Música regional mexicana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Música regional mexicana o regional mexicano es un término mediático surgido a principios de la década 1980 en los Estados Unidos para definir homogéneamente a las producciones musicales de los subgéneros regionales de la música campirana de México.[1][2][3]​ Esta denominación agrupa géneros como el mariachi, la banda sinaloense, el norteño, el norteño-banda, el norteño-sax, el sierreño, el sierreño-banda, el género jarocho, el género huasteco, el género huichol, el conjunto de arpa grande, el conjunto calentano, la marimba chiapaneca, la jarana yucateca, el género grupero, el tex-mex, la música de Nuevo México, el tamborazo zacatecano, la tecnobanda, el género Tierra Caliente, el duranguense, y el country en español.

Artistas del regional mexicano se caracterizan por el uso de ropa vaquera, y dentro de sus respectivos subgéneros interpretan diferentes estilos de canciones como la ranchera, el corrido, la cumbia, la charanga, el bolero, la balada, el son, la chilena, el huapango, la polka, el vals, la mazurka, entre otros.

En la década de 1990, se simplificaba en México como música grupera.[4]​ Sin embargo, para evitar confusión en el público de ascendencia mexicana en los Estados Unidos debido a que la instrumentación de cada subgénero es diferente y que la popularidad de cada subgénero varía por región en México y Estados Unidos, a principios de los años 2000 el apelativo regional mexicano también fue adoptado en México.

En México, la plataforma Spotify tiene en el regional mexicano al 20% del total de reproducciones.[5]​ Asimismo, la estación radiofónica hondureña Musiquera, que transmite una programación musical orientada a éste término, es una de las emisoras de radio por Internet más escuchadas en español.[6]

Historia[editar]

Los diferentes géneros agrupados bajo el término regional mexicano, crecieron en popularidad en los Estados Unidos en la década de 1980, debido a la alta concentración de población mexicana en ése país, y más recientemente a la disponibilidad de música a través de internet. Considerados varios de los géneros inicialmente como música para clases sociales bajas, en la actualidad son un negocio muy lucrativo y parte del mainstream en ambos lados de la frontera entre los Estados Unidos y Mexico.[4]

En la década de 1990 la revista Furia Musical, dedicada a la cobertura de música grupera, presentó los Premios Furia Musical con el fin de dar reconocimientos a los artistas agrupados en ésta denominación. En 2001 las empresas Billboard y Telemundo crearon los Premios a la Música Regional Mexicana.[7]

Referencias[editar]

  1. Shukla, Sandhya; Tinsman, Heidi (20 de julio de 2007). Imagining Our Americas: Toward a Transnational Frame (en inglés). Duke University Press. ISBN 978-0-8223-3961-8. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  2. Canclini, Néstor García; Achugar, Hugo; Aires, Editorial Universitaria de Buenos; Secretariat, Latin American Economic System Permanent (1999). Las industrias culturales en la integración latinoamericana. Secretaria Permanente del Sistema Economico Latinoamericano. ISBN 978-950-23-0946-0. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  3. Inc, Nielsen Business Media (26 de agosto de 2000). Billboard (en inglés). Nielsen Business Media, Inc. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  4. a b Cordova, Martin; Hernández-G., Manuel J; Foster, David W; García-Fernández, Carlos J; Arizona State University (2015). ASU Electronic Theses and Dissertations. Arizona State University. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  5. «Cómo se escucha el Regional Mexicano en nuestro país, según Spotify». Soy Grupero: ¡Lo mejor del mundo grupero! Entérate ahora. (en inglés). 4 de marzo de 2020. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  6. «Musiquera debuta en el primer lugar de audiencia mundial». El País (Elpais.hn). 17 de septiembre de 2018. Consultado el 15 de septiembre de 2020. 
  7. Inc, Nielsen Business Media (2 de abril de 2011). Billboard (en inglés). Nielsen Business Media, Inc. Consultado el 22 de marzo de 2020.