Gobernación de la Patagonia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antigua división administrativa de la Patagonia, donde se observan las gobernaciones de Los Lagos (1), San Martín (2) y Patagonia (3), además de las gobernaciones de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

La gobernación de la Patagonia fue un territorio administrado por el gobierno federal de Argentina que existió por espacio de seis años sobre la Patagonia oriental y parte de la región pampeana. Fue creada en el marco de la Conquista del Desierto.

Gobiernos españoles situados en la Patagonia oriental y Malvinas[editar]

El 9 de marzo de 1535 Simón de Alcazaba y Sotomayor fundó en la Caleta Hornos, de la Bahía Gil, 29 kilómetros al sur de la actual localidad de Camarones, en la provincia argentina del Chubut, el efímero Puerto de los Leones, que duró hasta el 17 de junio de 1535, cuando fue abandonado después de ser asesinado Alcazaba. La población debía ser la capital de la gobernación de Nueva León, otorgada por el Rey de España a Alcazaba en 1534 y que incluía todas las tierras desde el Atlántico al Pacífico, al sur del paralelo 36º S.

El 11 de febrero de 1584, Pedro Sarmiento de Gamboa, que había sido nombrado por el rey Felipe II como "Gobernador del Estrecho de la Madre de Dios, Capitán General del mismo y gobernador de lo que poblare", fundó en el Cabo Vírgenes, en territorio argentino casi en el límite con Chile, la población de Nombre de Jesús y posteriormente, el 25 de mayo de 1584 funda la Ciudad del Rey Don Felipe (Puerto del Hambre) en la Bahía San Blas al interior del estrecho de Magallanes, pero sus habitantes perecen de inanición.

El 2 de octubre de 1766, el rey Carlos III de España, dicta una real cédula por la cual crea la Gobernación de las islas Malvinas, como dependencia del gobernador y capitán general de Buenos Aires, que era en ese momento Francisco de Paula Bucarelli y Ursúa, nombrando a Felipe Ruiz Puente como su primer gobernador, quien asume el 1 de abril de 1767, al tomar posesión de la colonia francesa. La gobernación es reducida al rango de Comandancia el 5 de enero de 1774. El último comandante español de las islas, el segundo piloto de número de la Real Armada Pablo Guillén Martínez, las evacuó el 13 de febrero de 1811 por orden de Gaspar de Vigodet, gobernador de Montevideo.

En 1778 el rey Carlos III de España, a instancias de su Ministro de Indias, el Conde de Floridablanca, dictó una real cédula disponiendo que:

Con el fin de que los ingleses....no piensen establecerse en la bahía San Julián o sobre la misma costa para la pesca de ballenas en aquellos mares... ha resuelto S. M. que se den órdenes reservadas y bien precisas al Virrey de Buenos Aires y también al intendente de la Real Hacienda que ... con toda prontitud disponga hacer un formal establecimiento y población en dicha bahía San Julián.

El 7 de enero de 1779 se funda el Fuerte y Puerto de San José de la Candelaria, en la Península de Valdés (Chubut). El 22 de abril de 1779 se funda el Fuerte de Nuestra Señora del Carmen y Pueblo de Nueva Murcia, en la margen derecha (sur) del río Negro, trasladada ese año a la margen norte. En 1780 se fundó Castillos de Todos los Santos y San Carlos, en Puerto Deseado (Santa Cruz) y el 19 de abril de 1780, Nueva Población y Fuerte de Floridablanca, Puerto de San Julián, en la bahía San Julián (Santa Cruz).[1]

Las colonias de Floridablanca y del Deseado fueron abandonadas por orden real el 23 de enero de 1784, pero se mantuvo por orden del virrey el Fuerte de San José, debido a su importancia estratégica, conservándose hasta el 7 de agosto de 1810, fecha en que es arrasado por los tehuelches y el Fuerte de Nuestra Señora del Carmen (Carmen de Patagones), hasta la actualidad.[1]

A fines de 1810 la Primera Junta de Gobierno de Buenos Aires toma el control de Carmen de Patagones, pero en abril de 1812 los realistas reconquistan la población hasta el 13 de diciembre de 1814, fecha en que pasa a depender definitivamente de las Provincias Unidas del Río de la Plata. [1]

Antecedentes de administraciones argentinas sobre la Patagonia Oriental y Malvinas[editar]

El 25 de agosto de 1818 el Consulado de Buenos Aires aceptó la solicitud del comerciante de cueros de focas Juan Pedro Aguirre, quien había pedido: "se le permita el establecimiento de la pesca de lobos marinos en alguna de las islas que en la altura del Polo Sur de este continente se hallan inhabitadas".[2]

El 22 de octubre de 1821 fue reglamentada la Ley de caza de anfibios en las costas patagónicas, imponiendo el pago de derechos a los extranjeros. Un decreto del 29 de octubre de 1829 prohibió la pesca de anfibios.

Por un decreto del gobierno de Buenos Aires, el 18 de diciembre de 1823 se le otorgan las tierras de la isla Soledad en las Malvinas a Jorge Pacheco y el 2 de febrero de 1824 el capitán de Milicias Pablo Areguatí es nombrado Comandante de la Isla Soledad, hasta agosto de ese año. Por otro decreto del 5 de enero de 1828, el gobierno de Buenos Aires le cede a Pacheco las tierras de la parte Sudeste de la isla Soledad y a Luis Vernet los terrenos baldíos de la misma isla y de la Isla de los Estados, reservándose 10 leguas en ambas, debiendo levantar una colonia en un plazo de tres 3 años. El 10 de junio de 1829, el gobernador delegado de Buenos Aires, Martín Rodríguez y su ministro Salvador María del Carril, firman el decreto de creación de la "Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico" desde donde terminaba la comandancia de Patagones hasta el cabo de Hornos.

En 1833 el general Juan Manuel de Rosas encabezó una expedición militar contra los aborígenes que llegó hasta la isla Choele Choel.

El primer grupo de colonos galeses llegó el 28 de julio de 1865 al Golfo Nuevo en Chubut, eligiendo sus propias autoridades y redactando sus propias leyes. Luego se dirigieron al valle inferior del río Chubut, donde el comandante militar de Patagones, Julián Murga, decidió la fundación del pueblo de Rawson y logró el acatamiento de las leyes argentinas.

En 1875 el gobierno argentino nombró como comisario en Chubut para la colonización de los galeses a Antonio Oneto.

Organización de los territorios patagónicos argentinos[editar]

La Ley nacional argentina Nº 28 del 17 de octubre de 1862, dispuso que todos los territorios nacionales existentes fuera de los límites o posesión de las provincias sean nacionales, hasta entonces las provincias de Buenos Aires y de Mendoza, además de Chile, mantenían pretensiones sobre los territorios de la Patagonia Oriental.

La ley N° 215 del 13 de agosto de 1867 dispuso en su Art. 1: "Se ocupará por fuerzas del Ejército de la República la ribera del Río Neuquén, desde su nacimiento en los Andes hasta su confluencia en el Río Negro en el Océano Atlántico estableciendo la línea en la margen septentrional del expresado río de Cordillera a mar". Esta ley corrió los límites de la República Argentina hasta el Río Negro, dejando fuera del territorio nacional a la Patagonia que continuaba en posesión indígena y disputada por Chile.

Por la ley Nº 947 del 5 de octubre de 1878, los límites de las tierras nacionales situadas al exterior de las fronteras de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza, son establecidos en el Río Negro, desde su desembocadura en el Océano Atlántico remontando su corriente hasta encontrar el grado 5º de longitud occidental del meridiano de Buenos Aires, por este hacia el norte, hasta su intersección con el paralelo 35º de latitud sur, por este paralelo hasta el meridiano 10º de longitud occidental de Buenos Aires, por este meridiano hacia el sur hasta la margen izquierda del Río Colorado y desde allí remontando la corriente de este río hasta sus nacientes y continuando por el Río Barrancas hasta la Cordillera de los Andes. Quedando establecido el límite norte de la Patagonia. Las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza ampliaron así sus territorios, los que hasta entonces alcanzaban a los ríos Diamante y Quinto y la línea de fortines.

La Gobernación de la Patagonia fue creada por la ley Nº 954, del 11 de octubre de 1878. Su territorio se extendía desde el límite fijado por la ley N° 947 hasta el Cabo de Hornos. Su capital fue Mercedes de Patagones (hoy Viedma). La ley estaba muy ligada al proyecto de la Conquista del Desierto del general Julio Argentino Roca, estableciendo que el Gobernador de la Patagonia dependiera del Ministerio de Guerra y Marina y no del Ministerio del Interior.

Artículo 1: El Poder Ejecutivo establecerá una Gobernación en los territorios de la Patagonia, con el personal de empleados y los sueldos que la ley de Presupuesto asigna para la del Chaco.

Artículo 2: Mientras se dicta la ley general para el Gobierno de los territorios nacionales el de la Patagonia se regirá por la ley de 11 de octubre de 1872.
Artículo 3: Este tendrá su asiento en la población de Mercedes de Patagonia y dependerá del Ministerio de Guerra y Marina, en todo lo concerniente á esos ramos de la Administración.
Artículo 4: Comuniqúese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, á 9 de octubre de 1878.

El 21 de octubre fue designado su primer Gobernador, el Coronel Álvaro Barros (cargo que desempeñó hasta julio de 1882) y como secretario de la gobernación al Teniente de Infantería de Línea Martín Gras, asignándose un presupuesto de 7.860 pesos para ese año. El 9 de noviembre de 1878 se hace cargo de la la Comisaría Policial de Mercedes de Patagones el Sargento Mayor del Ejército Pedro Diez Arenas.

El 26 de enero de 1879 el gobernador pudo establecerse en su capital, designando a Isaías Crespo como al primer Juez de Paz de la Patagonia y por decreto a la primera comisión municipal de Mercedes de Patagones compuesta por los vecinos José Real, Guillermo Iribarne, Alejo García, Jorge Humble, Manuel Cruzado, Nazario Contín. El 2 de febrero el gobernador procedió a la inauguración oficial de la Gobernación.[3]

El gobernador Barros mandó realizar un censo de población, cuyo resultado fue de 2.716 habitantes para Río Negro, "sin contar la mayor parte de los grupos de indios de la colonia de General Conesa que actualmente se encuentran atacados de viruela".

En julio de 1879 el gobernador Barros dictó el decreto por el cual se denominaba "con el nombre de Viedma a la población de Mercedes de Patagones, asiento de este Gobierno". Homenajeando así a su fundador.

A finales de 1878, empezó la primera ola de avances militares del Ejército Argentino con el objetivo de "limpiar" de indígenas la zona entre la zanja de Alsina y el Río Negro a través de ataques sistemáticos y continuos a los establecimientos de los aborígenes. Con 6.000 soldados, en 1879 comenzó la segunda ola de avances, ocupándose la isla de Choele Choel en el río Negro.

En 1881 bajo el mando del coronel Conrado Villegas, comenzó la conquista militar de las actuales provincias de Río Negro y del Neuquén, finalizando la campaña en diciembre de 1884, cuando el último grupo con más de 3.000 indígenas, bajo el mando de los caciques Inacayal y Foyel, se rindió en la actual provincia del Chubut.

Al finalizar la Conquista del Desierto, el norte de la Patagonia comenzó a utilizarse para la cría de ovinos, pasando a ser una región productora de lana. Los estancieros aprovechando el valor casi nulo de las tierras y su alto rendimiento inicial invadieron los campos con millones de ovejas. Las grandes estancias británicas ocuparon las mejores tierras y exportaban sin intermediarios su producción, ya que controlaban el transporte y la comercialización en el puerto de Buenos Aires.

En 1879 se crean las delegaciones marítimas de Puerto Deseado, Puerto Santa Cruz y de Río Gallegos.

En 1881 se firmó el tratado de límites entre Argentina y Chile que asegura definitivamente la posesión argentina de los territorios de la Patagonia Oriental.

El 12 de junio de 1882, asume el segundo y último gobernador de la Patagonia, el General Lorenzo Vintter.

Por la ley N° 1.265 del 24 de octubre de 1882 (promulgada el 3 de noviembre) se dispuso la enajenación de tierras de propiedad de la Nación, y a esos efectos se dividió la Gobernación de la Patagonia en dos sectores separados por los ríos Agrio, Neuquén y Negro, denominados: territorios de la Pampa (o de la Pampa Central) y territorios de la Patagonia, sin que se alterara su gobierno. El primero incluía la actual provincia de La Pampa y sectores hoy pertenecientes a las provincias de Río Negro, Mendoza, San Luis, Córdoba, Neuquén y Buenos Aires. Los territorios fueron divididos en lotes cuadrados de la siguiente manera:

1) Se trazarán secciones de un millón de hectáreas (400 leguas de 2.500 hectáreas).

2) Cada sección se dividirá en cuatro fracciones de doscientas cincuenta mil hectáreas (100 leguas de 2.500 hectáreas) y cada una de estas fracciones en veinticinco lotes de diez mil hectáreas (cuatro leguas).

3) Los lotes de diez mil hectáreas tendrán la forma de un cuadrado.

Posteriormente fueron promulgadas las leyes N° 1.370 y 1.500 que tratabán, respectivamente, sobre la instalación de colonias en territorios patagónicos y sobre la donación de tierras nacionales a ser distribuidas entre argentinos y extranjeros que deseen poblarlas y cultivarlas.

El 16 de noviembre del 1883, la Santa Sede creó el Provicariato Apostólico de la Patagonia (Río Negro, Neuquén y Chubut) con sede en Viedma y a cargo del padre Juan Cagliero y la Prefectura Apostólica de la Patagonia Meridional y Tierra del Fuego que abarcaba Magallanes, Tierra del Fuego y Malvinas, a cargo de José Fagnano.

El 25 de mayo de 1884, el entonces Alférez Augusto Lasserre inaugura el Faro de San Juan de Salvamento y la Subprefectura Marítima en la Isla de los Estados y la de Ushuaia el 12 de octubre de ese año.

Por la ley N° 1.532 del 16 de octubre de 1884, se crearon los Territorios Nacionales dividiendo la Gobernación de la Patagonia en los siguientes territorios nacionales: Río Negro, La Pampa, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Poniéndose fin a la unidad administrativa de la Patagonia argentina el 24 de noviembre de 1884 al asumir los nuevos gobernadores.[4]

La ley N° 1.552 otorgó títulos de propiedad a los ocupantes de tierras públicas en La Pampa y Patagonia y la N° 1.678 distribuyó tierras entre los jefes, oficiales y tropas de las fuerzas que participaron en la Campaña del Desierto.

Fuentes y enlaces externos[editar]