Dioscuros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pólux (mitología)»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tetradracma de plata del rey grecobactriano Eucrátides I (171-145 a.C.) con los Dioscuros. Anverso: busto de Eucrátides (casco decorado con un cuerno y oreja de toro). Reverso: Representación de los Dioscuros con una palma en la mano izquierda y una lanza en la derecha. Leyenda: BASILEOS MEGALOI EUKRATIDOI, "Gran rey Eucrátides".

En la mitología griega, los Dioscuros (en griego antiguo, Διόσκουροι, Dióskouroi, «hijos de Zeus») eran dos famosos héroes mellizos hijos de Leda y hermanos de Helena de Troya y de Clitemnestra, llamados Cástor y Pólux (o Polideuces o Polideuco). En latín, eran conocidos como Gemini («gemelos»)[1]​ y a veces como Castores. Según el Lexicon de H. G. Liddell y R. Scott, Κάστωρ Kástôr significa «castor», en griego antiguo,[2]​ y Πολυδεύκης, Polydeúkês, «muy dulce».[3][4]

A pesar de su nombre, la historia de su paternidad es confusa. La versión más conocida es que Zeus se metamorfoseó en cisne y sedujo así a Leda. Por esto, se dice con frecuencia que los hijos de Leda salieron de dos huevos que ésta puso. Sin embargo, otras muchas fuentes afirman que el marido mortal de Leda, el rey Tíndaro (o Tindáreo), de Lacedemonia, fue en realidad el padre de algunos de los hijos, por lo que a menudo se les nombraba con el patronímico tindáridas.[5]​ La cuestión de qué hijos eran mortales o medio inmortales y cuáles nacieron de un huevo u otro depende de la fuente: a veces, se dice que Cástor y Pólux eran ambos mortales, y a veces, que inmortales. Lo que sí coincide es que, si sólo uno de ellos es considerado inmortal, éste era Pólux. Para complicar aún más la cuestión, la historia de Zeus convertido en cisne se asocia a veces con la diosa Némesis. En esta tradición, era la diosa la que fue seducida y puso el huevo, pero éste fue entonces hallado, o llegó a manos de Leda. Sin embargo, esta historia suele asociarse más con Helena que con Cástor y Pólux.

Los Dioscuros, en el reverso de una moneda del emperador Majencio.
Los Dioscuros, estatua en la embajada alemana de San Petersburgo, 1913.

Cástor era famoso por su habilidad para domar caballos y cabalgarlos, y Pólux, por su destreza en la lucha cuerpo a cuerpo (similar a lo que ahora se llama boxeo).[5]​ Cuando Teseo y Pirítoo secuestraron a su hermana Helena y la llevaron a Afidna, los Dioscuros la rescataron, y también raptaron, en venganza, a la madre de Teseo, Etra. También, acompañaron a Jasón en el Argo. Durante el viaje, Pólux mató al rey Ámico, en un combate a mano limpia. Cuando Astidamía, reina de Yolco, ofendió a Peleo, los Dioscuros lo ayudaron a devastar su país. [5]

Cástor y Pólux raptaron a las hijas de Leucipo, Hilaira y Febe, y se casaron con ellas. Por esto, Idas y Linceo, sobrinos de Leucipo (o pretendientes rivales), mataron a Cástor. Pólux, que había recibido el don de la inmortalidad de Zeus, convenció a su padre para que se lo concediera también a Cástor. Así, ambos se alternaban como dioses en el Olimpo y como mortales fallecidos en el Hades.[5]

Su fiesta se celebraba el 15 de julio. Aunque en la mitología griega Cástor era mucho más venerado que Pólux, ambos tenían su propio templo en el Foro Romano (véase Templo de Cástor y Pólux). Compáreseles con Anfión y Zeto, de Tebas; con Rómulo y Remo, de Roma; con San Cosme y San Damián, de la religión católica, y con los Asvins, de la mitología védica. Algunos autores han supuesto un origen común indoeuropeo para el mito de los dioses gemelos.[cita requerida]

La constelación Géminis representa a estos gemelos, y sus estrellas más brillantes (α y β Geminorum) se llaman Cástor y Pólux, en su honor. Hay también fuentes antiguas que los identifican con las estrellas de la mañana y de la noche. Otras fuentes asignan a los Dioscuros el cometido de patrones de los marineros; con esa advocación, se les dedicó un templo en el puerto de Naucratis, Egipto. En este sentido, ambos eran identificados con el fenómeno conocido como Fuego de San Telmo,[5]​ una especie de resplandor de color blanco azulado, a veces de aspecto semejante al del fuego, que se produce durante las tormentas eléctricas en estructuras elevadas (en este caso, en lo alto de las arboladuras de los navíos, divisados con mucha frecuencia por los marineros).[cita requerida]

Una leyenda romana consideraba que los Dioscuros habían luchado en la Batalla del Lago Regilo, comandando la caballería de los romanos que derrotó a los latinos. Después del fin de la batalla, mientras sus caballos abrevaban de un manantial que había en el foro de Roma, anunciaron a los romanos la victoria. En el mismo lugar donde fueron vistos, se les erigió un templo, y la fuente que había al lado fue considerada sagrada. Además, cada año se celebraban sacrificios y festividades en su honor, para conmemorar la victoria.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lewis, Charlton T. y Short, Charles (1879). «gĕmĭnus , a, um, adj. cf.: gener, genui (gigno)». A Latin Dictionary (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  2. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «κάστωρ». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  3. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «Πολυδεύκης 1 = ὁ πολλὴν δόξαν ἔχων». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  4. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «Πολυ^δεύκης , εος, ὁ,». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  5. a b c d e Grimal, Pierre (2014). «Discuros». Diccionario de mitología griega y romana (Buenos Aires: Paidós). pp. 141-142. 
  6. Dionisio de Halicarnaso, Historia antigua de Roma, VI, 13.

Enlaces externos[editar]