Despoblados de La Rioja (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En La Rioja (España) a lo largo de los siglos son numerosos los asentamientos que han quedado despoblados, por envejecimiento de sus pobladores, cuestiones migratorias, conflictos bélicos, etc.

La mayoría de las poblaciones de La Rioja son de origen medieval, perdurando hasta la actualidad con la excepción de algunas entidades menores que acabaron desapareciendo durante la Edad Moderna o algunas que aparecieron durante el siglo XX, como son tres barrios de Cervera; Gutur, Valdegutur y Valverde.

Siguiendo los postulados establecidos por Nicolás Cabrillana Ciézar, se consideran despoblados, la desaparición de una agrupación humana de cierta entidad, no siendo tomadas como tales granjas, caseríos, molinos, arrabales (barrio fuera del recinto de la población a que pertenece), pequeñas explotaciones agrarias, alquerías, ventas, casas fuertes, casas solariegas, etc.

Los censos anteriores a 1768 se realizaban contando vecinos. Siendo en La Rioja la conversión estimada, de unos cuatro habitantes por vecino.

Despoblados de época bajomedieval[editar]

Referencias del Libro de Visitas del licenciado Martín Gil[editar]

Despoblados en el siglo XVII[editar]

  • El Caballe o El Zaballe: junto a Villanueva de Cameros. Mencionado en el censo de Tomás González de 1591 como El Carialle.
  • La Edradilla: cerca de Larriba, municipio de Ajamil. Mencionado en el censo de 1586 y 1591 con 8 vecinos. Despoblado en el último tercio dle siglo XVII.
  • Las Cuevas de Anguiano
  • Urreci: aldea de Villanueva de Cameros, mencionada como Urrea en el censo de 1591. Según la tradición local recogida por P. González, sus habitantes se trasladaron a Aldeanueva de Cameros tras un incendio deliberado. Despoblado en el primer tercio del siglo XVII.
  • Venturiel: aldea de Jubera, mencionado en el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 con 20 vecinos, contando con 19 en el censo de 1561, 21 en 1586 y 13 en 1591. Según la tradición oral recogida por Elías, desapareció tras el envenenamiento colectivo de sus habitantes masculinos en una romería. Despoblado en el segundo tercio del siglo XVII. Tuvo iglesia parroquial.

Despoblados en el siglo XVIII[editar]

  • Aguilar: aldea de Calahorra situada a orillas del Ebro. Figura con seis vecinos en dos fuentes del siglo XVI (el libro de visita del licenciado Gil de 1551 y el censo de 1561). En 1787 contaba con 52 habitantes. Tuvo iglesia parroquial.
  • La Aldehuela: próximo a Torremuña en el municipio de Ajamil. Aparece con 8 vecinos en el censo de 1586 y en el censo de 1591. Quedó despoblada a finales del siglo XVIII.
  • Larrade: En Lumbreras. Contaba con tres vecinos en el Catastro de Ensenada. Abandonado en la segunda mitad del siglo XVIII.
  • La Marta: En Villanueva de Cameros, mencionado en el censo de 1591 como La Murca.
  • Lo Llano: En Villanueva de Cameros, mencionado únicamente en el censo de 1591.
  • Regajal. Aldea de Jubera que dependía de Bucesta sin llegar a constituir parroquia. Aparece en el censo de 1561 con 22 vecinos, en 1587 27 vecinos y 21 en 1591. Despoblado en el segundo tercio del siglo XVIII.
  • Santa María de Loena: aldea de Ezcaray. En los mapas de Tomás López de 1769 y 1819 figuraba situada cerca de Pazuengos.
  • Somalo junto a Nájera: llegó a tener dos parroquias, fue afectada negativamente por las guerras fronterizas bajomedievales y su inadecuado emplazamiento, llevando una vida lánguida durante el siglo XVI (20 vecinos en 1561 - 27 en 1586 - 12,5 vecinos en 1591 - 10 en 1597) hasta desaparecer lentamente a comienzos del siglo XVII. A partir de esa fecha solo subsistió una pequeña granja que usaba la misma denominación (1 vecino en 1646 y 1717 - 2 vecinos en el catastro de Ensenada)

Despoblados del siglo XIX[editar]

  • Arce: próxima a Foncea. Madoz afirma que perdió buena parte de su población a consecuencia de la Primera Guerra Carlista. Abandonada a finales del siglo XIX. (Ver)
  • El Hoyo: En Lumbreras. Figura en el catastro de Ensenada con ocho vecinos, siendo mencionado posteriormente por los diccionarios de Madoz y Govantes. Según P. González se despobló en la segunda mitad del siglo XIX, aunque figure en el Diccionario Postal de la provincia de Logroño de 1882.
  • San Julián de Ocón: aldea de Ocón. Constituyó una parroquia. Govantes fija el despoblado en 1839 y Madoz en 1831, comentando que tras la invasión del tifus, sus habitantes se trasladaron a la aldea de Las Ruedas tras destruir sus casas para evitar que se albergaran allí las fieras.

Despoblados entre 1591 y 1792[editar]

  • El Mirón: cercano a San Román de Cameros, mencionda como Almirón en el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 y en las averiguaciones de 1586. También figura en el censo de 1591.
  • Ordoyo: cercano a Quel, figura con ocho vecinos como Hordoyo en el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 y como Ordoño en el censo de 1591. Según la tradición popular recogida por Elías, habría desaparecido tras una invasión de hormigas rojas.
  • Orzales. Aldea de San Vicente de la Sonsierra situada casi en la cima del Toloño. En el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 aparece con 8 vecinos. En el mapa de Tomás López de 1769 figura como un caserío. Según P. González fue quemada por los franceses en 1808.
  • San Felices de Bea: barrio de Calahorra situado en la margen derecha del Cidacos de camino hacia Autol. En el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 aparece con ocho vecinos, en el censo de 1561 contaba con nueve vecinos y diez en 1586. A finales del siglo XVIII se encontraba ya en ruinas. Tuvo iglesia parroquial.
  • Valcas: aldea de Enciso, mencionado en el Libro de visita del licenciado Gil de 1556 con 30 vecinos.
  • Yergas: Aldea de Autol, mencionada en el censo de 1586 con 17 vecinos y en el censo de 1891. El diccionario geográfico de Govantes del siglo XIX se refieren a ella como ermita.

Despoblados en el siglo XIX[editar]

Despoblados en el siglo XX[editar]

Las penurias surgidas para la vida en el campo tras la Primera Guerra Mundial y, especialmente, durante el franquismo, junto con el crecimiento económico en las ciudades, motivaron un importante flujo migratorio interno, quedando despobladas multitud de aldeas de la sierra riojana:

Despoblados aún no ubicados en el tiempo[editar]

Bibliografía[editar]

  • Lasanta, T./ Errea Mª P. Instituto de Estudios Riojanos (2001). Despoblación y marginación en la sierra riojana
  • Gurría García, Pedro A. (2004). Gobierno de La Rioja. Instituto de Estudios Riojanos, ed. "La Población de La Rioja durante el Antiguo Régimen demográfico, 1600-1900". ISBN 89-95747-74-X. 

Enlaces externos[editar]