Palma del Río

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palma del Río
Municipio de España
Bandera de Palma del Río (Córdoba).svg
Bandera
Escudo de Palma del Río (Córdoba).svg
Escudo
Santa Clara (11801974036).jpg
Palma del Río ubicada en España
Palma del Río
Palma del Río
Ubicación de Palma del Río en España.
Palma del Río ubicada en Provincia de Córdoba (España)
Palma del Río
Palma del Río
Ubicación de Palma del Río en la provincia de Córdoba.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Provincia de Córdoba - Bandera.svg Córdoba
• Comarca Valle Medio del Guadalquivir
• Partido judicial Posadas
Ubicación 37°41′42″N 5°16′50″O / 37.6949622, -5.2804262Coordenadas: 37°41′42″N 5°16′50″O / 37.6949622, -5.2804262
• Altitud 55 msnm
• Distancias 56 km a Córdoba
87 km a Sevilla
Superficie 200,19 km²
Fundación Romana (por el general Aulio Cornelio Palma).
Población 21 582 hab. (2014)
• Densidad 107,81 hab./km²
Gentilicio Palmeño/a
Código postal 14700
Alcalde José Antonio Ruiz Almenara (PSOE)
Patrón San Sebastián
Patrona Virgen de Belén
Sitio web [1]
[editar datos en Wikidata]

Palma del Río es una ciudad y municipio de la provincia de Córdoba, Andalucía, España. En el año 2011 contaba con 21.537 habitantes. Su extensión superficial es de 200,19 km2 y tiene una densidad de 107,92 hab/km2. Sus coordenadas geográficas son 37º 42' N, 5º 17' O. Se encuentra situada a una altitud de 55 metros y a 60 kilómetros de la capital de provincia, Córdoba.

Además del núcleo principal del municipio, existen otros dos núcleos urbanos de importancia en el término: El Calonge, que se creó en la década de 1960 por el Instituto Nacional de Colonización, y El Mohíno.

Por su localización geográfica, la influencia sevillana es tan importante como la cordobesa.

Palma del Río es conocida por dos cosas, por su naranja, y por ser cuna de grandes toreros, entre ellos el Cordobés, el Palmeño, el Barquillero, el Niño de Palma del Río y las Hermanas Palmeño.

Historia[editar]

La historia de Palma del Río está condicionada ampliamente por su ubicación entre los ríos Guadalquivir y Genil, cauce natural por donde han circulado las culturas que fueron conformando un rico legado por la alta presencia del hombre en relación con el medio. Desde la prehistoria, la huella del hombre se manifiesta en estas tierras fértiles, que le permitieron asentarse y desarrollar sus modos de vida. Las prospecciones y excavaciones arqueológicas recientes confirman un hábitat humano del paleolítico y neolítico. La industria lítica del paleolítico inferior y medio así como manifestaciones culturales neolíticas está aflorando en avanzados estudios.

La Edad del Cobre, el Calcolítico es cada día más conocida con varios yacimientos donde se han localizado puntas de lanza tipo palmela, cerámica campaniforme, fondos de cabaña y numerosos restos arqueológicos nos hablan de un territorio muy habitado con una actividad económica basada principalmente en la agricultura. Está documentada la Edad del Bronce con hallazgos cerámicos notables, así como la Cultura Tartésica del Guadalquivir Medio y la Cultura Íbero-Turdetana con influencias griegas y púnicas.

Pero será la conquista romana y su cultura, la que represente un auge económico del Valle del Guadalquivir. La Bética con sus ríos Betis (Guadalquivir) y Síngilis (Genil), ambos navegables, el primero hasta Córdoba y el segundo hasta Écija, se verá altamente colonizada con el desarrollo, no sólo de la agricultura sino de una civilización que dará forma política, religiosa, cultural, idioma…

Las orillas de los ríos estaban repletas de alfares donde se elaboraban las ánforas globulares para transportar el aceite desde Palma hasta las provincias de Britannia y Germania o la capital del imperio en Roma. En el Monte Testacio están identificadas las ánforas procedentes de esta comarca con una gran variedad de sellos alfareros ubicados junto a los dos ríos como Scalensia, Belliciana, Saxum Ferreum, etc. Es en el término municipal de Palma donde se encuentran las poblaciones de Detumo y Segida Augurina, citada por Plinio el Viejo en su obra Naturalis Historia. Con la romanización llegó el cristianismo, que hemos conocido a través de las numerosas estelas, sarcófagos y materiales con simbología paleocristiana. Las actas del Concilio de Iliberris relacionan las comunidades cristianas del Valle del Guadalquivir de Córdoba a Sevilla.

Tras la caída del Imperio Romano, el Reino Visigodo se asentó en el término municipal de Palma con sus manifestaciones culturales, de claro signo cristiano con estelas funerarias tan primorosas como el ladrillo tardoantiguo procedente de una necrópolis de la Saetilla, donde se representa una gran crátera con seis gallones, pie robusto y cuello con dos asas en S. La crátera se encuentra por columnas con capitel y basa, que sostienen un frontón triangular, en el que se inscribe el crismón, flanqueado por dos palomas. Palma formó parte de la provincia y diócesis de Itálica y siguió integrada en ella durante el periodo musulmán hasta la desaparición de las comunidades cristianas en la primera mitad del siglo XII.

En el año 711 se produce la invasión musulmana con una rápida ocupación por las tropas de Tariq Ibn Zyiyad. Palma quedó encuadrada dentro de la Cora de Córdoba. En sus tierras, o muy cerca de ellas, se asentó una tribu procedente de Túnez, los Al-Sadif. El nombre de Palma aparece por vez primera escrito en el año 855 en el Memorial de los Santos de San Eulogio: “Ludovicus in vico Italicensis provinciae nomine Palma…”.Es la misma aldea, que arabizada llaman Balma. Por el martirio de San Luis mártir hemos conocido la existencia de una comunidad cristiana mozárabe a orillas del Genil. Una aldea, aún sin fortificar que es tomada con facilidad por los musulmanes que impondrán su nueva cultura. El desarrollo agrícola con nuevos frutales y mejor aprovechamiento de los recursos hídricos es sin duda una contribución de los nuevos pobladores. De este tiempo es el impresionante sistema de riego con azudas, norias y acequias. Unas imponentes norias de cangilones que se levantaron en el cauce del Genil; unas potentes ruedas de maderas con una complejidad técnica que se conservó hasta mediados del siglo XX.

Al periodo musulmán corresponde el recinto amurallado de Palma, primero la alcazaba en el siglo XI, y después las murallas en el siglo XII. Del castillo o alcazaba almorávide apenas se conservan varios torreones, entre ellos, el llamado popularmente Mesa de San Pedro, si bien las murallas almohades con sus torreones y puertas se conservan casi íntegras.

En el año 1231, don Alfonso, Infante de Molina junto con otros caballeros cristianos toman por armas la villa de Palma con gran matanza de sus pobladores y posterior abandono. La reconquista definitiva se lleva a cabo en 1241 por el rey Fernando III el Santo, no por armas sino mediante pacto de capitulación, lo que permitía la convivencia entre musulmanes y nuevos cristianos.

Palma, villa de realengo, será el lugar elegido por la nobleza andaluza para celebrar la Hermandad General de Andalucía. El 8 de mayo de 1313 se reunió en el castillo de Palma, la Hermandad formada por Sevilla, Córdoba, Jaén, Úbeda, Baeza, Carmona, Écija, Niebla, Jerez de la Frontera, Andújar, Arjona y Santiesteban.

El rey Alfonso XI otorga por privilegio rodado, el 2 de septiembre de 1342, el señorío de la villa de Palma a micer Egidio Bocanegra, Almirante Mayor de la Mar y hermano del Dux de Génova, Simón Bocanegra. La villa sufre un ataque musulmán el año de 1343 reduciendo su población. El rey concede al señor Bocanegra repoblar el lugar con una numerosa aljama de mudéjares castellanos, procedentes de Gumiel de Izán.

Ambrosio Bocanegra, segundo señor de Palma, nombrado Almirante Mayor de la Mar por Enrique II, obtuvo la victoria naval de la toma de La Rochela; el rey le concedió la merced del lugar de Linares. El matrimonio del IV señor de Palma, Gilio Bocanegra con Francisca Portocarrero, unirá los apellidos Bocanegra Portocarrero. El 23 de enero de 1451, el rey Juan II concede al VI señor de Palma, Martín Fernández Portocarrero la celebración de un mercado franco al año en su villa de Palma con duración de quince días desde la fiesta de la Asunción; un mercado libre de impuestos y gabelas, lo que representó un avance comercial de la villa. Es por tanto una de las ferias más antiguas de Andalucía. En 1473 se produce una emigración de conversos judíos hasta la villa de Palma, huyendo de los ataques recibidos en localidades próximas. El clima de protección del señor de Palma y la convivencia de las distintas comunidades religiosas se hizo patente en Palma con la celebración de todos los cultos en Santa María, en la aljama y en la sinagoga.

Luis Portocarrero, VII señor de Palma sirvió a los Reyes Católicos con victorias militares frente a los musulmanes que le supusieron privilegios reales como las quince banderas de la Batalla de Lopera (1483) en su escudo de armas y el vestido de la reina usado en la Natividad de la Virgen ser regalado a la señora de Palma. Luis Portocarrero, poeta y militar, participó activamente en la toma de Granada y en las guerras de Italia donde perdió la vida.

Durante la baja Edad Media se levantaron muchas de las edificaciones que han llegado hasta nuestros días como el Hospital de San Sebastián, hospital medieval que reunificó los muchos hospitales de caridad que había en Palma, de los que sólo queda el recuerdo de los nombres de la calles Coronada o Cuerpo de Cristo. Se fundaron los conventos de Santo Domingo y Santa Clara; y sobre una antigua ermita de Belén se levantó el convento franciscano de Ntra. Sra. de Belén conocido popularmente como el convento de San Francisco. En la margen derecha del Guadalquivir se cita una ermita de la advocación de Belén, lugar de la Fuente de los Condes donde se populariza la devoción mariana, que terminará siendo reconocida como patrona de Palma.

El siglo XVI comenzó con la concesión en 1507 del título de Conde al señor de Palma Luis Portocarrero, quien con su mujer Francisca Manrique levantaron el Palacio de los Portocarrero con balcón principal a la plaza del Cabildo. En este palacio nació en 1635 Luis Manuel Fernández Portocarrero, Cardenal Portocarrero, hombre clave en la sucesión monárquica de 1700. Los siglos XVI y XVII son de gran proliferación constructiva y religiosa junto a revueltas sociales provocadas por crisis de subsistencias (1652). Muchos palmeños abandonan la villa acosados por el hambre y la peste, y algunos se encaminan al Nuevo Mundo, América.

En el siglo XVIII tuvo lugar la construcción de la Parroquia de la Asunción, hermoso templo barroco. También se levantó la iglesia de Buen Suceso y se realizaron ampliaciones y reformas en muchos edificios religiosos de la villa.

En siglo XIX Palma fue ocupada por el invasor francés, en la Guerra de Independencia (1808). El general carlista, Miguel Gómez tomó la villa durante tres días de noviembre de 1836. Las desamortizaciones de Mendizábal expropian los conventos de San Francisco y Santo Domingo. En 1857 llegó el ferrocarril, inaugurado en 1862 por la reina Isabel II y su hijo, el Príncipe de Asturias, futuro rey Alfonso XII. Ese mismo día se inauguró un puente de madera sobre el río Guadalquivir que terminaba con siglos de la barca. Una crecida del río, acabó con el puente de madera y se instaló un puente de hierro construido en Paris por la industria Cail (1885). Cail participó en la construcción de la torre Eiffel. El 31 de enero de 1888 la reina regente María Cristina de Habsburgo concedió el título de ciudad a Palma del Río.

Durante el siglo XX, la ciudad de Palma fue referente del Movimiento Obrero, los partidos de izquierdas y la masonería. La logia Luz y Prosperidad de Palma se considera foco masónico del Valle del Guadalquivir. En la primera mitad del siglo se levantan los jardines Reina Victoria y el Paseo Alfonso XIII con los quioscos, las escuelas del parque, el mercado de abastos, el puente de la Alegría sobre el Genil y un gran desarrollo del cinematógrafo con salas como el Salón Jerez.

A la proclamación de la II República, siguió la victoria del Frente Popular en Palma. El 18 de julio de 1936 un golpe militar inicia una larga guerra. En Palma se constituyó un comité revolucionario. En este periodo se realizaron varios fusilamientos. El 27 de agosto del mismo año entraron las tropas franquistas al mando del comandante Baturones. Durante varios días hubo una fuerte represión de la población con centenares de fusilados.

Tras la larga dictadura franquista se recuperó la democracia en 1977 con las primeras elecciones democráticas donde el palmeño Antonio José Delgado de Jesús, por la UCD obtuvo acta de parlamentario. En 1978 los palmeños dieron su voto mayoritario a la nueva Constitución; y en 1979 se recuperaron las elecciones municipales de la que resultó primer alcalde democrático, el candidato del PSOE, Manuel López Maraver.

Geografía física[editar]

Ubicación

El término municipal de Palma del Río se encuentra ubicado en el extremo occidental de la provincia de Córdoba, a ambos márgenes del río Guadalquivir, y lindando con la provincia de Sevilla. Cuenta con una extensión superficial de 200,19 km2, siendo sus límites geográficos los siguientes:

Noroeste: Peñaflor Norte: Hornachuelos Noreste:
Oeste: La Campana y Lora del Río Rosa de los vientos.svg Este: Fuente Palmera y Fuente Carreteros
Sudoeste Sur: Fuentes de Andalucía, Écija, Cañada del Rosal Sudeste:

De esta manera, la situación geográfica de Palma del Río se ha erigido a lo largo de su historia como uno de sus principales puntos fuertes, ya que su núcleo urbano está próximo a dos de las capitales más importantes de Andalucía, Córdoba (a 57 km) y Sevilla (a 91 km), estando su término municipal a una altura media de 55 metros sobre el nivel del mar.

Además del núcleo principal del municipio, existen otros dos núcleos urbanos de importancia en el término: El Calonge, que se creó en la década de 1960 por el Instituto Nacional de Colonización, y El Mohíno.


Hidrografía

En el término municipal de Palma del Río confluyen los dos ríos más importantes de Andalucía, el Río Guadalquivir y su afluente más importante, el Genil. Su hidrografía no se ciñe sólo a estos dos ríos, ya que aparecen numerosos arroyos en los alrededores del núcleo y de su término municipal. Dada la importancia de los dos ríos que drenan su territorio, Palma del Río sufre crecidas, avenidas y riadas periódicamente. Destaca la del año 1996 por sus cuantiosos daños materiales.


Clima

El clima de Palma del Río, por su parte, se caracteriza por una estacionalidad térmica y pluviométrica muy marcada, entendido desde la perspectiva del área geográfica mediterránea, cuyos principales rasgos son la escasez de lluvias estivales, la baja pluviometría anual y la elevada oscilación de las temperaturas a lo largo del año. Las temperaturas más bajas se registran en los meses de diciembre, enero y noviembre. Por el contrario, las más altas de producen en los meses de agosto, julio y junio. En cuanto al índice de pluviosidad, son los meses de abril y noviembre en los que hay una mayor cantidad de lluvia (208 mm y 112,40 mm, respectivamente). Por las razones anteriormente expuestas, y por muchas otras que abordaremos a lo largo del presente documento, Palma del Río resulta ser un lugar que cuenta con unos recursos endógenos abundantes y de calidad, que pueden y deben ser aprovechados para potenciar la socioeconomía local, con la consiguiente mejora del bienestar social de la ciudadanía y de la zona en general, y la generación de empleo, renta y riqueza en la misma.

Demografía[editar]

La población de Palma del Río ha experimentado una tendencia alcista durante todo el siglo XX y principios del XXI, evolución en este sentido muy similar a la registrada en la provincia de Córdoba. Perdió gran cantidad de población durante los años 70 y 80 por la emigración a otras CC.AA. de España, especialmente Cataluña y País Vasco.

Evolución demográfica de Palma del Río entre 1900 y 2011[1]

Economía[editar]

Agricultura

OrangeBloss wb.jpg

La confluencia de los ríos Guadalquivir y Genil hace que las tierras palmeñas sean una de las más fértiles y productivas de Andalucía. Se cultivan sobre todo cereales y productos hortifrutícolas de excelente calidad, teniendo fama internacional su naranja. Tradicionalmente la naranja producida ha sido exportada hacia Valencia y etiquetada como valenciana. Recientemente se ha creado una denominación de origen con productos hortofrutícolas y cítricos de la Vega.

Industria

Tradicionalmente se ha desarrollado una industria conservera y de tratamiento de los productos hortofrutícolas para ser vendidos en el mercado comarcal, regional y nacional. Destacan varias cooperativas agrarias dedicadas a cítricos, cereales y algodón. Existen en la actualidad tres polígonos industriales: El Garrotal, Mataché I y Mataché II. En los últimos años la industria de la localidad ha vivido un gran desarrollo. Empresas como Zumos Pascual, Milar, Arteoliva se han instalado en el municipio.

Recientemente se está apostando en el municipio por las energías renovables, destacando la construcción de un gran parque solar

Lugares con encanto[editar]

Junto a los grandes edificios históricos está el espacio urbano trazado por la mano anónima de los palmesanos o palmeños a lo largo de la historia. Las diferentes civilizaciones que ocuparon el solar y la villa han dejado su cultura material en el trazado urbano. Dentro del recinto amurallado el caminante puede disfrutar de arcos y aljibes, plazoletas y calles recogidas a la luz de faroles tenues en la calle Santa Clara, Cardenal Portocarrero, Iglesia, Cerro de la Iglesia con su fuente y jardines, y la vieja cadencia sonora de la Fuentecilla de los Frailes. En el arco de la calle Santa Clara, en una pequeña hornacina se encuentran unos azulejos de la Virgen de Belén. Azulejos de temas religiosos que hallaremos en el arco de la Puerta del Sol con la Anunciación.

En la plaza de Andalucía, la plaza del ayuntamiento nos debemos fijar en los azulejos del juzgado donde podemos contemplar el escudo de Palma con los dos perros aupados a la palmera y la leyenda: Lucha y vence entre dos ríos. Leyenda registrada a principios del siglo XX. Por la calle Feria, aún se pueden ver grandes casas señoriales del siglo XIX y principios del XX, próximas a la fachada del Convento de Santo Domingo. En la calle Cuerpo de Cristo se conserva una hermosa puerta dintelada en ladrillo rojizo del siglo XVIII. Son las calles de la Edad Media Tercia, Pilas, Muñoz, Barbera, San Sebastián, Sánchez, Cigüela, Santo Domingo, José de Mora, Violante y Jorge, La Palma, Coronada, Manga de Gabán, Purísima o del Cura, Boquete de Anguera, Ponce o de la Lagrima…Lugares para pasear perdiéndose por callejuelas de casas, patios y corral, de arcos con azulejos de la Inmaculada, de recodos por donde hubo capillas y santeros, carpinteros, carboneros, lecheros, caleros, panaderos, estancos, vida…mucha vida.

El caminante se abre a nuevos espacios, a calles más amplias, Plaza de Abastos con su arquitectura regionalista de vistosos ladrillos, Portada con azulejos del Nazareno, Escamilla, Plata con la Virgen de Belén, Alamillos, Pastores, Gracia con la Casa de la Cultura, Arenillas, Salvador, Ana de Santiago, Nueva culminada con un monolito donde estuvo la iglesia de Santa Ana, Ancha con capillita de la Inmaculada. Y un caminar agradable por lugares con registro en la historia local. Andar que te lleva al Paseo Alfonso XIII, a los jardines Reina Victoria y al Llano de San Francisco. Que triángulo de fiestas y veladas, de quioscos y sombras, y lunas de noches de verano, de cine y teatro, de ferias y casetas…y al fondo el rumor del río en la “zúa”, el Genil llegando entre meandros y huertas a la desembocadura con el Guadalquivir. La sombra grande de la Harinera compite con los eucaliptos de la Alameda del Suizo, a la que llegamos por una joven pasarela émula de un puente de madera, que otro tiempo cruzaba sobre el río.

Como cruza y se eleva firme sobre el Guadalquivir el puente de Hierro, obra magna del siglo XIX. Llegado desde Paris, diseñado en los talleres de Cail, el mismo que formó parte de la torre Eiffel, desde 1885 une a la ciudad con el ferrocarril y la ermita de Belén. Paseo de cientos de palmeños, cruzando el puente de toda una vida, que mira al nuevo y portentoso puente de doble arco por donde circulan los vehículos.

Infraestructuras y equipamientos[editar]

Carreteras

El municipio se encuentra conectado a la carretera A-431 que une Córdoba con Sevilla. También está conectado con la carretera A-453 que parte desde la A-431 en dirección a Écija.

Ferrocarril

Cuenta con estación de ferrocarril. El municipio se encuentra a 30 minutos de Córdoba y a 50 minutos de Sevilla

Otros equipamientos

Desde 2008 la ciudad cuenta con un nuevo puente por el que se accede al municipio, así como una ronda de circunvalación que conecta la A-431 con los polígonos industriales.

Tiene una gran cantidad de equipamientos sociales y culturales como biblioteca, escuelas, teatro municipal, polideportivo, piscinas municipales, parque comarcal de bomberos, etc.

En 1999 la empresa de aviación Faasa, inicia su andadura en el campo de la enseñanza aeronáutica, con la apertura del Centro Andaluz de Enseñanza Aeronáutica (CAENA).

Desde 1999 cuenta con un parque periurbano, Parque Periurbano de los Cabezos.

En la actualidad se está construyendo dos infraestructuras muy demandas por la población desde hace tiempo, un tanatorio y un hospital comarcal de alta resolución.

A pesar de ello el municipio todavía tiene carencias notables en materia de equipamientos y servicios como son por ejemplo la inexistencia de un centro de ITV, o de un juzgado de primera instancia

Gastronomía[editar]

En la cocina de esta comarca confluyen excelentes productos del campo y la huerta de esta vega. Las carnes procedentes de la riqueza cinegética que caracteriza a las tierras cordobesas constituyen un aliciente gastronómico más. Junto a ellos, continúa perviviendo la tradición culinaria palmeña en recetas domésticas de toda la vida, como el genuino gazpacho de habas y el lomo de cerdo relleno. En dulcería destacan especialidades tales como las napolitanas, merengues, torrijas y yemas. Para finalizar una buena comida se recomiendan las dulcísimas naranjas de Palma del Río de gran prestigio en toda Andalucía, con las cuales se consiguen platos tan tradicionales y sencillos como las naranjas picadas.

Turismo[editar]

Palma del Río a lo largo de su historia milenaria ha acumulado un rico patrimonio, expresión de los diferentes pueblos, civilizaciones y generaciones que nos han legado sus modos de vida. Desde la industria lítica del Peleolítico hasta la arquitectura industrial del siglo XX, todos han conformado el espacio urbano que hoy disfrutamos. Palma del Río, son las villas y alfarerías romanas, es el vicus de Palma, es la arabizada Balma con sus murallas almorávides, almohades y cristianas. Es la villa medieval de ermitas y hospitales, la renacentistas de palacios y conventos, la barroca de iglesias y torres, la diseñada por siglos entre el Guadalquivir y el Genil con azudas, norias, acequias, barcas, puentes. Es el legado documentado de archivos y bibliotecas, de museos, calles y plazas. Es la ciudad de todos. Palma del Río en el siglo XXI ofrece a todos la imagen de un pueblo que vive en armonía con su pasado y su presente. Aquí tienes el patrimonio histórico artístico de Palma, y además de un epígrafe de hijos de esta tierra que han contribuido a engrandecerla, y de un apartado de libros que enriquecen el conocimiento sobre nuestra ciudad. En todos estos apartados puedes colaborar con el área correspondiente.

                         =Recinto Amurallado=


El recinto amurallado de Palma del Río, declarado Bien de Interés Cultural BIC, es un espacio de contacto físico con la historia de esta ciudad. Sus muros son testigos de hechos reales y leyendas. Las murallas son mucho más que unos lienzos altos y unidos por torreones, fueron en un principio, una alcazaba o castillo que ocupaba el ángulo NO del recinto próximo a un meandro del río Genil. Cinco torres definían un espacio pentagonal, unidas por los muros, apenas ya visibles éstos y escasamente sus torres, como la llamada Mesa de San Pedro. Del castillo almorávide, queda el eco de batallas entre moros y cristianos por su lugar estratégico en el vado del río Guadalquivir por donde discurría la calzada de Écija a Mérida. Pero los almohades, reforzaron el castillo, ampliando sus defensas militares con nuevos muros y más y mejores torres. La cerca almohade cuenta con amplios lienzos de muralla fortalecidos por gran número de torreones, que afortunadamente se conservan. Mirando al norte se encuentra una de aquellas viejas puertas en recodo, que en época cristiana se reforzó con su nueva forma hexagonal y donde se construyó en su interior una capilla a la Virgen de las Angustias. La otra puerta, igualmente con la técnica defensiva de recodo, se encuentra al este, dando a la plaza del Cabildo. En ella se abrió un arco, conocido como Puerta del Sol, y sobre la misma el balcón del palacio. Recientemente, se ha recuperado los arcos de herradura de la defensa en recodo


                     =El Arquito Quemado=
Cuenta la historia, que los moros atacaron la villa de Palma en el año 1483 por la puerta norte. Los defensores optaron por quemar aquella puerta del arco y así impedir el paso de las tropas musulmanas. La victoria fue sonada y llamaron todos al lugar, Arquito Quemado. Dispuso la señora Francisca Manrique, que la imagen protectora de la Virgen de las Angustias fuera colocada en el interior de aquella torre. Así nació un nombre singular de la toponimia palmeña. En esa torre se construyó en el siglo XVIII una pequeña capilla barroca en un espacio cuadrado cupulado sobre pechinas y con linterna. Cuatro nichos cubiertos con bóveda conforman los laterales. Una escalera en lado Este nos permite acceder a la cubierta y allí en lado Sur de la torre una sencilla espadaña. En el altar hubo por siglos una pintura de la Virgen de las Angustias. Y aquí tenía lugar la novena y velá en honor a la citada Virgen. Existe un proyecto de restauración.
       
                             =El Palacio de Portocarrero=


El palacio de los Condes de Palma responde a dos criterios; el primero, el fin de las hostilidades en el siglo XV no exigía un castillo defensivo, y por otro lado, un refinamiento cultural que demandaba una vivienda cómoda y hermosa como los palacios italianos. Así pues el último señor y el primer conde se afanaron en este proyecto trasladando su residencia del castillo en la zona Norte a un nuevo palacio en la zona Este. El palacio se abrió con puerta y balcón de estilo plateresco a la plaza del Cabildo, Un magnífico balcón con balaustrada de hierro cincelado, flanqueado por dos columnas corintias sobre grandes ménsulas, y sobre esto un coronamiento en cuyo centro campan las armas de los Portocarrero y Braganza por la segunda señora del conde. Los patios mudéjares con influencia renacentista con arcos de medio punto y columnas de mármol, articulan todo el edificio con grandes estancias, que comunican logias, solanas, galerías, jardines, alberca…

Las Caballerizas Reales del siglo XVI se encuentran en un edificio próximo a Palacio, al que perteneció, en el interior del recinto amurallado, exento y rodeado de edificaciones de carácter histórico. Una estructura exterior rectangular que dispone en su interior de tres naves, y que hoy es la sede de la Escuela Municipal de Música y salón de actos culturales literarios.


                                =La Plaza del Ayuntamiento=

La plaza del Ayuntamiento se fue creando a partir del siglo XVI con la creación del Palacio de Portocarrero en su nueva ubicación y la regulación de las Casas Consistoriales. Es entorno a esta plaza donde se regula el Concejo y sus dependencias como el pósito, la cilla, los juzgados y una estructura que permita la convivencia y la fiesta. Es precisamente, la evolución que irá tomando este espacio público donde se encuentra la Sala Capitular, el lugar de reunión del Corregidor, Regidores, Alguacil Mayor, Portero, los hombres que “ayuntados” reunidos, constituyen el Ayuntamiento. Una plaza que ha recibido muchos nombres a lo largo de su historia, Plaza del Cabildo, Plaza Mayor, Plaza del Concejo, Plaza de las Casas Consistoriales, Plaza de la Constitución, Plaza del Ayuntamiento, y durante el franquismo Plaza del Comandante Baturone, el militar que tomó la ciudad el 27 de agosto de 1936 y llevó a cabo la gran represión. A principio de la década de los 60 se inauguró la fuente que ocupa el centro de la plaza. En 1972 se presentó el proyecto de nueva Casa Consistorial, demoliendo el viejo edificio neoclásico, derribando los arcos de la calle Ruiz Muñoz y Feria con la plaza, y levantándose el actual edificio. Ya en democracia se decidió llamar al epicentro de la vida municipal, Plaza de Andalucía.

Por su forma, rectangular pero con una disposición de tráfico circular, fue por siglos la Plaza de Toros de Palma del Río. Los grandes eventos nacionales y locales se celebraban con luminarias y festejos taurinos colocando un entramado de maderas para el callejón y el público, así como el alquiler con mejores vistas de los balcones del Cabildo. A finales del siglo XIX perdió esta función.

                                   =Parroquia de la Asunción=

Desde la reconquista se ubicó en este solar la Parroquia de Santa María, que tras el Concilio de Trento pasó a denominarse de la Asunción de Santa María. La actual iglesia es fábrica del siglo XVIII en claro estilo barroco. Su obra se prolongó por muchos años comenzando en el crucero (1712) la portada (1725) la torre (1737) y la gran nave con capillas y portada lateral (1770). Así se trazó una planta de cruz latina con capillas laterales, comunicadas por galerías con arco a lo largo de la nave central que a los pies cuenta con coro alto con dos alas laterales donde asoman tribunas con bellos herrajes. La poderosa ornamentación de yeserías con gran diversidad de formas y estilos se deja ver en el crucero, pechinas, capiteles de las pilastras, modillones de las cornisas con estilos barroco o rococó. Pero es en la portada, donde monta la esbelta torre con fuste, cuerpo de campanas y el chapitel. Toda la torre está tallada en ladrillos de diferente tonalidad y con cerámica vidriada. Si el templo es hermoso también lo son sus numerosas obras de arte con magníficos retablos barrocos procedentes de distintas iglesias, así como lienzos barrocos de la escuela cordobesa. En el tesoro sacro destaca la custodia procesional, la cruz parroquial y un cáliz del siglo XVI de estilo gótico con elementos renacentistas, regalo del Obispo de Córdoba, Leopoldo de Austria.


                     =Convento de Santa Clara=

El origen de este convento lo explica fray Andrés de Guadalupe en su Historia de la Santa Provincia de Los Ángeles (Madrid, 1662) quien atribuye a Juan Manosalbas la fundación del mismo arrepentido por dar muerte a su esposa infundado de celos. Para reparar la memoria de su mujer y expiar sus culpas ofreció su casa para la orden de clarisas. El 13 de marzo de 1498 el Papa Alejandro VI firmó la bula de fundación y años más tarde, los primeros condes de Palma, Luis Portocarrero y Francisca Manrique fueron benefactores del convento, aumentando el edificio y trayendo a dos monjas de Santa Clara de Andújar para poner en marcha el cenobio. El conjunto del convento se estructura en varios cuerpos de edificación articulados por varios patios. El convento fue edificado a lo largo de varios siglos, apreciándose sus diferentes estilos mudéjares, renacentistas y barroco. El patio porticado del claustro, de planta cuadrangular, constituye el elemento arquitectónico de mayor valor artístico. Llama la atención la no uniformidad de las cuatro fachadas interiores, pues la situada al Norte, en la planta baja muestra columnas de estilo barroco, columnas salomónicas y capiteles simples frente a las tres galerías de columnas de ladrillo cerámico con basas y capiteles muestra del arte mudéjar. Desde es bello patio, se inicia un recorrido por nuevos patios, bajo y alto coro, celosías, iglesia hoy salón de actos, portería con torno y hermosos azulejos sevillanos, con artesanados y forjados por vigas de madera talladas, pozos y fuentes, jardines y alberca y naranjos en flor que invitan a la paz y reflexión.

                  =Convento de Santo Domingo=

El antiguo convento de Santo Domingo se encuentra en la calle Feria con calle Santo Domingo, de ahí sus más de quinientos años del nombre de esta calle, donde se fundara en 1400 un primer convento de dominicos, que según fray Ambrosio de Torres fueron expulsados del pueblo “…muchos vecinos del pueblo, clamaron y pidieron los arrojaran del lugar”. Luego habría dos fundaciones más, siendo la Bula del Papa Alejandro VI en 1501, la que definitivamente consolida a los dominicos en Palma hasta su salida por las desamortizaciones del siglo XIX.

Hoy el convento es colegio regentado por las Hermanas Terciarias Franciscanas, quienes mantienen la parte claustral destinado a la docencia y la iglesia al culto, bajo la advocación de la Inmaculada. El templo es del siglo XVI con una portada clásica con arco de medio punto entre columnas jónicas en ladrillo tallado y en la cabecera una original espadaña de dos cuerpos con una sola arcada en cada cuerpo, ricamente adornado con azulejos multicolores. La espadaña está algo inclinado por los efectos del terremoto de Lisboa. En el interior de la iglesia, muy reformada, nos encontramos con la capilla de la Virgen del Rosario del siglo XVIII, cerrada con reja de hierro forjado. La nave de estilo barroco cuenta con un retablo rococó en cuyo centro está la imagen de la Virgen del Rosario.

Otros detalles del templo son el artesonado mudéjar del altar, los lienzos como “La institución del Rosario”, la reja de la sacristía y el acceso al patio donde podemos ver la primitiva y única galería del claustro con arcos de medio punto realizados con ladrillos, columnas de mármol blanco sobre pilastra. Desde el antiguo claustro se puede llegar a los nuevos patios donde se visualiza parte de la muralla por estar el convento adosado a la misma


                      =Convento de San Francisco=

Con este nombre nos referimos al antiguo convento franciscano de Ntra. Sra. de Belén, fundado por la Bula del Papa León X expedida en 1518. El convento permaneció activo hasta la desamortización de Mendizábal a principios del siglo XIX, y desde entonces se dividió en dos partes, el templo siguió perteneciendo a la Iglesia, que la creó parroquia en 1954, y la otra, prácticamente todo el monasterio, que hoy es una Hospedería. Pero ambas partes se identifican como San Francisco.

En este lugar se encontraba una ermita extramuros de la villa de gran devoción a la Virgen de Belén. Tras ceder los Condes este edificio y solar para un convento de la orden de San Francisco, el nombre fundador fue el de la Virgen. El convento cuenta con una rica historia y un hermoso patrimonio que se perdió en la Guerra Civil. Hoy se conservan los grandes volúmenes de sus capillas entorno a la nave central donde quedan ecos de estructuras que se han ido superponiéndose. Podemos contemplar una unidad, que formaba la capilla de las Ánimas con bóveda gótica con nervios rectos y curvos, que se decoran con taqueados junto a un arco plateresco. Esta capilla pudo ser el lugar primigenio del convento dada la disposición de la torre espadaña y su integración en el claustro. La iglesia es del siglo XVII, restaurada tras la Guerra Civil. Hoy cuenta con las capillas de Jesús en la Oración en el Huerto, la capilla de la Virgen de Belén, la capilla de San Antonio, la capilla del Santo Entierro, el panteón de la familia Cívico y la capilla de Santa Gema.


                 =Hospital de San Sebastián=

Durante la baja Edad Media florecieron muchas cofradías y hospitales de caridad para atender a enfermos, contagiados de pestes, vagabundos, pobres y mayores que mal vivían de la indigencia. En Palma se da esta circunstancia con numerosas fundaciones hospitalarias como San Bartolomé, Cuerpo de Dios, Santa María de la Coronada, la Caridad y el Hospital de San Sebastián, éste último terminó unificando a todos estos centros.

El Hospital de San Sebastián inicia su labor a principios del siglo XV pero la Bula fundacional es del Papa Julio II, otorgada en Roma el 5 de septiembre de 1508. Las primeras ordenanzas establecían el copatronato del Hospital entre los Condes de Palma y el Concejo de la Villa. Muchos siglos de atención benéfica y asistencial, que desde 1889 tuvieron como responsables a las Hermanas Siervas de Jesús de la Caridad y desde 1942 a las Hermanas Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús.

El Hospital es una edificación compleja que ha evolucionado con distintas construcciones de estilos diversos. La iglesia es una típica estructura mudéjar con nave única y cabecera cuadrada separadas ambas por un grandioso y decorado arco triunfal de medio punto, cierto avance hacia el Renacimiento pero aún impera el gótico. Desde el altar de la iglesia se accede a la capilla de Jesús Nazareno construida en 1672, mediante una reja de hierro forjado con leyenda sobre el titular en latín. Hermosos azulejos con angelotes, aves y decoración vegetal revisten la capilla. Y allí, la imagen de Jesús Nazareno con cruz, peana y faroles de plata.

Pero es el bello patio claustral con dos cuerpos de arquerías de medio punto labradas en ladrillo el que llama la atención del visitante. Si nos fijamos, observamos como la crujía Este presenta arcos rebajados, que indican ser el lado más antiguo. Las columnas de mármol blanco y la altura de las galerías le infunden una esbeltez y solemnidad únicas donde los días discurren entre el murmullo de la fuente y el diálogo de los residentes, dado que hoy convive el viejo edificio con una moderna residencia para mayores.


                   =Iglesia del Buen Suceso=

A principios del siglo XVIII, en 1723 según leemos en la fachada, se levantó la ermita de Ntra. Sra. del Buen Suceso. Puede ser que el buen suceso ocurrido fue conmemorar un hecho naval, un barco salvado milagrosamente de una tempestad tal como recogen las pinturas e inscripciones de la bóveda.

La iglesia fuera del casco histórico fue cercada por edificios adosados, que le han restado visibilidad. Destruida en la Guerra Civil, permaneció cerrada, luego fue academia y hoy está ocupada por la Hermandad del Santo Entierro, que le da vida con un hermoso nacimiento en los días navideños.

No obstante es admirable la sencillez y belleza de esta ermita con una portada de ladrillo con curioso arco trilobulado y flanqueado por estípites adosados como soporte apalastrado. Aún podemos distinguir su pequeña espadaña, su coqueto coro y su magnífica cúpula octogonal en el crucero. La cúpula aparece profusamente decorada con motivos vegetales pintados y las pechinas con pinturas alusivas al escudo de Palma. La nave está cubierta por bóveda con lunetos, donde se hace referencia a la conmemoración naval con un elegante barco y sus velas desplegadas.

Palma del Río y el toreo[editar]

Palma del Río ha tenido una estrecha relación con el toreo a lo largo de su historia. Innumerables maestros del toreo han nacido en este municipio como son: El Cordobés (Manuel Benítez), El Barquillero, El Niño de Palma del Río, El Palmeño, Las Hermanas Palmeño, El Pagüito, Pedrín Benjumea (no nació en este municipio, pero su familia se mudó a este pueblo siendo él un crío), Javier Benjumea (hijo de Pedrín).

Palma del Río contó con una plaza de toros, localizada en la actual plaza del Toril. Fue destruida durante la Guerra Civil española.

Resto de ese pasado taurino todavía quedan en el municipio varias ganaderías de toros de lidia, siendo la más importante la del Saltillo, fundada en 1845.

También existen dos fincas dedicadas a la celebración de capeas.

Deportes[editar]

El municipio cuenta con unas buenas instalaciones deportivas en nivel general (campo de fútbol, pistas de atletismo, pistas de tenis, pistas de padel, pistas de fútbol sala, pabellón cubierto, piscina cubierta...)

Existe un open de tenis, el Open de Palma del Río, en el que participan importantes figuras del tenis nacional e internacional.

Palma del Río ha sido en varias ocasiones elegida para realizar pruebas clasificatorias del Rally de España.

El equipo municipal de fútbol es el Atlético Palma del Río, que consiguió varios éxitos en el pasado (tercera división, primera regional, regional preferente...) y actualmente participa en 1ºAndaluza.

El ARS de Palma del Río es el equipo local de balonmano. Fue fundado en el año 1973, y actualmente participa en División de Honor Plata. En la temporada 2013-2014 ha tenido su única participación en la máxima categoría del balonmano nacional (Liga Asobal), lo que se ha considerado como un gran éxito en esta localidad.

El mundo del Karate también ha destacado en Palma del Río de forma muy considerable de manos del palmeño e hijo predilecto de la ciudad César Martínez Blanes. Deportista de alto nivel de la década de los 90, consiguió ser medallista en Campeonatos del Mundo, Copas del Mundo, Juegos del Mediterráneo e Internacionales. Desde el año 2004 es técnico de la Real Federación Española de Karate y desde el 2012 ocupa el cargo de Seleccionador Nacional.

Actividades culturales[editar]

Teatro

Localidad muy ligada al teatro, en ella se celebra anualmente desde 1984 la Feria de Teatro, y la Gala de los premios Al-Ándalus, de gran relevancia en toda Andalucía. Así, es sede del Festival de Teatro del Sur, una importante muestra de carácter nacional y que se celebra durante el mes de julio. En está localidad destacan dos agrupaciones de teatro como "La cochera de flores" y "Arrempuja Teatro".

Cine

Palma del Río contó con cinco cines: tres de verano el Cinema Popular, el Cine Jardín y el Cine Coliseo que estuvo ubicado en la Av. Pío XII (dónde actualmente está situado los Salones Reina Victoria), y dos de invierno el Cine San Miguel ubicado en la calle Alamillos, junto al Cine Jardín de verano, y que utilizaban los mismos proyectores para las películas. En los cines de verano, sobre todo en el Cine Jardín eran habituales las actuaciones de las figuras de la copla andaluza de la época (Lola Flores, Juanita Reina, Paquita Rico, Marifé de Triana, Juanito Valderrama, etc), y el Salón Jerez, en éste la chiquillería asistía a los "Matinee". En la actualidad hay un cine oficial el del centro joven.

Ya en época más reciente formó parte humilde de la historia de la propaganda cinematográfica, ya que en ésta ciudad se ha grabado una reducidísima parte de "El reino de los cielos" dirigida por Ridley Scott, en el denominado Palacio de Portocarrero, junto a los restos de las murallas árabes.

Carnaval

De gran tradición en el municipio. Durante el régimen franquista, era uno de los pocos lugares en los que se celebraba, atrayendo a visitantes, curiosos y carnavaleros de toda la comarca y municipios cercanos (Carmona, Écija).

El carnaval dura cuatro días. El primer día normalmente es el último domingo de febrero, seguidamente del lunes y martes que le sigue, para terminar el último día: el domingo de piñata. Este día es el más importante, celebrándose concursos de disfraces; las murgas y comparsas cantan por las calles... El epicentro del carnaval es la plaza del Ayuntamiento, calle Feria y principio de la calle portada (Plaza de Abastos).

Candelarias

En el pasado era una de las fiestas grandes del pueblo. Hoy en día se celebran pero con un carácter simbólico.

Cruces de mayo

Al igual que las candelarias, es una de las fiestas que han caído en el olvido. Pocas son las que quedan, permaneciendo aún la de la muralla

'Feria de Mayo

Palma del Río tiene dos ferias, cada una de cuatro días: jueves, viernes, sábado y domingo. Casi siempre caen en torno al 19, 20, 21 y 22 de mayo. Hoy en día, la feria por excelencia es la de mayo, pero en el pasado la verdadera feria era la de agosto. El recinto ferial es el Paseo Alfonso XIII.

Feria de Agosto

Antiguamente era la feria principal del pueblo. Ello era debido a que en este mes se terminaba con la recogida de los productos hortofrutícolas, cereales, etc. de las huertas (pagos de la huerta), y en la comarca. La población volvía al núcleo principal a pasar las fiestas con los pocos beneficios que por entonces daba el campo.

Fiestas patronales en honor a María Stma de Belén Coronada

Realizadas en el mes de septiembre. El primer domingo de septiembre se realiza la romería y se baja a la virgen desde el santuario hasta el pueblo. En la semana siguiente se realiza una verbena en la plaza del ayuntamiento. El día 8 de septiembre sale en procesión la virgen por el pueblo en la calle San Francisco se realizan castillos de fuegos y una petalada realizada por la Hdad Del Santo Sepulcro,al llegar a La calle San Juan la Hdad del nazareno realiza un castillo de fuegos artificiales y una gran petalada,en el Numero 7 de esa calle la Asoc. Juvenil Mº Stma de Belén monta un altar en su honor,mas tarde depende de el año tira por el recinto amurallado y mas tarde acaba La Procesión en la iglesia De La Asunción. Al finalizar la procesión, se tiran fuegos artificales en la mesa de San Pedro y se suelta el toro por la avenida Maria Auxiliadora. A finales de septiembre traslada a la virgen a San Francisco. Y a finales de octubre se traslada la virgen a su Ermita.

"Asociación Juvenil María Stma de Belén"

Creada en 2009 por unos padres con la finalidad de que sus hijos estuvieran entretenidos en septiembre,de ahí en 2010 con motivo de la coronación de la patrona realizamos una pequeña salida extraordinaria por el barrio,haciendo actividades con fines benéficos como: procesiones, Rosarios, Via-crucis,Desayunos Solidarios, Entrega de juguetes en Navidad,Galas Benéficas, Donaciones a O.n.g... En 2012 estrenamos nuestra pequeña titular mariana. En 2013 estrenamos un paso nuevo para portarlo entre cuatro personas. En 2014 restauramos a la virgen y tuvimos la suerte de imponerle su corona de salida.


Semana Santa

La Semana Santa va tomando cada vez más auge. Ocho Hermandades procesionan desde las diferentes Iglesias de la población. La siguiente lista muestra los días en los que procesionan cada hermandad.

Domingo de Ramos: Hdad. Salesiana de Ntro. Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, Mª. Stma. de la Estrella y San Juan Evangelista (La Borriquita), sale de los Salesianos

Lunes: Hdad de Penitentes del Santísimo Cristo de las Aguas (Vía Crucis), sale de la Iglesia de San Francisco

Martes: Hdad. del Señor Orando en el Huerto, Ntro. Padre Jesús Cautivo y Mª Stma de Palma y Esperanza (El Huerto), sale de San Francisco

Miércoles: Hdad. del Santísimo Cristo de la Salud y Mª Stma. de la Concepción (Cristo de la Salud), sale de San Francisco

Jueves: Real e Ilustre Hdad. del Stmo. Cristo de la Expiración, Mª Stma. de los Dolores, Sta. Mª Magdalena y San Juan Evangelista, sale de la Parroquia de la Asunción

Madrugá: Muy Ilustre y Pontificia Hdad. de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Mª Stma. de la Piedad y San Juan Evangelista, sale del Hospital de San Sebastián

Viernes: Hdad. del Santo Sepulcro y Mª Stma. de los Dolores ( El Santo Sepulcro) , sale de San Francisco

Domingo de resurreción: Hdad. del Señor Resucitado, Ntra. Madre y Sra. de la Aurora y Stmo. Rosario de Nuestra Señora en sus Misterios Gloriosos (El Resucitado), sale de la Iglesia de Santo Domingo (Colegio de las monjas)

Palmito Sónico y Orange Jam

También conocida culturalmente por el evento gratuito Orange Jam, heredero en cierto modo del Palmito Sónico, en el que han actuado grandes artistas nacionales e internacionales pertenecientes a la cultura Hip Hop, tanto de la música, como del breakdance o del graffiti. Hoy en día cancelado por falta de apoyo económico institucional al no querer los organizadores que el Ayuntamiento palmeño se hiciese con el control del festival para usarlo para su propaganda política, para beneficio económico de los empresarios palmeños y para el control social de los más jóvenes.

Son de Palma del Río[editar]

Aulio Cornelio Palma. (105 d.C.) Fray Ambrosio de Torres le atribuye la refundación de Palma, con la construcción de un palacio y recinto amurallado. Considera que fue nacido en  Toledo o Roma, cónsul, gobernador de la Bética y que murió mártir en Tarragona. Forma parte del cronicón para conectar las fundaciones con la capital del Imperio y del Cristianismo.

Santa Obdulia. (361) La leyenda la sitúa como monja benedictina natural de Palma. Sufrió martirio en las persecuciones romanas. Sus restos se veneran en Toledo. Santa Obdulia, Virgen y Mártir, forma parte del calendario católico el día 5 de septiembre.

San Luis mártir. (855) Joven cordobés, que perdió la vida en los desacatos de algunos cristianos frente a los musulmanes en Córdoba. Martirizado se cuerpo fue arrojado al río Guadalquivir y rescatado de las aguas en Palma, siendo enterrado en esta villa por la comunidad cristiana mozárabe. Sus reliquias se veneran en la Parroquia de la Asunción. Festividad 30 de abril.

Micer Egidio Bocanegra. (1342-1367) Primer señor de Palma por privilegio rodado concedido por el rey Alfonso XI. Egidio Bocanegra nació en Génova, hermano del Dux Simón de Bocanegra. Fue Almirante Mayor de la Mar, logrando la importante victoria de la Batalla del Salado en el Estrecho de Gibraltar.

Ambrosio Bocanegra. (1367-1373) II Señor de Palma, Almirante de la Mar obtuvo la victoria de La Rochela.

Martín Fernández Portocarrero. (1442-1467) VI Señor de Palma. El Rey Juan II le hizo merced el 23 de enero de 1451 de una feria libre y perpetua en su villa de Palma, que durase quince días, desde la Asunción de la Virgen. La real feria de agosto es de las más antiguas de Andalucía

Luis Portocarrero (1450-1503) VII Señor de Palma. Militar y poeta. Participó activamente junto a los Reyes Católicos en la toma de Granada. Por la victoria de la Batalla de Lopera (1483) luce en su escudo las quince banderas arrebatada a los moros. Los Reyes Católicos concedieron el privilegio de que la ropa que usara la reina el día de la Natividad de la Virgen sería por siempre para la señora de Palma.

Fray Bernabé de Palma. (1469-1532) Fraile franciscano palmeño. Portero del convento de Ntra. Sra. de Belén de Palma. Autor de la obra Vía Espíritus, referente del misticismo español.

María de Cazalla. (1487-mediados del siglo XVI) Religiosa palmeña del círculo místico heterodoxo denominado alumbrados.

Dionisio de los Santos (murió en 1577) Obispo de Cartagena de Indias. Realizó un catecismo ilustrado para instrucción de los indios de su diócesis.

Fray Luis de Granada. (1504-1588) Escritor español. Prior del Convento de Santo Domingo de Palma.

San Juan de Ávila. (1500-1569) Predicador en Palma, quien dedicó su primera obra Audi Filia al Conde de Palma.

Luis Manuel Fernández, Cardenal Portocarrero. (1635-1709) Eclesiástico y noble nacido en Palma del Río. Deán de la catedral de Toledo en 1651; cardenal en 1669; embajador extraordinario en Roma de 1670 a 1676; virrey de Sicilia de 1677 a 1678. Arzobispo de Toledo de 1677 a 1709; consejero de Estado, Regente y Ministro de Felipe V. Falleció el 14 de septiembre de 1709. Está enterrado en la catedral de Toledo.

Juan Santiago León Garabito. Obispo de Guadalajara (Nueva Galicia, América). Nació en Palma del Río el 13 de junio de 1641. Murió en 1694.

Joaquín Fernández, Cardenal Portocarrero. (1681-1760) Militar y eclesiástico. Cardenal en Roma. Hijo del V Conde de Palma, Luis Antonio Portocarrero. Fue el último conde de Palma del linaje Bocanegra Portocarrero.

Francisco de la Calancha Valenzuela. Presbítero. Nació en la villa de Palma a finales del siglo XVII. Se trasladó a Nuevo León en América donde fue el primer vecino de Sabinas Hidalgo. Existe amplia historiografía sobre su figura, por su condición de mecenas e impulsor de la educación.

Fray Ambrosio de Torres (1774) Fraile dominico palmeño, autor de la primera historia local con el título de Palma Ilustrada.

Manuel Ramos Rejano. (1851-1922) Nacido en Palma del Río, se trasladó a Sevilla donde fundó la fábrica de cerámica Ramos Rejano. Su obra y su técnica fueron muy prestigiosas y por ello fue recibiendo encargos en todo el mundo. Sus azulejos pueden contemplarse en la Plaza de España y catedral de Sevilla, en el metro de Buenos Aires y en la ermita de Belén de Palma del Río.

Rafael Franco Luque nacido en Palma del Río en 1881; fundador de una dinastía de hombres de martillo y el creador de un estilo serio y sobrio con el característico traje negro como indumentaria de la condición de capataz de cofradías de la ciudad de Sevilla, donde murió en 1947. Apodado El Fatigas por su constancia, la ciudad hispalense rotuló una calle con su nombre en el centro de la ciudad.

Félix Moreno de la Cova. (1911-1999) Político y ganadero. Hijo del ganadero Félix Moreno Ardanuy. Fue alcalde de Sevilla en 1966.

Joaquin de Alba Santizo. (1912-1983) Pintor, dibujante y caricaturista nacido en Cádiz pero desde su infancia en Palma del Río. Desde muy temprana edad demostro un ingenio para la caricaturaque le hizo muy popular en la Palma del Río de principios del siglo XX. Trasladado a Madrid, y bajo el seudonimo de Kin trabajó en distintos periódicos de la capital. Su éxito llego como caricaturista en la prensa de los Estados Unidos. Regresó a España en la década de los 80 para definitivamente volver a Palma del Río.

José Rodríguez, Cura Colino. Sacerdote palmeño autor del Catecismo Palmeño.

Antonio Moreno Carmona. Autor de la tercera edición de Palma Ilustrada con el título de Historia de Palma del Río.

Antonio Cano Bejarano, Zacarizo. Jugador de fútbol nacido en Palma del Río. Alcanzó su mayor éxito llegando a la primera división con el Real Betis Balompie. El Ayuntamiento le distinguió rotulando la calle tras el Convento de san Francisco.

José Morales. (1933) Pintor palmeño cuya obra se decanta entre el surrealismo y el expresionismo.

Manuel Nieto Cumplido. (1935) Sacerdote e historiador. Canónigo archivero de la Catedral de Córdoba. Delegado provincial del Ministerio de Cultura en la transición. Autor de numerosos libros de investigación medieval. Autor del libro, Palma del Río en la Edad Media (855-1503).

Francisco Moreno Horca. (1936-2004) Sacerdote. Nacido en Baena y ordenado sacerdote en 1960, fue destinado a la Parroquia de San Francisco de Palma del Río donde desarrolló casi todo su ministerio. Con su bondad, simpatía y cercanía en el desarrollo de su pastoral se ganó el cariño de sus feligreses, su barrio y este pueblo, lo honró tras su muerte con una escultura de su persona en la Plaza de San Francisco.

Antonio José Delgado de Jesús. (1941-2001) Político. Diputado en Cortes en las legislaturas de 1977 y 1979 por UCD. Consejero de Salud de la incipiente Junta de Andalucía. Tras abandonar la UCD, fue miembro activo del CDS de Adolfo Suárez.

Sebastián Almagro Castellano. (1923-2006) Piloto de aviación. Fundó en Palma del Río FAASA y promovió los deportes aéreos con grandes festivales y exhibiciones. Su obra es continuada por sus hijos y nietos en una de las firmas punteras de la aeronáutica española.

Pepe Navarro. (1950) Periodista nacido en Palma y formado en Barcelona. Se popularizó con las emisiones de tarde de TVE y prosiguió su éxito con los programas nocturnos de TV. Siempre que puede afirma su origen palmeño.

Manuel de Palma. (1957) Guitarrista. Nacido en Écija y criado en Palma, su arte en el toque, le han merecedor de premios y reconocimientos llevando el nombre artístico de Palma por toda España. Premio del Concurso Nacional de Flamenco de Córdoba.

Victorio y Lucchino. José Víctor Rodríguez Caro. Diseñador de moda. José Víctor Rodríguez es el palmeño que integra la firma Victorio y Lucchino con su compañero, el sevillano José Luis. Son nombres propios de la cultura andaluza reconocidos como Hijos Predilectos de Andalucía y José Víctor, Hijo Predilecto de Palma. Sus diseños se presentan en las más famosas pasarelas y se comercializan en todo el mundo.

TOREROS

Julio Fuillerat, Palmeño. Torero de la primera mitad del siglo XX. Cosechó grandes triunfos como su apoteósica salida a hombros en la plaza de toros de Sevilla. Creador de una dinastia de toreros.

Hermanas Palmeño, Enriqueta y Amalia Almenara. Mujeres toreras durante la II República.Tuvieron como subalterno al popular fotógrafo Francisco Cano, Canito, quien posee muchos negativos de sus afamadas actuaciones que les merecieron un pasodoble.

Bienvenido Sánchez Niño de Palma del Río. Novillero de los años treinta, que compartió cartel en festivales nocturnos con Manuel Rodríguez Manolete.

Manuel Benítez El Cordobés. (4 de mayo de 1936) Sin duda alguna el torero más famoso de España en el mundo. Se vistió de luces `por vez primera en 1959 en Talavera de la Reina. Debutó en Palma del Río en 1960. Tomó la alternativa en Córdoba en 1963. Nombrado V Califa del Toreo. Está en proyecto un museo sobre su figura en la calle Ancha de Palma del Río donde nació.

Manuel García, Palmeño. (1938) Torero de la década de los sesenta. Tuvo muchos éxitos.

Antonio Ruiz El Barquillero. (1944) Torero.

Pedrín Benjumea. (1945-2000) Torero palmeño, nacido en Herrera, pero formado taurinamente en Palma.

Vicente Linares. (1946) Torero.

Santiago Morales, el Arrojao. Torero y ganadero, con residencia en Venezuela donde mantiene una ganadería con el nombre Palma del Río.

Antonio José Sánchez Mazuecos, ganador de la Voz 2015 y representante de España en Eurojunior 2006

Bibliografía[editar]

  • VV.AA. (1995). El Grupo Arca. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba, ed. Guía artística de la provincia de Córdoba. Córdoba. ISBN 84-7801-285-0. 
  1. Instituto Nacional de Estadística (ed.). «Población de municipios españoles. Serie histórica.». Consultado el 28-12-09. 

Enlaces externos[editar]