Mariano Otero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mariano Otero y Mestas (Guadalajara, Jalisco, 4 de febrero de 1817 - 31 de mayo de 1850) fue un político mexicano.

Biografía[editar]

Nació el 4 de febrero de 1817 en la ciudad de Guadalajara. Estudió en el Instituto del Estado de Jalisco en donde a la edad de 18 años se graduó como licenciado en Derecho, comenzando a ejercer como abogado pues pronto fue reconocido como gran orador. En diciembre de 1841 comenzó su carrera política cuando fue nombrado delegado de Jalisco a la Junta de Representantes de los Departamentos.

El 3 de mayo de 1843 Otero fue detenido, junto con Mariano Riva Palacio y José María Lafragua, acusados de promover una revolución, supuestamente encabezada por Juan Álvarez. Ante la injusticia presentada durante su proceso, Otero ideó y proyectó la defensa de los derechos y garantías de los ciudadanos ante la autoridad, así surgió la formulación del Juicio de Amparo, mismo que fue incorporado a la Constitución de 1857.

En 1842, Otero fue electo diputado por su estado, participando en el Congreso Nacional Extraordinario en el que se mostró en contra de un proyecto de Constitución centralista. A pesar de que los liberales eran minoría en el Congreso, Otero elaboró un voto particular que les permitiera presentar otro proyecto de Constitución. Colaboró como articulista y fue cofundador, junto con Juan Bautista Morales, del periódico El Siglo Diez y Nueve.[1]

Otero propuso que se agregara la palabra Federal a la denominación inicial del país: "República popular representativa". Este y otros temas, causaron que el entonces presidente, Nicolás Bravo, desconociera al Congreso en 1846. A pesar de eso, Otero fue nuevamente diputado al Congreso de la Unión cuando se restituyó el mismo.

En 1847 elaboró el Acta Constitutiva y de Reformas a la Constitución de 1824, modificando sobre todo los artículos referentes al Poder Judicial. Durante la Intervención estadounidense en México, Otero fue uno de los cuatro diputados en oponerse en Querétaro, a lograr la paz mediante el Tratado de Guadalupe-Hidalgo. Fue ministro de Relaciones Interiores y Exteriores durante el gobierno de José Joaquín de Herrera. Durante su gestión, fue responsable de la entrega de la aduana marítima de Veracruz, y dio seguimiento al controversial asunto del tráfico de armas que los ingleses vendían a los mayas cruzoob durante la Guerra de Castas. Negoció con el gobierno inglés el pago de deuda contraído durante el período de guerra, y el proyecto de colonización europea en la zona septentrional del país. Renunció a su cargo el 14 de noviembre de 1848. Entonces, se integró a la segunda Junta directiva de Cárceles, en donde impulsó la modernización del sistema penitenciario de la ciudad de México. En 1849 Otero fue elegido senador de la República.

Fue un escritor fecundo sobre temas sociales, políticos y jurídicos, entre sus obras destacan: Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política que se agita en la República Mexicana (1842); Exposición interesante… Al Supremo Congreso Nacional, que dirige al Supremo Gobierno del Estado, sobre la guerra que sostiene la República contra los Estados Unidos del Norte (1847). También formó parte de la redacción del periódico liberal moderado El Siglo XIX. Murió víctima de cólera morbo a los 33 años de edad, el 31 de mayo de 1850 en la ciudad de México.[2]

Referencias[editar]

  1. «El Siglo Diez y Nueve». Senado 2010.gob.mx. Consultado el 1 de julio de 2012.
  2. «Los cancilleres de México a través de su historia». Secretaría de Relaciones Exteriores. Consultado el 18 de enero de 2010.

Enlaces externos[editar]