Pandebono

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pandebono a medio hornear

El pandebono (mal escrito fuera del Valle del Cauca como pan de bono) es un amasijo característico en la región del Valle del Cauca y que también se prepara en todo Colombia. Aunque es llamado pan, no lo es en realidad. Se encuentra en forma redonda y rosca, si bien el tradicional tiene forma de tira corta. Recién preparado es muy sabroso y en su preparación no se utiliza harina de trigo, sino fécula de maíz, junto con almidón de yuca fermentado, queso y huevo, que luego de amasarse, se forman pequeñas porciones; usualmente achatadas que posteriormente se hornean. Se utiliza para acompañar, desayunos, meriendas en las tardes o en cualquier momento del día.

Etimología[editar]

Con un origen desconocido, en cuanto a su nombre, una de los posibles orígenes de su nombre hace referencia a que originalmente le decían El pan de la Hacienda Bono, y que con el pasar del tiempo se llamó pandebono[1]

La versión está documentada por Edouard André en "América Equinoccial" publicado en "América Pintoresca" (Barcelona: Montaner y Simon,1884) tomo 3, p. 704, es que había en el camino entre Dagua y Cali un lugar llamado "El Bono" donde se preparó por primera vez este producto que vino a ser identificado, por consiguiente, con el nombre de su lugar de origen.

"Era consumido por todos, la gente que venía de trabajar compraba para tomar con café, porque en esos tiempos fue en los que se empezaba a sembrar mucho café por acá. Todo se bajaba con café."

Según otra tradición, el pandebono debe su nombre a un panadero italiano que residía en Cali que salía a vender sus panecillos a la calle gritando "pan del bono" (pan del bueno), por su pronunciación italiana, lo que determinó que la gente terminara conociendo popularmente el producto como "pandebono".

Sin embargo, todos los registros históricos con algo de validez apuntan a que fue Genoveva, la matrona-cocinera de la hacienda el Bono, que buscando darle mayor valor alimenticio y sensorial al pan tradicional, le agregó almidón de yuca, luego maíz, y queso. Además, para los jornaleros, el pandebono representaba un alimento de mayor consistencia, a mitad de camino entre un entremés y una comida, capaz de aguantar en el morral todo un día.

Otra más, atribuye el nombre a una supuesta costumbre en los ingenios de caña de azúcar, en los cuales los corteros recibían a la entrada al trabajo un boleto o 'bono' que valía por un pan y agua que servía como almuerzo. Como el pan era supuestamente llamado el 'pan del bono', se dice popularmente que de allí deriva el nombre.

Preparación[editar]

Para obtener el almidón de yuca agrio, ingrediente clave que le da el sabor característico al amasijo, se ralla primero la yuca, se lava el rallado para obtener una especie de leche, de la cual se sedimenta el almidón y posteriormente se deja fermentar por unos días. 1.Pre-caliente el horno a 400 ° F. 2.En un procesador de alimentos, coloque la harina de yuca, queso y masarepa. Procesar hasta que todo esté bien mezclado. Añadir el huevo lentamente mientras el procesador de alimentos está en marcha. 4.Divida la mezcla en las porciones correspondientes para después formar bollos. 5.Colocar en una bandeja para hornear forrada con papel film y hornear durante 15 a 20 minutos o hasta que estén dorados por encima. Sírvalos a su gusto

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]