Divinidades hinduistas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ejemplos de divinidades hindúes (desde arriba): Brahma, Sarasvati, Laksmí, Vishnu, Shiva, Durga, Harihara y Ardhanari.

Las divinidades hindúes son los dioses y diosas del hinduismo. Los términos y epítetos de la deidad dentro de las diversas tradiciones del hinduismo varían e incluyen a los Deva, Deví, Íshwara, Íshwari, Bhagaván y Bhagavati.

Las deidades del hinduismo han evolucionado desde la era védica (segundo milenio a. C.) hasta la época medieval (primer milenio d. C.), regionalmente en Nepal, India y el sudeste asiático, y en las diversas tradiciones del hinduismo. El concepto de deidad hindú varía desde un dios personal como en la escuela de yoga de la filosofía hindú, hasta 33 deidades védicas y cientos de puránicos del hinduismo. Las ilustraciones de las deidades principales incluyen a Vishnu, Laksmí, Shiva, Parvati (Durga), Brahma y Sarasvati. Estas deidades tienen personalidades distintas y complejas, pero a menudo se las ve como aspectos de la misma Realidad Última o Superior llamada Brahman. Desde la antigüedad, la idea de la equivalencia ha sido apreciada por todos los hindúes, en sus textos y en la escultura de principios del primer milenio con conceptos como Harihara (mitad Vishnu, mitad Shiva) y Ardhanari (mitad Shiva, mitad Parvati), con mitos y templos que los representan juntos, nombrando que son lo mismo. Las principales deidades han inspirado sus propias tradiciones hindúes, como el visnuismo, el shivaísmo y el saktismo, pero con mitología, gramática ritual, teosofía, axiología y policentrismo compartidos. Algunas tradiciones hindúes, como el smartismo de mediados del primer milenio d. C., han incluido múltiples deidades principales como manifestaciones henoteístas de Saguna Brahman y como un medio para realizar Nirguna Brahman.

Las deidades hindúes están representadas con varios iconos, en pinturas y esculturas, llamadas murtis y pratimas. Algunas tradiciones hindúes, como las antiguas chárvakas, rechazaron todas las deidades y el concepto de dios o diosa, mientras que los movimientos de la era colonial británica del siglo XIX, como Arya Samaj y Brahmo Samaj, rechazaron las varias deidades y adoptaron conceptos monoteístas similares a las religiones abrahámicas. Las deidades hindúes han sido adoptadas en otras religiones, como el jainismo, y en regiones fuera de la India, como en las predominantemente budistas Tailandia y Japón, donde continúan siendo veneradas en templos o artes regionales.

En los textos antiguos y medievales del hinduismo, el cuerpo humano se describe como un templo, y las deidades se describen como partes que residen en él, mientras que Brahman (Realidad Absoluta, Dios) se describe como el mismo o de naturaleza similar, que el Atman (yo, alma), que los hindúes creen que es eterno y está dentro de cada ser vivo. Las deidades en el hinduismo son tan diversas como sus tradiciones, y un hindú puede elegir ser politeísta, panteísta, monoteísta, monista, agnóstico, ateo o humanista.

Dios poderoso[editar]

Según los shivaísta, que son la mayoría en la India y en el mundo, el Dios Supremo es Shiva, mientras que para los vishnuistas el Dios Supremo es Vishnu (aunque adorado especialmente en sus dos avatares principales,Krishna y Rama). En la historia india la religión del señor Shiva era universal en tiempo prehistórico. El primer concepto de ser supremo proviene del hinduismo. La India prehistórica atestigua al primer ser supremo como Shiva, el cual literalmente significa “el supremo uno (único, primero)”.

Otra manifestación de Shiva es Mahadeva, el cual literalmente significa “Señor de todos los señores(o el dios de dioses).”. Shiva es también conocido como Maheshvara, el señor grande, Mahadeva, el dios grande, Shambhu, Hara, Pinakadhrik, portador del hacha y Mrityunjaya, conquistador de la muerte. Es el cónyuge de Shakti, la diosa. También está representado por Mahakala y Bhairava, el terrible, así como muchos otras formas que incluyen Rudra.[1]

Uno, el ser Supremo es adorado en el hinduismo, ayudado por otros Dioses o Devas.

Todos los hinduistas adoran a un ser supremo, aunque tengan nombres diferentes. Esto es porque las personas de la India con culturas y lenguas diferentes han entendido un dios a su manera única. Tradiciones regionales y familiares pueden jugar una gran parte para influir esta elección.[2]​ A través de la historia las cuatro denominaciones surgieron —Saivismo, Shaktismo, Vaishnavismo y Smartismo. Para Saivites, el dios es Siva. Para Shaktas, la diosa Shakti es el ser supremo. Para Vaishnavites, señor Vishnu es Dios. Para Smartas —quienes ven todas las deidades como reflexiones del dios— la elección de Deidad queda al devoto.

Vedas y Upanishads[editar]

Más tarde fueron escritos los vedas en donde las tres manifestaciones de dios aparecían en el guion, siendo "Brahma, Maha Vishnu y Mahesh (Shiva). Los Vedas (sánscrito वेद véda, "conocimiento") es un amplio corpus de los textos originados en la Antigua India. Los textos están compuestos en sánscrito védico y forman la capa más vieja de la literatura sánscrita, así como de los textos sagrados más antiguos del hinduismo.

Muchos hindúes, en sus prácticas devocionales diarias adoran algún avatar o aspecto personal del dios aunque crean en el concepto más abstracto del dios supremo. Eligen generalmente un concepto de Dios y cultivan la devoción hacia el avatar elegido, mientras que al mismo tiempo respetan los ideales escogidos por otra persona.[3]​ El que le sean dados distintos nombres al dios Supremo en el hinduismo promueve la multiplicidad de caminos, en contraposición a la conformidad con una. La única comprensión en el hinduismo es que Dios no está lejos, viviendo en el cielo remoto, sin embargo es omnipresente, llenando de energía el universo. Él está en cada alma, esperando ser descubierto. El conocimiento de un dios supremo en esta experiencia íntima y suprema, es el objetivo de la espiritualidad hinduista.[4]

Otros dioses (Mahadevas y Devas)[editar]

Los hinduistas también creen en muchos dioses (Devas) quiénes interpretan varias funciones, como ejecutivos en una gran empresa. Estos no deben ser confundidos con el dios supremo. Estas divinidades son altamente avanzadas, seres que tienen poderes y deberes concretos—no muy distintos de los espíritus celestiales, señores o arcángeles venerados en otras fes. Cada nombre adora al dios Supremo y su conjunto propio de seres divinos.

Devas (También llamados Devatās) constituyen una parte integral del colorido en la cultura hinduista. Estas distintas formas de dios están representadas en innumerables pinturas, estatuas, murales, y en textos sagrados que pueden ser encontrados en templos, casas, negocios, y otros sitios. En el hinduismo los textos sagrados recomiendan que para la satisfacción de un deseo material particular una persona puede adorar una deidad particular.[5]​ Por ejemplo, los tenderos frecuentemente mantienen una estatua o cuadro del devi Lakshmi en sus tiendas.

Durga[editar]

El concepto de Diosa Durga como la diosa suprema emerge de la literatura religiosa histórica como un término para definir la naturaleza potente e influyente de deidades femeninas en la India. A lo largo de la historia, las diosas han sido retratadas como la madre del universo, a través de cuyos poderes es creado y destruido. Los cambios graduales en su credo a través del tiempo en la forma y el concepto de Bhuvaneswari, expresando cómo las distintas deidades llevan el poder del universo en sus hombros. Ella es todopoderosa. Hay una posibilidad de que tome avatares como Parvati para unirse con su marido Shiva.

Referencias[editar]

  1. «Shri Shri Shiva Mahadeva». www.shivashakti.com. Consultado el 17 de noviembre de 2016. 
  2. William Harman, "La devoción hindu" (2004). Robin Rinehard., ed. Hiduismo contemporáneo. ISBN 1-57607-905-8. 
  3. Renou, Louis (1962). La naturaleza del hinduismo (en inglés). Nueva York. p. 55. 
  4. Sivaya Subramuniyaswami, Satguru. Diez preguntas que hace la gente acerca del hinduismo... y diez terroríficas respuestas. p. 3. 
  5. Bhagavata Purana. 2.3.1-9.