Pirámide de Neferirkara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Menfis y su necrópolis - Zonas de las pirámides desde Guiza hasta Dahshur
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Neferirkare.jpg

Pirámide de Neferirkara
Egypt adm location map.svg
Pirámide de Neferirkara

Coordenadas 29°53′42″N 31°12′09″E / 29.89502778, 31.20244444Coordenadas: 29°53′42″N 31°12′09″E / 29.89502778, 31.20244444
País EgiptoFlag of Egypt.svg Egipto
Tipo Cultural
Criterios i, iii, vi
N.º identificación 86
Región Estados árabes
Año de inscripción 1979 (III sesión)

La pirámide de Neferirkara (también conocida como la pirámide del Ba de Neferirkara) es la segunda pirámide construida en el sitio de necrópolis de Abusir, al sur de la llanura de Guiza, en Egipto. La pirámide de Neferirkara es la más alta de las pirámides construidas en el Antiguo Egipto durante la V Dinastía.[1]

El faraón Neferirkara Kakai, tercer rey de la V Dinastía, fue quien construyó la pirámide entre los años 2477 y 2467 a.C. A diferencia de lo que se acostumbraba en la época, la construcción no había concluido al momento del fallecimiento del faraón. Sin embargo, en el sitio se puede apreciar una gran cantidad de información relacionada con la dinastía de reyes a la que pertenecía Neferirkara.[1]

La pirámide, aun sin haberse completado al momento de su utilización, medía 72,8 metros de alto en su estado original, y en la actualidad alcanza los cincuenta metros de alto, dado que su estructura externa se ha deteriorado de manera considerable.

Ubicación[editar]

La pirámide de Neferirkara está ubicada en la necrópolis de Abusir, al sur de la llanura de Guiza, en Egipto. Las pirámides de esta región fueron construidas para los reyes de la V Dinastía de Egipto (c. 2494-2345 a.C.), quienes se encuentran sepultados en ellas, y se las conoce como "las pirámides olvidadas", dado que grandes secciones de los monumentos fueron vandalizadas y robadas durante el período romano.[2]

La pirámide de Neferirkara se erige en el centro de Abusir. Al norte de esta se encuentran los monumentos funerarios reales más importantes de la dinastía, pertenecientes a los faraones Sahura y Niuserra, y al sur se erige el monumento a Neferefra. En gran medida, la necrópolis de Abusir fue escogida como sitio de construcción de la pirámide de Neferirkara por ser próxima a una de las ciudades más prominentes del Antiguo Egipto, Menfis. La necrópolis se encontraba a menos de cuatro kilómetros del centro de la antigua ciudad de Menfis, en la época del Imperio Antiguo. La corta distancia a Menfis posibilitaba un mejor acceso a los recursos y la mano de obra necesarios.[3]

Estructura[editar]

Vista isométrica de la pirámide de Neferirkara, tomada de un modelo en 3d.

Se estima que la pirámide de Neferirkara fue una de las catorce pirámides construidas en el sitio funerario de Abusir. Con sus setenta metros de alto y 106 metros de ancho, es la más grande de la región.[4]​ Al momento de su construcción, la pirámide era escalonada, lo que ya era inconsistente con el estilo arquitectónico típico de la cuarta y la quinta dinastía. Finalmente, los constructores rellenaron los escalones de piedra caliza de la pirámide con piedra de granito para que se pareciese a las Pirámides de Guiza, que eran lisas en todas sus caras. Sin embargo, ni la pirámide escalonada original ni los rellenos de granito se completaron durante la vida de Neferirkara. Muchas de las principales características de la pirámide fueron ideadas por el hijo de Neferirkara, Niuserra, quien finalizó la construcción y la enlazó con su propia pirámide.[5]

El “Templo del valle de Neferirkara” contiene dos entradas diferenciadas, bordeadas por numerosas columnas, que conducen a cuatro habitaciones independientes. Sus componentes principales son piedra caliza y basalto negro, con relieves coloreados. Otro aspecto característico de la pirámide es el templo funerario, consistente de cinco nichos, almacenes, antecámaras y un santuario. Esta disposición refleja la creencia egipcia de que el alma debe tener sustento incluso después de la muerte para tener una buena vida en el más allá, en especial para los faraones.[4]

Construcción[editar]

La construcción de la pirámide de Neferirkara finalizó durante el reinado del hijo de Neferirkara, Neferefra. El plan arquitectónico original era similar al de la pirámide de Sahura, pero de mayor tamaño.[6]​ La base de la estructura finalizada medía 106 metros en cada lado, mientras que su altura era de setenta metros. La pendiente de la pirámide era, aproximadamente, de 53 grados. El material de construcción constaba principalmente de piedra caliza local mezclada con piedra caliza blanca, con arena entre las paredes.[4]​ Aunque el diseño original de una pirámide escalonada fue modificado, cuatro de los seis escalones se han conservado hasta el día de hoy.

El templo también es similar al de Sahura: comenzaba con un largo pasillo llamado Casa de los Grandes y luego se abría hacia un patio denominado Ofrenda Real de la Corte. Estas estructuras iban a ser construidas en piedra, pero debido al fallecimiento del faraón los constructores tuvieron que utilizar ladrillos de adobe.[7]​ Las dos entradas al templo conducían a cuatro habitaciones pequeñas, construidas con granito y piedra caliza blanca.[4]​ Cada habitación del templo tenía un propósito específico para honrar al difunto.

Excavación y relevancia[editar]

La pirámide de Neferirkara Kakai, además de destacar por ser la de mayor tamaño de la Quinta Dinastía de Egipto, cobró importancia tras el descubrimiento del papiro de Abusir en el templo funerario de Neferirkara. En 1893, un grupo de campesinos locales halló trescientos fragmentos dañados de papiros, los cuales fueron vendidos y dispersados por distintos mercados de antigüedades de todo el mundo.[2]Ludwig Borchardt rastreó los fragmentos de papiros y recompuso la colección. El papiro se convirtió en el documento más importante del Imperio Antiguo de Egipto hallado hasta ese momento y pasó a conformar la base del conocimiento actual que se tiene sobre las propiedades de la realeza en dicha época.[8]

El papiro fue hallado en una de las habitaciones de depósito, en el sector sudoeste del templo funerario de Neferirkara Kakai. La colección estaba escrita en tinta y estilo hierático, una versión en cursiva de los jeroglíficos, y fue publicada 75 años luego de su descubrimiento. El papiro relata la historia de la burocracia en el Imperio Antiguo y contiene una lista de inventarios, relatos y registros del trabajo de construcción, además de una lista de las tareas de los sacerdotes y las ofrendas diarias. El archivo representa un elemento de gran valor para el estudio de la historia económica de los cultos del Imperio Antiguo relacionados con las pirámides.[9]

Los primeros arqueólogos que investigaron la pirámide fueron Karl Richard Lepsius y John Shae Perring; años más tarde, a principios de los años 1900, Ludwig Borchardt realizó una excavación en el lugar. En la década de 1960, Vito Maragioglio y Celeste Rinaldi continuaron investigando el sitio. La excavación más reciente fue realizada por una expedición checa en 1975 encabezada por Miroslav Verner.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Jimmy Dunn. «Egypt: Pyramid of Neferirkare at Abusir» (en inglés). Tour Egypt.com. Consultado el 27 de junio de 2016. 
  2. a b Davies, Friedman (1998). Egypt Uncovered. Nueva York: Tabori & Chang. pp. 89-90. 
  3. Brta, Miroslav (2005). «Location of the Old Kingdom Pyramids in Egypt.». Cambridge Archaeological Journal 15 (2): 177-191. doi:10.1017/s0959774305000090. 
  4. a b c d Fakhry, Ahmed (1969). The Pyramids. Chicago: The University of Chicago Press. pp. 176-177. 
  5. Kinnaer, Jacques. «The Pyramid of Neferirkare». Consultado el 27 de junio de 2015. 
  6. Edwards (1985). The Pyramids of Egypt. Harmondsworth, Middlesex. Londres: Penguin. pp. 147-148. 
  7. Kinnaer, Jacques. «The Pyramid of Neferirkare.». Consultado el 27 de junio de 2016. 
  8. Kemp, Barry J. (1989). Ancient Egypt. London: Routledge & Kegan Paul. pp. 112-113, 141-142. 
  9. «Papyrus Abu Sir». British Museum. Consultado el 27 de junio de 2016. 
  10. Grimal., Nicolas-Christophe (1992). A History of Ancient Egypt. Oxford, UK: Blackwell. pp. 115-116. 

Enlaces externos[editar]