Membrana basal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Membrana basal
Extracellular Matrix numbers.png
1. Célula epitelial; 2. Membrana basal; 3. Endotelio; 4. Tejido conjuntivo ; 5. Fibroblasto.
Nombre y clasificación
Latín Membrana basalis
TH H2.00.00.0.00005
H2.00.02.0.00004
TH H2.00.00.0.00005

La membrana basal es una capa de matriz extracelular de sostén y de un pequeño espesor variable, que se encuentra siempre en la base de los tejidos epiteliales.

Estructura[editar]

Microaquitectura[editar]

Es compleja de ver a microscopio óptico si se tiñe con Hematoxilina-eosina H&E ya que se tiñe de la misma forma que el tejido conjuntivo subyacente. Sin embargo, con la tinción del ácido peryódico de Schiff o (PAS) podemos diferenciarla perfectamente ya que uno de sus componentes son los polisacáridos que, con esta tinción adquieren un característico color fucsia. Las impregnaciones argénticas también la muestran bien.

Ultraestructura[editar]

Al microscopio electrónico se pueden apreciar varias capas:

  • Lámina basal, esta capa exhibe una red de filamentos finos de 3nm a 4nm, compuestos por lamininas, una molécula de colágeno tipo IV y diversos proteoglicanos y glucoproteínas. Gracias a nuevas técnicas de preparación para la microscopía electrónica, el examen microscópico electrónico de tales especímenes permite comprobar que la lámina basal está compuesta por la lámina lúcida y la lámina densa.
    • Lámina lúcida, Situada entre la lámina basal (lámina densa) y la célula epitelial.
    • Lámina densa
  • Lámina reticular, con fibras más densas y reticulares, colágenos tipo IV, III y VII así como una gran cantidad de proteínas (como la laminina, glucoproteína de unión también presente en las integrinas que adhiere los distintos componentes) y polisacáridos.

Los adipocitos, las células musculares y las nerviosas aparecen a menudo recubiertas de lámina basal y en ocasiones también de lámina reticular. Esta estructura pasa a llamarse lámina externa.

Las membranas basales en el humano muestran que sus proteínas y sus dominios están organizados de manera asimétrica, proporcionando propiedades específicas de sus lados.[1]

Funciones[editar]

Algunas de las funciones de la membrana basal son:

  • Filtración molecular pasiva: deja pasar determinadas moléculas, lo que adquiere especial importancia en los riñones y en el intestino.
  • Compartimentalización de tejidos y filtro celular: Los linfocitos sí pueden atravesar la membrana basal, pero en tumores es capaz de ralentizar la metástasis.
  • Diferenciación de las células y su organización: Si cultivamos el epitelio en Placas de Petri, su tendencia es a formar células planas, a las que añadiendo membrana basal en el sustrato, se les induce la diferenciación.

Correlaciones clínicas[editar]

  • Diabetes: problemas de cicatrización y circulación, a veces se le suma un engrosamiento de las membranas basales y más cantidad de colágeno tipo IV y laminina, a pesar de lo cual son más permeables ya que tienen déficit de perlecano, que actúa como filtro de plasma.
  • Deficiencia de adhesión leucocitaria: es genético, los leucocitos carecen de las integrinas necesarias para poder adherirse a la membrana basal como consecuencia aparecen infecciones agudas recurrentes bacterianas y fúngicas de piel y mucosas, periodontitis y fístulas perianales o intestinales. En los casos severos aparecen otras manifestaciones como: onfalitis, retardo de la caída del cordón umbilical, sepsis generalizada y leucocitosis masiva (por encima de 100.000 mm³).

Referencias[editar]

  1. Halfter W., Monnier C., Müller D., Oertle P., Uechi G., Balasubramani M. et al. (2013). «The Bi-Functional Organization of Human Basement Membranes». PLoS ONE 8 (7): e67660. doi:10.1371/journal.pone.0067660.  .

Enlaces externos[editar]