Batalla del Lago Regilo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla del Lago Regilio
Primera guerra latina
BattleOfLakeRegillus.jpg
Cástor y Pólux luchando en la batalla del Lago Regilo.
Fecha C. 496 a. C.
Lugar Lago Regilo (Lacio, Italia)
Coordenadas 41°52′55″N 12°41′50″E / 41.8819, 12.6972Coordenadas: 41°52′55″N 12°41′50″E / 41.8819, 12.6972
Casus belli Lucha por la hegemonía en el Lacio
Resultado Victoria romana decisiva
Beligerantes
República Romana Liga Latina
Comandantes
Aulo Postumio Albo Regilense
Tito Ebucio Helva
Tito Verginio Tricosta
Aulo Sempronio Atratino
Tito Herminio Aquilino
Marco Valerio Voluso
Publio Valerio Publícola
Marco Valerio Publícola
Octavio Mamilio
Tarquinio el Soberbio
Sexto Tarquinio
Tito Tarquinio
Lucio Tarquinio
Fuerzas en combate
27 000 infantes
3000 jinetes
40 000 infantes
3000 jinetes
Bajas
Desconocidas Desconocidas, incluyen 5500 prisioneros[1]
10 000 supervivientes[2]
[editar datos en Wikidata]

La batalla del Lago Regilo fue una victoria romana sobre la Liga latina poco después del establecimiento de la república. Los latinos fueron liderados por un anciano Tarquinio el Soberbio, séptimo y último rey de Roma, que había sido expulsado en el 509 a. C., y su yerno, Octavio Mamilio, el dictador de Tusculum. La batalla marcó el último intento de los Tarquinios para reclamar su trono. Según la leyenda, Cástor y Pólux lucharon en el bando de los romanos.

Antecedentes[editar]

La amenaza de invasión por parte de los antiguos aliados de Roma en el Lacio condujo al nombramiento de Aulo Postumio Albo Regilense como dictador. El año en que se produjo la batalla no está claro y así ha sido desde la antigüedad. Tito Livio sitúa la batalla en el año 499 a. C., pero dice que algunos de sus fuentes también sugieren que la batalla ocurrió durante consulado de Postumio Albo en el año 496 a. C. La otra fuente importante de este período histórico, Dionisio de Halicarnaso, también sitúa la batalla en el año 496 a. C. Los autores modernos han sugerido también 493 a. C. o 489 a. C.

El lago Regilo se encuentra en los restos de un cráter volcánico, entre Roma y Tusculum. El lago fue drenado en el siglo IV a. C.

Según Tito Livio, los volscos (una tribu vecina al sur del Lacio) había levantado tropas para enviar a la ayuda de los latinos en contra de Roma, pero la prisa del dictador romano en unirse a la batalla impidió que las fuerzas de los volscos llegaran a tiempo.

La batalla[editar]

El dictador Postumio Albo condujo a la infantería romana, mientras que Tito Ebucio Helva fue jefe de la caballería. Tarquinio fue acompañado por el único hijo que le quedaba, el mayor y último, Tito Tarquinio. Se dijo que la presencia de los Tarquinios hizo que los romanos lucharan con más pasión que en cualquier batalla anterior.

Al principio de la batalla, el rey fue herido al atacar a Aulo Postumio. El magister equitum cargó contra Mamilio y ambos resultaron heridos, Ebucio en el brazo y el dictador latino en el pecho. El magister equitum tuvo que retirarse del campo y dirigió a sus tropas a distancia. Los soldados del rey, entre ellos muchos romanos exiliados, comenzaron a dominar a las fuerzas republicanas; los romanos sufrieron un revés cuando Marco Valerio Voluso fue muerto por una lanza mientras atacaba a Tito Tarquinio, pero Postumio trajo a tropas frescas de su propia guardia personal y se detuvo el progreso de los exiliados.

Mientras tanto, Tito Herminio Aquilino, que había ganado fama luchando junto a Horacio Cocles en el puente Sublicio, se enfrentó a Mamilio y le mató; pero al intentar despojar a su enemigo caído y reclamar el botín, Herminio fue muerto por una jabalina. Como el resultado de la batalla parecía estar en duda, Postumio ordenó a los équites desmontar y atacar a pie, obligando a los latinos a retirarse y capturando el campamento latino. Tarquinio y el ejército latino abandonaron el campo, por lo que el resultado fue una victoria romana decisiva. Postumio y su ejército regresaron a Roma, donde el dictador celebró un triunfo.[3] [4]

Una leyenda popular informó que los Dioscuros, Cástor y Pólux, lucharon junto a los romanos, transfigurados como dos jinetes jóvenes. Postumio ordenó un templo construido en su honor en el Foro, en el lugar donde habían abrevado a sus caballos.

Otros datos[editar]

En el siglo XIX la batalla fue celebrada en Lays of Ancient Rome por Thomas Macaulay.

Referencias[editar]

  1. Livio, II, 22.5
  2. John Lemprière & Charles Anthon (1825). A classical dictionary. Nueva York: E. Duyckinck, G. Long, pp. 643
  3. Livio, Ab Urbe condita libri 2.19-20
  4. Fasti Triumphales

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]