Incendio del supermercado Ycuá Bolaños

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Incendio del supermercado Ycuá Bolaños
Ycuá Bolaños IV "Botanico".jpg
Fachada del local, foto tomada antes de la tragedia.
Fecha 1 de agosto de 2004
Hora 11:20 (UTC-4)
Causa Incendio provocado por acumulación de grasa, carbonilla en la chimenea del Patio de Comidas.
Lugar Ycuá Bolaños: Botánico (Barrio Trinidad)
Bandera de ParaguayAsunción, Paraguay
Coordenadas 25°15′24″S 57°35′02″O / -25.2567, -57.5839Coordenadas: 25°15′24″S 57°35′02″O / -25.2567, -57.5839
Fallecidos 327[1][2]
Heridos 249[3]
Desaparecidos 6

El incendio del supermercado Ycuá Bolaños, conocido también como la Tragedia de Ycuá Bolaños (abreviada 1-A-04 o 1-A), es considerada la peor tragedia en tiempos de paz en la historia de la República del Paraguay desde la Guerra del Chaco.[4]​ Ocurrió el domingo 1 de agosto de 2004 dentro del supermercado Ycua Bolaños sucursal "Botánico", del Barrio Trinidad de Asunción, la capital del país. Aquel día, aproximadamente a las 11:20 horas de la mañana (hora local), se desató un gran incendio, que comenzó horas antes por una combustión de grasa y carbonilla acumulada en una de las chimeneas de la sección del restaurante debido a la falta de mantenimiento y limpieza. El fuego fue propagándose por encima del cielorraso, el cual cedió y arrasó con todo el local. Según informes policiales y de testigos, al momento de producirse el accidente los guardias de seguridad, siguiendo órdenes de los dueños del establecimiento, cerraron las puertas del recinto para evitar que las personas escaparan con bienes que no hubieran pagado, provocando así luego la muerte de numerosas personas.

Como resultado, según la Corte Suprema de Justicia de Paraguay, 327 personas perdieron la vida, 249 resultaron heridas de diversa consideración[5]​y 6 siguen «desaparecidos». Las cifras oficiales aún son materia de debate, en especial por los familiares de las víctimas, quienes aseguran que los números son mayores. Las causas de muerte más frecuentes fueron las quemaduras, intoxicaciones por gas inhalado, asfixias por la avalancha de personas, y posteriores complicaciones de algunos sobrevivientes.[6]

Fueron varios los imputados por el hecho, entre ellos los funcionarios municipales competentes, los guardias, los propietarios y accionistas del local, y el arquitecto encargado de la obra. Debido al cierre de las puertas, fueron imputados el dueño de la cadena Juan Pío Paiva, su hijo Víctor Daniel Paiva y el guardia Daniel Areco. El juicio contra estos, que duró más de cuatro meses, culminó en primera instancia el 5 de diciembre de 2006, cuando el tribunal, con los votos de dos de sus tres jueces, los condenó como responsables de «homicidio culposo» con una pena de 5 años de prisión, en vez de los 25 años que solicitaban los querellantes y la fiscalía como autores del delito de «homicidio doloso agravado». Esta decisión provocó graves incidentes en la capital de Paraguay,[7]​ al considerarse que las penas eran muy bajas. Mientras el último juez leía los fundamentos de su decisión, las víctimas saltaron de sus asientos y tiraron las sillas contra los jueces, viéndose interrumpida la lectura de la sentencia. Este hecho ha sido argumentado por diversas instancias judiciales y por querellantes para sostener que en este juicio no hubo sentencia, puesto que no se leyó completamente la decisión de los jueces, y el proceso quedó interrumpido antes de su conclusión. Finalmente al reanudarse el juicio, luego de varias suspensiones, éstos fueron condenados ya por «homicidio doloso» con una pena de iba de 5 a 25 años.

Se encuentra en construcción de un memorial, será un conglomerado arquitectónico que incluirá un monumento, jardines, capilla ecuménica y sitio de recordación que tendrá por objetivo homenajear a las víctimas.[8]

El edificio[editar]

El supermercado siniestrado formaba parte de una cadena de supermercados "Ycua Bolaños" (1987-2006), siendo el del Botánico "IV-V" el último y más moderno de la cadena. El edificio donde se produjo el incendio había sido inaugurado tres años antes, en diciembre de 2001, ubicado sobre las Avenidas Artigas y Santísima Trinidad de Asunción, siendo uno de los más modernos de la cadena y de la ciudad en ese entonces.

Abarcaba una superficie de 12.000 metros cuadrados, contaba con estacionamientos para más de 350 vehículos, además de oficinas y un restaurante. Había sido autorizado para su funcionamiento por las autoridades del municipio de Asunción, pese a que informes periciales lo calificaron con posterioridad como "una bomba de tiempo".[9]​ Según esos informes y declaraciones a la prensa de uno de los abogados defensores de los dueños de la firma, se estableció que "Tres de los ductos de la parrilla, de la panadería, de la confitería y la rotisería, no salían al exterior. Lo que significa que había una gran cantidad de humo y gases que desde la misma inauguración del supermercado se iban acumulando en la cámara que se formó entre el cielo raso y el techo del edificio que permitió una acumulación de gases de 9.000 metros cúbicos".[6]

Al no contar con medidas de extracción del material altamente inflamable acumulado en el recinto, este terminó convirtiéndose en una trampa mortal. Pese a lo anterior, la municipalidad afirma que en los planos el recinto contaba con alarma de incendio (que no se activó), extintores, rociadores, señalética y otras medidas preventivas en caso de incendio o emergencia.

Cronología[editar]

Momento del incendio[editar]

Una de las muchas cajas registradoras que fueron afectadas por el fuego.

El primer indicio de llamas se presentó alrededor de las 9:00 de la mañana, momento en que empezó a prenderse fuego dentro del interior de la chimenea del restaurante, debido a la acumulación de grasa, carbonilla y humo en este, sumándole el calor acumulado -especialmente sobre el "codo" de la chimenea (que tenía la salida al exterior en forma de "S")- expandiéndose por encima del cielorraso hasta el tinglado. El fuego empezó a correr a través de todo el cielorraso -que no contaba con ventilación ni extractores eólicos- causando una pequeña explosión al encontrarse con los vapores emitidos por los hornos eléctricos de la panadería. Este pequeño incendio pasó desapercibido, sólo era conocimiento de algunos empleados del local.[10]​ Luego alrededor de las 11:20, la presión -debido al fuego- aumentó dentro del cielorraso, desplomándose el cielorraso junto con el fuego, causando a su vez los efectos de Backdraft y Flashover -que causó la muerte de personas en segundos-. Esto ocurrió justo cuando el local se encontraba abarrotado, unas 800 personas aproximadamente.

Esto provocó una estampida hacia las salidas durante la cual el recinto se llenó de humo y se produjo un apagón. Al llegar a las puertas, los compradores descubrieron que éstas se encontraban cerradas, por lo que no pudieron huir, quedando todos encerrados en una gran pira funeraria. Según la prensa y las declaraciones vertidas durante el proceso criminal, las puertas fueron cerradas por órdenes de los superiores, con el fin de no dejar que nadie saliera sin pagar por los bienes del supermercado -aunque según los dueños, ellos niegan rotundamente lo de la orden. Según ellos, el que dio la orden había fallecido en el incendio. Otras fuentes cercanas refieren a que en aquella época, el cierre de puertas en caso de incidentes era ya una orden pre-establecida, para evitar robos-.[11]

“Yo no ordené el cierre de puertas porque yo no estaba en el momento del incendio. La máxima autoridad en mi ausencia era Vicente Ruiz, el gerente de operaciones, que murió en la tragedia. Yo no digo que no se cerró, pero no se pudo haber cerrado con llave porque la persona que abre y cierra todas las puertas tiene los domingos su día libre. Solo cuando hay apagones existe la orden de cerrar puertas."
Daniel Paiva, hijo del dueño del supermercado.[12]

Un bombero de la Segunda Compañía (Trinidad), Juan Valiente, fue el primero que llegó al lugar del incendio. Él se encontraba de civil cuando vio la enorme humareda negra que surgió del Ycuá Bolaños. Intentó impedir que las puertas se cerraran, pero el guardia de seguridad del local disparó con su arma de fuego al aire dos veces para que se alejara. Desde allí, los trabajos de rescate en los primeros minutos no pararon, los cuales estuvieron a cargo de bomberos voluntarios, policías y civiles, para luego ir acoplándose socorristas y militares.

"Cuando llegué traté de ingresar al estacionamiento y no pude, porque el humo era muy denso. Entonces traté de entrar por el acceso que está en Artigas y Santísima Trinidad. Accedí hasta la zona de las cajas y había un guardia ahí tratando de cerrar un portón de rejas. Me interpuse y me cerró la puerta en la mano. Yo estaba de particular, pero me identifiqué como bombero y le mostré mi credencial. Traté de empujar el portón con otra gente que había ahí y al guardia, que solo gritaba "Orden, orden", se le cayó su escopeta. Entonces sacó un revólver y pegó dos tiros al aire. Creo que ese guardia murió. El me dijo: "Remanose pio?" y yo le dije que igual íbamos a morir todos. Después le atajamos entre varios y así pudimos sacar gente del patio de comidas, cajeras. Cuando hubo la segunda explosión, mediana, ya no pudimos seguir. Pienso que de no ser porque el guardia trataba de cerrar el portón hubiera salido más gente. Al salir, pude ver al hijo del dueño, -Daniel Paiva-, afuera hablando por teléfono."
Juan Carlos Valiente, bombero. [13]

La primera dotación Bomberos de Asunción que llegó al lugar ingresó por la entrada del estacionamiento del local con el objetivo de una búsqueda de posibles víctimas y la otra unidad, con ayuda de policías y civiles, pudo abrir un boquete en la pared de vidrio que daba lateralmente a la rampa. Este boquete fue el principal acceso que pudieron tener los bomberos para el rescate, ya que la cantidad de humo denso que salía del estacionamiento impedía el acceso y el rescate de víctimas. Por su parte, la mayoría de la segunda dotación, quienes trabajaron arduamente por el boquete, pudieron conseguir rescatar a varias personas, entre ellos funcionarios del local y niños; así lo confirmó el conductor de uno de los primeros móviles del lugar, Carlos Samaniego. Este lugar de la rampa fue el sitio en donde más cuerpos estaban apilonados.

El bombero Eris Cabrera comentó que era un verdadero infierno y que, inclusive, los bomberos tuvieron que abrirse paso entre cientos de cuerpos calcinados en busca de más víctimas con vida. Los cuerpos fueron llevados a la discoteca "Tropiclub", ubicada en frente mismo del local siniestrado, que en ese momento funcionó como morgue provisoria, para el reconocimiento de las víctimas. Luego en horas de la tarde los cádaveres aun no reconocidos fueron transladados a la antigua sede de la Caballería.


Luego del incendio[editar]

A pesar de todas las dificultades encontradas, pudieron rescatar y trasladar a muchas víctimas con vida en patrullas y camionetas particulares, ya que las ambulancias disponibles no daban abasto. Todo este proceso de rescate duró varias horas. Para extinguir el fuego fue necesaria la presencia de más de cincuenta vehículos y más de 1.000 bomberos, que fueron ayudados, a su vez, por miembros del ejército y de la policía, incluyendo bomberos de la Provincia de Formosa, Argentina.[14]​ La extinción completa tomó cerca de 8 horas; los primeros heridos fueron derivados a distintos hospitales de la capital y alrededores, los cuales se vieron superados por la magnitud de la tragedia.

Muchas personas fueron rescatadas con vida de baños y depósitos que les sirvieron de resguardo del calor y el fuego; inclusive, algunos fueron rescatados dentro de refrigeradores. Testimonios de sobrevivientes, relataron que el baño donde estaban refugiados contenía duchas y con eso podían refrescarse del intenso calor. El día posterior a la tragedia se pudo llegar a rescatar una cantidad importante de cuerpos. Las instalaciones del siniestrado supermercado Ycuá Bolaños fueron revisadas sin éxito varias veces por funcionarios del Centro de Investigación Judicial y Bomberos Voluntarios a petición de los familiares de los desaparecidos. Más de 100 cadáveres quedaron prácticamente irreconocibles debido a la gravedad de las quemaduras, hasta el punto de quedar gran parte de sus cuerpos en cenizas, por lo que tuvieron que ser identificados mediante pruebas de ADN, dactilares y odontológicas.[15]​Hasta el día de hoy, siguen desaparecidos seis personas (cuatro mujeres y dos varones), de los cuales sus restos nunca fueron encontrados.

Según conclusiones del cuerpo de bomberos, este caso fue una situación que superó todos los protocolos de emergencia debido a la cantidad de víctimas y la magnitud del siniestro. Aunque muchas decisiones se tomaron por instinto, el entrenamiento que el personal tenía sobre seguridad en incendios estructurales fue de mucha ayuda en la atención de la emergencia. Ningún oficial del cuerpo de bomberos falleció durante las labores de rescate; aunque algunos tuvieron que ser hospitalizados por intoxicaciones leves.[16]

Especialistas de Paraguay, Chile, Argentina y Estados Unidos, coincidieron en que la tragedia fue un accidente, descartando así un atentado.[17]​ El incendio fue resultado de un conjunto de factores que coincidieron trágicamente, como la falta de mantenimiento y limpieza de las chimeneas, error de diseño en la construcción (chimenea en forma de "S", que facilitaba la acumulación de elementos contaminantes y a su vez un aumento de temperatura), chimeneas falsas, ausencia de extractores eólicos. En aquel momento habían grandes vacíos en el reglamento acerca de la prevención de incendios: Insuficientes e inadecuadas salidas de emergencias ya que eran cortas y no podían abrirse hacia afuera como lo estipulan las regulaciones, negligencia de parte de los propietarios del local y las autoridades competentes, entre otros.[18]

A solicitud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el presidente de Brasil, Lula da Silva, ordenó la donación de 30 a 50 respiradores mecánicos,[19]​ mientras que Argentina por orden del presidente Néstor Kirchner ordenó el envío de un avión Hércules con insumos, suminitros, y personal médico pocas horas después del desastre, de la misma manera que puso a disposición de Paraguay 50 camas UTI y 200 camas de internación clínica, para superar la sobredemanda.[20]​ Chile, por su parte, por orden del presidente Ricardo Lagos, puso a disposición un hospital de campaña, suministros médicos y médicos y enfermeras especialistas en quemaduras de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado.[21][22]

Proceso y juicio[editar]

Santuario de las víctimas del Ycuá Bolaños, ubicado en el siniestrado supermercado.
Entrada principal del supermercado Ycuá Bolaños.

Al poco tiempo de haberse controlado el incendio, las múltiples acusaciones apuntaban a que los dueños del supermercado habrían ordenado el cierre de las puertas para evitar robos, sin considerar la grave situación que se vivía. El propietario de la firma Juan Pío Paiva, su hijo Víctor Daniel Paiva y al guardia Daniel Areco fueron procesados por los tribunales de Paraguay, en la investigación realizada por la fiscalía. Esta investigación concluyó que por orden del Juan Paiva, instrucciones refrendadas por su hijo Víctor, las puertas del local fueron cerradas provocando la tragedia. Todos ellos fueron detenidos y apresados por orden de la fiscalía, acusados de “homicidio doloso agravado”, con una pena asignada de hasta 25 años de cárcel.

Después de una larga investigación, se realizó un extenso juicio que duró más de cuatro meses en un recinto deportivo militar. El tribunal compuesto por tres personas dictó su sentencia el 5 de diciembre de 2006, en la cual dos de los magistrados encontraron que la fiscalía no logró probar la participación dolosa de los inculpados, cabiéndoles sólo responsabilidad como autores de “homicidio culposo”, que tiene asignada una pena máxima de 5 años.[23]​ Mientras el último juez leía los fundamentos de su decisión, los familiares de las víctimas provocaron graves desórdenes al considerarse que las penas por la muerte de casi 400 personas eran muy bajas, saltando de sus asientos y tirando las sillas contra los jueces, no concluyéndose la lectura de la sentencia.

Las protestas salieron del lugar donde se realizaba el juicio para concentrarse en las oficinas centrales de la empresa Ycuá Bolaños, donde la policía intervino dejando un saldo de más de 60 detenidos y 49 heridos de diversa consideración.[cita requerida] Estas masivas protestas prosiguieron durante varios días, durante las cuales incluso el presidente de Paraguay Nicanor Duarte declaró que las penas eran demasiado bajas.

"Hoy hubo una sentencia no adecuada a la realidad de los hechos y a su gravedad. Ya conversé con el fiscal general del Estado, solicitándole, con todo respeto, que pida que estos dos jueces se aparten del juicio"
Nicanor Duarte Frutos, ex-presidente de Paraguay. 05/12/2006[24]

Sin embargo, para las víctimas no hubo sentencia puesto que no se leyó completamente la decisión de los jueces y el proceso quedó interrumpido antes de su conclusión. La Corte Suprema de Justicia de Paraguay admitió esta tesis al rechazar los recursos de inconstitucionalidad contra la resolución que apartó de la causa a los jueces Helio Ovelar y Manuel Aguirre –quienes estuvieron a favor de calificar el hecho como homicidio culposo, no así la jueza Dody Báez, que estimó que el hecho configuraba un homicidio doloso–, sosteniendo que no exitió arbitrariedad ni violación a las garantías constitucionales. Dicha resolución de la Corte Suprema de Justicia dio vía libre para la realización de un nuevo juicio.[25]

Finalmente, se instaló el tribunal y el 8 de agosto de 2007 se inició la audiencia de juicio. Sin embargo, la defensa solicitó que se determinara el carácter del juicio, es decir, si el anterior fue anulado o se está prosiguiendo con aquél y, debido a que el tribunal dispuso que los incidentes se resolverían al final de la audiencia, la defensa de Víctor Paiva y otros presentaron una solicitud de recusación contra los jueces, sobre la base de una supuesta opinión previa sobre la nulidad del juicio, lo que provocó la suspensión de la audiencia, que generó pesar en las víctimas.[26][27]​ Las víctimas protestaron por tal dilación, exigiendo la continuidad del proceso.[28]​ Mientras se resolvían los incidentes dilatorios, el tribunal de sentencia del caso, denegó un pedido de libertad que había presentado Juan Pío Paiva.[29][30]

El juicio volvió a reiniciarse el 31 de agosto de 2007, continuando los debates sobre el tipo de homicidio provocado durante la tragedia.[31]​ Debido a un incidente previo planteado por la defensa, el tribunal de sentencia determinó, finalmente, que se estaba llevando un nuevo juicio que no puede entenderse como un doble juzgamiento[32]​ ya que el anterior juicio quedó nulo por no haber concluido.[33]

El 7 de septiembre del mismo año, Víctor Daniel Paiva recuperó la libertad, pero con restricciones impuestas.[34][35]​ Ante ello, las organizaciones de apoyo a las víctimas del incendio se manifestaron en contra a dicha medida, tanto en la sede del Poder Judicial, como frente al único local que aún pertenecía a la cadena Ycuá Bolaños.[36][37][38]​ El 10 de septiembre de 2007, Juan Pío Paiva recuperó la libertad.[39][40]​ Las víctimas continuaron manifestándose en contra de estas medidas.[41]

Cierre del debate e inicio de las deliberaciones[editar]

El 9 de enero de 2008 el Tribunal de Sentencia dio por terminado el debate del juicio y dispuso el inicio de las deliberaciones sobre el caso, anunciando que la lectura íntegra y completa de la sentencia se daría recién el 2 de febrero del mismo año, aduciendo que la complejidad de la causa exigía un largo y detenido análisis.[42]

Días antes de la lectura del juicio, el Tribunal dictó diversas medidas de seguridad, entre ellas la de establecer un perímetro de seguridad de trescientos metros donde se dispuso la prohibición de toda manifestación pública. Las víctimas protestaron contra esta medida de seguridad por calificarla de exagerada, ya que el orden constitucional de Paraguay no permitiría este tipo de medidas judiciales.[43][44][45]​ Posteriormente, las víctimas llamaron a una vigilia a toda la ciudadanía paraguaya, plegándose a ésta más de cuarenta organizaciones ciudadanas y sociales.[46]

Las expectativas de las víctimas fueron de obtener una sentencia por homicidio doloso hasta que no habría "justicia para el caso". Felipe Palacios, sobreviviente del incendio y que perdió a sus tres hijas pequeñas, declaró a Última Hora que

"La plata hace y deshace en este país, y en la causa del Ycuá Bolaños murieron 400 personas sin trayectoria, sin nombre, sin importancia para el manejo del Estado. La vida de ellos no importa, si se van a comprar nomás nuevos votos. Acá los que mataron son gentes de plata que financian al Estado y a este sistema corrupto, prebendario y temerario, y bajo este sistema la vida no vale nada"
Felipe Palacios, sobreviviente. Ultima Hora 31/01/2008.[47]

Por su parte Francisca Giménez, que perdió a su hija y a sus tres nietos, expresó "Confío en que se haga justicia y que a los acusados se les dará una sentencia ejemplar"[48]​ Entretando, el 31 de enero la prensa paraguaya anunció que el Tribunal de Sentencia suspendería la lectura de la sentencia si es que se violaban las medidas de seguridad.[49]

Sentencia[editar]

Tanto la prensa nacional como internacional se reunió para conocer el fallo en el caso.[50]​ La lectura de la sentencia se inició a las 9:00, hora de Paraguay (13:00 UTC) de la mañana de la fecha indicada.[51][52]​ Luego de la exposición de los argumentos de rigor, en la que algunas familiares de víctimas se desmayaron,[53]​ el Tribunal determinó que los acusados principales: Víctor Daniel Paiva, Juan Pío Paiva y Daniel Areco, eran culpables de "homicidio doloso simple" por dolo eventual,[54]​ "homicidio doloso en grado de tentativa agravada" y "exposición de personas a lugares de trabajo peligroso" (los dos primeros delitos relacionados jurídicamente y el tercero en referencia a las condiciones del edificio siniestrado), lo cual significaba una pena de 5 a 15 años de prisión según el Código Penal Paraguayo. Humberto Casaccia fue el único miembro del directorio de la empresa, a parte de los Paiva, que fue condenado.[55]​Ya que la causa fue dividida en 3 partes, los siguientes condenados fueron sentenciados a las siguientes penas:

  • Juan Pío Paiva (propietario): 12 años de cárcel: Homicidio doloso en grado eventual y exposición de personas a lugares de trabajo peligrosos.
  • Víctor Daniel Paiva (co-propietario): 10 años de cárcel: Homicidio doloso y Homicidio en grado de tentativa acabada.
  • Daniel Areco (guardia): 5 años de cárcel: Homicidio doloso y Homicidio en grado de tentativa acabada.
  • Humberto Casaccia (accionista): 2 años y 6 meses de cárcel: Exposición de personas a lugares de trabajo peligrosos.
  • Bernardo Izmachoviez (arquitecto): 2 años de cárcel. Actividades peligrosas por fallas en la construcción.
  • Jorge Gamarra Morínigo (funcionario municipal): 1 año y 6 meses de cárcel: Producción de Riesgos Comunes. Falta de Fiscalización de la Obra.
  • Jesús María Insaurralde (funcionario municipal): 1 año y 6 meses de cárcel: Producción de Riesgos Comunes. Falta de Fiscalización de la Obra.
  • Rodrigo Castillo Fraccia (funcionario municipal): 1 año y 6 meses de cárcel: Producción de Riesgos Comunes. Falta de Fiscalización de la Obra.

Areco, al haber cumplido las 2/3 partes de su condena, ya pudo solicitar su libertad condicional.[56]​ Fueron absueltos en este proceso: María Victoria Cáceres de Paiva (cónyuge de Juan Pío y accionista de la empresa), Antolina Burgos de Casaccia (cónyuge de Humberto) y Agustín Alfonso (miembro del directorio empresarial).

Por otro lado, la sentencia dispuso expresamente que los condenados no irían a la cárcel hasta que quede firme la sentencia (hecho que puede tardar meses ya que la misma sería apelada).[57]​ Las víctimas si bien admitieron que fue una victoria que se haya logrado la condena por homicidio doloso (algo obtenido por la presión que ejercieron según ellos) expresaron su total decepción y rechazo por las leves condenas y los beneficios que obtuvieron los condenados.[56][58][59][60][61]​ Incluso algunas víctimas, en arrebatos de rabia, expresaron que harían justicia por mano propia.[56]

El martes 23 de diciembre de 2014 queda en libertad Juan Pio Paiva, con los dictámenes favorables de psicólogos, buena conducta dentro de la cárcel y tras haber cumplido los años mínimos de encierro. Paiva era la última de las personas que guardaba reclusión por el incendio. Por la misma vía de la libertad condicional ya habían salido de prisión Víctor Daniel Paiva (en libertad desde marzo del 2013), condenado a 10 años de cárcel, y el guardia Daniel Areco (en libertad desde septiembre del 2007), quien fue sentenciado a 5 años.[62]

Efectos[editar]

El presidente de ese entonces, Nicanor Duarte Frutos, decretó tres días de duelo nacional, durante el cual las banderas permanecieron a media asta.[63]​ Esta tragedia sucedió poco tiempo antes del trágico incendio en la discoteca República Cromañón en Buenos Aires, Argentina, lo que reforzó la exigencia de control por parte de los organismos municipales de todos los países de América del Sur en cuanto a materia de seguridad en los recintos de acceso público.

La falta de un proceso judicial confiable y la inmensidad de la tragedia humana han provocado nuevas víctimas entre los familiares y sobrevivientes de la tragedia, debido a que muchos de ellos contraen enfermedades psicosomáticas, complicaciones de salud física-mental, mueren de ataques cardíacos, o se suicidan por depresión.[64][65]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Según fuente oficial, la cifra de fallecidos es de 327. Pero si se toman en cuenta fuentes extraoficiales, y de parte de las víctimas, la cifra asciende a alrededor de 400 fallecidos. Varias fuentes concuerdan en que esta cifra varía entre los 350 y 400. Se cree que muchas muertes posteriores al incendio, las autoridades la dejaron de relacionar con el incidente del Ycuá Bolaños.
  2. http://www.pj.gov.py/notas/1259-acusados-del-caso-ycua-bolanos-fueron-condenados-por-homicidio-doloso.
  3. Según fuente oficial, la cifra de heridos es de 249. Pero esta cifra es muy discutida, ya que en otras fuentes señalan 258 heridos, y en otros alrededor de 400-500. Muchos casos fueron desestimados con relación a la tragedia.
  4. http://www.abc.com.py/edicion-impresa/policiales/mas-de-300-personas-mueren-al-explotar-supermercado-ycua-bolanos-777539.html
  5. http://www.pj.gov.py/notas/1259-acusados-del-caso-ycua-bolanos-fueron-condenados-por-homicidio-doloso
  6. a b BBC Mundo, 1 de agosto de 2005. "Paraguay: a un año de la tragedia"
  7. REL-UITA, 8 de diciembre de 2006. "Un fallo que volvió a calcinar a los muertos
  8. http://www.ultimahora.com/se-lanza-concurso-sitio-memoria-ycua-bolanos-n957209.html
  9. El Clarín, 3 de agosto de 2004. "Un guardia admite que ordenaron cerrar las puertas del súper"
  10. https://elpais.com/internacional/2004/08/10/actualidad/1092088809_850215.html
  11. El Clarín, 3 de agosto de 2004. "Un guardia admite que ordenaron cerrar las puertas del súper".
  12. https://www.nacion.com/el-mundo/en-paraguay-culpan-a-gerente-por-tragedia-en-supermercado/VQGH4CL4WRAZBC5HK2BAYDGT24/story/
  13. http://www.abc.com.py/edicion-impresa/policiales/quise-abrir-la-puerta-y-un-guardia-disparo-dos-tiros-778184.html
  14. Desastres. org, 30 de julio de 2005. "Incendio en Ycua Bolaños fue la mayor catástrofe en tiempos de paz, según bombero
  15. http://misionesonline.net/2004/08/04/asuncion-quedan-mas-de-100-cadaveres-irreconocibles/
  16. http://www.bomberosasuncion.org/ycuabolanos
  17. http://www.pj.gov.py/notas/1138-el-incendio-del-ycua-fue-un-accidente-previsible-concluyen-los-bomberos
  18. http://cuandomedetengo.blogspot.com/2009/04/la-tragedia-del-ycua-bolanos-capitulo-1.html
  19. Organización Panamericana de la Salud, 2 de agosto de 2004. "Incendio supermercado Ycua Bolaños – Paraguay. Informe Preliminar
  20. Ministerio de Salud de Argentina, 1 de agosto de 2004. "Incendio Icuá Bolaños"
  21. Radio Cooperativa, 3 de agosto de 2004. "Heridos en incendio en Asunción podrán ser rehabilitados en Chile
  22. ALOG - Chile. "DHL Express lidera red de ayuda al Paraguay
  23. EMOL, 5 de diciembre de 2005. "Cuarenta heridos en Paraguay tras sentencia a dueños de supermercado incendiado en 2004"
  24. https://www.lanacion.com.ar/865143-paraguay-graves-incidentes-tras-un-polemico-fallo-judicial
  25. La Nación, Paraguay Ya es inminente nuevo juicio oral por el caso Ycuá Bolaños
  26. La Nación, Paraguay, De nuevo se paraliza el juicio por Ycuá Bolaños
  27. Radio Viva, Ineptitud judicial provocó aplazamiento del juicio, afirman
  28. Víctimas del Ycuá exigen frente al Palacio de Justicia el reinicio del juicio.
  29. «Tribunal del caso Ycuá niega libertad a Juan Pío Paiva». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 21 de agosto de 2007. 
  30. Caso Ycuá: El Tribunal no hizo lugar al pedido de libertad de Juan Pío Paiva
  31. Hoy se reinicia el juicio del Ycuá
  32. Ycuá Bolaños: Tribunal de Sentencia declara que es un nuevo juicio
  33. «Tribunal del Ycuá "deja por el suelo" todos los pedidos de los procesados». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 6 de septiembre de 2007. 
  34. Víctor Daniel Paiva está libre
  35. El Tribunal de Sentencia confirma la libertad de Víctor Paiva
  36. «Otro día de ira». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 8 de septiembre de 2007. 
  37. El día en que Víctor Daniel Paiva salió libre
  38. Cascos azules reprimen a manifestantes frente al Ycuá 1
  39. Juan Pío Paiva también está en libertad
  40. «Ahora quedó libre Juan Pío Paiva». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 11 de septiembre de 2007. 
  41. «Víctimas del Ycuá quemaron basuras y huesos tras una marcha, anoche». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 11 de septiembre de 2007. 
  42. «Culminó debate en juicio Ycuá Bolaños y Tribunal dará fallo el día 2 de febrero». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 1 de febrero de 2008. 
  43. «Víctimas del Ycuá cuestionan el exagerado operativo policial». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 2 de febrero de 2008. 
  44. «Extremas medidas de seguridad efectuará la Policía en finalización del juicio del Ycuá». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 2 de febrero de 2008. 
  45. Paraguay: De Como Un "Tribunal" Declara Estado de Sitio
  46. «CAMPAÑA DE OBSERVACIÓN SOBRE YCUÁ BOLAÑOS». Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 1 de febrero de 2008. 
  47. http://www.ultimahora.com/notas/92164-V%EDctimas:-Esperanzados-e-incr%E9dulos-ante-sentencia
  48. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Víctimas: Esperanzados e incrédulos
  49. Caso Ycuá: Lectura del fallo podría suspenderse
  50. El caso Ycuá Bolaños y su repercusión internacional
  51. «Comenzó la lectura del veredicto.». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 2 de febrero de 2008. 
  52. «Lectura del Tribunal de Sentencia Ycuá Bolaños». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 2 de febrero de 2008. 
  53. «lectura de la sentencia interrumpida brevemente por el desvanecimiento de una mujer». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 3 de febrero de 2008. 
  54. La sentencia: "Juan Paiva tuvo una conducta homicida"
  55. «"Son culpables por homicidio doloso simple"». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 2 de febrero de 2008. 
  56. a b c «Solo 12 años de prisión para Paiva». Archivado desde el original el 9 de abril de 2008. Consultado el 3 de febrero de 2008. 
  57. Condenados, pero...
  58. Dolor e impotencia entre las víctimas y familiares
  59. La sentencia en el caso Ycuá : 4 condenados y 3 absueltos
  60. Llanto y sufrimiento rememoran el trágico 1-A
  61. YCUA: LAS IMÁGENES DE LA LECTURA DE LA SENTENCIA
  62. «Ycuá: Juan Pío Paiva, libre». ABC Color. 23 de diciembre de 2014. 
  63. http://www.abc.com.py/edicion-impresa/policiales/hoy-es-duelo-nacional-segun-decreto-del-pe-777537.html
  64. Ycuá: El entierro de otra víctima
  65. Ycuá: Hijo de víctima queda en estado vegetativo tras intentar suicidarse

Enlaces externos[editar]