Puerto de Buenos Aires

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Logo del Puerto Buenos Aires.jpg

El Puerto de Buenos Aires es el principal puerto de contenedores de Argentina, concentrando aproximadamente un 90% del movimiento de contenedores del país. Es también uno de los puertos mas importantes de la región latinoamericana debido a su moderna infraestructura y capacidad de carga.[1]

El puerto actual se construyó a partir de finales del siglo XIX (Puerto Madero y Dock Sud), y se amplió durante la primera mitad del XX (Puerto Nuevo). El movimiento actual de contenedores ronda el millon de teus por año y, ademas, tiene un gran trafico de pasajeros gracias a la llegada de miles de pasajeros de cruceros y líneas de corto recorrido hacia las ciudades uruguayas de Colonia del Sacramento y Montevideo.

En la actualidad se encuentra a cargo de la Administración General de Puertos Sociedad del Estado, dependiente de la Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables y dentro de la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación Argentina.

Delimitación y jurisdicción[editar]

El Puerto de Buenos Aires fue dividido en tres grandes sectores:

PUERTO NUEVO

El sector denominado Puerto Nuevo (Área costera desde la Avenida Córdoba hasta la calle Salguero) es el área concesionada a la operatoria portuaria y la atención de buques de ultramar y cabotaje. Comprende seis dársenas, 5 de Ultramar llamadas (de sur a norte): A, B, C, D y E, y una de cabotaje denominada F.

El área ocupada por las 5 terminales portuarias de carga general es de aproximadamente 92 has., 7.250 m de longitud de muelle, 23 sitios de atraque para buques con eslora superior a 300 m. y una profundidad a pie de muelle de 9.75 m.

La Terminal 6 se encuentra en proceso de licitación. La Terminal de Cruceros “Quinquela Martín”, se reinaguró en el año 2011, convirtiéndose en la más grande y moderna de Latinoamérica. En la presente temporada recibió a más de 500 mil pasajeros en 160 Navios.

DARSENA NORTE

La zona de Dársena Norte se encuentra entre la Avenida Córdoba, Antártida Argentina y el Apostadero Naval de la Armada Argentina. Es sitio de Atraque de los buques del ejército y posee sectores permisionados como BUQUEBUS y Yacht Club Argentino.

PUERTO SUR

El Sector de Puerto Sur esta delimitado hacia el norte por la calle Brasil y hacia el sur por el Riachuelo, y comprende un Sector de 115 has. y 5.000 m. de muelle en las zonas de Madero Sur y Boca Barracas. Allí se encuentran radicadas empresas que desarrollan actividades compatibles con depósitos fiscales, prestación de servicios de almacenaje de mercaderías de importación - exportación, reparación navales, empresas de telecomunicaciones, plantas de residuos industriales especiales, el casino y numerosos emprendimientos gastronómicos.

Terminales Portuarias[editar]

Terminales Rio de la Plata.gif

TERMINALES 1, 2 y 3 – TERMINALES RIO DE LA PLATA

Operada por: P&O AUSTRALIA PORTS PTY LTD 55,62% (DP WORLD OVERSEAS PTY LIMITED (DPW)

LAIF VI LTD 39,38% MITSUI &CO. LTD.

JAPÓN 5,00%

Logo terminal 4.png

TERMINAL 4 – TERMINAL 4 SOCIEDAD ANÓNIMA

Operada por:

APM TERMINALS ARGENTINA 70% APM

TERMINALS BV 30%

Bactssa(1).gif

TERMINAL 5 – BUENOS AIRES CONTAINER TERMINAL SERVICES S.A. - BACTSSA

Operada por:

HUTCHINSON PORT INVESTMENTS LIMITED 99,99%

BEST OASIS HOLDINGS LIMITED 0,01 %

Terminal de Cruceros "Benito Quinquela Martín"[editar]

Terminal de cruceros.jpg

La terminal de pasajeros “Quinquela Martín”, considerada como la mejor en su tipo en toda Sudamérica, está localizada en la intersección de Av. Ramón S. Castillo y Av. De los Inmigrantes, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Con sus 12.786 m2 posee la estructura edilicia suficiente para recibir confortablemente el flujo de 15.000 pasajeros por día.

En cuanto a sus características específicas, la terminal “Quinquela Martín” posee muelles de atraque que funcionan bajo estrictas normas internacionales de protección (Código PBIP), sumado a un sistema centralizado de protección, central de monitoreo por CCTV y servicios, disponiendo además de un servicio de sanidad, brigada de lucha contra incendios y contaminación y guardia de emergencias eléctricas.

La Terminal “ Benito Quinquela Martín”, es una terminal Cardio-Protegida. Cuenta con enfermería equipada con desfibrilador y todos los elementos necesarios para dar asistencia precisa ante contingencias médicas, y una ambulancia las 24hs para traslados de emergencia.

Para dar cumplimiento a los requerimientos específicos de cada terminal, cada una de ellas dispone de sus propios OPIP (Oficial de Protección de Instalaciones Portuarias) y sistema de vigilancia, rondines y demás elementos técnicos necesarios para su operación.

Características:

  • ​Sala de espera confortable con capacidad para 2.000 personas.
  • Dos sectores de check-in independientes, con un total de 72 puestos de trabajo para los servicios de Migraciones, Aduana y Empresas Navieras.
  • Depósito amplio y funcional para equipajes, con capacidad para 12.000 valijas.
  • Sistema de seguridad y monitoreo de todos los espacios de última generación (CTV).
  • Oficinas administrativas, locales comerciales, banco, casa de cambios y otros servicios para el pasajero.
  • Estacionamiento exclusivo para ómnibus, taxis y autos de alquiler.
  • Salon VIP

Historia[editar]

Fondeando el Río de la Plata para desembarcar, ca. 1880. (Foto: AGN)

La historia del Puerto de Buenos Aires nace con la necesidad de contar con un área de abrigo en la costa para el amarre de los barcos transportadores de expedicionarios y provisiones.

La actividad portuaria marcó pautas bien definidas en la historia de la organización nacional argentina, desde su nacimiento como colonia española en el año 1536, con el arribo de la expedición de Pedro de Mendoza para fundar la ciudad de  Nuestra Señora del Buen Aire, en el área del actual Parque Lezama.

Precisamente así nació nuestro Puerto de Buenos Aires, y en torno a él, la gran aldea, para luego, el gran País.

Es así que en inmediaciones del primer fuerte, Juan de Garay, procedió a fundar la Ciudad de la Santísima Trinidad y el Puerto de Santa María del Buen Aire, enarbolando como lema una frase que señalaba el destino portuario de la ciudad: "Es necesario que se abran puertas a la tierra y que el suelo florezca y que sus frutos sirvan a su pueblo y otros pueblos de la tierra".

A partir de ese momento la ciudad creció rápidamente y adquirió importancia su comercio con las colonias españolas. Sin embargo, ese auge habría de resultar funesto para el Virreinato del Perú, que por celos a la incipiente hegemonía portuaria de Santa María del Buen Aire, decide  cancelar el comercio de ultramar de nuestro puerto.

El Puerto del Siglo XIX[editar]

Tal como nació desde la segunda fundación de la ciudad, el puerto de Santa María del Buen Aire mantuvo su fisonomía rudimentaria original hasta el año 1607, en cuyo transcurso fueron propuestas las primeras obras renovadoras destinadas a otorgar un mínimo de espacio de amarre para descarga de los buques.

En 1810, ya con el primer gobierno patrio, Mariano Moreno hizo balizar la boca del Riachuelo y dispuso la reparación de sus muelles y posteriormente la canalización y limpieza.

Pocos años después, en el año 1821, Bernardino Rivadavia solicitó un  puerto cómodo y seguro para Buenos Aires, lográndose como fruto de esa inquietud, que la Honorable Sala de Representantes sancionara el 22 de agosto de 1821 la memorable ley de promoción portuaria, que abriría paso a una serie de auténticas realizaciones.

En el año 1855, se registra un acontecimiento que pone fin a la primitiva forma de desembarco de pasajeros, que hasta entonces operaba en pesados carros que los conducían desde las naves hasta la costa; la inauguración del Muelle de Pasajeros en el entonces denominado “Bajo de la Merced”, entre las actuales calles Bartolomé Mitre y Pte. Perón.

Ya por entonces, resultaba tan notorio el auge alcanzado por Puerto de Buenos Aires, que las autoridades nacionales se decidieron a construir dentro del área portuaria el primer edificio público de gran volumen con destino a la Aduana. Este Organismo, tenía a su cargo las operaciones de manipuleo y almacenaje de mercaderías.

Cabe recordar, que la antigua Aduana funcionaba en una vieja casona ubicada en Venezuela y Paseo Colón. La Aduana se componía de un conjunto de edificios, de los cuales el principal era semicircular con frente al río, y estaba destinado a depósitos de almacenaje. Este edificio solo fue utilizado durante 25 años, pues en el año 1884, fue demolido para erigir el Puerto Madero.

Esta situación, desde luego no estaba de acuerdo con las necesidades del nuevo país que a buen ritmo se estaba gestando, toda vez que el volumen creciente de productos exportables que los ferrocarriles acercaban al puerto, reclamaban urgentemente obras que canalizaran tales tráficos.

El Puerto Nuevo[editar]

Eduardo Madero, el inspirador de la primer gran obra portuaria nacional, lamentablemente no puede ver terminada su obra, pues fallece en un viaje al viejo continente.

La finalización de las obras del Puerto Madero sorprende al país en una etapa de floreciente crecimiento, puesta de manifiesto por un intenso movimiento portuario posibilitado por las nuevas instalaciones, que pese a ser recientemente habilitadas parecían ya ser insuficientes.

Precisamente son los sucesores de Madero quienes consideran necesaria la ampliación de las instalaciones habilitadas, con la inclusión de nuevas construcciones de atraque a ambos lados del Canal Norte.

En el año 1904, el ingeniero Huergo expuso su proyecto de modificaciones a las instalaciones de Puerto Madero, recomendando su ejecución.

Las modificaciones que Huergo estimaba convenientes eran las de unificar los cuatro diques suprimiendo las esclusas, suprimiendo asimismo el Canal Norte a cuya construcción se opuso siempre por considerar que bastaba con el Canal Sur, en cuyo caso la Dársena Sur se transformaría en antepuerto.

En el año 1919, se finalizó la construcción de las 5 dársenas de Puerto Nuevo, agregándose tiempo después, la Dársena "F". Entre tanto, en el año 1914 habían quedado totalmente habilitadas las obras del Dock Sud.

El movimiento de carga era por entonces de 4.569.000 tn. de importación y de 3.009.000 tn. de exportación o sea un total de 7.578.000 tn  anuales.

Como comparación, basta recordar que en la actualidad con las mismas instalaciones del Puerto Madero y las entonces erigidas en Puerto Nuevo, el movimiento de carga por todo concepto es del orden de los 25.000.000 de tn. anuales, incluyendo un gran volumen de exportación. Claro está con grúas renovadas en el Puerto Madero y con la incorporación de grúas eléctricas en Puerto Nuevo, Man y Demag entre los  años 1926 y 1930 y grúas Ansaldo en los años 1946 - 1949.

El puerto actual como hemos dicho, no difiere físicamente en sus obras civiles del que se contaba en el año 1897 primeramente, o el totalmente ampliado hacia el año 1919, pese a todo se estima importante analizar el futuro desde ya con detenimiento, teniendo en cuenta los más modernos aportes de la tecnología del transporte y manipuleo de las cargas.

Pero lo admirable es que la cosa no quedó ahí, pues tras haber transcurrido tan solo 21 años desde que el puerto Madero fuera habilitado, se decidió encarar la segunda gran obra portuaria nacional - el Puerto Nuevo - como ampliación del existente.

Puerto de Buenos Aires por aquellos años no difería  fundamentalmente del que se ha mencionado anteriormente, excepto en el moderno muelle pavimentado, construido en el 5to. Espigón de Puerto Nuevo y transformado en un moderno galpón de almacenaje.

Este último aspecto, la operación con contenedores - la más alta expresión de la tecnología aplicada al transporte de carga notablemente incrementada en los últimos años, marcó una pauta de renovación en el puerto; toda vez que tales operaciones motivaron a la empresa para concretar la adquisición de utilaje mas moderno como el caso de 3 cargadores laterales y 2 super grúas sobre camión de 250 ton. de capacidad, además de 16 grúas sobre camión de 50 ton.

La incorporación de equipos se tuvo que seguir complementando en los años sucesivos con las obras de infraestructura indispensables para adecuar los sectores operativos a las nuevas exigencias planteadas por los grandes buques, por el tamaño de las cargas que ellos transportan y naturalmente por las características de los equipos terrestres que las mueven.

Referencias[editar]

  • Luqui Lagleyze, J. M. (2005). Breve Historia Arqueológica del Puerto de Buenos Aires. 1536-1827. s/l, Departamento de Estudios Históricos Navales de la Armada Argentina. 
  • Ruiz Moreno, H.; Cedrone, G. (2005). «Titularidad y competencia sobre el puerto de Buenos Aires. El conflicto entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires». La Ley. septiembre (15).