Manuscritos del Mar Muerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Rollos del Mar Muerto»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manuscrito del Mar Muerto, parte del manuscrito de Isaías.

Los Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán, llamados así por hallarse en cuevas situadas en Qumrán, a orillas del mar Muerto, son una colección de 972 manuscritos.

La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C., antes de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d. C.

Visión general[editar]

Casi la totalidad de los manuscritos están redactados en hebreo y arameo, y solo algunos ejemplares en griego. Los primeros siete manuscritos fueron descubiertos accidentalmente por pastores beduinos a finales de 1946, en una cueva en las cercanías de las ruinas de Qumrán, en la orilla noroccidental del Mar Muerto. Posteriormente, hasta el año 1956, se encontraron manuscritos en un total de once cuevas de la misma región.

Parte de los manuscritos hallados en el mar Muerto constituyen el testimonio más antiguo del texto bíblico encontrado hasta la fecha. En Qumrán se han descubierto aproximadamente doscientas copias, la mayoría muy fragmentadas, de todos los libros de la Biblia hebrea, con excepción del libro de Ester (aunque tampoco se han hallado fragmentos de Nehemías, que en la Biblia hebrea forma parte del libro de Esdras). Del libro de Isaías se ha encontrado un ejemplar completo.[1]

Otra parte de los manuscritos son libros no incluidos en el canon de la Tanaj, comentarios, calendarios, oraciones y normas de una comunidad religiosa judía específica, que la mayoría de expertos identifica con los esenios (cf. abajo: "Comunidad de Qumrán").

La mayoría de los manuscritos se encuentran hoy en el Museo de Israel y en el Museo Rockefeller de Jerusalén, así como en el Museo Arqueológico de Jordania en Ammán. Algunos manuscritos o fragmentos se encuentran también en la Biblioteca Nacional de Francia en París o en manos privadas, como la Colección Schøyen en Noruega.

Descubrimiento[editar]

Se sabe que hace años en la región fueron descubiertas en diferentes circunstancias vasijas de barro con manuscritos bíblicos y otros escritos en hebreo y griego. Un hallazgo ocurrió en el año 217 cerca de Jericó, cuando Orígenes encontró unos manuscritos dentro de una vasija de barro y utilizó algunos de los Salmos contenidos allí; luego en el siglo IX se informó de otro hallazgo realizado por judíos que informaron de ello a una iglesia cristiana.[2]

Los primeros siete rollos de pergamino que con certeza proceden de las cuevas de Qumran fueron encontrados en 1947 por Jum'a y su primo Mohammed ed-Dhib, dos pastores beduinos de la tribu Ta'amireh en una cueva de Qumrán. Los hallaron por casualidad mientras perseguían a una de sus cabras.

Estos rollos fueron vendidos (troceados, para aumentar su precio) a dos anticuarios de Belén. Cuatro de ellos fueron vendidos (por una pequeña cantidad) al archimandrita del monasterio sirio-ortodoxo de San Marcos en Jerusalén, Atanasio Josué Samuel (más conocido como Mar Samuel). Los tres siguientes, al final, fueron a parar a manos del profesor judío Eleazar Sukenik, arqueólogo de la Universidad Hebrea de Jerusalén que, dándose cuenta del valor de los mismos, los compró en 1954.

Posteriormente se publicaron copias de los rollos, causando un masivo interés en arqueólogos bíblicos, cuyo fruto sería el hallazgo de otros seiscientos pergaminos y cientos de fragmentos.

Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, que permite estudiar importantes fuentes teológicas y organizativas del judaísmo y del cristianismo. La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C., estando entre ellos los textos más antiguos disponibles en lengua hebrea del Tanaj o Antiguo Testamento bíblico. Se cree que fueron ocultados por los esenios para preservarlos de la guerra de los romanos contra los rebeldes judíos en aquellos años.

Como los manuscritos fueron hallados en once cuevas, la denominación de cada fragmento se realizó indicando primero el número de la cueva en la que fue hallado seguido por la letra Q (o sea 1Q, 2Q y siguientes).

En febrero de 2017, arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén anunciaron el descubrimiento de la cueva número doce en unas colinas al oeste de Qumrán, cerca de la orilla noroeste del Mar Muerto.[3]​ Si bien no se encontraron manuscritos en esta cueva, se encontraron frascos de almacenamiento vacíos. Estos se encontraron rotos y se presume que su contenido fue retirado anteriormente. Además, se encontraron hachas de hierro que serían de alrededor del año 1950, dando a entender que la cueva fue saqueada.[4]

Biblioteca[editar]

Cuevas cercanas a Qumrán.

Entre los manuscritos se encuentran:

En el año 2010 se concretó un proyecto entre la empresa Google y la Autoridad de Antigüedades de Israel, con un costo de 3,5 millones de dólares, que tiene como objetivo digitalizar los 3000 fragmentos del documento, los que estarán disponibles en Internet en un plazo de cinco años. Este incluirá las traducciones de los textos.[5][6]

El 26 de septiembre de 2011 el Museo de Israel lanzó su proyecto digital de los Manuscritos del Mar Muerto, que permite a los usuarios explorar estos antiguos manuscritos bíblicos con un nivel de detalle imposible de alcanzar hasta la fecha.[7]

Comunidad de Qumrán[editar]

Ruinas de Qumrán.

Florentino García Martínez, uno de los principales estudiosos de los manuscritos, escribió que, con la única excepción del rollo de cobre, estos textos forman parte de una "biblioteca sectaria", pues los rollos forman un conjunto articulado de concepciones teológicas, escatológicas, morales y éticas[8]​. Las normas de la comunidad citan y hacen referencia a todos los textos bíblicos y parabíblicos encontrados en el mismo lugar, mostrando que los autores se consideraban intérpretes legítimos de los textos inspirados que están en su biblioteca. El uso del antiguo calendario solar hebreo por la comunidad, diferente del oficialmente vigente en el siglo I d. C., distingue a la comunidad que habitaba en Qumrán de otras corrientes judías, como los fariseos y saduceos.

Cuevas cercanas a Qumrán, donde fueron hallados los manuscritos del Mar Muerto.

Las concepciones de los miembros de esta comunidad chocan con las de los poderes sociales. En el comentario de Habacuc (1Qp Hab VII:2-5), rendir culto a las armas e insignias de guerra se considera sinónimo de idolatría, tal como lo expone Jeremías 7:18 acerca del culto al ejército: “Los hijos recogen leña, los padres prenden fuego, las mujeres amasan para hacer tortas al ejército y se liba en honor a otros dioses para exasperarme”.

En el Documento de Damasco, (IX:1-6,9) insiste en que no se debe tomar venganza y sólo Dios puede vengar: “No te harás justicia por tu mano” (cf. Testamento de Gad 6:10). Contra el derecho de gentes romano y la propia costumbre del Antiguo Testamento, el Documento de Damasco declara: "ninguno extienda su mano para derramar sangre de alguno de los gentiles por causa de riqueza o ganancia, ni tampoco tome nada de sus bienes" (XII:6-7).

Por eso, a diferencia del nacionalismo de los zelotess, la secta de Qumrán no ve en el establecimiento nacional judío oficial una alternativa contra Roma. Otro escrito de Qumrán (1Q27:9-10) dice:

¿No odian todos los pueblos la maldad? Y sin embargo todos marchan de su mano. ¿No sale de la boca de todas las naciones la alabanza a la verdad? y sin embargo ¿Hay acaso un labio o una lengua que persevere en ella? ¿Qué pueblo desea ser oprimido por otro más fuerte que él? ¿Quién desea ser despojado abusivamente de su fortuna? Y sin embargo ¿cuál es el pueblo que no oprime a su vecino? ¿Dónde está el pueblo que no ha despojado la riqueza de otro?

La idea que se saca de la lectura de estos manuscritos coincide bastante bien con la forma en que los autores antiguos describen a los esenios, por lo que la mayoría de los autores piensan que los habitantes de Qumrán pertenecían a esta secta.

Relaciones con el cristianismo[editar]

El estudio del contenido y significado de los Manuscritos del Mar Muerto muestra un judaísmo diferente al judaísmo rabínico posterior (más afín a la secta de los fariseos), pero que, al mismo tiempo, tiene varias coincidencias con el cristianismo. Puesto que los manuscritos son contemporáneos a Jesús de Nazaret y a sus primeros discípulos, el estudio de estos es de gran utilidad para entender el nacimiento del cristianismo al interior del judaísmo.

De acuerdo al Documento de la Pontificia Comisión Bíblica, "El Pueblo Judío y sus Escrituras Sagradas en La Biblia Cristiana" (2001), nros. 12-13:

La expresión más clara del modo cómo los contemporáneos de Jesús interpretaban las Escrituras aparece en los manuscritos del Mar Muerto, manuscritos copiados entre el siglo II a. C. y el año 60 d. C., en un período bien próximo al del ministerio de Jesús y de la formación de los Evangelios. (...) Desde el punto de vista de la forma y del método, el Nuevo Testamento, en particular los Evangelios, presenta grandes parecidos con Qumrán en el modo de utilizar las Escrituras. (...) El uso similar de la Escritura deriva de una perspectiva de base parecida en las dos comunidades, la de Qumrán y la del Nuevo Testamento. (...) Una y otra tenían la convicción de que la plena comprensión de las profecías había sido revelada a su fundador y transmitida por él: en Qumrán, "el Maestro de Justicia"; para los cristianos, Jesús.

Durante algún tiempo, varios autores sostuvieron que el cristianismo tuvo un origen esenio (y, por lo tanto, probablemente qumramita). Se identificaba a Jesús de Nazaret con el Maestro de Justicia que fundó la congregación esenia autora de los manuscritos. Según esta corriente, Jesús habría celebrado la última cena el día de la Pascua judía según el calendario de Qumrán y, en teoría, esto resolvería los problemas de datación que se dan si se comparan las versiones de Mateo, Marco y Lucas con la de Juan. Lo cierto es que no hay ninguna evidencia de todo esto.

Una posición menos extrema es la que sostiene que los manuscritos y especialmente la corriente espiritual y el testimonio de vida de los autores de los Manuscritos del Mar Muerto fueron una fuente del cristianismo primitivo y prepararon en el desierto el camino de Jesús. No sería extraño pensar que Juan Bautista, cuyo ministerio se pone en las cercanías de Qumrán, hubiese sido miembro de la secta, aunque solo es una teoría.

En cualquier caso, lo que está fuera de discusión es la afinidad con algunas ideas aparecidas posteriormente en el Evangelio de Juan y otros libros del Nuevo Testamento. Diferentes escritos de Qumrán enfatizan temas claves resaltados por Jesús y los cristianos:

  • la Nueva Alianza (Documento de Damasco VI:19 Mateo 26:28);
  • la venida del Hijo del Hombre, el Hijo de Dios, llamado Hijo del Altísimo (4Q246), que expiaría por los pecados de los demás (4Q540; Documento de Damasco XIV:19);
  • el Mesías engendrado por Dios (1Q28a) y a la vez Siervo Sufriente (4Q381, 4Q540);
  • el Espíritu Santo (1QHa XX; Documento de Damasco II:12, VII:4, 4Q267);
  • el "Pozo de Agua Viva" (1QHa XVI);
  • el bautismo, tiempo en el desierto después de la conversión (4Q414);
  • la Cena Sagrada de pan y vino (1Q28a; 1QS VI);
  • el sacerdocio de Melquisedec y su identificación con el Mesías (11Q13; Hebreos 7);
  • el rechazo a todo celo por la riqueza material (Regla de la Comunidad XI:2 con Lucas 16:4; 4Q267,2,II con 1Timoteo 6:10).
  • la condena del saqueo y la explotación (4Q267,IV; 4Q390);
  • los hijos de la Luz (Regla de la Comunidad III:13, 4Q260);
  • la justificación por la Fe y la salvación por la Gracia (1QH V; 11Q5 XIX);
  • la humildad y pobreza de espíritu (1Q33 XIV; 4Q491) ("bienaventurados los humildes" (Mateo 5:3-4, 11Q5, 1QHa VI), "responder humildemente al arrogante" (Mateo 5:40));
  • la caridad, el amor y necesidad de compartir (4Q259 III; 4Q267 18 III);
  • la imperfección de los juicios humanos (en contraste con la Justicia divina) y el rechazo a la venganza humana (4Q269 Romanos 12:17, 19, 21); "no dar a un hombre la recompensa del mal", ni hacer justicia por cuenta propia (Documento de Damasco IX:9, 4Q269) sino responder al mal con bien (Regla de la Comunidad X:17-18, 4Q258);
  • el perdón para quien se convierte (Regla de la Comunidad X:20);
  • la corrección fraterna mutua (1QS V; 5Q12 Mateo 18:15-17);
  • la confesión (Santiago 5:16);
  • la enmienda mejor que sacrificio de animales (1QS IX);
  • la caída de los reyes de la tierra (1QM XI);
  • el Tiempo del Juicio, la Nueva Jerusalén (2Q24; 5Q15);
  • la comunidad de amor (1QS II) y fe como templo de Dios;
  • el rechazo al repudio de la esposa (Documento de Damasco IV:21; 4Q271);
  • la condena de interpretaciones "fáciles" (4Q169) de la Palabra de Dios y rechazo a cambiar la Palabra de Dios por las tradiciones humanas (Mateo 15:3-9);
  • la denuncia de la hipocresía de los fariseos (1QHa XII) y de las prácticas de los saduceos (1Q14; 4Q162):
Ellos buscaron interpretaciones fáciles, escogieron ilusiones, buscaron brechas; eligieron el cuello hermoso, justificaron al culpable y condenaron al justo; transgredieron la alianza, quebrantaron el precepto, se unieron contra la vida del justo, su alma aborreció a todos los que caminan con rectitud, los persiguieron con la espada y fomentaron la disputa del pueblo. (Documento de Damasco I:18-21, 4Q267);

Referencias[editar]

  1. Moeller, Fred P. (1999) Great Isaiah Scroll. Fotografías y traducción literal completa al inglés del rollo de Isaías encontrado en Qumrán.
  2. Hodge, Stephen (2001) Los Manuscritos del Mar Muerto: 31-37. Madrid: EDAF, 2002.
  3. "Hebrew University Archaeologists Find 12th Dead Sea Scrolls Cave", comunicado de prensa, en inglés, del 8 de febrero de 2017, publicado en el sitio web de la HUJI (Hebrew University of Jerusalem - Israel).
  4. «Hallan una nueva cueva en Israel que albergó los Rollos del Mar Muerto». El Mundo. 9 de febrero de 2017. Consultado el 29 de julio de 2017. 
  5. «Los pergaminos del Mar Muerto, a un clic». Consultado el 19 de octubre de 2010. 
  6. «Google e Israel llegaron a un acuerdo para publicar los rollos del Mar Muerto». Consultado el 21 de octubre de 2010. 
  7. «Los manuscritos del Mar Muerto, disponibles en internet». Consultado el 26 de septiembre de 2011. 
  8. García Martínez, Florentino (1992). Textos de Qumrán. Trotta. p. 36-39. ISBN 8487699448. 

Bibliografía[editar]

Los Manuscritos del Mar Muerto pueden leerse en castellano en:

  • García Martínez, Florentino (editor y traductor); Textos de Qumrán; Editorial Trotta, Madrid, 1992 (6ª edición 2009). Traducciones: p.p. 45-480; listado: 481-518.- ISBN 978-84-87699-44-3.
Sobre los manuscritos
  • Burrows, Millar; Los Rollos del Mar Muerto. Fondo de Cultura Económica: México, 1959.
  • Casciaro Ramírez, José M.; Qumran y el Nuevo Testamento. EUNSA: Pamplona (Navarra), 1982. ISBN 978-84-313-0751-6
  • Cullmann, Oscar; Jesús y los Revolucionarios de su Tiempo. Herder: Barcelona, 1980. ISBN 978-84-254-1130-4
  • Daniélou, Jean; Los Manuscritos del Mar Muerto y los Orígenes del Cristianismo. Ediciones Criterio: Buenos Aires, 1959.
  • Gélin, Albert; Los pobres de Yavé. Colección BIBLIA 64, Ediciones Cristianas del Azuay: Iglesia de Cuenca, 1994.
  • Paul, André; Intertestamento. Cuadernos Bíblicos 12, Editorial Verbo Divino: Estella, 1979. ISBN 84-7151-221-1
  • Piñero, Antonio y Dimas Fernández-Galiano (eds.); Los manuscritos del Mar Muerto. Balance de hallazgos y de cuarenta años de estudios. Ediciones El Almendro de Córdoba, 1994. ISBN 84-8005-017-9
  • Segovia, Carlos A.; "Los manuscritos del mar Muerto: La biblioteca oculta de los esenios". Historia National Geographic 88 (2011): 40-48.
  • Stegmann, Hartmut. Los Esenios, Qumran, Juan Bautista y Jesús. Editorial Trotta: Madrid, 1996. ISBN 84-8164-077-8
  • Trebolle, Julio; Paganos, Judíos y Cristianos en los Textos de Qumran. Editorial Trotta: Madrid, 1999. ISBN 84-8164-311-4
  • VanderKam, James y Peter Flint (traducción de Andrés Piquer, Pablo Torijano); El significado de los rollos del Mar Muerto. Su importancia para entender la Biblia, el judaísmo, Jesús, y el cristianismo. Colección: Estructuras y Procesos. Religión. Madrid: Editorial Trotta, 2010. ISBN 978-84-9879-091-7
  • Varios; "Apocalíptica: Esperanza de los Pobres"; Revista de Interpretación Bíblica Latinoamericana Nº 7. Editorial DEI: San José, Costa Rica y Ediciones Rehue: Santiago, Chile, 1992.
  • Vermès, Géza; Los Manuscritos del Mar Muerto: Qumrán a distancia. Muchnik: Barcelona, 1994. ISBN 84-7669-217-X
  • Vidal Manzanares, César; Los Documentos del Mar Muerto. Alianza Editorial: Madrid, 1993. ISBN 84-206-9680-3
  • Yadin, Yigael; Masada. La fortaleza de Herodes y el último bastión de los zelotes. Ed. Destino: Barcelona, 1986. ISBN 978-84-233-0537-7

Enlaces externos[editar]