Luteranismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Luterano»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Luteranismo
Lutherrose.svg
La Rosa de Lutero, sello personal de Lutero que se volvió símbolo del luteranismo.
Fundador(es) Martín Lutero
Deidad o deidades principales La Santísima Trinidad: Dios Padre, Jesucristo y Espíritu Santo
Tipo Protestantismo
Número de seguidores estimado 74 000 000
Seguidores conocidos como Luteranos, as
Escrituras sagradas Biblia
País o región de origen Bandera de Alemania Augsburgo, Alemania
Lugares sagrados Bandera de Israel Jerusalén y Nazareth, Israel
Bandera de Palestina Belén, Palestina
País con mayor cantidad de seguidores Bandera de Alemania Alemania y Estados Unidos[1]
Organización internacional Federación Luterana Mundial con sede en Bandera de Suiza Ginebra, Suiza

El luteranismo es un movimiento religioso protestante inspirado institucionalmente en las enseñanzas de Martín Lutero (1483-1546) sobre el cristianismo.

Surgimiento[editar]

Algunos luteranos consideran el 31 de octubre de 1517 como el día de surgimiento de esta rama del cristianismo, fecha en la que se colocaron las 95 tesis sobre las indulgencias en la puerta de la "Iglesia de Todos los Santos" en Wittenberg, Alemania.

No obstante, cabe destacar que Lutero, personalmente, no fundó la iglesia luterana como una institución, ni planeaba que sus enseñanzas derivaran en una nueva denominación cristiana. Por el contrario, expresó, con sus propias palabras, su deseo de que eso no ocurriera, cuando declaró:

«Ruego por que dejen mi nombre en paz. No se llamen así mismos 'luteranos', sino Cristianos. ¿Quién es Lutero?, mi doctrina no es mía. Yo no he sido crucificado por nadie . ¿Cómo podría, pues, beneficiarme a mí, una bolsa miserable de polvo y cenizas, dar mi nombre a los hijos de Cristo?. Dejen, mis queridos amigos, de aferrarse a estos nombres de partidos y distinciones; fuera a todos ellos, y dejen que nos llamemos a nosotros mismos solamente cristianos, según aquel de quien nuestra doctrina viene.»

[2][3][4][5][6][7]

A pesar de ello, en la historicidad de la reforma protestante, se designó el apelativo "luterano" y "luteranismo" para referirse a la doctrina interpretativa y enseñanzas que Lutero hizo acerca del cristianismo. Este término fue usado de igual forma por la Iglesia Católica Romana para apelar a los simpatizantes de las interpretaciones cristianas que tenía Lutero, hasta que paulatinamente, fueron consolidándose diversas iglesias autodenominadas luteranas, y con ello se fue formando una denominación cristiana propiamente dicha.

Creencias[editar]

Los luteranos creen en Jesucristo como el fundador espiritual, y comparten la creencia de que Dios uno y trino (Santa Trinidad), es decir: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Además, se comparte la interpretación bíblica que hizo Lutero de que Dios no justifica a los hombres por sus obras buenas, sino más bien por su fe, lo que representa una creencia base fundamental del pensamiento luterano.

El pensamiento de Lutero se basa en el concepto de la justificación por la fe, que negaba cualquier teoría romana u ortodoxa respecto a los méritos personales aplicables a la salvación, además de rechazar completamente la mediación de los santos/vírgenes y veneración de las imágenes. Lutero denunció la venta de indulgencias y la obtención de los perdones a cambio de bienes, así como la venta de cargos eclesiásticos, prácticas que por lo tanto son rechazadas en la iglesia luterana.

El luteranismo rechaza la primacía y autoridad romana del papado como institución divina. Niega la tradición dogmática de la existencia del purgatorio. El movimiento protestante iniciado por Lutero afirma el valor único de las Escrituras y la supremacía de la fe en Jesucristo. Lutero desarrolla la doctrina del Sacerdocio Universal, en donde afirma que las Escrituras pueden ser entendidas por todos los creyentes y que cada uno puede examinarlas libremente gracias a la creación de la imprenta. Según Lutero, todos los creyentes son sacerdotes en virtud de los sacrificios espirituales de un corazón arrepentido en oración.

En sentido estricto, no se puede hablar de una sola Iglesia luterana, pues son varias las iglesias o subramas que surgen del movimiento luterano. Actualmente una rama del luteranismo está empezando a incorporarse progresivamente al evangelismo, mientras que el movimiento Neoluterano (emparentado con la tradición de la High Church anglicana) se acerca al catolicismo.

Postulados[editar]

Las ideas básicas de la teología luterana, que suelen concordar en su gran mayoría con la fe evangélica, se sintetizan en cuatro fórmulas latinas:

  1. Solo Christo (solo por Cristo): El único fundamento de la fe es Jesús. "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Corintios 3:11). "Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5)
  2. Sola gratia (solo por la Gracia): Cristo es el único que puede justificarnos. Las obras, incluidos los ritos eclesiales y cualquier otro tipo de esfuerzo humano, no son la causa de la salvación del hombre. Cristo murió por nosotros y a través de Él, por medio de la fe, somos salvos, para que nadie crea que fue salvo por su propio mérito, ni para que se glorifique de sus propias obras. Por lo tanto, la salvación es obra de la sola gracia de Dios.(Efesios 2:8-10)
  3. Sola Scriptura (solo por la Escritura): La única fuente de revelación y norma de vida son las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento.
  4. Sola fide (solo por la fe): La fe es lo único que, mediante la gracia de Dios, nos salva. Ninguna obra puede salvarnos, sino sólo la fe. Dice el apóstol Pablo: "Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá." (Romanos 1:16-17)

Doctrina luterana[editar]

LutherRose.jpg

Es importante señalar que la doctrina del luteranismo es esencialmente distinta y contrastante al catolicismo romano, y que a su vez, guarda algunas diferencias con el actual movimiento evangélico.

  1. Sacramentos: Para los luteranos, Cristo instituyó dos sacramentos: el bautismo y la eucaristía o Santa Cena (con una concepción distinta a la del catolicismo, la unión sacramental).
  2. Imágenes: Los luteranos, si bien no son tan afines a la imaginería religiosa como los católicos romanos, permiten las imágenes como medio de enseñanza.
  3. Liturgia: Los luteranos tienen una liturgia histórica proveniente de la misa pretridentina y en casi todos los casos es más conservadora que la católica romana. En algunos casos, no obstante, se puede apreciar cierta similitud en los cultos o reuniones con las formas contemporáneas de las iglesias evangélicas de hoy en día.
  4. Vestimentas y costumbres: En contraposición con el catolicismo y en total concordancia con el evangelicalismo, los pastores o ministros pueden contraer matrimonio, pueden ejercer actividades económicas lucrativas en favor propio o de la iglesia. Una característica que se conserva del catolicismo es la vestimenta que emplean los líderes espirituales, que es parecida a la de la Iglesia Católica.

Referencias[editar]

  1. Dué, Andrea; Laboa, Juan María (1998). Atlas histórico del cristianismo. Editorial San Pablo. ISBN 9788428520904. Consultado el 27 de diciembre de 2017. 
  2. John Bachmann (1853), "A Defence of Luther and the Reformation", Paxton, pág 236.
  3. Philip Schaff (1997), "History of the Christian Church, Volume VII. Modern Christianity. The German Reformation", Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, Inc. pág 582
  4. Knowles, Victor (2006), "Together in Christ: More Than a Dream", College Press, Mar 1, pág 83.
  5. http://www.christianpost.com/news/why-all-christians-are-actually-non-denominational-72136/
  6. David C. Cook (2001), "God's Little Lessons for Leaders", Honor Books, Aug 1, pág 213
  7. Michelet, Jules (1846), "The life of Luther", Universidad de Toronto, pág. 262

.

Enlaces externos[editar]