutrientes incluye oxígeno.
  • Excreción: es el caso del sudor, una orina muy diluida que además de eliminar sustancias nocivas también permite reducir la temperatura corporal.
  • Importancia en el cortejo: mediante la coloración del tegumento, y de sus faneras (como plumas y pelo) se reconocen individuos del sexo opuesto mediante dimorfismo sexual. También sirven para la exclusión de individuos de otras especies distintas en algunos casos.

Tegumento de otros animales[editar]

El integumento de un órgano en zoología comprendería normalmente membranas de tejido conjuntivo, como el que rodea al riñón o al hígado. En lo referente al integumento de un animal, el sentido habitual es su piel y sus derivados: el sistema integumentario, donde "integumentario" es un símil de "cutáneo".

En artrópodos, el tegumento o piel "externa" consta de una sola capa epitelial ectodermal de la que surge la cutícula, una cobertura exterior de quitina rígida que varía en su composición química.[10]

Uso botánico[editar]

En botánica, su significado es similar al de la zoología, es decir, la cobertura de un órgano, pero cuando el contexto no indica nada en contrario, la palabra generalmente se refiere a una envoltura de una o más capas, como dos o más capas de células cubriendo el óvulo, dejando solo un poro, el micropyle, a través del cual el polen puede introducirse. También puede desarrollar la testa o abrigo de la semilla.

Términos derivados y usos[editar]

Los términos derivados incluyen varias formas adjetivales como tegumentario (p. ej. sistema tegumental), (p. ej. glándulas tegumentales).[11][12]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Brown, Lesley (1993). The New shorter Oxford English dictionary on historical principles. Oxford [Eng.]: Clarendon. ISBN 0-19-861271-0. 
  2. Marchant, J.R.V. ; Charles Joseph F. (1952). Cassell's Latin dictionary. London: Cassell. 
  3. «Structure And Function Of The Skin | Wound Care Education». CliniMed (en inglés). Consultado el 31 de enero de 2019. 
  4. Schiffman, Harvey (2001). «7». La Percepción Sensorial. Limusa Wiley. p. 153. ISBN 968-18-5307-5. 
  5. «Adaptation to the land: The skin of reptiles in comparison to that of amphibians and endotherm amniotes». J Exp Zoolog B Mol Dev Evol. 298 (1): 12-41. 2003. PMID 12949767. doi:10.1002/jez.b.24.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  6. Richard L. Drake (2006). Gray´s Anatomy para Estudiantes. Elsevier. ISBN 9788481748321. 
  7. Weichert, Charles K.; Martínez Fernández, Julia Judith, (1981). Elementos de anatomía de los cordados (4a ed edición). McGraw-Hill. ISBN 9686046909. OCLC 849486726. Consultado el 18 de agosto de 2019. 
  8. McGrath, J.A.; Eady, R.A.; Pope, F.M. (2004). Rook's Textbook of Dermatology (7th edición). Blackwell Publishing. pp. 3.1-3.6. ISBN 978-0-632-06429-8. 
  9. Sire, Jean-Yves; Donoghue, Philip C. J.; Vickaryous, Matthews K. (2009-4). «Origin and evolution of the integumentary skeleton in non-tetrapod vertebrates». Journal of Anatomy (en inglés) 214 (4): 409-440. doi:10.1111/j.1469-7580.2009.01046.x. Consultado el 17 de agosto de 2019. 
  10. Kristensen, Niels P.; Georges, Chauvin (1 de diciembre de 2003). «Integument». Lepidoptera, Moths and Butterflies: Morphology, Physiology, and Development : Teilband. Walter de Gruyter. p. 484. ISBN 978-3-11-016210-3. Consultado el 10 de enero de 2013. 
  11. Jackson, Benjamin, Daydon; A Glossary of Botanic Terms with their Derivation and Accent; Published by Gerald Duckworth & Co. London, 4th ed 1928
  12. Collocott, T. C. (ed.) (1974). Dictionary of science and technology. Edinburgh: W. and R. Chambers. ISBN 0-550-13202-3. 

Enlaces externos[editar]