Nicolás Bravo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nicolás Bravo
Nicolás Bravo Rueda, portrait.jpg
Nicolás Bravo, óleo sobre tela, Josè Inès Tovilla, 1920

Seal of the Government of Mexico.svg
Presidente de la República Mexicana
10 de julio de 1839-19 de julio de 1839
Predecesor Antonio López de Santa Anna
Sucesor Anastasio Bustamante

26 de octubre de 1842-4 de marzo de 1843
Predecesor Antonio López de Santa Anna
Sucesor Antonio López de Santa Anna

28 de julio de 1846-4 de agosto de 1846
Predecesor Mariano Paredes y Arrillaga
Sucesor José Mariano Salas

Seal of the Government of Mexico.svg
Vicepresidente de los Estados Unidos Mexicanos
10 de octubre de 1824-diciembre de 1827
Presidente Guadalupe Victoria
Predecesor Primer Vicepresidente
Sucesor Anastasio Bustamante

Seal of the Government of Mexico.svg
Vicepresidente de la República Mexicana
12 de junio de 1846-6 de agosto de 1846
Presidente Mariano Paredes y Arrillaga
Predecesor Antonio López de Santa Anna
Sucesor Valentín Gómez Farías

Coat of arms of Puebla.svg
Gobernador de Puebla
23 de marzo de 1848-1 de mayo de 1848
Predecesor José Rafael Isunza
Sucesor Juan Múgica y Osorio

Coat of arms of Mexico State.svg
Gobernador del Departamento de México
2 de enero de 1846-12 de junio de 1846
Predecesor José María Barrera
Sucesor José Gómez de la Cortina

Escudo de la Primera República Federal de los Estados Unidos Mexicanos.svg
Presidente del Supremo Poder Ejecutivo
1 de junio de 1823-30 de junio de 1823
Predecesor José Mariano Michelena
Sucesor José Mariano Michelena

1 de abril de 1824-30 de abril de 1824
Predecesor Vicente Guerrero
Sucesor Miguel Domínguez

1 de agosto de 1824-31 de agosto de 1824
Predecesor Guadalupe Victoria
Sucesor Miguel Domínguez

Información personal
Nacimiento 10 de septiembre de 1786
Flag of Cross of Burgundy.svg Hacienda de Chichihualco, Virreinato de Nueva España
Fallecimiento 22 de abril de 1854 (67 años)
Bandera de México Hacienda de Chichihualco, México
Lugar de sepultura Columna de la Independencia
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Conservador
Familia
Padres Leonardo Bravo Ver y modificar los datos en Wikidata
Gertrudis Rueda de Bravo Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge María Antonieta Guevara y Muñiz
Información profesional
Ocupación Militar
Rango
Participó en Guerra mexicano-americana Ver y modificar los datos en Wikidata

Nicolás Bravo Rueda (Hacienda de Chichihualco, Intendencia de México; 10 de septiembre de 1786 — Hacienda de Chichihualco, Guerrero; 22 de abril de 1854) fue un político y militar mexicano que participó en el bando insurgente durante la Guerra de Independencia; presidente de México en tres ocasiones: 1839, 1842 - 1843 y 1846.

Primeros años y estudios[editar]

Nació en Chichihualco, en la Intendencia de México (actual Guerrero), el 10 de septiembre de 1786. Siendo su padre el militar Leonardo Bravo y su madre Gertrudis Rueda de Bravo, siendo el único hijo de esa pareja.

Guerra de independencia[editar]

Su carrera militar comenzó el 17 de mayo de 1811, fecha en que se incorporó a las fuerzas de Hermenegildo Galeana al comienzo de la segunda etapa de la guerra de independencia, en su natal hacienda de Chichihualco, junto a su padre Leonardo, y sus tíos Víctor, Máximo y Miguel, todos ellos de apellido Bravo.[1]​ Pronto se hizo hombre de confianza de Morelos. Guerrero valeroso y magnánimo con el enemigo, se cuenta de él un episodio que lo destaca como un hombre de gran moral y valor: En San Agustín Del Palmar se entera de que el ejército realista bajo las órdenes de Félix María Calleja del Rey logró capturar a su padre, don Leonardo Bravo y que a cambio de liberarlo, el virrey Francisco Javier Venegas le exigía abandonar la lucha y al ejército insurgente; en caso contrario, se ejecutaría al prisionero. Al saber esto el General José María Morelos le autoriza a ofrecer en intercambio por su padre a 800 prisioneros españoles; el virrey declina la propuesta y ejecuta a don Leonardo Bravo a lo que el Rayo del Sur responde entregándole a Bravo 300 prisioneros españoles. José María Morelos, su superior, dispuso al saber del destino fatal de don Leonardo Bravo que, en represalia, fueran ejecutados los prisioneros; pero Bravo, dando ejemplo de entereza y buena voluntad, proclamando la frase "Quedáis en libertad", puso en completa libertad a los prisioneros, no sin antes hacerles saber sobre la suerte corrida por su padre a manos del virrey; algunos de los prisioneros, por decisión propia, se unieron a sus fuerzas, reconociendo su generosidad y grandeza de alma.[2]​ Nicolás sobrevivió a los 11 años de lucha insurgente, aunque los últimos tres los pasó en prisión por negarse a recibir el indulto.

La ruptura del sitio de San Juan Coscomatepec en Veracruz[editar]

33 Días de lucha constante y sangrienta había sostenido el ejercito realista pretendiendo adueñarse del pueblo de San Juan Coscomatepec en la provincia de Veracruz cumpliendo las órdenes del Virrey Calleja. Por su parte, el joven Brigadier don Nicolás Bravo, al frente de su pequeña división sostenía el reducto insurgente acatando las órdenes de José María Morelos desde Chilpancingo. Se iniciaba Octubre de 1813. para los realistas era preciso tomar la posición de San Juan Coscomatepec ubicada estratégicamente, debido a que desde ahí se intercambiaban los caminos reales, de Veracruz al altiplano del puente del rey a Xalapa, el de Chiquihute a Acultzingo además de que su cercanía con Cordoba y Orizaba, se podría mantener el control de estos lugares donde se almacenaba la producción agrícola tabaquera, principal sostén de gobierno económico de la nueva España. Por otra parte, era urgente destruír este punto para inmovilizar el ejercito del sur, que tenía destinado adueñarse de Oaxaca, para cerrar con ello el cerco que pretendía imponer José Maria Morelos quien organizaba ya un gobierno Nacional en Chilpancingo.

Al coronel de ingenieros del estado mayor Luís del Águila se le habían encomendado las operaciones del sitio militar de Coscomatepec iniciado por el teniente Coronel Juan de Cándano.

Crítica se había tornado la situación realista en su intento de someter a Coscomatepec, este surgía como un punto fuerte defendible por su posición geográfica, su topografía de profundas barrancas y la vecindad de la abrupta serranía del "Citlaltepetl", (Pico de Orizaba) además las guerrillas insurgentes, al mando del Coronel Pascual Machorro, venidas del altiplano y de poblados vecinos, convertían audazmente a los sitiadores en sitiados.

La posición insurgente se concretaba a la plaza existente en Coscomatepec rodeadas de cal y canto y la iglesia parroquial ubicada al oriente, todo circundado por terraplenes para protegerse del ataque enemigo. Pronto la pólvora escaceó, el Teniente Coronel Leyva que era el encargado de traerla del estado de Puebla, no aparecía, el peligro se hacía inminente. Sin embargo se daban sangrientos combates como el 16 de septiembre, fecha en que fueron humillados los invasores cubriéndose de gloria los independientes y honrando así el día de la patria.

Con la comida y la pólvora escaseando y con alimento a base de chayotes, don Nicolás Bravo convocó al pueblo frente a su cuartel a las 11 de la noche del 4 de octubre y en arenga, patrióticamente informó que en dos horas más tarde, abandonaría el poblado, quedando en libertad para seguirlo o pedir perdón a los realistas al mando del coronel del Águila. Si heróica había sido la defensa de Coscomatepec hasta ese momento, hecho sublime constituyó la patria realizada, donde los coscomatepecanos de entonces demostraron una actitud valiente a favor de la independencia.

A las dos de la mañana del siguiente día, ya 5 de octubre, aprovechando las tinieblas de la noche, una columna sigilosamente se deslizaba por la estrecha vereda que llevaba al río Tlacoapa y a la planicie oriental; entre esa columna marchaba todo el pueblo, abandonando sus hogares. A cuestas llevaban sus mejores pertenencias, se cuenta que los cascos de los caballos fueron envueltos en trapos para evitar el chasquido de las herraduras al golpear el empedrado, un niño asustado, fue envuelto por un oficial en su capa casi asfixiandolo para callar sus lamentos, un joven sacó en braozs a su madre paralítica, el capitán José de Esperón, autoridad política del pueblo, condujo a sus dos pequeños hijos en sendos canastos colocados a los lados de su cabalgadura, como estos hubo gran cantidad de sucedidos que pusieron de manifiesto la unidad, disciplina y patriotismo del pueblo.

Antes de que llegara Nicolás Bravo y el pueblo de Coscomatepec a Tlacoapa, el guerrillero Bibiano sorprendió y acalló a una partida realista que ahí se encontraba descansando. Hecho esto, Bibiano siguió el camino hacia Huatusco, cruzó la barranca de Jamapa, y del lado opuesto a donde iba a pasar el pueblo, encendió una gran hoguera para llamar la atención del enemigo hacia ese camino, por otro lado el Coronel Machorro, se dirigía rumbo a Orizaba con cientos de mulas de los llanos cercanos desconcertando así aún mas al enemigo.

Monumento en honor al General Nicolás Bravo en la Heróica Coscomatepec y a todos los defensores de la plaza. .jpg
Plaza Nicolás Bravo y Boulevard Av. Bravo.jpg

Mientras tanto en Coscomatepec, algunos insurgentes para despistar, se habían quedado cantando el Talayote, melodía costeña con un estribillo que decía: “Cogerás la jaula pero los pájaros no”, que las noches de los últimos días, acostumbraban entonar, y cuando consideraron que el pueblo estaba a salvo ya distancia, amarraron unos perros a las campanas de la iglesia, quienes en su inquietud por liberarse las hacían repiquetear. Así rompieron el sitio.

Al otro día del ladrido de los perros y el sonar de las campanas, cesaron por el cansancio, las fogatas se consumieron y con la claridad del día los sitiadores notaron calma absoluta en el pueblo, extrañados, una columna de infantes se acercó con cautela a los parapetos. El pueblo estaba vacío, solo un prisionero español que había querido quedarse, se encontraba en el lugar. Los realistas despechados y sintiéndose burlados, fusilaron a su compatriota y destruyeron y quemaron el pueblo. Sin duda alguna el sitio militar de San Juan Coscomatepec, realizado por el General Brigadier Nicolás Bravo, constituye uno de los hechos de armas mas importantes llevado acabo en la provincia veracruzana durante la guerra de independencia, presentando características únicas en nuestra historia.


Tulancingo[editar]

Durante el movimiento Insurgente, Tulancingo fue atacado varias veces con resultados casi siempre adversos, pues las fuerzas realistas lo defendieron con energía, hasta que don Nicolás Bravo y don Fernando Félix (Guadalupe Victoria) se apoderaron de la ciudad, Nicolás Bravo se estableció en este lugar por algún tiempo y fundó un periódico que llamó "El Mosquito de Tulancingo", construyó una fábrica de pólvora y se ganó el respeto y la estimación de todos los habitantes.

Política[editar]

Su gran y reconocida reputación de nada le valió en el campo de la política. Cuando Agustín de Iturbide fue destronado, Bravo administró al país, en un triunvirato con Guadalupe Victoria y Pedro Celestino Negrete. Tiempo después, participó como candidato a la presidencia en las elecciones federales de México de 1824, las primeras elecciones que se celebraban en el país, pero fue derrotado por Guadalupe Victoria; sin embargo, por haber obtenido el segundo lugar en la elección, le correspondió asumir la Vicepresidencia de la República.

Nicolás Bravo se opuso al Imperio, formó parte del Supremo poder ejecutivo de la Nación y fue el primer vicepresidente de la República. Fue también el primero en dar el pésimo ejemplo de levantarse en armas contra el gobierno legalmente constituido de Guadalupe Victoria.[3]

1840 - 1847[editar]

Como presidente, las tres veces que fungió como tal, intentó sin éxito anular las disposiciones de Santa Anna. En 1842 el presidente Bravo disolvió el Congreso, que pretendía discutir una nueva constitución que a todas luces atentaba contra los intereses personales de Santa Anna. Sin embargo, Nicolás Bravo ordenó a la policía que aprehendiera a los diputados y los encarcelaran. Retirado ya de la vida militar empuñó una vez más las armas para proteger su nación, esta vez en la guerra con Estados Unidos, a don Nicolás Bravo le fue encomendado el mandato del ejército del centro, en el asedio al Castillo de Chapultepec decidió él mismo dirigir la defensa en la Batalla de Chapultepec

Últimos años y muerte[editar]

Murió de forma repentina en la Hacienda de Chichihualco, Guerrero el 22 de abril de 1854 al mismo tiempo que su esposa[4]​, lo cual hizo circular un rumor de que habían sido envenenados. Fue declarado Benemérito de la Patria y su nombre fue inscrito con letras de oro en la Cámara de Diputados. En 1925 sus restos descansaron en la Columna de la Independencia, del Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México y el 30 de mayo de 2010, trasladados al Castillo de Chapultepec (Museo Nacional de Historia) para su conservación, análisis, autentificación y exhibición durante los festejos del bicentenario de la independencia, al final del cual regresaron al monumento ya mencionado.

Honores[editar]

Estatua en bronce del general Nicolás Bravo, ubicada en la alameda central de Chichihualco, su pueblo natal.

La capital del estado de Guerrero, Chilpancingo, lleva el representativo apellido de este hombre reconociéndolo, no solo a él si no a toda su familia, por su apoyo al movimiento independentista. También las ciudades de Valle de Bravo en el Estado de México y Tulancingo de Bravo en el estado de Hidalgo, Palmar de Bravo en el Estado de Puebla y, en el Estado de Veracruz, la Heroica Ciudad de Coscomatepec de Bravo y Medellín de Bravo están dedicadas a su memoria y como reconocimiento a sus altas virtudes y patriotismo.

Como dato curioso cada noche del 15 de septiembre el Presidente de México recibe la bandera de México de una escolta de cadetes en Palacio Nacional, bajo el cuadro de Nicolás Bravo perdonando a los españoles condenados, obra de Natal Pesado.

Referencias[editar]

  1. Del Arenal Fenochio, 2011, p. 47.
  2. Zárate, 1880, pp. 322-323.
  3. Villalpando, José Manuel y Rosas Alejandro. "Presidentes de México". 2001
  4. González Lezama, 2012, p. 12.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Antonio López de Santa Anna
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1839
Sucesor:
Anastasio Bustamante
Predecesor:
Antonio López de Santa Anna
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1842 - 1843
Sucesor:
Antonio López de Santa Anna
Predecesor:
Mariano Paredes y Arrillaga
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1846
Sucesor:
José Mariano Salas
Predecesor:
Primer Vicepresidente
Vicepresidente de los Estados Unidos Mexicanos
1824 - 1827
Sucesor:
Anastasio Bustamante
Predecesor:
Valentín Gómez Farías
Vicepresidente de los Estados Unidos Mexicanos
1846 - 1846
Sucesor:
Valentín Gómez Farías


.