Francisco de Paula Bucarelli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Francisco de Paula Bucarelli y Ursua Lasso de la Vega Villacis y Cordova (Bucareli o Bucarely), (Sevilla, 18 de septiembre de 1708 - España, 1775) teniente general de los Reales Ejércitos, gentilhombre de Cámara de su majestad con entrada, fue gobernador de Buenos Aires entre los años 1766 y 1770 y responsable de ejecutar la orden de expulsión de los jesuitas.

Biografía[editar]

Nació en Sevilla el 18 de septiembre de 1708. Era hijo de Luis Bucarelli Henestrosa y Ribera, segundo Marqués de Vallehermoso, y Ana María de Ursúa Lasso de la Vega, cuarta Condesa de Gerena y vizcondesa de Ursúa. Era hermano de Antonio María de Bucareli y Ursúa, quien sería virrey de Nueva España, y del capitán general Nicolás Bucarelli y Ursúa, gobernador de Cádiz.

Se dedicó a la carrera de las armas. Participó en la expedición de Ceuta en 1720 y se distinguió como capitán general en la reconquista española de Orán en 1732. Alcanzó el grado de teniente general de los ejércitos reales y el título de comendador del Almendralejo de la Orden de Santiago. Fue designado comandante general del Campo de Gibraltar (1751), capitán general y gobernador de Mallorca (1761) y en 1765 capitán general y gobernador de Buenos Aires.

Llegó a esta ciudad para sustituir a Pedro de Cevallos y se hizo cargo del gobierno el 15 de agosto de 1766. De carácter violento, al poco tiempo se había enemistado con los vecinos de la ciudad, con lo que tuvo también que ver su eficaz persecución del tradicional contrabando en el puerto de Buenos Aires.

Su principal misión consistió en aplicar la Pragmática Sanción de expulsión de los jesuitas promulgada el 27 de febrero de 1767 por el rey Carlos III de España. Nombró a Juan Baltasar Maciel como vicario y provisor de la diócesis de Buenos Aires, a cargo de la misma por ausencia del obispo, quien lo apoyó en sus medidas contra los jesuitas.

La medida de expulsar a los jesuitas, que provocaría un previsible debilitamiento o incluso colapso de las Misiones, era favorable a los intereses portugueses. Conocida por estos, fue anticipada y aprovechada al efectuar un ataque ordenado por el virrey, Conde Da Cunha, en mayo de ese año sobre Río Grande. Los portugueses al mando del gobernador José Custodio de Sá e Faria lograron apoderarse de la margen norte pero fueron rechazados en San Pedro. Finalmente la corte portuguesa dio orden de frenar el ataque, reemplazado por una gradual infiltración sobre las fronteras.

De acuerdo a sus órdenes, Bucarelli allanó la residencia de la orden en la ciudad en la noche del 2 de julio, y dispuso medidas similares en las principales ciudades bajo su mando: en Montevideo se hizo efectiva el 6 de julio, en Córdoba el 12, y en Santa Fe el 13.

Localización de las misiones jesuíticas en el actual territorio de Argentina, Brasil y Paraguay.

Ante el temor de un levantamiento colectivo misionero, pidió que fuesen a Buenos Aires un cacique y un corregidor de cada pueblo, para organizar el pacífico reemplazo de los jesuitas por misioneros franciscanos, dominicos y mercedarios. A los efectos de hacer efectiva la orden en los pueblos de las Misiones jesuíticas guaraníes partió Bucarelli en mayo de 1768 al mando de una expedición militar que remontó el río Uruguay con 1500 soldados. LLegó a El Salto el 16 de junio de 1768 estableciendo allí su base de operaciones. Allí tuvo noticias de que el principal de la orden se hallaba en la reducción de Yapeyú y el 24 de junio partieron los destacamentos al mando de Riva Herrera y de Zavala, el 27 partió el destacamento de Elorduy, el 28 el de Pérez de Saravia y el 29 otro al mando directo de Bucarelli. En el lugar permaneció un destacamento al mando del teniente Nicolás García con tres embarcaciones. A medida que los sacerdotes eran detenidos se los concentraba en el fuerte de San Antonio de Salto Chico. A mediados de julio de 1768 llegaron remitidos el provincial jesuita de Yapeyú y 6 sacerdotes y podo después llegaron otras remesas de los demás pueblos. El 5 de agosto de 1768, los sacerdotes jesuitas detenidos en el fuerte fueron remitidos a Buenos Aires y el 22 de agosto Bucarelli daba por terminado su cometido.

El 23 de agosto de 1768 dictó ordenanzas dividiendo el territorio de las Misiones entre dos gobernadores interinos: al capitán Francisco Bruno de Zavala le asignó los diez pueblos de las Misiones del Uruguay (sede en San Miguel) y al capitán de infantería Juan Francisco de la Riva Herrera, los veinte pueblos restantes (sede en Candelaria). La reducción de Nuestra Señora de Belén al este de la actual Concepción y las reducciones de San Joaquín (sobre el río Acaray) y San Estanislao (cerca del río Monday), fueron anexadas al gobierno de Asunción.[1]

Por una nueva ordenanza del 15 de enero de 1770, Bucarelli centralizó el gobierno en Zavala como "gobernador general interino de Misiones", con sede en Candelaria con tres departamentos a cargo de los tenientes de dragones del Regimiento de Buenos Aires Gaspar de la Plaza, Joseph Birbost y Francisco Pérez.

Localización de Port Egmont.

El 2 de octubre de 1766 el Carlos III había dictado una real cédula por la cual creaba la gobernación de las islas Malvinas, como dependencia del gobernador y capitán general de Buenos Aires, nombrando a Felipe Ruiz Puente como su primer gobernador, quien asumió el 1 de abril de 1767, al tomar posesión de la entonces colonia francesa.

Los ingleses habían establecido en 1765 un establecimiento, Puerto Egmont en isla Trinidad (Malvinas), sin hacer caso de las reclamaciones del gobierno español. El gobierno español ordenó expulsar cualquier asentamiento británico en el área por Ordenanza de la Real Corona Española del 25 de febrero de 1768, con lo que Bucarelli mandó desalojar la isla por una escuadra al mando del capitán de navío Juan Ignacio de Madariaga. El 4 de junio de 1770 la escuadra se presentó ante Puerto Egmont y tras intercambiar mensajes con los ingleses y no obtener una respuesta favorable decidió proceder al desalojo. Puerto Egmont se rindió el día 10, luego de algunos disparos. No obstante, Puerto Egmont fue devuelto a los británicos un año después, sólo para ser abandonado nuevamente en 1774.

Durante su gobierno quedó inaugurado el servicio del correo marítimo entre La Coruña y el Río de la Plata, ampliándose el servicio terrestre con otras regiones limítrofes de la gobernación de Buenos Aires. En 1770, antes de cumplir su mandato, fue reemplazado provisoriamente el 25 de agosto por el segundo comandante político y militar e inspector general de la provincia Juan José de Vértiz y Salcedo y se retiró a España, donde tras desempeñarse como virrey de Navarra falleció en el año 1775.

Una calle de la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre: antiguamente fue conocida como la Calle Nº 6 en Villa Urquiza y Nº 3 en Villa Modelo, su designación actual se hizo en la nomenclatura de la ordenanza municipal del 28 de octubre de 1904. Nace en Chorroarín N° 502, termina en Crisólogo Larralde N° 5500 y corre entre Andonaegui y Bauness.

Referencias[editar]

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

  • Diego de Alvear, Relación geográfica e histórica de la provincia de Misiones, Imprenta del Estado, 1886.
  • Luis L. Domínguez, Historia Argentina, Imp. del Orden, 1862.
  • Vicente D. Sierra, Historia de la Argentina: Fin del régimen de gobernadores y creación del virreinato del Rio de la Plata, 1700-1800, Unión de Editores Latinos, 1956.

Véase también[editar]