Línea Alcázar de San Juan-Cádiz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Línea Alcázar de San Juan-Cádiz
Estación de Manzanares, Ciudad Real.jpg
La línea a su paso por la estación de Manzanares.
Lugar
Ubicación EspañaFlag of Spain.svg España
Descripción
Tipo Ferrocarril
Sistema Ancho ibérico
Inicio Alcázar de San Juan
Fin Cádiz
Características técnicas
Longitud 576,90 km
Vías Doble vía (parcial)
Ancho de vía 1668 mm
Electrificación
Sistemas de seguridad BAB con CTC
BAD con CTC
BAU con CTC
Velocidad máxima 200 km/h
Propietario Adif
Explotación
Estado En uso
Operador Renfe Operadora
Esquema ¿?

BHF
Alcázar de San Juan
HST
Cinco Casas
BHF
Manzanares
CONTgq ABZgr BSicon .svg
a Ciudad Real
BHF
Valdepeñas
BHF
Santa Cruz de Mudela
BHF
Almuradiel-Viso del Marqués
eHST
Venta de Cárdenas
BHF
Vilches
exCONTgq eABZg+r BSicon .svg
a Linares
eBHF
Vadollano
BHF
Linares-Baeza
BSicon .svg ABZgl CONTfq
a Almería
eHST
Jabalquinto
BSicon .svg ABZgl+l CONTfq
a Jaén
BHF
Espeluy
BHF
Andújar
BHF
Villa del Río
eHST
Montoro
eBHF
El Carpio de Córdoba
HST
Alcolea
INT
Córdoba-Central
BSicon .svg ABZgl CONTfq
a Málaga
HST
El Higuerón
BHF
Posadas
eHST
Hornachuelos
BHF
Palma del Río
HST
Peñaflor
BHF
Lora del Río
HST
Guadajoz
CONTgq ABZgr+r BSicon .svg
a Mérida
HST
Cantillana
BHF
Brenes
BHF
La Rinconada
DST
Majarabique-Estación
CONTgq ABZgr+r BSicon .svg
a Huelva
INT
Sevilla-Santa Justa
INT
San Bernardo
HST
Virgen del Rocío
HST
Jardines de Hércules
HST
Bellavista
BHF
Dos Hermanas
HST
Cantaelgallo
BSicon .svg ABZgl CONTfq
a Marchena
BHF
Utrera
HST
Las Cabezas de San Juan
BHF
Lebrija
BHF
Aeropuerto de Jerez
DST
Jerez de la Frontera-Mercancías
BHF
Jerez de la Frontera
BHF
El Puerto de Santa María
HST
Valdegrana
BHF
Las Aletas
CONTgq ABZgr BSicon .svg
a Trocadero
HST
Puerto Real
HST
San Fernando-Centro
BHF
San Fernando-Bahía Sur
HST
Cortadura
KINTe
Cádiz

La línea Alcázar de San Juan-Cádiz es una línea de ferrocarril de 576,90 kilómetros de longitud que perteznece a la red ferroviaria española. Es la única conexión directa de la red clásica entre la Meseta y Andalucía. La apertura del Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía (NAFA) en 1992 generó una alternativa a esta saturada línea, evitando así el complejo y tradicional paso de Despeñaperros. Siguiendo la catalogación de Adif, es la línea «400».[1]

A diferencia de otras líneas, la Alcázar de San Juan-Cádiz no fue construida como tal y nace de la únión de otros trazados anteriores puestos en funcionamiento entre 1854 y 1866 por diversas compañías entre las que encuentra MZA, que construyó la parte entre Alcázar de San Juan y Córdoba, la Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Sevilla, que hizo lo propio entre Córdoba y la ciudad hispalense y la sociedad anónima del Ferrocarril de Jerez al Puerto de Santa María y Cádiz que construyó el tramo final.[2]

Historia[editar]

Construcción[editar]

Durante la década de 1850 el desarrollo de los ferrocarriles en España comenzó a despegar, tras la inauguración de las primeras líneas. En 1856[3]​ el Estado dio una concesión a la compañía francesa «Grand-Central» para construir un ferrocarril que partía desde la línea Madrid-Almansa y entraba entraba en Andalucía a través de la provincia de Jaén, avanzando hasta por Córdoba por el valle del Guadalquivir. Sin embargo, este proyecto terminaría fracasando ante las dificultades que surgieron.

En la región andaluza también había en marcha diversas iniciativas ferroviarias. En julio de 1854 entró en servicio una línea que unía Jerez de la Frontera con Trocadero.[4]​ Durante los siguientes años se pusieron en marcha otros tramos, que pasarían a manos de la Compañía del Ferrocarril de Sevilla a Jerez y Cádiz. Así, en mayo de 1860 se terminaron las obras de construcción de la línea que unía Jerez y Sevilla; finalmente, el 13 de marzo de 1861 se completó el trazado Trocadero-Cádiz.[5]

Para esas fechas ya existía un proyecto que buscaba unir por ferrocarril las ciudades de Córdoba y Sevilla, siendo la Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Sevilla la que desde 1857 emprendió las obras de construcción. Los trabajos avanzaron a buen ritmo y para mediados de 1859, tras completarse todos los tramos, ya se encontraba en servicio la nueva línea férrea.[6]

Paralelamente, en 1859 la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (MZA) puso en marcha su expansión hacia Andalucía. En abril de ese mismo año se hizo con la concesión para construir un ferrocarril que fuera desde Alcázar de San Juan hasta Ciudad Real e inició los trabajos de construcción, que se completaron en marzo de 1861.[7]​ Mientras estas obras tenían lugar, en octubre de 1860, MZA se hizo con la concesión estatal para la construcción de una línea férrea entre Manzanares y Córdoba.[8]​ Este nuevo ferrocarril, con una longitud prevista de 243,6 km,[9]​ atravesaría el puerto de Despeñaperros y el valle del Guadalquivir. Debido a las dificultades orográficas con que tropezó la empresa constructora, las obras en el tramo Manzanares-Córdoba no fueron completadas hasta septiembre 1866, fecha en que la línea quedó abierta al tráfico.[10]

Explotación[editar]

Para finales de la década de 1860 ya era posible ir en ferrocarril desde Cádiz hasta Madrid.

El enlace entre las líneas de Córdoba a Sevilla y de Sevilla a Cádiz se encontraba al norte de la capital hispalense y se realizaba a través de un ramal de unos 6 km, inaugurado en 1861.[2][11]​ Los transbordos se realizaban a través de la estación de Sevilla-Empalme. Con posterioridad, estas líneas pasaron a manos de las compañías MZA y «Andaluces», respectivamente.[12]

A la línea principal se fueron uniendo con posterioridad enlaces con otros ferrocarriles. En Córdoba, a través de la estación de Cercadilla, ya existía una conexión con la línea Córdoba-Málaga de «Andaluces». Al norte de Utrera también existía una conexión con otro ferrocarril controlado por «Andaluces», la línea Utrera-Fuente de Piedra, cuya construcción se completó en 1878. En torno a la zona de Linares también se articuló un importante nudo de enlaces ferroviarios. En 1877 la MZA inauguró un ramal ferroviario entre Vadollano y Linares,[13]​ que unía la ciudad con la línea principal Madrid-Córdoba. Varias décadas más tarde, en 1904, esta también quedó enlazada con el ferrocarril Linares-Almería a través de la estación de Baeza-Empalme.[14][15]

En 1941, con la nacionalización del ferrocarril de ancho ibérico, la línea férrea comprendida Alcázar de San Juan y Cádiz pasó a manos de RENFE. Bajo la nueva compañía, durante las siguientes décadas se electrificó la línea y en algunos tramos se introdujo doble vía. En la década de 1980 fueron clausurados al tráfico algunos ramales, como el de Linares-Vadollano o Jerez-Sanlúcar.

A finales de la década de 1980 se comenzó la construcción de un Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía (NAFA) para descongestionar la saturación que el tráfico ferroviario de esta línea había alcanzado en zonas como el puerto de Despeñaperros. Ello supuso la llegada de una nueva línea de alta velocidad, en ancho europeo estándar, y la consiguiente reorganización de los servicios ferroviarios en Sevilla y Córdoba, con la construcción de nuevas estaciones en dichas ciudades.

En enero de 2005, con la división de RENFE en Renfe Operadora y Adif, la línea pasó a depender de esta última.

Desde finales del siglo XX la antigua línea Sevilla-Cádiz ha sido sometida a diversas mejoras e intervenciones, en vistas de su futura transformación en una línea de alta velocidad.[16]​ Como parte de dicho esfuerzo, se ha procedido a una progresiva introducción de la doble vía a lo largo de todo el trazado.[16]​ Entre los años 2000 y 2002 buena parte del trazado que transcurre por la ciudad de Cádiz fue soterrado, siendo también construida una nueva estación terminal que sustituía a la anterior de «Andaluces». Además, en 2013 se completó la llamada «nueva variante de Lebrija», que suponía la entrada en servicio de un nuevo trazado en el tramo comprendido entre las estaciones de Cabezas de San Juan y Aeropuerto de Jerez.[17]

Características[editar]

Su punto fuerte lo constituye su importancia como eje principal de la red convencional para conectar Andalucía con el centro de España. Esta línea de 576,90 kilómetros de longitud, en ancho ibérico, está totalmente electrificada a 3 KV.

No cuenta, sin embargo, con doble vía en todo su recorrido, lo que lo facilita cuellos de botella en alguno de sus puntos y explica la saturación de la misma especialmente antes de construirse la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla. Los tramos con vía única se encuentran comprendidos entre las estaciones de Santa Cruz de Mudela y Vadollano —lo que se corresponde esencialmente con el paso de Despeñaperros— y entre Linares-Baeza y Lora del Río.[18]

En términos de velocidad es una línea clásica con buen rendimiento, ya que permite en general velocidades máximas de 160 km/h con algunas reducciones a 140-130-135 km/h en zonas como Despeñaperros, entre Córdoba y Linares-Baeza y en la zona de Utrera hasta Jerez.[18]​ Por contra, el tramo final permite en algunos puntos velocidades máximas de hasta 200 km/h debido a que el recorrido entre Sevilla y Cádiz el trazado clásico está siendo duplicado y adaptado a la alta velocidad, con traviesas polívalentes para facilitar un futuro cambio del actual ancho ibérico a un ancho UIC.

La línea emplea tres tipos de Bloqueos de seguridad: el Bloqueo Automático de Vía Doble Banalizada (BAB), el Bloqueo Automático en Vía Doble (BAD) y el Bloqueo Automático en Vía Única (BAU), todos ellos con CTC (Control de Tráfico Centralizado).[18]

Tráfico ferroviario[editar]

La línea cuenta con un intenso tráfico ferroviario tanto de pasajeros como de mercancías. Usan el trazado numerosos trenes de largo recorrido que provienen tanto del centro como del Levante para proseguir hasta las principales ciudades andaluzas. Tampoco faltan líneas de Media Distancia usando la infraestructura especialmente en Andalucía y entre Castilla La Mancha y Extremadura partiendo de Alcázar de San Juan. Además, tanto Cercanías Sevilla parcialmente como Cercanías Cádiz en su totalidad recorren el trazado.

Según datos del año 2010, el tramo Alcázar de San Juan-Sevilla recibe una media de entre 40 y 10 trenes de mercancías diarios. Mucho menor es este tipo de circulaciones en su tramo final entre Sevilla y Cádiz.[19]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Red ferroviaria española». Ministerio de Fomento. Archivado desde el original el 18 de octubre de 2013. Consultado el 10 de mayo de 2013. 
  2. a b García Raya, 2006.
  3. Gallego Palomares, 2009, p. 58.
  4. Lomas Salmonte y et al, 2005, p. 515.
  5. Lomas Salmonte y et al, 2005, pp. 515-516.
  6. Wais, 1974, pp. 193-194.
  7. Wais, 1974, p. 183.
  8. Wais, 1974, p. 184.
  9. López Morell, 2005, p. 168.
  10. Rodríguez Lázaro, 2000, p. 28.
  11. del Moral Ituarte, 1991, p. 224-226.
  12. del Moral Ituarte, 1991, p. 224.
  13. Martínez Aguilar, 2012, p. 125.
  14. Pintado Quintana, 2006.
  15. Burgos, Olmo García y Sáez, 2012, p. 178.
  16. a b López-Luzzatti, Julio-agosto de 2013, p. 30.
  17. López-Luzzatti, Julio-agosto de 2013, pp. 28-34.
  18. a b c «Declaración sobre la red (2013)». Adif. Consultado el 10 de mayo de 2013. 
  19. «Tráfico terrestre de mercancías». página 14: Ministerio de Fomento. Consultado el 14 de mayo de 2013. 

Bibliografía[editar]